6 Formas De Blanquear Tus Dientes Naturalmente

Muchas personas se preocupan por el color de sus dientes en las fotos y eventos sociales, y la mayoría se sienten avergonzados por el color marrón, amarillo o naranja que aparecen en ellos.

Actualmente, la apariencia de la dentadura es muy importante para nuestra presentación y es por eso que los productos blanqueadores han ido en aumento, desde bandas y geles, hasta tratamientos profesionales en consultorios dentales.

Los dientes y la sonrisa son de los primeros aspectos que la gente observa en ti. Una dentadura saludable y limpia es señal de salud y te ayuda a tener más confianza.

Seguramente has escuchado que “La primera impresión es lo que cuenta”, y es verdad, ya que una dentadura descuidada, rota, manchada o con mala higiene, proyecta el mensaje de que no te cuidas.

¿A quién no le gusta tener una dentadura resplandeciente y una hermosa sonrisa?

Pero la cruda realidad es que, algunas veces, sin importar cuántas veces te cepilles los dientes, siguen manchados debido a:

  • Fumar.
  • Tomar café o té.

Además, las manchas amarillas o cafés pueden estar diciéndote algo más importante, como:

  • Que tus encías no están saludables.
  • Que el esmalte de tus dientes está adelgazando.
  • Que tu higiene dental es mala.

Así que, aunque blanquees tus dientes, eso no te ayudará a evitar caries ni gingivitis.

Blanquear tus dientes ayuda a la apariencia de tu rostro, pero no elimina el problema de raíz, de hecho, es un error pensar que los dientes blancos es significado de tener dientes sanos. El color blanco es sólo la percepción externa de tus dientes, pero lo que en realidad importa, cuando hablamos de salud, es lo que tienes por fuera y también por dentro.

 ¿Por Qué Tus Dientes se Ponen Amarillos?

Con el pasar de los años, tus dientes se irán dañando tanto en la superficie (el esmalte) como en la estructura interna; perderán su color y cambiarán a tonos amarillentos, naranjas, beige o marrón.

Debajo del esmalte se encuentra una capa color marrón pálido que contiene una sustancia llamada dentina. Esta capa puede volverse más visible, debido a que el esmalte se hace más delgado por el desgaste (2).

Es irreal pensar que puedes mantener tus piezas dentales intactas toda la vida, pero el daño de sus estructuras puede acelerarse por malos cuidados y falta de higiene.

La erosión de tus dientes es el resultado de la pérdida del tejido duro y se debe a que la superficie de tus dientes fue expuesta a substancias ácidas o quelantes, sin necesidad de acción bacteriana (3).

¿Cuáles son las Razones por las que Tu Esmalte se Vuelve Más Delgado?

  • El envejecimiento.
  • La genética de tu cuerpo.
  • Los alimentos que consumes.

Aunque tus dientes, eventualmente, dejarán de ser unas piezas de porcelana brillantes, es una realidad que algunos factores de riesgo pueden ser evitados.

¿Cuáles son las Razones por las que Tus Dientes Cambian de Color?

  • Consumir café o té.
  • Bebidas con colorantes, como las gaseosas.
  • Fumar.
  • El proceso natural de envejecimiento.
  • Llevar una dieta alta en alimentos procesados y substancias ácidas, como los jugos cítricos.
  • No estar bien hidratado, la falta de saliva representa una menor protección para el esmalte de tus dientes.
  • Respirar por tu boca y no por la nariz, esto disminuye la cantidad de saliva, por lo que también disminuye la protección del esmalte.
  • Excesivo uso de antibióticos.
  • Consumo exagerado de fluoruro, en especial si comenzaste desde una edad temprana.
  • Factores hereditarios y genéticos.

6 Maneras Naturales para Blanquear Tus Dientes en Casa

Estos remedios naturales te ayudarán a tener un color más brillante y además tienen efectos protectores debido a sus características antibacteriales y antisépticas.

1. Cepilla Tus Dientes Después de Consumir Alimentos o Bebidas

La mejor manera de blanquear tus dientes de manera natural es cepillándolos después de consumir alimentos o bebidas, lo único que se requiere es persistencia y disciplina.

Si deseas tener tus dientes siempre limpios, entonces debes:

  • Evitar fumar cualquier tipo de cigarrillos.
  • No consumir mucho café, té o bebidas con colorantes.
  • Mejorar tu higiene oral.
  • Llevar una dieta correcta.

Si de manera regular consumes café, té o bebidas con colorantes, es una buena idea utilizar un popote para evitar que tus dientes se manchen.

Después de comer es recomendable tomar agua simple, que te ayudará a disminuir los posibles efectos negativos en tus dientes.

La mayoría de los alimentos no causarán daños ni manchas, pero si acostumbras a beber café o fumar, entonces puedes estar seguro de que tus dientes poco a poco perderán su color natural, se mancharán y su esmalte se irá adelgazando. Si este es tu caso, es recomendable que realices limpiezas profesionales, cada tres meses, con tu dentista.

