7 Alimentos Que Disminuyen Tu Testosterona

Para familiarizarnos con el título que nos interesa, debo señalar que la testosterona y los estrógenos son hormonas sexuales que se encuentran tanto en hombres como en mujeres.

Es bien sabido que los hombres normalmente producen mayor cantidad de testosterona que estrógenos; y las mujeres generan más estrógenos que testosterona.

El exceso de esta última puede generar en algunos casos ciertas condiciones que requieran un control de su cantidad en nuestro cuerpo.

Para esto, ¿sabías que existen alimentos que pueden disminuir los niveles de testosterona en tu cuerpo?  Te ofrecemos este artículo para que conozcas en forma sencilla y clara los 7 alimentos que pueden reducir tu testosterona.

Estos alimentos son:

1. Derivados De La Linaza

Los productos a base de linaza se han popularizado y comercializado en todo el mundo, por el beneficio que ella ofrece debido su alto contenido en ácidos grasos omega-3. Sin embargo, la linaza es rica también en lignanos (800 veces más que otros granos o alimentos).  

Estos lignanos son un pequeño problema para los hombres, ya que son altamente estrogénicos.

Existen evidencias de que los lignanos reducen los niveles de testosterona total y libre, suprimiendo también la enzima 5-a reductasa, ¿difícil de pronunciar verdad? ¡No te preocupes! no es más que una sustancia que convierte la testosterona en su forma más poderosa de la dihidrotestosterona (DHT). 

Es decir que la actividad estrogénica de los lignanos pueden interferir en el metabolismo de los esteroides, e incluso inhibir enzimas que son determinantes para la proliferación celular. (1)

En un estudio realizado a una mujer de 31 años que sufría hirsutismo (vello facial excesivo), por niveles altos de testosterona, se le indico ingerir 30 gramos diarios de  semillas de lino por 4 meses. De ello, se obtuvo una disminución del 70% en la testosterona sérica total y un 89% en la testosterona libre.

Otro estudio, hecho en 40 hombres que consumieron por 40 días 30gr/diarios (2 cucharadas) de linaza por 40 días; registró una disminución de apenas un 10% en la testosterona. Estudios similares, concluyeron una reducción de sólo un 15% de testosterona. 

Toda esta información, nos sugiere que debemos consumir con moderación la linaza, que aunque es saludable, su exceso puede ocasionar alteraciones hormonales a tu organismo, especialmente si eres hombre.  

2. El Regaliz

El regaliz es conocido como palo dulce, su nombre científico es glycyrrhiza glabra, !no te asustes¡ lo importante es saber que posee múltiples usos medicinales (antiinflamatorio, antiespasmódico, digestivo, entre otros).

Por esto, ha sido tan reconocida por la industria farmacéutica y herbolaria. Además, el regaliz es muy popular en Finlandia y otros países europeos vecinos. Es usado en infusiones, en la producción de tabacos, dulces, chicles, tabletas, cápsulas, cremas y tinturas, entre otros productos.

A pesar de sus beneficios y su agradable sabor, el problema básico encontrado en “el acido glicirrícico” (principal componente del regaliz), es que tiende a disminuir considerablemente la testosterona en los hombres, hasta en un 40% según diversos estudios. 

Esta reducción mejora inmediatamente, al suspender el consumo de regaliz; sin embargo, no debe menospreciarse la información aportada por los ensayos científicos, para evitar problemas de salud por la disminución de los valores de testosterona. (2)

Algunos ensayos en hombres apuntan a una disminución de casi la mitad de los valores totales de testosterona luego de consumirlos por 4 días. Otros, deducen que el regaliz puede ocasionar un incremento de los estrógenos en las mujeres. 

Un aporte que debe mencionarse, es que como diversos estudiosos han observado que el regaliz tiende a reducir la testosterona; pudiera por esto, ser de gran utilidad para el tratamiento del cáncer de próstata e inclusive de la calvicie masculina, esto no es más que una opinión; no hay estudios que sustenten esta teoría.

Puntualizando, debemos destacar que a pesar de ser un producto natural muy atractivo, el regaliz en sus múltiples presentaciones puedes usarlo pero con moderación.

3. Los Aceites Vegetales de Alto PUFA

La mayoría de los aceites de cocina utilizados en todo el mundo, son aceites vegetales refinados (aka). Estos son extraídos de fuentes vegetales y son procesados de diversas formas.

Si eres de las personas que ama el arte culinario, es importante que tengas en cuenta que la mayoría de los aceites vegetales altos en PUFA, no son los más indicados a la hora de cocinar, debido a su bajo punto de humo y al proceso de refinación usado para procesarlo (blanqueo, desodorización, desgomado entre otros) que lo despoja de los micronutrientes básicos que posee.

