Dieta Para Adelgazar 5 Kilos En 3 Días (Es Segura)

Puedes perder hasta 5 kilos en 1 semana con la dieta militar sin hacer ejercicios extremos o tomar pastillas. Lo mejor de todo hacer dieta es GRATIS!

Hacer esta dieta es mucho más barato de lo que estas comiendo ahorita.

La combinación de alimentos que incluye esta dieta está específicamente diseñada para quemar grasa, acelerar tu metabolismo y qué pierdas peso rápidamente. Es una de las mejores dietas que se conoce para perder peso sin hacerte costosas cirugías y peligrosas.

como-perder-5-kilos-en-3-dias

Esta dieta es una combinación de pocas calorías, alimentos compatibles químicamente para hacerte adelgazar. Esta dieta es por 3 días y descansas 4 días después. Así tu metabolismo no se hace lento como en otras dietas.

Para esta dieta ocupas disciplina y determinación. Los que fracasan con la dieta sienten hambre y poca energía porque estan acostumbrados a comer muchísimas calorías. Así es como engordaron, comiendo más calorías de las que en realidad ocupaban. Muchas personas simplemente no tienen el compromiso para perder peso. ¿Qué son solo 3 días de dieta para perder 5 kilos?

Puedes perder peso RAPIDO con esta dieta para adelgazar 5 kilos

Esta dieta funciona para una situación de emergencia. Imagina que tienes una fiesta de graduación de un amigo o familiar, una boda, o tu ex viene a la ciudad y quieres que sepa de lo que se perdió. Si quieres hacer la dieta a largo plazo también funciona, puedes perder hasta 14 kilos en 1 mes con esta dieta. Sufrir un poco de hambre no se compara con la alegría de usar la ropa que quieras y verte bien.

Las personas obesas gasta billones de dólares al año en pastillas, servicios y productos que dicen tener la cura milagrosa o el secreto para aldegazar. Llegar a tu peso ideal no es tan difícil con esta dieta. No gastes tu dinero en otras dietas que no funcionan, esta dieta es gratis.

Lo que puedes tomar:

Lo mejor que puedes tomar es agua. Toma todo lo que quieras de agua. Evita los edulcorantes artificiales, elevan tu azúcar. Puedes tomar todo tipo de té libre de cafeína, solo usa la Stevia si planeas usar un edulcorante.

¿Qué hacer si te gusta mucho el café? Amo el café. Estar sin energías y aparte estar sin café puede ser horrible. Pero puedes tomar café negro, el que tiene 5 calorías por taza, No le agregues ni azúcar, ni leche, ni crema, solo puedes agregarle stevia.

Primer día

Desayuno

baja-5-kilos-en-3-dias

  • 1/2 rebanada de toronja
  • 2 cucharadas de mantequilla de maní
  • 1 Rebanada de pan
  • 1 tazá de café negro o té

Almuerzo

baja-de-peso-en-3-dias-almuerzo

  • 1 Rebanada de pan tostado
  • 1/2 lata de atún
  • 1 Taza de café negro o té

Cena

como-bajar-de-peso-en-3-dias

  • 3 onzas de cualquier tipo de carne (del mismo tamañan que una baraja de cartas)
  • 1/2 plátano
  • 1 manzana pequeña
  • 1 taza de vainilla
  • 1 taza de ejotes

Segundo día

Desayuno

bajar-de-peso-en-3-dias-desayuno2

  • 1 huevo
  • 1/2 Plátano
  • 1 rebanada de pan

Almuerzo

bajar-3-dias

  • 1 huevo cocido
  • 1 taza de queso cotija
  • 5 galletas saladas

Cena

baja-en-3-dias-c

  • 2 salchichas
  • 1/2 taza de zanahorias
  • 1 taza de brocolí
  • 1/2 taza de nieve de vainilla
  • 1/2 plátano

Tercer día

Desayuno

bajar-de-peso-en-3-dias-desayuno-3

  • 1 manzana pequeña
  • 5 galletas saladas
  • 1 rebanada de queso cheddar

Almuerzo

bajar-de-peso-en-3-dias-almuerzo

  • 1 huevo cocido o revuelto (como quieras)
  • 1 rebanada de pan tostado

Cena

como-bajar-de-peso-en-3-dias-cena

  • 1 lata de atún
  • 1 taza de nieve de vainilla
  • 1/2 plátano

Como funciona esta dieta

La combinación de los alimentos hace que aumente tu metabolismo, te de energía, evite el azúcar baja y te ayude a quemar grasa Debe seguir la dieta por 3 días seguidos. Si quieres volver a repetir la dieta debes espererar por lo menos 4 días, en las cuales debes comer normal, no debes comer en exceso.

No se permite comer entre comidas.

Trucos para ayudar a quemar grasa

  • Toma té verde en la mañana para quemar grasa
  • Por las mañanas antes de desayunar, toma jugo de limón, puedes exprimir el jugo de un limón, y agrega la misma cantidad de agua. Bébelo al menos veinte minutos antes de ingerir alimentos.

Para leer los 110 mejores trucos para bajar de peso haz click aquí.

Qué alimentos comer después de hacer la dieta

Busca alimentos ricos en agua, fibra, antioxidantes, para poder limpiar y depurar tu organismo para mantener la pérdida de peso.

El agua de frutas se sugiere como una forma de hidratarse y además, beneficiarse de todas las propiedades que aportan las frutas.  Las que debes tener en la lista son: uva, pera, melón, sandía, manzana, frutos rojos, piña, ciruelas, etc. En cuanto a los vegetales, elige los que son verdes, también puedes consumir espárragos, alcachofa, betabel, zanahoria, entre otras. Sus propiedades ayudarán a limpiar al organismo y así bajar de peso.

Evita el consumo de alimentos procesados como embutidos, enlatados, congelados. Cambiálos por frutas y vegetales.

Otras opciones de dietas para bajar de peso que puedes hacer para perder 5 kilos

Sigue horarios de comida

Para poder bajar de peso de forma eficaz, y que se cumpla el propósito de la dieta depurativa, es necesario, respetar los tiempos de comida, esto es indispensable. Por lo que organiza tu tiempo, y sigue un horario, se recomienda cinco tiempos de comida como se ha dividido en el menú.

No debes saltarte comidas, para bajar de peso, no se necesita someterse a ayunos. Si bien, la dieta que se ha sugerido es muy bajar en calorías. Si debes comer, como se recomendado, la hidratación es importante, por ello, se ha recomendado los alimentos con gran contenido de agua, entre otros nutrientes que ayudarán a limpiar el organismo, ayudando a bajar de peso de forma natural.

Advertencias

  • No debe hacerse por menores de edad.
  • Cuidado con el efecto de rebote, no te excedas después de hacer la dieta.

Consejos para tener éxito con la dieta

  • De preferencia prepara tu organismo antes de comenzar la dieta para bajar de peso. Añade a tu alimentación infusiones, zumos, batidos, frutas y vegetales.
  • Durante este régimen que se ha recomendado para bajar de peso en tan sólo tres días, el ejercicio te va a ayudar a quemar grasa abdominal, recuerda que esta dieta es hecha para militares, ellos no se la pasan sentados todo el día.
  • Después de haber aplicado estos pasos para bajar de peso en pocos días, asegúrate de seguir un plan balanceado después para poder seguir perdiendo peso

Plan para bajar de peso si no tienes una fuerza de voluntad inquebrantable:

Hay muchas formas de bajar de peso rápido.

