7 Formas De Blanquear Tus Dientes Naturalmente

Blanquear tus dientes de manera natural, es una de las mejores formas para mantener tu dentadura fuerte y saludable.

Muchas personas gastan cantidades exorbitantes de dinero para tener unos dientes blancos. En el año 2015, en Estados Unidos, se gastaron más de 11 billones de dólares en blanqueamientos de dientes, incluyendo 1.4 billones en productos blanqueadores caseros (1).

Existen muchos productos comerciales para blanquear los dientes, pero algunos pueden causar daños irreversibles, debido a su contenido de químicos.

Si lo que buscas es evitar la exposición de tu cuerpo a los productos químicos, pero quieres tener unos dientes blancos con apariencia saludable, en este artículo encontrarás opciones seguras y naturales.

¿Qué Causa Que Tus Dientes Se Vean Amarillos?

Existen innumerables factores que pueden ocasionar que tus dientes cambien de color, se opaquen y pierdan su brillo, entre los que se cuentan:

  • Alimentación.
  • Higiene.
  • Hábitos.
  • Edad.

Algunos alimentos pueden manchar el esmalte de tus dientes, al igual que lo hace la placa que se acumula en ellos. Estos cambios de coloración suelen ser tratados con la limpieza regular de tu dentadura. No obstante, en algunas ocasiones, el color amarillo no se debe a la placa ni a los alimentos.

Los cambios de color también pueden ser causados porque el esmalte se ha desgastado y tus dientes pierden su color natural. Al desgastarse el esmalte, deja al descubierto la dentina (el tejido óseo de color hueso o amarillo).

Aquí tienes 7 maneras simples para blanquear tus dientes de manera natural:

1. Cepilla Tus Dientes Con Aceite De Coco

El “oil pulling” es un remedio tradicional para mejorar la higiene oral y remover las toxinas de tu boca. Este remedio proviene de la medicina tradicional hindú y se realiza utilizando aceite para hacer buches en tu boca, que remueven las bacterias que pueden convertirse en placa y cambiar el color de tus dientes (2).

De manera tradicional, los hindús utilizaban el aceite de semilla de girasol o el aceite de ajonjolí (sésamo), pero en realidad cualquier aceite puede funcionar.

El aceite de coco es una opción muy popular por su sabor, así como por sus propiedades antinflamatorias y antibacteriales (3, 4, 5, 6), que le da su alto contenido en ácido laúrico.

Estudios científicos han demostrado que incluir el “oil pulling”, como parte de tu rutina de higiene oral diaria, reduce (3, 7, 8):

  • Bacterias en tu boca.
  • La placa.
  • La gingivitis.

¿Sus Resultados Han Sido Comprobados?

La principal bacteria que puede causar placa y gingivitis, es el Streptococcus mutans. Un estudio encontró que al realizar “oil pulling” con aceite de ajonjolí (sésamo), se reduce significativamente la cantidad de Sreptococcus mutans en la saliva, en un período de 7 días (8).

A pesar de estos resultados tan prometedores, no existe ningún estudio científico que haya comprobado que el “oil pulling” ayude a blanquear tus dientes. Aunque muchas personas aseguran que sus dientes se encuentran más blancos, fuertes, saludables y brillantes después de utilizarlo de manera regular.

Para realizar “oil pulling”, coloca una cucharada de aceite de coco líquido en tu boca y realiza buches de 10 a 20 minutos. Después, escupe el aceite de coco en el bote de basura o la taza del baño. Es muy importante que no lo escupas en el lavamanos, porque puede tapar tus tuberías al solidificarse.

A diferencia de otros productos blanqueadores, el “oil pulling” con aceite de coco no contiene ningún ingrediente ácido pueda dañar tu esmalte, así que puedes utilizarlo a diario sin ninguna preocupación.

También puedes cepillar tus dientes con aceite de coco, o elaborar tu propia pasta de dientes con aceite de coco y otros ingredientes naturales.

2. Cepilla Tus Dientes Con Bicarbonato De Sodio

El bicarbonato de sodio tiene propiedades blanqueadoras naturales y, por esto, es uno de los ingredientes más populares en las marcas comerciales de pasta de dientes.

Su efecto abrasivo ayuda a tallar las manchas causadas por la placa y los restos de alimentos. Además, crea un ambiente alcalino que evita que las bacterias continúen creciendo (9).

Este remedio natural no blanqueará tus dientes en unas horas o un día, pero si lo utilizas con regularidad, notarás los resultados.

No hay estudios científicos que hayan probado que cepillarse los dientes con bicarbonato de sodio te ayudará a tener dientes más blancos. Pero existen estudios científicos de pastas de dientes, que contienen bicarbonato de sodio, que han demostrado una mejora significativa.