Los aceites vegetales de alto contenido de PUFA, son llamados también ácidos grasos poliinsaturados, y sin duda pueden ser nocivos para la salud; especialmente, si se acompañan de altas dosis de ácido graso omega-6. 

Sabemos que los ácidos grasos omega 6 deben mantener un equilibrio con los de omega-3, en una proporción 1:1 ó 1:2, de manera que no ocasionen ningún daño a  nuestro cuerpo (enfermedades cardiovasculares, diabetes, inflamación entre otras). (3)

Los PUFAS están en todos los alimentos naturales, siendo los aceites vegetales  de mayor concentración. Entre estos aceites están los de: girasol, de cártamo, de maíz, de linaza, de semillas de sésamo, de semillas de calabaza y de canola. 

Estudios han revelado además, que estos aceites de alto PUFA son muy negativos para la producción de testosterona, porque la incrementan o la disminuyen significativamente. Sobre esto, se recomienda consumir con moderación los aceites vegetales de alto PUFA y no sobrecalentarlos.

Es bueno acotar que las grasas saturadas y monoinsaturadas, son usadas por el organismo con más facilidad que las grasas poliinsaturadas, ya que suelen acumularse.

4. Menta, Hierbabuena (Menta Verde)

Muchas de las hierbas de la familia de la “menth” (menta), inclusive la hierbabuena, son conocidas por poseer efectos reductores de la testosterona.  

Las dos plantas más comunes de la menta (hierbabuena) son la mentha spicata y la mentha piperita. Ambas son muy utilizadas en el arte culinario y en la fabricación de productos como: infusiones,  jabones, champús, jarabes, bálsamos entre otros.  Debes saber que gran parte de las infusiones de hierbas contienen extractos de plantas de la familia de la menta.

La menta es apreciada por su agradable olor y rico sabor; no obstante, sus efectos no son tan beneficiosos para la testosterona. 

Estudios hechos en ratas wistar macho, dosificadas con 20 gr de té de menta o hierbabuena, observaron una reducción en los niveles de testosterona totales de entre un 23 y un 51%.

Gran parte de la investigación sobre la incidencia de la hierbabuena o menta verde, en los niveles de testosterona masculina procede de estudios con ratas wistar macho. 

Otras investigaciones similares, concluyen que la hierbabuena induce el estrés oxidativo en el hipotálamo, lo cual genera una regulación negativa de testosterona en los testículos, es decir, la disminuye. (4)

Lamentablemente, no hay pruebas semejantes reconocidas en hombres. Sin embargo, en el caso de las mujeres, con altos índices de andrógenos padeciendo hirsutismo (excesivo vello facial), ensayos han evidenciado una mejoría considerable en los niveles de testosterona libre y total, luego de consumir 2 tazas de té de hierbabuena 2 veces al día durante 30 días continuos, con lo cual mejoraba notablemente el hirsutismo.

5. El Alcohol.

Ensayos con roedores expresan que el alcohol suprime los índices de testosterona según la cantidad consumida. Como toda bebida, el beneficio o perjuicio se encuentra en la mucha o poca cantidad consumida. Un estudio con ratas, que fueron alimentadas con una dieta de 5% de calorías con alcohol, concluyó algo impactante, y es que el tamaño de los testículos de estos animales se reducía en un 50%.

Investigaciones han demostrado que la ingesta elevada de alcohol etílico tiende a disminuir los niveles de testosterona en plasma en roedores y en hombres.

Esto está asociado con la inhibición de la síntesis de testosterona; todavía existe cierta controversia sobre los mecanismos de este resultado. (5)

Investigaciones indican que consumir alcohol con moderación incide poco en la testosterona. Se ha demostrado que 0,5 gramos de alcohol incrementa un poco la testosterona, mientras que ingerir 2 vasos de vino tinto disminuye los niveles de testosterona en solo un 7%.

Un aporte importante, es el de una prueba finlandés, en la que se le dio a un hombre medio vaso de vodka justo al terminar un entrenamiento de resistencia. En este, se observó un incremento del 100% en la testosterona, lo cual resulta peligroso para la salud de los hombres.

Se dice que las personas que consumen cualquier tipo de alcohol tienden a disminuir sus niveles de testosterona.

Particularmente, si se bebe en cantidades excesivas. Por esto, se deduce que los alcohólicos crónicos tienen la tendencia a tener bajos índices de testosterona y altos índices de estrógenos, lo que resulta en la temida “disfunción eréctil”.