Sin embargo muchas de ellas te pueden hacer sentir hambriento e insatisfecho.

Si no tienes una fuerza de voluntad inquebrantable, el hambre te hará que te rindas en tus planes rápidamente.

El plan de abajo te hará reducir el apetito, bajar de peso rápidamente sin sufrir hambre y mejorar tu salud al mismo tiempo

1. Empieza una dieta baja en carbohidratos y elimina el azúcar

Si quieres bajar de peso empieza por evitar los almidones como el pan, las papas y el azúcar. La dieta baja en carbohidratos es la mejor forma de bajar rápidamente de peso según la ciencia. Un estudio efectuado en el 2006 en 82,802 pacientes demuestra que comer menos carbohidratos es la forma más efectiva de bajar de peso, también reduce el hambre, te ayuda a prevenir problemas del corazón, diabetes  y te hace más fácil estar a dieta. (1) (2)

Obviamente puedes bajar de peso en cualquier dieta, solo ocupas comer menos calorías de las que quemas. Pero esto tiene un problema: el hambre. Tener hambre siempre provoca que tarde o temprano dejemos la dieta y vuelvas a subir de peso (en ocasiones más de lo origina). Si hay personas que se adaptan a vivir con hambre, pero no todos somos masoquistas y tenemos una fuerza de voluntad de hierro.

La principal ventaja de comer pocos carbohidratos es que se te causan querer comer menos. Aún sin contar calorías la mayoría de las personas que hacen una dieta baja en carbohidratos comen menos. El azúcar y otros carbohidratos aumentan tu apetito, si los dejas de comer tienes menos hambre. Si las calorías cuentan pero no las ocupas contar en una dieta baja en carbohidratos porque te cuerpo tiene menos hambre.

Un estudio en el 2012 encontró que una dieta baja en carbohidratos te ayuda a quemar 300 calorías más al día, ¡aún mientras duermes! ¿Pero qué son 300 calorías? Pues equivalen a un hora de ejercicio. Una manera muy atractiva de bajar de peso y de mejorar tu salud. En pocas palabras, bajar la insulina pone la pérdida de grasa en “piloto automático”. (3)(4)

Lo más importante es que dejes de comer azúcar y almidones. Estos alimentos elevan la insulina, esta es la hormona que provoca que almacenes grasa y que aumentes sus niveles al comer carbohidratos.

Cuando la insulina baja y manda la señal al cuerpo de eliminar las grasas.  Otro beneficio de bajar tu insulina es que los riñones se limpian de sodio y agua, lo que disminuye el hinchamiento que te hace ver más llenito, además de que pierdes hasta un kilo innecesario por retener líquidos. (5)(6)

No es raro bajar 5 kilos (a veces más) durante la primera semana de seguir esta dieta. Es normal que las mujeres pierdan sostenidamente 2 kilos cada mes como mínimo.

A pesar de que las mujeres están genéticamente programadas para almacenar grasa y es más difícil adelgazar. Lo que da un resultado promedio de 17 kilos en 6 meses sin ejercicio extremo y sin hambre, no solo suena maravilloso.

Lee nuestra guía definitiva de como comer saludable, bajar de peso y cuidar tu salud

Plan de comidas para una dieta baja en carbohidratos

15 Formas de comer menos carbohidratos

2. Come cuando tengas hambre

No te permitas tener hambre y no cometas la equivocación  más frecuente de las personas cuando se deciden por dejar de comer carbohidratos: que es abandonar la grasa al mismo tiempo.

La grasa y los carbohidratos le proporcionan energía a tu cuerpo y si quitas ambos de tu mesa lo único que vas a conseguir es pasar hambre, sufrir de antojos y cansancio. Incluso podrías enfermar. Así que no caigas en la trampa de creer que perderás peso más rápido si haces el combo cero grasas y carbohidratos. Tarde o temprano no lo soportaras y renunciaras a la dieta.

Al igual que los carbohidratos, hay grasas buenas y malas. Estos son los tipos de grasas:

  • Grasas poli-insaturadas: suenan algo complicadas pero son muy fáciles de ubicar con la siguiente descripción; son los aceites de maíz, cártamo o girasol que normalmente se encuentran en las tiendas de servicio. Su principal característica es que se mantienen en su forma líquida en temperaturas normales. A este grupo también pertenecen las margarinas, pero prefiere las que están envueltas en papel, los aderezos para ensalada y la mayonesa.
  • Grasas mono-insaturadas: aceites líquidos como el de oliva, aguacates y cacahuates.
  • Grasas saturadas: estan en la carne de cerdo y vaca, etc.
  • Ácidos poli-insaturados: Estos los encontramos en pescados como el salmón, el atún, o las sardinas, entre otros. (Debemos tratar de comerlo al menos 3 veces por semana). Además de nueces, queso y productos de soja.

Ejemplos de grasas que si puedes comer:

  • Aceite de coco
  • Aceite de oliva
  • Aguacate
  • Mantquilla
  • La grasa del pescado
  • Carne
  • Huevos, etc

No hay razón para temerle a las grasas naturales, nuevos estudios han encontrado que las grasas saturadas no aumentan tu riesgo de problemas del corazón.

Lee más de los 10 mejores alimentos con grasas buenas para tu dieta.

Diez consejos para comer grasa y no engordar en el intento

Poder comer grasa no quiere decir que te relajes y te excedas, así que aquí te muestro las mejores recomendaciones que te ayudaran a tomar las decisiones correctas a la hora freír tus platillos.

  1. Dile adiós a los productos bajos en grasa o sin grasa. Huye de cualquier producto que tenga la etiqueta ‘light' o ‘lite'.
  2. Cocina con grasa. Olvídate de los vegetales al vapor. Escoge una de las grasas buenas y usa la que consideres necesaria.
  3. Usa diferentes fuentes de grasa para cambiar los sabores. Esto cambiara el sabor de tus platillos y le da variedad a tu dieta.
  4. No te despegues de los platillos con pocos carbohidratos. Crea un álbum de recetas donde los carbohidratos brillen por su ausencia.
  5. Adereza tus ensaladas con aceite de oliva o algún otro aderezo de tu preferencia. Tendrán mejor sabor y te harán sentirte más satisfecho.
  6. Añade queso, aguacates, carne curada, aceitunas, semillas o nueces a tus alimentos. Estos añaden mucho sabor y nutrientes. Aparte combinan con casi cualquier plato.
  7. Por regla general, es mejor evitar los bocadillos, pero si tienes hambre come comida natural como queso, nueces y huevos duros. La buena grasa en ellos te hará sentir satisfecho.
  8. El queso es una adición simple a cualquier comida. Funciona como aperitivo, lo puedes espolvorearen en cualquier cosa e incluso sabe genial como postre.
  9. De primera intención deberías evitar los postres porque casi todos contienen mucha azúcar. Pero si en verdad tienes la necesidad de comer alguno busca los que contengan azucares naturales por ejemplo el de las frutas. La crema batida con fruta es un buen ejemplo.
  10. Añadir aceite de coco, crema o incluso crema batida en el café o en el té, es rápido y fácil. Esta cálida y reconfortante bebida puede reemplazar tu desayuno y quitarte el hambre entre comidas.

