Las 8 Razones Para No Temerle A Las Grasas Saturadas

Los homo sapiens ha estado comiendo grasas saturadas por cientos de miles de años.

Pero hace algunos años se les culpa de la creciente epidemia de problemas del corazón, sin embargo los nuevos estudios han demostrado que esto es falso.

grasas-saturadas-1a

Conoce las 8 razones para no temerle a las grasas saturadas:

Conoce porque no debes temer a la hora de ingerir alimentos o productos que contengan un porcentaje de grasas saturadas. Ya que hay varias razones por las que lejos de ocasionar un daño en tu organismo, habrá beneficios:

1.- Las grasas saturadas aumenta el tamaño del LDL (colesterol):

El colesterol es una molécula que ocupamos para vivir.

Ocupamos el colesterol para hacer hormonas como la testosterona y el estradiol. Las membranas célulares estan llenas de colesterol.

Sin el colesterol no podrías vivir.

Pero una proteína que carga el colesterol llamada lipoproteína de baja densidad (LDL), esta asociada a un mayor riesgo de problemas del corazón y de infartos al miocardio.

Pero los nuevos datos dice que hay varios subtipos de LDL:

  • La LDL de baja densidad: Estas partículas son pequeñas y de baja densidad, fácilmente pueden penetrar las paredes arteriales. (1)(2)
  • LDL grande: Estas partículas son grandes, y estas no estan asociadas a un mayor riesgo de enfermedad cardiaca. (3)

Las grasas saturadas ayudan a elevar el subtipo de LDL grande, esto significa que la elevación del colesterol LDL por la grasa saturada (el cual se eleve poco( no es relevante , hay que revisar el subtipo de LDL. (4)

2.- Las grasas saturadas ayudan a elevar el colesterol HDL (el bueno)

Muchas veces si ignora esto de las grasas saturadas, pero también tienen un efectos sobre el otro tipo de colesterol el HDL.

A la Lipoproteína de alta densidad (HDL) se le conoce como el colesterol bueno.

El HDL transporta el colesterol de las arterias al hígado para expulsarlo del cuerpo o volverlo a usar.

Entre más elevado este tu colesterol HDL menor es tu riesgo de presentar un problema del corazón, y las grasas saturadas elevan los niveles de HDL. (5)

3.- Las grasas saturadas no causan problemas del corazón

Un gran metaanálisis se hizo en el 2010 donde se examinaron más de 347,000 pacientes.

No se encontró correlación entre la grasa saturada y los problemas del corazón. (6)

La idea de que la grasa saturada causa problemas del corazón solo fue un mito, causado por científicos que estaban enamorados con su teoría y no hicieron estudios adecuados en humanos sobre sus teorías.

El problema es que a pesar de que actualmente ya existen estudios en humanos que descartan la grasa saturada como causa de los problemas cardiacos muchos programas de salud del gobierno o los medios de comunicación masivo aún siguen etiquetando a la grasa saturada como tapadora de arterias coronarias.

4.- Las grasas saturadas te podrían ayudar a reducir el riesgo de un infarto y mejorar la función del cerebro:

Un infarto cerebral es causado por un problema de circulación de sangre al cerebro.

Un infarto cerebral puede dañar permamentemente el tejido cerebral, es una de las causas más comúnes de discapacidad y muerte en el mundo.

En México elos infartos cerebrales son la sexta causa de muerte. (7)

Varios estudios han encontrado que la grasa saturada ayuda a reducir el riesgo de infarto cerebral, sin embargo no siempre los estudios son estadísticamente significativo, puede que solo sea una casualidad.

Sabías que dentro de la composición de tu cerebro, están el colesterol y la grasa. Y ésta es de ácidos grasos saturados. Por lo que eliminar por completo la ingesta de este tipo de grasas podría afectar el funcionamiento del cerebro. (8)(9)

5.- Las grasas saturadas no se dañan fácilmente con el calor como la grasa poliinsaturada

Las grasas saturadas son más resistente a reaccionar con el oxígeno que las grasas insaturadas

Las grasas poliinsaturadas contiene muchos dobles enlaces, y son muy susceptibles a la oxidación.

Cuando las grasas reaccionan con el calor y el oxígeno puede formar productos tóxicos y volversa rancias.

Las grasas saturadas como el aceite de coco y la mantequilla son una excelente opción para cocinar.

Si quieres conocer los mejores aceites para cocinar sanamente haz click aquí.

6.- Las dietas altas en grasas saturadas son muy buenas para perder peso:

Muchas veces dicen que las dieta alta en grasa te hace engordar.

Las dietas altas en grasa te engordan cuando tienen mucha grasa, muchos cabrohidratos refinados y azúcar, no solo la grasa.

Las dietas que son altas en grasas y bajas en carbohidratos te ayuda a perder peso rápidamente.

Las dietas bajas en carbohidratos son usualmente altas en grasa, y te ayuda a perder peso mucho más rápido que las otras dietas.

7.- La grasa saturada es necesarias para el buen funcionamiento del sistema nervioso:

Otra de las buenas razones para no temerle a las grasas saturadas en la alimentación diaria, son que éstas son buenas para el sistema nervioso, así como ayudan en procesos metabólicos, y a facilitar la absorción de nutrientes.

También tienen un papel fundamental, y son necesarias para un funcionamiento óptimo del sistema nervioso. Por lo que la siguiente vez que consumas alimentos que de manera natural aportan grasas saturadas, no te sientas mal.

8.- Los alimentos con grasas saturadas sabe delicioso:

Los alimentos con grasa saturada como el tocino, queso, carne, huevo, mantequilla hacen que tus recetas tengan un sabor delicioso.

Las grasas saturadas también tienen una importante función para poder proteger al organismo de la pérdida de masa ósea. Permiten el transporte del calcio, principal mineral que permite tener huesos y cartílagos saludables.

Por mucho calcio, que se consuma por medio de los alimentos, si la dieta carece de ingesta de grasas saturadas. Éste no hará su función de manera completa.

grasas saturadas-razones para no temerles

Las grasas trans son las que si debes evitar, estas aumentan tu riesgo de problemas del corazón. Al pasar un proceso químico, sus beneficios y propiedades son casi nulas, sus tóxicos muchísimos.

Es mejor consumir alimentos de origen natural: carnes rojas, aceite de coco, salmón y pescados ricos en grasas saturadas.


Agrega un cometario