Cirugía De Vesícula: Objetivos, Riesgos y Recuperación

 

cirugia-vesicula

¿Qué es una cirugía de vesícula?

La extirpación de la vesícula, o colecistectomía, es una cirugía que se realiza para extirpar la vesícula biliar, a través, de una incisión en el abdomen. Los médicos realizan este procedimiento en personas que padecen de cálculos biliares y otros problemas asociados con la vesícula biliar. Los trastornos de la vesícula biliar afectan a millones de individuos cada año pudiendo provocar incluso la muerte cuando se desencadena una pancreatitis (inflamación del páncreas).

La vesícula biliar se localiza por debajo del hígado y se ocupa de concentrar, almacenar y excretar bilis, la cual es sintetizada por el hígado. La bilis es una sustancia utilizada por el cuerpo para digerir las grasas.  Sin embargo, luego de la cirugía, el hígado sigue secretando la bilis, pero ya no tendrá donde almacenarse en un principio puedes presentar problemas con ciertos alimentos, especialmente con aquellos ricos en grasas. Luego de un tiempo la digestión se hará sin ningún problema e incluso puede formarse una nueva bolsa similar a la vesícula biliar.

Según la Clínica Mayo, la extirpación laparoscópica o mínimamente invasiva es el tipo más común de cirugía de extirpación de la vesícula biliar. Sin embargo, las cirugías de vesícula biliar abiertas todavía se utilizan para una variedad de pacientes, especialmente aquellos que tienen tejido cicatricial u otras complicaciones de cirugías abdominales previas.

¿Por qué se realiza la extirpación de la vesícula biliar?

Desafortunadamente, la vesicular biliar no siempre es el órgano más eficiente, puede causarte problemas importantes de salud.  Es propensa a desarrollar cálculos que son depósitos duros de bilis que se acumulan dentro de la vesícula. Estos cálculos pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf. La litiasis biliar (cálculos en la vesícula) puede generarte dolores breves o duraderos en el abdomen, en los casos más graves pueden obstruir el conducto biliar o provocar una pancreatitis aguda, lo que puede causar hinchazón, ictericia, vómitos y dolor.

Otras condiciones que podría hacer que fueras candidato a la extirpación de vesícula incluye:

  • Discinesia biliar: es cuando la vesícula no se vacía correctamente a consecuencia de una incapacidad de contraerse normalmente.
  • Coledocolitiasis: es cuando uno o más cálculos biliares se trasladan al coledoco (conducto biliar común) causando un bloqueo, impidiendo que la bilis se vacié adecuadamente.
  • Colecistitis: es una inflamación de la vesícula biliar.
  • Pancreatitis: es una inflamación del páncreas.

Tu medico te recomendara la cirugía de vesícula si está causando un problema grave, agudo o una condición crónica. Algunos de los síntomas que pueden indicar la necesidad de extirpación de vesícula inmediatamente incluyen:

  • Dolor agudo en la parte superior de tu abdomen que puede extenderse hasta la mitad de tu estomago, hombro derecho o espalda.
  • Fiebre.
  • Nauseas.
  • Vómitos.
  • Hinchazón.
  • Color amarillento de la piel y mucosas (ictericia) lo que indica una obstrucción de los conductos biliares que produce la devolución de la bilis al torrente sanguíneo.

A menudo el médico recomendara que vigiles los síntomas relacionados a la vesícula biliar. Te sugerirá cambios en la dieta, como reducir la ingesta de alimentos ricos en grasa. Si los síntomas persisten entonces tu medico te recomendara la cirugía.

Siempre que sea posible, será preferible la cirugía laparoscópica por sobre la cirugía abierta tradicional, ya que es menos invasiva, toma menos tiempo, quedan menos cicatrices y la recuperación es más rápida. Sin embargo, algunas complicaciones de esta técnica pueden hacer que la cirugía abierta sea una mejor opción, por ejemplo cuando la vesícula biliar está gravemente enferma. Una vesícula biliar gravemente enfermos puede ser más difícil de eliminar, ya que puede haber afectado a las zonas circundantes, lo que hace un procedimiento laparoscópico no sea la opción más factible.

tipos-de-cirugias

Los riesgos de la cirugía de extracción de la vesícula biliar con método abierta

Habitualmente la operación de extirpación de vesícula abierta se considera una operación segura y las complicaciones son raras. Sin embargo, cada procedimiento quirúrgico conlleva riesgos. Antes del procedimiento el médico te realizara un examen físico e historia médica completa para conocer las complicaciones que podrían presentarse y minimizar los riesgos. Los riesgos de la extirpación de la vesícula abierta incluyen:

  • Reacciones alérgicas a la anestesia u otros medicamentos.
  • Sangrado excesivo.
  • Coágulos de sangre.
  • Daño en los vasos sanguíneos.
  • Problemas al corazón, tales como frecuencia cardíaca rápida.
  • Infección.
  • Lesiones de la vesícula biliar o del intestino delgado.
  • Pancreatitis o inflamación del páncreas.