Menos moderación, más calidad

Por último, olvídate de la frase “nada con exceso, todo con medida”. Es un consejo terrible y las personas que comen una dieta más diversa realmente ganan más peso.  No comas todo con moderación. Come tanta comida saludable como puedas y siempre que tengas hambre. Y por lo que más quieras, evita toda la basura que se ofrece comercialmente ya que está repleta de harinas,  edulcorantes y conservadores.

3. Come alimentos naturales y evita la comida procesada

Ten mucho cuidado porque puedes encontrar en el mercado comida procesada con la etiqueta “baja en carbohidratos”. ¡No les creas y no caigas en la publicidad engañosa! Prefiere la comida real.

Es muy difícil dejar de lado comida como las pastas, el helado, el pan, las galletas, pasta, e incluso en algunas tiendas venden chocolates libres de carbohidratos. Hay muchísima publicidad creativa que te hace creer que el producto es saludable. ¿No me crees?  Después de leer este artículo, ¿qué tan nutritivos te parecen los cereales de caja, los jugos de fruta para beber, y las galletas vitaminadas? Las empresas que ofertan estos productos son emporios millonarios que los venden principalmente a madres que se preocupan por la alimentación de sus hijos como si fueran sanos.  ¡No caigas en la trampa!

Suena raro el término comida real, pero si tomas en cuenta todos los aditivos de la mayoría entenderás de lo lógico que resulta este nombre. Para ubicarla solamente tienes que utilizar tu sentido común. Es lo que ha comido el hombre desde siempre. Alimentos como la carne, el pescado, las verduras, el huevo, la mantequilla, etc. Es fácil. Solo piensa si el producto que estás comprando se ha comido por siempre. Otro consejo es fijarse en la etiqueta de ingredientes de los productos. Lo ideal es que el artículo no tenga etiqueta, pero sí la tiene asegúrate de que tenga la lista más corta posible. (A más procesos, más ingredientes)

¿Qué tal el pan integral? Cuidado: si está horneado con granos y su base es de trigo no es ciertamente algo que te ayudara a bajar de peso. Sin embargo, muchas empresas te lo venden como ideal para dieta y bajo en carbohidratos.  Algo que te puede sonar increíble es que en el mercado ya se está vendiendo  chocolate sin carbohidratos o con una muy baja cantidad. ¡Es un fraude! Si te fijas en la etiqueta encontraras que el ingrediente principal es alcohol de azúcar, y que no lo están considerando como carbohidrato. Recuerda que el azúcar es adictiva y que muchos productores la adicionan a sus productos para generar clientes cautivos pero con la creciente ola de conciencia nutricional la esconden en sus etiquetas.

El cuerpo absorbe más o menos la mitad de los carbohidratos que comes, lo que como ya sabes aumenta el azúcar en tu sangre y estimula a la insulina. Lo triste es que la otra mitad generalmente termina en la última porción del aparato digestivo lo cual te provoca cólico, indigestión y gas. Además, contienen edulcorantes que te provocan la necesidad de comer más.

En conclusión come saludablemente al seguir las DOS reglas siguientes:

  • No comas versiones “bajas en carbohidratos” de comida que regularmente los tiene. El helado, las galletas y el pan por ejemplo siempre los llevan en su receta… a menos que estés cien por ciento seguro de que es de verdad. (tal vez sí lo hiciste tu mismo).
  • Aléjate de la comida que diga: “carbohidratos netos”. No te dejes engañar.

4. Si no tienes hambre no comas

¿Qué sucede cuando llega la hora de comida y en verdad no tienes hambre? Pues no comas. No pasa nada. Con una dieta baja en carbohidratos la meta es comer cuando tienes hambre. Si tu cuerpo no necesita alimento pues no te lo pide.  Nada demora más la pérdida de peso que comer lo que no necesitas. Si todavía hay dudas al respecto repasa el punto número 2 de nuevo.

Reduce los “tentempiés” que no necesitas

Comer bocadillos innecesarios también puede llegar a ser un problema con esta dieta. Si estás acostumbrado a botanear o eres un comedor social es muy sencillo que te alejes de tu meta. Dejar de comer carbohidratos puede ser más difícil al principio en primera por la preparación. La comida real tarda más en ser cocinada.

Esto puede suponer un cambio más profundo en tu rutina ya que puedes estar acostumbrado a recurrir a la comida chatarra si te da hambre entre comidas. Tener un tentempié saludable, como por ejemplo una ensalada de atún o un huevo duro, es mucho más complicado que simplemente pasar de prisa a cualquier tienda que encuentres a tu paso. También hay que valorar si en realidad es hambre lo que tienes y no simplemente un hábito.

¡Ojo! Aquí hay tres trampas en las que puedes caer si sigues una dieta baja en carbohidratos:

Cuidado con los lácteos como la crema y los quesos. Aunque son altamente recomendables en la cocina ya que te ayudan a satisfacer el hambre, si los comes por hacer algo en frente de la tele, no es nada provechoso. Ten mucho cuidado con eso. Puedes comer comida rica en grasa buena, pero siempre que el cuerpo lo requiera. Tomar café con crema batida para sustituir el desayuno está bien, pero no te equivoques al tomar varias tazas al día por hábito.

Hay que tenerle respeto a las nueces. La verdad es que son adictivas y muchas veces no las podemos dejar de comer hasta ya no hay más. Lo malo es que muy pocas veces valoramos si las estamos comiendo por hambre o por inercia. Así que aquí te va un consejo: está comprobado que la sal te incita a comer más, así que prefiere las nueces sin este condimento para botanear. Otro consejo: evita llevar toda la bolsa al sofá, preferiblemente pon unas poquitas en un tazón y antes de levantarte considera si necesitas en verdad ir por más. Recuerda que siempre te acabas todas las nueces que tienes a la mano tengas hambre o no.

Aun cuando estés utilizando harina de almendras y productos naturales para endulzar cuando horneas, y tus productos estén completamente verificados y estas completamente seguro de que puedes comerte ese pastelillo o galleta libre de carbohidratos… NO lo hagas si no tienes hambre. Lo único que lograrás será demorar tu pérdida de peso.

Conclusión: Siéntete libre de saltarte comidas, no comas solo porque el reloj lo indica y NUNCA comas cuando no tienes hambre. Y esto vale para cualquier comida. Cuando dejas de comer carbohidratos eventualmente dejas de tener hambre. Especialmente si tienes mucha grasa acumulada ya que tu cuerpo lo interpreta como que tiene muchas reservas para quemar, no manda señal de abastecer y se te quitan las ganas de comer.

5. Mide inteligentemente tu progreso

Medir tu pérdida de peso es más complicado de lo que realmente crees. Para tener éxito no solo debes pensar en la pérdida con base a kilos. Centrarse solo en este tipo de avance muchas veces puede ser engañoso y sin duda te causara ansiedad innecesaria y por si esto fuera poco es una de las principales razones por las que una persona abandona su dieta. Así que no te deshagas de tu báscula pero no creas fervientemente en ella.

No olvides que la báscula no es obligatoriamente tu aliada y que el enfoque de no comer carbohidratos es el de eliminar la grasa. La báscula también pesa tus músculos, huesos y demás órganos internos. Lo normal es que ahora sientas más energía y estés más motivado a tener más actividad, así que la consecuencia normal es que tu cuerpo forme más músculo y peses más, si lo piensas en realidad no está nada mal.

