Cómo Los Ácidos Grasos De Cadena Corta Afectan Tu Salud Y Tu Peso

Los ácidos grasos de cadena corta son producidos por las bacterias beneficiosas del intestino y son la principal fuente de nutrición para las células del colon. Dichos ácidos, pueden reducir el riesgo de diabetes, obesidad, enfermedades inflamatorias y cardíacas. Por lo que es indispensable conocer la manera en que favorecen a tu salud (1).

¿Qué son los ácidos grasos de cadena corta?

Como su nombre lo indica, son ácidos con menos de 6 átomos de carbono. Se producen cuando las bacterias intestinales fermentan la fibra en el colon y llegan a convertirse en la principal fuente de energía para las células que lo recubren.

Pero sus funciones no solo se enfocan en esa área, sino que además proporcionan el 10% de las necesidades calóricas diarias (3) (4) y están involucrados en el metabolismo de nutrientes esenciales como los carbohidratos y los lípidos.

Alrededor del 95% de los ácidos grasos de cadena corta son:

  • Acetato de C2.
  • Propionato C3.
  • Butirato de C4.

Éstos desempeñan un papel muy valioso, por ejemplo, el propionato participa en la producción de la glucosa en el hígado, mientras que los demás, se incorporan a otros ácidos grasos y al colesterol (5).

Hay muchos factores que afectan la cantidad de ácidos grasos en el colon, a saber:

  • La cantidad de microorganismos.
  • La fuente de alimento.
  • El tiempo que tarda el alimento en viajar a través del sistema digestivo (6).

Alimentos con ácidos grasos de cadena corta

Éstos ácidos se producen en el intestino grueso cuando la fibra de origen vegetal es ingerida y se fermenta por la flora intestinal. Por lo tanto, al comer una gran cantidad de alimentos ricos en fibra (vegetales, frutas y legumbres), se incrementan los ácidos grasos de cadena corta (7) (8).

Tras algunos estudios, se ha demostrado que comer más fibra, aumenta la producción de butirato.

¿Qué tipos de fibra son las mejores para producir
ácidos grasos de cadena corta en el colon?

Almidón resistente:

Uno de los principales se puede obtener a partir de granos enteros (cebada, arroz, habas, patatas y legumbres) que han sido cocinados o están refrigerados.

Inulina:

Se puede obtener en alimentos como alcachofa, ajos, cebollas, puerros, trigo, centeno y espárragos.

Pectina:

Se halla en manzanas, albaricoques, zanahorias y naranjas.

Fructooligosacáridos (FOS):

Se encuentran en diversos vegetales, frutas, cebollas, plátanos, ajos y espárragos.

Arabinoxilano:

Presente en los granos de los cereales (muy común en el salvado de trigo).

Goma guar:

Se obtiene de los granos de guar (un tipo de legumbres).

Butirato:

Presente en algunos productos como quesos, mantequilla y leche de vaca.

Ácidos grasos de cadena corta y los problemas digestivos

Por las funciones que desempeñan, pueden ayudar en algunos problemas digestivos.

Contra la diarrea:

Las bacterias intestinales convierten el almidón resistente y la pectina en ácidos grasos de cadena corta, por lo que reducen la diarrea en niños. (9)

Enfermedad inflamatoria intestinal:

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, son los dos tipos principales de enfermad inflamatoria intestinal y se caracterizan por una inflamación crónica del intestino. El butirato, por sus propiedades antinflamatorias, es útil para tratar estas dos condiciones (10) (11).

Estudios realizados han demostrado que los niveles bajos de ácidos grasos de cadena corta, se relacionan con el agravamiento de la colitis ulcerosa; y que los suplementos con butirato reducen la inflamación intestinal.

Otros estudios encontraron que el consumo de 60 gramos de avena de salvado durante tres meses, mejoró significativamente los síntomas relacionados con las enfermedades inflamatorias intestinales (12).

Los ácidos grasos de cadena corta podrían prevenir algunos tipos de cáncer

Los ácidos grasos juegan un papel muy importante para la prevención y tratamiento de ciertos tipos de cáncer, principalmente el cáncer de colon.

Aunque es complicado entender los procesos que hay detrás del butirato, estudios de laboratorio han demostrado que ayuda a prevenir el crecimiento de células tumorales y a fomentar la destrucción de las células de cáncer en el colon (13) (14).

Investigaciones realizadas en animales, han demostrado una relación positiva entre las dietas altas en fibra y la disminución del riesgo de contraer cáncer de colon (15).

Los diversos estudios, tanto en animales como en humanos, sugieren que los beneficios contra el cáncer se dan cuando una dieta alta en fibra se combina con las bacterias correctas en el intestino (16)(17).

Los ácidos grasos de cadena corta y su relación con la diabetes

Algunos estudios han revelado que el butirato tiene efectos positivos en animales y seres humanos con diabetes tipo 2. Estos ácidos han demostrado que aumentan la actividad de la enzima en el hígado y el tejido muscular, lo cual resulta en un mejor control de azúcar en la sangre (18).

En otras investigaciones se ha encontrado que los suplementos de propionato reducen los niveles de azúcar en sangre, en tanto que otros ácidos grasos, no afectaron significativamente el control de azúcar en personas sanas (19).

Adicionalmente, se ha descubierto una relación positiva entre la fibra fermentable con un mejor control del azúcar y la sensibilidad a la insulina. Pero, por lo general, estos efectos se ven reflejados en personas con sobrepeso u obesidad.

Los ácidos grasos de cadena corta y la pérdida de peso?

La composición de los microorganismos en el cuerpo, específicamente en el intestino, afectan la absorción de nutrientes y la regulación de la energía, por lo que influyen directamente en el desarrollo de la obesidad (20).

Diversos análisis han demostrado que los ácidos grasos de cadena corta regulan el metabolismo de la grasa, aumentando su quema y disminuyendo su almacenamiento (21) (22). Sin embargo, estas investigaciones se han basado principalmente en animales y estudios de probeta.

Los ácidos grasos de cadena corta y la salud de tu corazón

Otros estudios han vinculado las dietas altas en fibra con un menor riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares y la reducción de los niveles de colesterol (23) (24).

¿Son buenos los suplementos de ácidos grasos de cadena corta?

Generalmente, vienen en presentación de sales de ácido butírico, conocidos como sodio, potasio, calcio y magnesio de butirato; y son fáciles de conseguir en tiendas especializadas. No obstante, puede que no sean la mejor opción, ya que son absorbidos, en su mayoría, en el intestino delgado; lo que significa que no obtendrás todos sus beneficios para las células del colon.

El butirato llega mejor al colon cuando se fermenta a partir de la fibra, por lo que una dieta rica en fibra es la mejor alternativa para aumentar los ácidos grasos de cadena corta.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here