 

¿Cómo debo prepararme para la extirpación de la vesícula biliar?

Como te mencione antes, previo a someterte a la cirugía el médico te hará exámenes para asegurarse de que estas lo suficientemente sana. Estas incluirán pruebas de sangre, ecografías de la vesícula biliar. También será necesario un examen físico completo, registro de historial médico y antecedentes familiares. Debes informar si estas en tratamiento con algún medicamento o suplemento nutricional. Ciertos medicamentos pueden interferir en el procedimiento, y el médico te dirá que debes dejar de tomarlos al menos unos días antes de la cirugía. También debes informar a tu medico si estas embarazada. Tu medico te dará algunas instrucciones que debes seguir a modo de preparación para la cirugía que puede incluir:

  • Arreglos para que alguien se quede contigo inmediatamente después de la cirugía y te lleve a tu casa.
  • Realizar ayuno (no comer ni beber alimentos) durante seis horas o más antes de la cirugía.
  • Planificación de estadía en el hospital en caso de complicación.
  • Ducha con jabón especial, antibacteriano.

 

¿Cómo se realiza la cirugía de extirpación de vesícula con método abierto?

En el hospital te harán poner una bata y se instalara un catéter para administrar la anestesia y medicamentos. Un procedimiento de vesícula biliar abierta se realiza bajo anestesia general, por lo que estarás en un sueño sin dolor ates de que comience la cirugía. Tu estomago primero se limpiara con una solución antiséptica para reducir el riesgo de infección. El cirujano hará una incisión en el estomago. Hay dos tipos de incisión que el cirujano puede elegir; una puede realizarla justo debajo de las costillas por el lado derecho del estomago o podría crear una incisión arriba y hacia abajo en la parte superior del estomago.

La piel, los músculos y otros tejidos se mueven hacia atrás para exponer la vesícula biliar. El cirujano entonces extirpara la vesícula biliar, cierra la herida con puntos de sutura, y luego venda el área. De acuerdo con la Universidad de California San Diego Health, un procedimiento de extirpación de la vesícula laparoscópica toma alrededor de una hora y media. Un procedimiento abierto puede llevar más tiempo, pero la longitud de tiempo depende de la gravedad de la enfermedad de la vesícula biliar. Después de la cirugía, te llevaran de nuevo a tu habitación del hospital. Tus signos vitales continuarán siendo monitoreados hasta que seas dado de alta.

 

Recuperación post cirugía

Tu medico te dará de alta del hospital una vez que compruebe que tus signos vitales se han estabilizado y que no presentas complicaciones tales como infección, fiebre o secreción en el sitio quirúrgico. Típicamente la estadía en el hospital será mayor si la cirugía fue abierta en lugar de laparoscópica. Según la Clínica Mayo, por lo general, estarás tres días en el hospital para la recuperación. Una vez en su casa tendrás que continuar con los cuidados correspondiente y puede tomar entre 4 y 6 semanas. Algunas formas de prevenir las complicaciones post cirugía incluyen:

  • Caminar con frecuencia para prevenir la formación de coágulos en la sangre.
  • Toma mucho liquido (al menos 2 litros de agua al día) para que evites la deshidratación.
  • No hacer fuerzas, no levantar más de 10 libras durante cuatro a seis semanas.
  • Lavarse las manos antes y después si vas a tocar el sitio de la incisión.
  • Evitar uso de ropa ajustada que puede frotarse contra la incisión.

 

Puntos importantes

La extirpación de vesícula biliar será recomendada por tu medico luego de que este determine que eres candidato según la sintomatología y los exámenes de prueba realizados. Se planificara con tiempo y deberás seguir las indicaciones previas al procedimiento.

La cirugía laparoscópica es la primera elección del médico ya que es menos invasiva y de rápida recuperación. Sin embargo, puede que se te realice la cirugía abierta si presentas complicaciones durante la cirugía o si se encuentra dañada la zona periférica a la vesícula.

Luego de la cirugía tendrás que permanecer un par de días en el hospital, después te enviaran a casa donde tienes que mantener ciertos cuidados físicos como alimenticios. Este proceso se extiende entre 4 a 6 semanas post cirugía.

Los riesgos o complicaciones después de las cirugías son bajos. Sin embargo, puedes presentar complicaciones como dolor que empeora, fiebre, vómitos, olor fétido, secreción de sangre en el lugar de la incisión, enrojecimiento o hinchazón en el lugar de la cirugía, no defecar durante dos o tres días después de la cirugía. Si presentas algunos de estos síntomas debes acudir de inmediato a la urgencia para que tu caso sea evaluado.

¡Comenta este artículo y realiza tus consultas si tienes alguna duda!

 


Agrega un cometario