No confíes en los kilos que bajas o en el IMC (índice de masa corporal) ya que son maneras imperfectas de medir tu progreso. Sobre todo si acabas de salir de un periodo de medio matarte de hambre al seguir una de esas terribles dietas en las que cuentas calorías, ya que tu cuerpo tiende a querer restaurar los músculos que perdiste.

¡Anímate! Aunque no se note mucho al pesarte el perder grasa y el ganar músculo significa un gran progreso, pero es posible que no te des cuenta si solo te enfocas en medir tu peso. Lo más recomendable es que lleves un seguimiento a la disminución de grasa en la cintura, es fundamental que te midas correctamente para evitar confusiones en un futuro.

Para medir tu cintura correctamente lo primero que hay que hacer es localizar tu ombligo. Después tienes que ubicar el punto medio entre la cadera y tu última costilla flotante y medir justo por arriba del ombligo. Trata de relajarte respirando hondo y mide cuando sueltes el aire, no hagas trampa al meter la panza, y deja que la cinta te rodee convenientemente, sin apretar.

Ya que te mediste, compara tus resultados siguiendo la siguiente tabla:

Excelente Decente Muy Alto
Mujeres 80 CMS 81-88 CMS Más de 89 CMS
Hombres 94 CMS 95- 102 CMS Más de 103 CMS

Claro que esta tabla no es inalterable y los resultados no son siempre realistas. Aunque este marcado como “excelente” en una mujer de mediana edad estar en la categoría de “decente” es todo un logro. Lo más importante es que tengas una pauta para medir tu progreso.

Para medir tu progreso

Es muy importante que midas tu cintura antes de que empieces con la dieta. Después hay que darle seguimiento cada semana al principio y después cada mes cuando ya se regularice la pérdida de peso. No olvides escribir tus resultados para que te des cuenta de tu progreso. Si lo deseas, aparte puedes contar más áreas como las pompis, o los brazos para que la medición de tu progreso sea más exacto.

No te vayas a olvidar que puedes bajar un kilo una semana y subirlo la semana que sigue, es NORMAL. Esto se puede deber a la cantidad de agua que tengas en el organismo y lo que tengas en el estómago. La mejor opción es crear metas a largo plazo, así no te desanimaras si en una semana no alcanzas grandes resultados.

Si tienes la posibilidad de hacerlo, ten en cuenta otros marcadores de salud. Tal vez no bajes mucho pero mejores mucho el colesterol lo que hará que continúes motivado además de la obvia importancia de mantenerse sano.

Revisa tu presión sanguínea, el azúcar en tu sangre y tu colesterol. Otra mejoría de dejar los carbohidratos es que todos estos indicadores de salud mejoran lo cual es una gran ventaja, incluso más importante que la pérdida de peso. Valóralo.

6. Se persistente, el secreto para lograr lo que quieras

No subes 30 kilos de un día para otro, subir de peso toma meses o años. Así que perderlo en un mes tampoco es realista a menos que no sea muriéndote de hambre, que como ya explicamos solamente te llevara al temido rebote. Para lograr tus objetivos, lo primordial es plantearte metas cada mes o cada tres meses en lugar de hacerlas semanales.

¿Cuál es una meta realista?

Lo normal es que pierdas de uno a cinco kilos durante la primera semana  que dejas de comer carbohidratos. Las siguientes semanas el resultado es menos dramático, pero espera un promedio de medio kilo semanal. Si mis matemáticas no nos engañan, ¡da un resultado promedio 30 kilos cada año! Y lo mejor, cada kilo perdido de grasa es aproximadamente igual a 1 centímetro menos alrededor de la cintura.

Tomate un momento para leer las variaciones y así puedas establecer una meta lógica:

Si eres hombre y aparte eres joven te alegrará saber que perderás peso quizás dos veces más rápido. Si eres mujer y te encuentras en la pos-menopausia tendrás que ser más paciente pues perderás peso a un ritmo más lento. Si estás desesperado, recuerda que la gente que decide abandonar los carbohidratos de manera estricta tiende a perder peso más rápidamente, pero sí decides además hacer ejercicio dispararas los resultados. También las personas con mayor sobrepeso tienen la tendencia de bajar mucho al principio de la dieta.

Un punto que debes tener en consideración cuando ya casi estés por llegar a tu peso ideal es que la perdida se va haciendo lenta hasta que llega a un sitio donde se detiene por completo. Ese es el peso que tu cuerpo siente que es el correcto. Cuando esto suceda, es muy importante que evalúes que ese es el peso que tu cuerpo considera óptimo, si adelgazaras más ya no sería tan sano. Con una dieta donde abandonas los carbohidratos no vas a sufrir de bajo peso. Si tomas otras medidas en ese punto, podrías sufrir hambre.

Qué pasa cuando te quedas estancado

Debes estar consiente en que habrá semanas donde no pasa nada, tu bascula parece estar pegada. Mantén la calma. No te desesperes y se firme, al final veras que todo habrá sido para mejorar. (Si no, echa un vistazo a los otros 17 consejos).

Como bajar de peso para siempre

Lo que en realidad “para siempre” quiere decir es: para el resto de tu vida. ¿Cómo lo puedes lograr? Pues cambiando tus hábitos de aquí en adelante. No solo tú te beneficiaras, pues si haces de esto una forma de vida tus hijos nunca sufrirán de sobrepeso. ¡Para ellos será normal! Si pierdes peso y luego vuelves a hacer exactamente lo mismo que te hizo subir kilos… Bueno puedes imaginar lo que va a pasar. Olvidarte de tu yo gordito requiere de un cambio en tu vida. Lo siento, el camino más fácil casi siempre es el incorrecto. ¿Pero no vale la pena tomar el más difícil?

7. Evita la fruta si eres mujer

Si eres hombre no dejes de hacerle caso a este consejo, sin embargo comer fruta afecta más a las mujeres a la hora de querer bajar de peso por su tipo de metabolismo. Estoy seguro de que en cuanto leíste este consejo lo tuviste que releer.  La fruta es famosa porque es un alimento sano y nutritivo, que por cierto son argumentos indiscutibles. Pero desafortunadamente la fruta también tiene mucha azúcar natural. Generalmente el 10% de cada fruta es azúcar y lo demás es casi agua. ¿No me crees? ¿Recuerdas el sabor de una uva? Dulce, ¿verdad?

Una mujer que consume cinco porciones de fruta al día, come el equivalente a 500 ml. de refresco. El azúcar, como ya sabemos, detiene la quema de grasa. Lo que resulta en aumentar de hambre y lo peor en el regreso de los antojos. Así que huye de la fruta. Claro que si te gusta mucho podrías comerte una como premio de vez en cuando.

¿Pero la fruta no es natural?

Si eres como el resto de las personas jamás has dudado que la fruta es natural. Lo triste es que las frutas en la actualidad que venden en los supermercados no se parecen en nada a sus parientes que eran cultivadas antes. La modernidad ha traído técnicas donde los productos son modificados y la fruta no es la excepción.

¿Entonces porque la pirámide alimenticia que nos enseñan en la escuela marca que debemos comer de 4 a 6 raciones de pan o pastas y de 3 a 5 raciones de frutas o verduras? …¿Ya estas notando un patrón? Como comentamos antes, es publicidad engañosa. Lo mismo que los cereales de caja y los chocolates bajos en carbohidratos.