Un estudio encontró que las pastas de dientes que contienen bicarbonato de sodio, eran más efectivas removiendo manchas amarillas, que las pastas sin bicarbonato (10).

Asimismo, se encontró que a mayor concentración de bicarbonato de sodio, había mejores resultados (10).

Por si fuera poco, en una revisión de cinco estudios científicos, se encontró que las pastas de dientes que contenían bicarbonato de sodio, removían la placa de manera más efectiva (11).

Puedes incluir el bicarbonato de sodio en tu limpieza regular (de 2 a 3 veces a la semana), preparando una pasta con una cucharadita de bicarbonato de sodio + dos cucharaditas de agua.

3. Utiliza Peróxido De Hidrógeno (Agua Oxigenada)

El peróxido de hidrógeno, también llamado agua oxigenada, es un blanqueador natural con propiedades antibacteriales (12). Mucha gente ha probado su efectividad, durante años, para desinfectar heridas.

Existen marcas comerciales de productos blanqueadores y de higiene bucal que contienen peróxido de hidrógeno.

No existe ningún estudio que demuestre que sea bueno para cepillar tus dientes o como enjuague bucal. Aunque sí existen estudios que han analizado marcas comerciales de pastas de dientes que contienen agua oxigenada.

Un estudio encontró que las pastas de dientes que contienen 1% de peróxido de hidrógeno + bicarbonato de sodio, ayudan a blanquear los dientes significativamente (13).

Otro estudio encontró que cepillarse los dientes dos veces al día con pastas de dientes comerciales que contienen peróxido de hidrógeno + bicarbonato de sodio, blanqueaba los dientes un 62% más, en seis semanas (14).

Existen muchas preguntas respecto a la seguridad de utilizar agua oxigenada en la higiene bucal:

  • Bajas concentraciones (1.5% a un 3%) parecen ser seguras y favorecen la eliminación de bacterias en la boca.
  • Altas concentraciones (más de 3%) ocasionan irritación en las encías y aumentan la sensibilidad de los dientes.

Existe una preocupación real de que dosis muy elevadas de peróxido de hidrógeno pueden causar cáncer, aunque eso no ha sido probado (15, 16, 17, 18, 19).

¿Cómo Puedes Utilizar El Peróxido De Hidrógeno?

Una forma muy fácil de utilizar el agua oxigenada, es como un enjuague bucal después de cepillarte los dientes. Asegúrate de utilizar de un 1.5% a un 3% de agua oxigenada para evitar efectos secundarios.

La concentración más común de peróxido de hidrógeno en las farmacias es de 3%, pero fácilmente lo puedes diluir con partes iguales de agua, para llegar a un 1.5%.

Otra forma de utilizar el peróxido de hidrógeno, es mezclándolo con bicarbonato de sodio para elaborar una pasta dental. Combina dos cucharadas de agua oxigenada con una cucharadita de bicarbonato de sodio. Al utilizar esta pasta, cepilla tus dientes muy suavemente y limita su uso a una a dos veces por semana. Recuerda que utilizar esta pasta de manera frecuente, puede desgastar el esmalte de tus dientes.

4. Utiliza Vinagre De Sidra De Manzana

El vinagre de sidra de manzana ha sido usado durante cientos de años como un producto natural para limpiar y desinfectar. Su ingrediente activo es el ácido acético, un compuesto muy efectivo para matar bacterias y, por esta razón, es muy útil para mantener tu boca limpia y libre de bacterias (20, 21, 22, 23).

Un estudio encontró que utilizar vinagre de sidra de manzana tiene un efecto blanqueador en los dientes. Aunque también encontró que tiene un efecto suavizante en los dientes (24). Esto se debe a que su alto contenido de ácido acético daña el esmalte.

El uso de vinagre no debe ser todos los días y, cuando lo utilices, no puedes dejarlo mucho tiempo en contacto con tus dientes (25).

Para usarlo como un enjuague bucal, dilúyelo en agua y realiza buches por algunos minutos. Al terminar, asegúrate de enjuagar tu boca con abundante agua para eliminar todos los restos de vinagre.

5. Utiliza Frutas Y Otros Productos Vegetales

Una dieta alta en frutas y verduras es buena tu salud y para tu dentadura. Aunque consumir muchos productos vegetales no sustituye el cepillado de los dientes ni el uso del hilo dental, su cantidad de fibra puede ayudar a remover la placa.

Dos de las frutas que han recibido mucha atención debido a esto, son la fresa y la piña.

Fresas

Blanquear tus dientes naturalmente con fresas y bicarbonato de sodio se ha vuelto tendencia entre las celebridades. Según las personas que utilizan este método, funciona debido a que:

  • Las fresas contienen ácido málico que remueve la decoloración en los dientes.
  • El bicarbonato de sodio elimina las manchas de los dientes.

