¿Comer Antes De Dormir Es Malo Para Bajar De Peso Y Para Tu Salud?

Muchas personas creen que comer antes de dormir es malo si quieres bajar de peso.

Muchos piensas que si comes antes de dormir subirás de peso.

La verdad es que cada organismo es diferente, la respuesta no es la misma para todos.

Comer antes de dormir es controversial

La creencia de que comer antes de dormir aumenta de peso, es uno de los temas más controversiales dentro de la nutrición. Esto supone que el metabolismo se vuelve más lento por la noche y, por consiguiente, las calorías que no se utilizan se almacenan en forma de grasa. No obstante, muchos expertos afirman que comer antes de acostarse puede mejorar el sueño y contribuir a la pérdida de peso.

La evidencia basada en los promedios nocturnos de tasa metabólica basal, demuestran que el cuerpo necesita mucha energía aún mientras duermes (1) (2).  Al parecer, no hay evidencia de que las calorías cuenten más al acostarse que durante el resto del día.

En cambio, algunos estudios han relacionado que comer antes de acostarse si puede aumentar el peso corporal (3) (4).

Comer antes de dormir te puede llevar a desarrollar malos hábitos alimenticios

Aunque es controversial afirmar que comer antes de dormir es malo, lo cierto es que existen personas que son propensas a tener antojos por las tardes, a “picar” entre comidas y a cenar en abundancia, lo que, eventualmente, resultará en sobrepeso y obesidad (5).

Añádele que muchas personas tienen el mal hábito de comer mientras miran la televisión por la noche, o mientras trabajan en sus computadoras; lo que resulta en un exceso de la ingesta calórica, que se traducirá en sobrepeso.

Hay muchos factores que incrementan el hambre por las noches, como saltarse la comida o el desayuno; o bien, no se consumen los nutrientes y las calorías necesarias durante el día y se intenta compensarlos durante la cena. Si agregamos una mala selección de alimentos, la falta de ejercicio o actividad física, los resultados serán un aumento de peso incontrolable.

Por ello es fundamental comer suficiente y balanceado para no excederse al finalizar el día.

La mayoría de las personas que engordan por comer antes de dormir, no es que tengan metabolismo lento, ni que almacenen las calorías en forma de grasa durante la noche, sino que, sencillamente, tienen malos hábitos.

Comer antes de dormir es muy malo si padeces de reflujo 

Hay condiciones como el reflujo gastroesofágico, que afecta a una gran parte de la población, sobre todo la occidental. Se caracteriza por ardor en el esófago y dificultad para comer, debido a que el ácido estomacal sube hacia la garganta. Dentro de las formas más comunes para combatir esta enfermedad, se encuentra la de evitar comer justo antes de dormir. Esto es porque, al acostarse con el estómago lleno, es más fácil que el ácido suba hacia el esófago y empeore los síntomas. Si padeces de reflujo, te sugerimos tomar tus alimentos dos o tres horas antes de irte a la cama. Asimismo, evita las bebidas con cafeína, alcohol, tés estimulantes, alimentos picantes, etc. (6) (7).

¿Comer antes de dormir podría tener algunos beneficios?

Mientras que comer antes de dormir puede ser malo para las personas que comen en exceso y los que padecen de reflujo gastroesofágico, para otros puede tener algunos beneficios.

Algunas evidencias sugieren que consumir una ligera merienda antes de acostarte puede ayudar a la pérdida de peso.

Si eres una persona que ingiere muchas calorías durante la noche, una merienda ligera después de la cena, puede ayudarte a controlar el deseo de comer bocadillos o picar alimentos.

Un estudio informó que algunos participantes con tendencia a los antojos, que agregaron un plato de cereal con leche, minutos después de la cena, disminuyeron su consumo alrededor de 397 calorías diarias; dando como resultado una pérdida de peso (8).

Otros beneficios:

Aunque hay poca evidencia, algunos mencionan que comer antes de acostarse, ayuda a dormir mejor e impide despertarse con hambre en la madrugada. Esto tiene mucho sentido, ya que ingerir una merienda nocturna, te permite sentirte satisfecho durante la noche (9).

Es fundamental dormir lo suficiente, ya que la privación o la mala calidad del sueño, se relacionan directamente con comer en exceso y el incremento de peso.

Otro beneficio relacionado con comer antes de dormir, es que ayuda a estabilizar tus niveles de azúcar en la sangre por la mañana. Una de las funciones del hígado es comenzar a producir glucosa (azúcar en la sangre) para darte la energía que necesitas para levantarte y empezar el día. Es por ello que los diabéticos despiertan con niveles de azúcar muy elevados, mientras que los no diabéticos pueden tener perturbaciones del sueño debido a que experimentan hipoglucemia o bajo nivel de azúcar mientras duermen.

Expertos en salud sugieren que cenar ayuda a prevenir la hipoglucemia y proporciona una fuente adecuada de energía para levantarse por la mañana (10) (11). Aunque la investigación es variada, puede ser que estos beneficios no se manifiesten en todas las personas.

Si notas cambios en tus niveles de azúcar (alta o baja), contacta a tu médico.

¿Qué deberías comer antes de dormir?

Para la mayoría de las personas comer una merienda antes de acostarse está perfectamente permitido y es saludable. No hay recetas o un menú específico, pero permíteme darte estas sugerencias:

  • No consumas alimentos ricos en grasas, ya que dificultan la digestión y elevan el aporte calórico. Opta por una cena ligera y nutritiva.
  • Evita los postres y alimentos “chatarra”. Comer frituras, helados, bocadillos, bollería, pasteles, etc. que de por sí son altos en grasas, también contienen harina y azúcares refinados, lo cual elevará tu consumo de calorías, trayendo como consecuencia el sobrepeso.

Haz una buena combinación de nutrientes. Los expertos en nutrición aconsejamos seguir una regla básica: incluye una cena rica en carbohidratos complejos como granos enteros, vegetales y frutas, que son de fácil asimilación; así como una porción de proteínas y una de grasas saludables (12).

Hay mucha evidencia de los múltiples beneficios que se obtienen al consumir carbohidratos complejos, junto con alimentos ricos y nutritivos en tus cenas (13) (14) (15).

Ver también:

Conclusión ¿Debo comer antes de dormir?

No hay una respuesta específica, todo dependerá de tu estilo de vida, hábitos y si tienes condiciones especiales o enfermedades.

En general, si eres una persona sana, la cena si es recomendable. Elige una que sea ligera, sabrosa y fortificante.


Agrega un cometario