No hay que olvidar que la fruta es saludable, pero solamente se debe comer en mayores cantidades si estas ya en tu peso ideal y no sufres de colesterol alto o diabetes. Ahora si por años has cuidado tu alimentación y no has podido perder esos kilitos tercos y tienes caries dental, el culpable silencioso pudo haber sido todo este tiempo la fruta. Además, para darle el tiro de gracia al alimento, recuerda que la fruta también tiene calorías y estas te pueden causar el mismo sobrepeso que los refrescos o los chocolates.

¿Cuánta azúcar tiene mi fruta favorita?

Como ya mencionamos la fruta a pesar de que contiene bastante dulce es muy nutritiva ya que tiene fibra y antioxidantes que ayudan al organismo. La puedes comer de vez en cuando y en poca proporción si tu objetivo es bajar de peso. A continuación te presento una lista con sus equivalencias de azúcar.  Todos los valores representan las cantidades por pieza, a menos que se especifique otra cantidad, y las cifras entre paréntesis muestran el azúcar que poseen.

Ciruela 1,6 g (una pizca grande)  Higos frescos 2g (0.5 cucharada)
Ocho cerezas de 2,4 g (0.5 cucharada)  1 rebanada de melón dulce 3g (más de 0.5 cucharada)
Kiwi 3g (más de 0.5 cucharada) Naranja 3.6g (más de 0.5 cucharada)
Cinco fresas de 4 g (1 cucharada) Vaso de jugo de naranja 5 g (1 cucharada)
Plátano 5.5g (1 cucharada) Un mango pequeño de 6 g (1 cucharada)
Toronja 7g (1.5 cucharadas) Un puño de pasas 8.7g (casi 2 cucharadas)
Manzana 11g (2 cucharadas)  Pera 11g (2 cucharaditas)
Manzana seca 8 g (1.5 cucharadas) Medio kilo de uvas, 39g (casi 8 cucharadas)

Ahora ya sabes que si en verdad tienes antojo de fruta, debes preferir una buena ciruela a un ramo de uvas cuando estas tratando de controlar tu peso. Ten en cuenta que la fruta le da un golpe a tu auto control ya que está llena de azúcar natural  y eso te provoca sentir más hambre.

8. Evita la cerveza si eres hombre

Esto se aplica a las mujeres también, pero nos dirigimos a ellos porque toman más cerveza en promedio. ¿Pero porque tenemos que olvidarla? En algunos lugares se le llama pan líquido, no necesitamos explicar más. “La pancita cervecera” es el resultado de los carbohidratos que contiene esta bebida y como ya sabes al tener carbohidratos en el cuerpo la insulina prefiere quemarlos a estos  en vez de a la grasita.

Si de plano no puedes vivir sin alcohol, que por cierto ese sería otro problema, hay opciones muy buenas para substituir a la cerveza y seguir adelgazando. Puedes tomar vino rojo o blanco seco, champaña seca, licores más fuertes como whisky, el coñac, el vodka, con cuidado en evitar los que contengan azúcar. También tienes que evitar consumir grandes cantidades de alcohol ya que podrías dejar de perder kilos tan efectivamente como lo habías venido haciendo, en este caso sí es necesario medirnos.

¿Qué causa esa barriga, y cómo puedes deshacerte de ella?

¿Te desesperas porque tu estomago de lavadero ahora parece que está lleno de ropa sucia? Lo más común es que nunca hayamos gozado de un estómago marcado, pero la panza cervecera no es muy agradable y nos provoca nostalgia de nuestro antiguo vientre casi plano. El único consuelo, si cabe, es que no estás solo. Todos los aficionados a la cerveza alrededor del mundo tienen panza cervecera. Sobre todo si son hombres y ya no están tan jóvenes. ¿Por qué se agrava el problema con la edad? Pues porque tu metabolismo se vuelve más lento.

Aparte de que la cerveza tiene muchos carbohidratos, está llena además de una cantidad enorme de calorías. No es de extrañar que tu zona media se expanda si eres aficionado a esta. A diferencia de los otros alimentos el tomar cerveza te hace guardar más grasa. Esto se debe a que en esta ecuación metemos al hígado. Cuando los niveles de alcohol suben, el hígado manda la señal de quemarlo en lugar de la grasa. La insulina se pone a quemar carbohidratos y el hígado a eliminar el alcohol, no hay manera de salir ganador.

Si te preguntas el porqué esto afecta más a los hombres que a las mujeres, la respuesta es que tenemos patrones diferentes de almacenamiento de grasa. Las mujeres almacenan más grasa debajo de la piel y esa generalmente se va a las caderas, a los brazos y a los muslos (forma de pera). Como los hombres almacenan menos grasa debajo de la piel pues esta se va derechito a su estomago (forma de manzana).

Otra desventaja es que la cerveza provoca hambre, generalmente de algo salado. Como recordaras del punto 4, lo salado te abre el apetito al igual que la cerveza… Ya vas entendiendo porque consumes tanto cuando vas a ver un partido de fútbol a un bar con tus amigos. Una opción más saludable sería pedir una de las bebidas que te comentamos anteriormente y acompañarla con queso o aceitunas.

Ahora que si no te puedes escapar de tomar cerveza, por cada vaso que tomes de esta, bebe otro vaso de agua. Te mantendrás hidratado, le harás un favor a tu hígado y estarás menos propenso a pedir otra ronda. Pero recuerda, el daño estará hecho.

Lee esta guía sobre que alcohol puedes tomar en una dieta baja en carbohidratos

9. Revisa los medicamentos que tomas

Muchos medicamentos recetados pueden detener tu pérdida de peso. Habla con tu doctor al respecto para que te cambie la receta o te de algún consejo que no afecte tu resolución de adelgazar.

Aquí están los peores medicamentos cuando tratas de bajar de peso:

  • Las inyecciones de insulina, fundamentalmente si te recetan dosis muy altas, quizá este medicamento es lo peor que te pueda pasar pera impedir que pierdas peso. Lo bueno es que hay 3 formas que te pueden ayudar para reducir tu necesidad de insulina:
  1. A) Comer aún menos carbohidratos. Al volver más estricta tu ingesta de carbohidratos el cuerpo necesita menos insulina y por ende bajas de peso al quemar más grasa. No te olvides de bajar tu dosis con la aprobación de tu doctor.
  2. B) Si esto no es suficiente, el tratamiento con comprimidos de metformina puede disminuir la necesidad de insulina (al menos para los diabéticos tipo 2).
  3. C) Si ninguno de los anteriores resulta, puedes pedirle a tu medico que valore si puedes cambiar a Victoza o Byetta que reducen la necesidad de insulina y causan pérdida de peso.
  • La cortisona como fármaco oral es otro gran culpable de causar obesidad. Lo malo es que la cortisona provoca que subas de peso y lo mantengas por largos periodos de tiempo, especialmente si te prescriben dosis altas. Desgraciadamente, cuando te la recetan es que no hay vuelta atrás. Lo más que podrías lograr es que te disminuyeran la dosis. Pero si estas bajo cortisona la verdad sería que te concentraras en otras áreas de salud de tu cuerpo a parte de estar más delgado.

A continuación hay una lista de medicamentos que también pueden causar problemas pero en menor escala. Si tienes que tomar alguno, consulta a tu medico o prefiere opciones más naturales en las primeras etapas o si no están grave el padecimiento.