6. Los Productos de Soya.

La soja es una legumbre rica en ácidos grasos esenciales, con bajo contenido de grasas saturadas. Es una fuente de proteínas que contiene vitaminas B, E y minerales (hierro, calcio, fósforo,potasio y zinc) e isoflavonas (antioxidantes). La soja contiene además una gran cantidad de fitoestrógenos tales como: genisteína, daidzeína y glicina.

El equol, es el principal metabolito de la daidzeína fitoestrógeno, siendo una de las principales isoflavonas que se encuentran abundantemente en la soja y alimentos de soja.  

Estudios recientes demuestran que  el equol puede modular la función reproductiva. (6) Ahora bien, son varias las dificultades encontradas entre el consumo de soja y los niveles de testosterona, las más significativos son:

  • La soja generaría efectos semejantes en el cuerpo como los estrógenos.
  • La soja es altamente “goitrogenica”, lo que indica que puede entorpecer la producción de hormonas tiroideas, y la absorción del yodo por la tiroides.  Esta propiedad goitrogenica, es la principal causa de los bajos niveles de testosterona.
  • La soja posee inadecuadas proporciones de ácidos grasos, y esto es perjudicial para la salud.
  • Investigaciones in vitro, es decir, no hechas en humanos, demostraron que las isoflavonas, pueden activar los receptores de estrógenos y regular negativamente los receptores de andrógenos, lo que significa que la testosterona no puede ser captada en su totalidad por nuestro organismo disminuyendo así su efecto.
  • Otros estudios se contradicen en cuanto a la relación entre consumo elevado de soja y reducción en niveles de testosterona.

A manera de prevención, como profesional de la salud recomiendo consumir soja con moderación, y no hacerlo de manera frecuente hasta no estar mejor informados.

7. Grasas Trans.

Estas grasas, se forman cuando el aceite líquido se transforma en una grasa sólida.

Esto proceso se conoce como hidrogenación, y es usado para aumentar la vida útil de ciertos alimentos. Con la hidrogenación, la industria obtiene grasas y aceites para freír. Por esto, hay que reconocer, que gran parte de las grasas trans que usamos en nuestra alimentación proceden de alimentos preparados con aceites vegetales hidrogenados.

Es oportuno destacar, que la hidrogenación se completa cuando el producto alcanza una textura óptima más no la hidrogenación completa. Por ello, se habla de aceites hidrogenados o parcialmente hidrogenados. Ambos altos en grasas trans. Es bueno decir, que algunos alimentos naturales contienen también pequeñas dosis de grasas trans (carne de cerdo y cordero, la mantequilla, la leche).

Estudios recientes, han formulado diversas teorías sobre el consumo de grasas trans. Muchos concluyen que éstas son muy nocivas para la salud de nuestro cuerpo en general. (7) 

Algunos productos con grasas trans son: margarinas, bollería industrial, patatas fritas, snacks, aceites vegetales, comidas rápidas, donas, galletas industriales, helados, pasteles.

Ahora concretemos la relación entre las grasas trans y la testosterona:

  • Es sabido que como las grasas trans son altas en PUFAS, disminuyen la testosterona, bajan el colesterol bueno e incrementan el malo.
  • Estas grasas generan inflamaciones entre otras enfermedades,  e inciden en el normal funcionamiento del aparato reproductor masculino.
  • Se ha comprobado, que el alto consumo de grasas trans genera una disminución en la cantidad de espermatozoides, y bajos índices de testosterona en los hombres, lo que a largo plazo podría resultar en infertilidad. (8)

Finalmente, deseo puntualizar que no todos los alimentos son saludables para nuestro cuerpo. Algunos como los acá estudiados, pueden reducir y hasta incrementar significativamente tus niveles “normales” de testosterona.

Posiblemente, los hombres se vean más afectados ante el consumo elevado de estos alimentos que las mujeres.

Por lo tanto, te recomendamos consumirlos con moderación, para evitar alteraciones en la producción de testosterona por parte del organismo.

Como medico, mi función elemental no es  curar enfermedades, sino promover la salud.  

Por eso deseo  que puedas visualizar el aporte implícito en el contenido de este artículo, que busca ayudar a cultivar tu salud y la de tu familia. Espero además, te agrade sustancialmente y estimule el aprendizaje sobre de dicho tema.

Recursos para aumentar tu testosterona

Los 8 Mejores Suplementos Y Pastillas Para Elevar La Testosterona

Como aumentar la testosterona naturalmente

30 Alimentos que te ayudan a aumentar tu testosterona

Causas e importancia de tener testosterona baja

Anabolic Rx24: Precio, ¿Funciona?, Cómo Se Toma Y Efectos Secundarios

8 Formas Para Aumentar Tus Niveles de Testosterona Que Te Dejaran Con Muchísima Energía


Agrega un cometario