Aunque es verdad que la mezcla de fresas y bicarbonato de sodio puede ayudarte a pulir tus dientes y mejorar su apariencia, no es muy probable que penetren en las manchas para eliminarlas por completo.

Un estudio encontró que este método produce un cambio mínimo en la coloración de los dientes, en comparación con productos comerciales blanqueadores (26).

Estudios han demostrado que este método tiene un efecto mínimo en el esmalte de tus dientes, pero su uso excesivo puede causar daños irreversibles  (27, 28).

Si decides probarlo:

  • Aplasta una fresa hasta obtener un puré y mezcla con una cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • Utiliza la mezcla para cepillarte los dientes de una manera muy suave.
  • Limita su uso a una o dos veces a la semana.

Piña

Algunas personas aseguran que la piña puede blanquear tus dientes, debido a sus compuestos naturales.

Un análisis encontró que la pasta de dientes que contenía bromelina, una enzima que se encuentra en la piña, fue mucho más efectiva que las pastas de dientes normales para remover manchas en los dientes (29). Pero no existe ninguna evidencia de que consumir piña, tenga el mismo efecto en tus dientes.

6. Evita Que Tus Dientes Se Manchen

Conforme pasan los años, tu cuerpo envejece y lo puedes notar en tu rostro, en tu desempeño físico y también en tus dientes.

Con la edad, tus dientes se ponen amarillos, pero puedes prevenir estas manchas con pequeños cambios en tu día.

Evita o Disminuye El Consumo De Alimentos Y Bebidas Que Manchen Tus Dientes

El café, el vino tinto, los refrescos, los alimentos con colorantes y las frutillas color obscuro, manchan tus dientes despiadadamente. Eso no significa que debes renunciar a ellos. Simplemente, limita su consumo y evita lo más posible su contacto con tus dientes, por ejemplo:

  • Utiliza popotes al consumir bebidas que manchen tus dientes.
  • Consume las frutillas de color obscuro en forma de jugos, batidos o smoothies.

Es recomendable que te cepilles los dientes después de consumir cualquier alimento o bebida que los manche, para evitar efectos a largo plazo en tu sonrisa.

Además de estos alimentos y bebidas, es importante que sepas que fumar y masticar tabaco, también pueden causar cambios en la coloración de tus dientes.

Evita O Disminuye lLa Cantidad De Azúcares En Tu Alimentación

Si quieres tener dientes más blancos, de manera natural, debes reducir la cantidad de alimentos azucarados que consumes. Una dieta alta en azúcares favorece el crecimiento de la principal bacteria (Streptococcus mutans) responsable de la placa y la gingivitis (30, 31).

Cuando consumas alimentos azucarados, cepilla tus dientes lo más pronto posible y así evitarás que esta bacteria se reproduzca en tu boca.

Consume Suficiente Calcio

Una de las mejores formas para que tus dientes se mantengan de color blanco aperlado, es consumir alimentos altos en calcio como (32):

  • Leche.
  • Yogurt.
  • Queso.
  • Brócoli.
  • Espinaca.
  • Tortillas nixtamalizadas.

7. No Subestimes La Importancia de Cepillar Tus Dientes Y Utilizar Hilo Dental

Para evitar que la placa se acumule es recomendable que:

  • Te cepilles los dientes de manera regular.
  • Utilices hilo dental, que ayuda a remover las bacterias que se encuentran entre tus dientes y que favorecen la placa.

Aunado a esto, las limpiezas regulares con tu dentista te ayudarán a tener una dentadura limpia, sana y blanca.

Otros Métodos Que No Han Sido Verificados

Existen otros métodos naturales, que no han sido respaldados por ningún estudio, y no existe evidencia que corrobore su eficiencia y seguridad:

  • Carbón activado – cepillar los dientes con el carbón activado en polvo, elimina toxinas de tu boca y remueve las manchas.
  • Arcilla de caolín – cepillar los dientes con la arcilla de caolín, ayuda a remover las manchas.
  • Cáscaras de frutas – frotar contra los dientes las cáscaras de naranja, limón o plátano, ayuda a blanquearlos.

Aunque muchas personas aseguran que obtuvieron resultados favorables con estos métodos, no existe evidencia científica que evalúe sus resultados. Esto también significa que son desconocidos sus efectos secundarios.

Blanquea Tus Dientes Naturalmente

Existen muchas maneras para blanquear tus dientes naturalmente. La mayoría funcionan al aplicarse, removiendo poco a poco las manchas de la superficie de tus dientes. Otros funcionan previniendo las manchas y evitando el daño del esmalte.

Estas opciones no sustituyen la opinión ni la evaluación de un dentista, los cuales ofrecen tratamientos blanqueadores mucho más fuertes que los remedios naturales, que pueden ser más efectivos en casos graves de decoloración.

Te invitamos a participar con tus preguntas o comentarios.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here