  • Los neurolépticos / fármacos anti psicóticos
  • Algunos medicamentos antidepresivos
  • Algunos anticonceptivos
  • Medicación de la presión arterial
  • Los fármacos para la epilepsia
  • Los medicamentos para alergias, los antihistamínicos
  • Los antibióticos

10. Come menos de productos lácteos y nueces

¿Puedes comer todo lo que quieras sin subir de peso? Claro, siempre y cuando abandones completamente los carbohidratos de tu dieta ya sean estos buenos o malos, además de que no supone ningún gran esfuerzo ya que con este método también eliminas el hambre.

Sin embargo hay alimentos que no contienen carbohidratos que no debes comer en exceso. Si la disminución de peso se te está dificultando, es una buena idea recortar también alimentos como el queso, el yogur natural, la crema  e incluso las nueces.

Los lácteos contienen lactosa, que es el azúcar propia de la leche, en diferentes cantidades y ya sabemos que el azúcar disminuye la pérdida de peso. Lo que es más, la leche tiene también proteína que a veces causa el mismo efecto que los carbohidratos en la insulina. Por lo que si dejas de consumir lácteos lo más seguro es que también reduzcas de talla. Eso sí, la mantequilla no la dejes de consumir ya que es casi pura grasa.

El segundo alimento con el que debes andar de puntitas son los frutos secos ya que también tienen una importante cantidad de carbohidratos, y es muy fácil disparar tu insulina si comes grandes cantidades. Si tienes la necesidad llevar una dieta estricta libre de carbohidratos debes tener en cuenta que del 10-15%  de los cacahuates son carbohidratos. Así que para no sobrepasar tu cuota diaria podrías comer 100 gramos, lo que sucede en un segundo.

Conclusión: si te está costando más perder peso come nueces y lácteos con moderación. También prefiere variedades de nueces con menos carbohidratos como la macadamia (5%) o las nueces de Brasil (4%).

Lee si los lácteos son buenos o malos para tu salud

11. Conseguir una cetosis óptima

Advertencia: Si eres diabético tipo 1, olvídate completamente de leer en este punto.

¿Ya llegamos al punto número 16 y sigues teniendo problemas para perder peso sin importar que has seguido los primeros 15? Es hora de ponernos serios: hay que optimizar tu cetosis que es la falta de carbohidratos en tu sistema. ¿Cómo lo logras? Vuélvete más estricto con los carbohidratos y lee lo siguiente.

Cetosis

Durante la cetosis tu cuerpo tiene una taza de quemado de grasa muy alta. Incluso tu cerebro que funciona con grasa a través de los agentes cetónicos te ayuda a bajar de peso.

Cuando refuerzas la dieta baja en carbohidratos, también baja la cantidad de insulina en tu cuerpo y como resultado esta se reduce de tu torrente sanguíneo. A menor cantidad de insulina, mayor cantidad de cetonas que producirás. Y cuando tienes esta cantidad controlada, estarás disfrutando del efecto máximo de la dieta baja en carbohidratos o cetosis  óptima. Pero cuidado, tienes que tener todo esto bien medido.

¿Cómo puedo medir mis Cetonas?

En cualquier farmacia podrás encontrar aparatos para medir tu cetona. ¡Un piquetito y listo!  Para obtener una mejor lectura es mejor hacerlo en ayunas temprano por las mañanas.

Menos de 0.5 mmol/l No hay cetosis Lejos de la máxima quema de grasa.
Entre 0.5-1.5 mmol/l Cetosis ligera Obtendrás un buen resultado pero óptimo.
Alrededor de 1.5-3 mmol/l Cetosis óptima Se recomienda para la pérdida máxima de peso.
Más de  3 mmol/l No es necesario No alcanzarás mejores ni peores efectos.*

*Un número alto también puede significar que no estás comiendo suficiente así  es de cuidado y de alto riesgo para los diabéticos tipo 1.

Cetonas en la orina

Si los pinchazos en el dedo no son tu máximo, también puedes medirla en la orina. Puedes comprar en cualquier farmacia o en Internet bastones que miden la cetona, muy parecidos a las pruebas de embarazo. Estos bastones no son tan confiables como medirla en la sangre, pero si mucho más baratos y no duelen.

Leer la guía definitiva de la dieta cetogénica

Leer los 10 Signos o síntomas que estas en cetosis

Leer como perder peso con la cetosis

12. Evita los edulcorantes artificiales

En el punto tres hablamos de que es muy importante comer comida real. Como es obvio los edulcorantes son lo más alejado a lo natural que puedas encontrar aparte que son fuente de carbohidratos malos. Pero no está de  más ahondar un poco más esto.

En la década pasada se puso de moda el uso de este producto. De hecho hoy en día hay muchas personas que son asiduos a ellos pensando que están disminuyendo su ingesta de calorías y que con ello van a perder peso. Lo increíble es que después de tiempo sin resultados mínimos sigan fieles a este tipo de productos. Varios estudios se han hecho al respecto y ninguno ha demostrado algún efecto positivo al sustituir el azúcar por edulcorantes.

Lo que es peor, aumentan el apetito y provocan antojo de alimentos dulces. Además de que como las personas creen que ya están haciendo algo favorable para bajar de peso, se dan uno o dos regalitos de azúcar sin sentirse tan culpables. Otra razón para no creer en la publicidad. Si dejas de beber productos que contengan edulcorantes y los cambias por agua bajarás dramáticamente de peso y eso sí está corroborado.

Ya sabemos porque pasa esto. Repasemos… Nuestro cuerpo al ingerir edulcorantes, que son la principal fuente de carbohidratos malos, aumenta su producción de insulina que manda la orden de quemarlos y dejar que la grasa se acumule. Aparte el azúcar de la sangre se dispara y cuando baja provoca que te dé más hambre.

Por eso si consumes este endulzante no será raro que te aficiones a los dulces y las cosas se podrían poner peor. Este producto fue creado hace muy poco tiempo así que todavía no podemos saber que efectos le podría causar al cuerpo si lo consumes más de 15 años, aunque con los resultados actuales no se ve muy prometedor ese futuro. Además debes de estar muy atento. Las compañías que ganan mucho dinero comercializando bebidas “light”, gastan mucho dinero en financiar estudios que muestran  efectos neutros o positivos de los edulcorantes.

Otra compañía con clara publicidad engañosa es “Stevia” la cual afirma que vende una opción natural a diferencia de los demás edulcorantes. El marketing de esa compañía se lleva las palmas. No puede haber nada natural en un polvo súper-dulce altamente procesado y tan blanco.

Si estás leyendo este punto, es claro que se te dificulta perder peso. Evita los edulcorantes aún más que los azucares, que ya es mucho decir. Te servirá saber que sufrirás unos pocos días, pero al desintoxicar tu organismo empezarás a disfrutar la dulzura natural de los alimentos. Recuerda que no es que la comida real no tenga un sabor dulce, sino que tu paladar está embotado con alimentos híper-azucarados.

¿Sabías que existe la adicción al azúcar?

Hace 100 años solamente la gente adinerada podía comer chocolate ya que era muy caro. Los dulces eran un artículo de lujo, pero al llegar la industrialización bajaron los costos y el marketing empezó a hacer de las suyas. El mercado potencial fueron los niños y asunto arreglado, generaciones sufriendo adicción desde la infancia. Pero no te preocupes, es posible de superar. Como cualquier adicción necesitas de fuerza de voluntad, pero por favor, no hagas lo mismo con tus hijos y no los premies con dulces.

13. Ayuna intermitentemente

Es hora de la artillería pesada. Pero no la puedes usar sin cuidado. Si has hecho todo bien y has llegado a este punto, es porque te encuentras en un bache donde has mantenido tu peso por un tiempo, o quieres acelerar tu pérdida de peso, tal vez debas considerar ayunar.

Pero para ello tienes que tener muchas cosas en cuenta. Primero su nombre. Aunque no lo creas significa exactamente a lo que suena. Dejar de comer por un intervalo de tiempo específico.

Bueno ahora que te espanté déjame explicarte como todo esto no es tan difícil. La opción más común de ayuno es la de 16 horas que por cierto incluye las horas que duermes.  El desayuno consiste en una taza de café sin azúcar o algún otro líquido que no tenga calorías y comes como a eso del medio día. (De 8 pm a las 12 del mediodía) Cuéntalas, son 16 horas de ayuno. Hay más opciones de ayuno, pero este es el que recomiendo porque es el más eficaz y fácil de realizar. Aparte lo puedes hacer tan seguido como quieras, por ejemplo 2 veces por semana o diariamente. Entre más lo uses mejores resultados tendrás.

Ahora, si has sido fiel a los 13 puntos anteriores (sobre todo el número 4), tal vez te hayas dado cuenta que ya sigues este tipo de ayuno pues tu hambre ha disminuido significativamente.

Otras opciones de ayuno alternado

Si te quieres ver más extremo o piensas que lo puedes lograr, puedes practicar este método por periodos de ayuno más largos. Las dos opciones extremas más comunes son:

  • Olvidarte de comer por 24 horas, la mejor opción es de cena a cena una o dos veces por semana. La primera vez puede resultar un poco difícil, pero después te sorprenderá lo sencillo que se vuelve.
  • La dieta 5 por 2. Aquí se trata de comer normalmente (sin carbohidratos) por 5 días y bajarle a 500 calorías por día para las mujeres, y 600 para los hombres, otros dos. No recomiendo esta opción porque requiere contar calorías y mucha planificación, pero hay algunas personas que disfrutan de eso.

¿Pero no estamos echando por la borda el punto de comer cuando tienes hambre? Pues sí. Yo recomiendo que sigas el primer consejo como primera elección, que te sientas satisfecho con tus comidas. Pero si no te está funcionando o requieres bajar de peso para una ocasión especial, esta es una buena opción. Ahora recuerda que es súper importante que en los periodos de comida, cuando te levantes de la mesa siempre estés satisfecho.

El ayuno alternado nunca será lo mismo que el conteo obsesivo de calorías o el tener hambre todos los días durante toda la semana como las dietas tradicionales. Morir de hambre es una receta para la miseria y el fracaso. Ayunar alternadamente significa comer lo que el cuerpo necesita… mientras descansas de comer.

¿Puedo tomar algo durante los ayunos?

Durante un ayuno no se puede comer, pero definitivamente si debes tomar algún líquido. El agua debe ser tu primera elección, pero el café y el té también son excelentes. Durante los ayunos más largos lo mejor es ponerle algo de sal a tus bebidas, o tomar caldos.

Lo ideal es que durante el ayuno te alejes de las calorías, pero si no toleras el café solo es posible ponerle algo de crema, por ejemplo, si esto sirve para disfrutar de tu bebida. Solo no te pases porque no servirá de nada el ayuno y te esforzaras de gratis.

¿Qué puedo comer entre los ayunos?

Entonces, ¿qué debes comer cuando no estás ayunando? Si quieres perder peso come nutritivo y sin carbohidratos. Este combo es genial a la hora de bajar de peso. Como ya comentamos esta dieta te reduce el hambre y te hace mucho más fácil ayunar. Además que no creerás lo fácil que quemarás grasa.

¿Es esto bueno para todos?

El ayuno intermitente puede ser una gran idea, pero no para todo el mundo:

  • Si eres adicto al azúcar y todavía no te has desintoxicado aléjate de esto. No hay razón para martirizarte y podrás echar por la borda tu resolución de comer sanamente para siempre.
  • Si tus niveles de estrés están altos o no puedes dormir como Dios manda. El ayuno puede incrementar tus niveles de estrés. (Repasa el punto número 11)
  • Si estas tomando medicamento o si requieres insulina. Yo no lo consideraría, pero si estas interesado mejor habla con tu doctor.
  • Los niños en crecimiento, las mujeres embarazadas y las mujeres que amamantan no deben hacer ayuno, ya que tienen una mayor necesidad de nutrientes.

Lee la guía definitiva del ayuno intermitente para principiantes

14. Comprueba el funcionamiento de tus hormona

. Si todavía estas sufriendo con eso kilitos es hora de revisar tus hormonas. Toma en cuenta al seguir con esto, sí estas estancado en un peso que no es ideal, recuerda que dejar los carbohidratos te hace perder peso hasta lo que tu cuerpo considera correcto para funcionar saludablemente.

Si la última frase no se aplica a ti, habrá que checar que no estés sufriendo algún desequilibrio hormonal que por cierto puede tener tres causas:

Hormona tiroidea:

Principalmente afecta a las mujeres y es una deficiencia en esta hormona. Cuidado si sufres fatiga, siempre tienes frío, problemas al ir al baño, resequedad en la piel, y pues lo que nos ocupa; no puedes bajar de peso o lo que es peor lo aumentas. Si sospechas que esta pueda ser la causa de tu sufrimiento, consulta con tu medico pues ya hay medicamento para controlar este padecimiento. Más naturalmente, puedes consumir yodo, que es un componente fundamental de la hormona tiroidea, sal de mar, mariscos y pescado.

Lee ¿El hipotiroidismo te hace engordar?

Plan de dietas para personas con hipotiroidismo

Hormonas Sexuales: Las hormonas sexuales también afectan tu peso.

  • Mujeres

Pues ser mujer, aparte de bendecirte con el milagro de la vida, también te puede causar SOP  (síndrome de ovario poliquístico) que tiene la peculiaridad de incrementar los niveles de insulina y por consecuencia te hace aumentar de peso. Lo que se traduce en que engordes,  fuertes cólicos menstruales, infertilidad, acné y en algunos casos el vello facial. Una dieta baja en carbohidratos te puede ayudar muchísimo con todos estos problemas.

Pero esto no es todo, durante la menopausia, el nivel de estrógeno cae. Lo que también causa sobrepeso especialmente en el área alrededor de los intestinos. Esto a menudo causa algún aumento de peso, especialmente alrededor del intestino. Por eso la gordura en esta etapa te hace ver menos como pera (como cuando eras más joven) y más como manzana.

  • Hombres

Tampoco les va tan bien a partir de la mediana edad, también sufren de la disminución gradual de la hormona masculina llamada testosterona. Lo que causa que aumenten ligeramente de peso, alrededor del intestino, y pierden masa muscular.

¿Qué puedes hacer?

Pues puedes tratarla naturalmente, con resultados parciales, con rutinas de ejercicio especializado y suplementos de vitamina D.

Por supuesto puedes elevarlos más efectivamente con una receta médica. Suplementos de testosterona, para los hombres, y estrógeno para las mujeres (después de la menopausia). Estos medicamentos están disponibles en el mercado y no son difíciles de conseguir.

Lo malo es que hay un pero. Debes saber que cuando tomas estos suplementos aumentas las posibilidades, después de años, de sufrir cáncer de próstata (en hombres) y de cáncer de mama (en mujeres). Seamos sinceros, si rondas en los 70 deberías preocuparte más por tener un estilo de vida saludable que te mantenga activo física y mentalmente por más tiempo que verte como un chico de 20. Piénsalo.

Hormona del estrés:

Un importante culpable de tus problemas de sobrepeso es el cortisol, la hormona del estrés. Si tienes demasiado cortisol en tú cuerpo, aumentarán tus niveles de hambre, lo que te lleva a subir peso sin remedio. Las principales causas de que produzcas esta hormonal son el estrés crónico y/o la falta de sueño, y la medicación con cortisona. Toma cualquiera de las medidas que mencionamos en los puntos anteriores para darle una solución.

Cuidado: en casos muy raros y extremos, podríamos estar hablando de un tumor el cual dispara la producción de cortisol. A esta enfermedad se le llama síndrome de Cushing. Si sospechas que puedes sufrir de esto, ¡consulta a tu médico a la de ya! Es importantísimo tratarlo a tiempo.

15. Haz ejercicio inteligentemente

¿Te hubieras imaginado que el ejercicio estaría hasta el número 15 de la lista? Es por eso que una dieta sin carbohidratos es única. Te da tiempo de seguir con tu vida al no dedicarle tanto tiempo a ejercitarte. Bajar de peso en base al ejercicio es posible pero no es un modo de vida real. Si no me crees acuérdate de los programas de reality donde los participantes dejan a su familia y al trabajo para comer semillas y ejercitar 8 horas diarias. Si buscas en la red te enteraras que todos eventualmente regresaron a su peso original.

Lo malo es que solamente subir escaleras, o caminar una calle más al día tampoco va a ser la diferencia. Estudios demuestran que para perder peso perceptiblemente necesitas dedicarle por lo menos una hora diaria.

Las buenas noticias

Si, hasta este punto has estado siguiendo los primeros doce puntos de esta lista, tu cuerpo deberá estar descansado, recargado y has de ser una maquina quema grasa. En este caso si decides hacer ejercicio lo que sucederá es que perderás aún más grasa y tonificarás tu cuerpo. Opta por hacer la actividad que más te gusta. Así te mantendrás motivado y veras mejores resultados.

Cuando te ejercitas quemas una substancia que se llama glicógeno, que es básicamente el suministro de hidratos de carbono que siempre tienes. Lo que quiere decir en castellano que después de entrenar, puedes regalarte un sabroso plato de espagueti, y no le causara ninguna molestia en tus niveles de insulina y tampoco almacenaras grasa.

Efectos hormonales

Este punto es el mejor para levantar pesas, principalmente para los hombres. Estos ejercicios producen una respuesta hormonal positiva y harán cambios muy agradables tu cuerpo. Levantar pesas aumenta los niveles testosterona lo que aumenta la masa muscular, disminuye la grasa en el área del estomago  y tonifican el cuerpo. Sin contar que te hace sentir genial. ¿Qué actividad vas a escoger?

16. El sueño dorado, dormir más y estresarte menos

No vivirías en el planeta tierra si alguna vez en tu vida no hubieras querido quedarte en la cama y vivir más relajadamente. Eso es normal, pero ten cuidado. Si sufres de estrés crónico tu cuerpo secreta unas hormonas que te ponen en modo peligro. En los inicios de la humanidad el modo peligro quería decir: falta de comida, huir de algún depredador o tener que luchar. El cuerpo mandaba la orden de almacenar grasas en caso de ayuno forzado o de energía para escapar. ¡Qué tiempos aquellos! Ahora cuando entras en este modo, es sentadito en tu oficina o al volante de tu carro lo que da como resultado que subas de peso.

Así que dicho esto, y si todavía estas teniendo problemas al llegar hasta este punto, es necesario que encuentres maneras de reducir tu estrés. Porque ya no estás dentro del rango de lo normal. Como diría mi abuelita… ¿Y con qué pastilla se toma eso? Pueden surgir mil excusas, que si no reajustamos nuestro plan de prioridades no nos va a ser posible ver las soluciones. ¿Realmente es indispensable que mejores el modelo de tu carro? ¿De viajar a aquel paraíso tropical o de comprarte el aparato electrónico que anhelas? Tu carro familiar todavía sirve bien, el balneario lo disfrutaste mucho la última vez que estuviste ahí y del celular ni hablemos, nunca le da uno alcance a la tecnología. Concéntrate en tu salud, y en tu familia y veras que no solo tu cuerpo lo va a agradecer.

También tienes que redoblar los esfuerzos para dormir lo suficiente y de preferencia cada noche. Olvídate del despertador y trata de entrenar a tu cuerpo para que active su propio reloj biológico que por cierto una vez que lo activas nunca falla y te ayuda a dormir más relajadamente. Es un crimen despertar abruptamente cada mañana con un timbrazo, que como decíamos al principio te pone en modo peligro. Si nunca has podido activar tu reloj biológico para despertar, un buen consejo es irte tempranito a la cama para que tu cuerpo despierte automáticamente antes de que suene la alarma. Después de unos días te seguirás despertando sin problema aun si duermes más tarde.

Cuando no duermes bien, aparte de que te sientes terrible, te dan antojos de algo azucarado. Aparte tu fuerza de voluntad se dobla y se te hace más fácil sucumbir ante la tentación. Recuerda que la privación de sueño es una técnica muy efectiva de tortura e interrogación. Tu cuerpo te pide descanso y también comida dulce para obtener la energía que le hace falta.

¿Tienes problemas para dormir?

¿No puedes dormir aunque tengas tiempo de hacerlo? Aquí te dejo los 5 mejores consejos de los expertos:

  • Acuéstate a la misma hora todas las noches. Es una forma de entrenar tu cuerpo para prepararse para dormir. Entrenas a tu reloj biológico a que te diga a esa hora “duerme ya”. Puede tomar unos pocos días o incluso una semana pero no des tu brazo a torcer. La recompensa es vivir más feliz y relajado y de pilón bajaras unos kilos de más.
  • Dile adiós al café después de las 2 de la tarde. La cafeína tarda mucho tiempo en eliminarse de tu cuerpo.
  • No bebas alcohol tres horas antes de ir a la cama. Esto no te mantendrá despierto pero la calidad de tu sueño no será la óptima.
  • El ejercicio se hace por la mañana. Si en verdad no tienes oportunidad de hacerlo temprano, trata de que por lo menos pasen cuatro horas entre la hora de tu ejercicio y el de ir a dormir. Hacer ejercicio te activa y te dificulta conciliar el sueño.
  • Asegúrate de que te de el sol por lo menos 15 minutos al día. Suena extraño, pero asolearte activa tu reloj biológico.
  • Por último, cerciórate que tu cuarto este oscuro y que tenga una temperatura agradable. ¡Felices sueños y nada de vasitos de leche caliente!

Lee nuestra guía de como dormir rápido y bien

Lee 17 consejos para domir mejor probados por la ciencia

Más acerca de como bajar de peso:

¿Cuántas calorías ocupas para bajar de peso?

30 Formas de bajar de peso naturalmente

Los 10 mejores ejercicios para bajar de peso

Los mejores alimentos para bajar de peso


9 Comentarios

  1. miriamm 09/08/2015
  2. janne 09/02/2016
  3. rayhana dj 03/07/2017
  4. MARIA GALLARDO 04/01/2017
  5. maria 04/25/2017
  6. Camila 06/18/2017
  7. mirta 07/11/2017
  8. Dinora 08/18/2017

Agrega un cometario