2. Utiliza Bicarbonato de Sodio o Agua Oxigenada (Peróxido de Hidrógeno)

El peróxido de hidrógeno es un agente antibacterial que funciona de maravilla, ya que al entrar en contacto con tu boca, la dejará libre de gérmenes.

Puedes preparar un enjuague bucal muy efectivo, siguiendo estos pasos:

  • Prepara una mezcla mitad agua y mitad peróxido de hidrógeno.
  • Utilízala como cualquier enjuague bucal alrededor de tu boca, durante un minuto.
  • Escupe y enjuaga con agua.

Investigaciones científicas indican que al utilizar peróxido de hidrógeno eliminarás todas las bacterias dañinas, debido a sus efectos naturales antibacteriales y antisépticos. Además, te ayudará a mantener un aliento limpio y fresco (4).

De acuerdo al Dentistry Network el peróxido de hidrógeno es muy utilizado por los dentistas para blanquear los dientes.

Asimismo, tiene la capacidad natural de proteger tus encías contra enfermedades como gingivitis y periodontitis.

Peróxido de Hidrógeno con Bicarbonato de Sodio

Otra manera de utilizarlo es mezclando una pequeña cantidad de peróxido de hidrógeno con otra pequeña cantidad de bicarbonato de sodio en partes iguales. Esta mezcla formará una pasta que te ayudará a eliminar la placa de tus dientes.

Asegúrate de tener suficiente peróxido de hidrógeno mezclado con el bicarbonato de sodio. La pasta producida no debe ser espesa, su consistencia debe ser parecida a un puré semilíquido. Aplica con cuidado directamente en tus dientes, por no más de 30 segundos y enjuaga con abundante agua hasta eliminar la pasta completamente.

Una revisión publicada por el Journal of Dentistry encontró que al utilizar bicarbonato de sodio, como parte de los ingredientes en la pasta dental, esta es más efectiva que las pastas comunes para eliminar la placa de tus dientes. Se llegó a esta conclusión después de haber elaborado cinco estudios clínicos controlados, en más de 270 personas (5).

¿Cómo Utilizarlo en Tu Rutina de Limpieza Dental?

Si deseas utilizar estos productos para blanquear tus dientes, debes cepillarlos de manera regular, asegurándote de cepillar también la parte posterior de cada uno de ellos.

El bicarbonato de sodio es una sustancia áspera, como lija, así que debes de ser cuidadoso al utilizarlo, de lo contrario terminarás dañando el esmalte de tus dientes. Esto es un punto importante ya que el esmalte nunca saldrá de nuevo.

Si deseas hacer tu propia pasta dental aquí tienes dos opciones:

Pasta Dental Hecha en Casa para Remineralizar Tus Dientes

Tiempo total de elaboración: 2 minutos.

Porciones elaboradas: 30.

Ingredientes:

  • Aceite de coco – 4 cucharadas.
  • Bicarbonato de sodio – 2 cucharadas.
  • Polvo de xilitol – 1 cucharada.
  • Aceite esencial de clavo o de canela – 20 gotas.
  • Aceite esencial de hierbabuena – 20 gotas.
  • Elementos traza (minerales) – 30 gotas.
  • Tubo o contenedor para la pasta dental – 1 unidad.

Instrucciones:

  1. Agrega todos los ingredientes en un contenedor y mezcla hasta crear una pasta uniforme.
  2. Vierte la mezcla en el tubo o contenedor para pasta de dientes.
  3. Tapa el contenedor y almacena en un lugar seco y a temperatura ambiente.
    • Puedes utilizar la pasta inmediatamente al terminar de mezclar los ingredientes.
    • Si al pasar los días la mezcla comienza a secarse, puedes agregar unas gotitas de agua hasta que se rehidrate y adquiera su consistencia original.
  4. Para que obtengas mejores resultados cepilla tus dientes dos a tres veces al día, durante dos minutos.

Pasta Dental Hecha en Casa con Probióticos

Tiempo total de elaboración: 2 minutos.

Porciones elaboradas: 20

Ingredientes:

  • Aceite de coco – 1/4 de taza.
  • Arcilla bentonita – 3 cucharadas.
  • Probióticos orgánicos – 2 cápsulas.
  • Aceite esencial de hierbabuena – 10 gotas.
  • Tubo o contenedor para la pasta dental – 1 unidad.

Instrucciones:

  1. Agrega todos los ingredientes en un contenedor y mezcla hasta crear una pasta uniforme.
  2. Vierte la mezcla en el tubo o contenedor para pasta de dientes.
  3. Tapa el contenedor y almacena en un lugar seco y a temperatura ambiente.
    • Puedes utilizar la pasta inmediatamente al terminar de mezclar los ingredientes.
    • Si al pasar los días la mezcla comienza a secarse, puedes agregar unas gotitas de agua hasta que se rehidrate y adquiera su consistencia original.
  4. Para que obtengas mejores resultados cepilla tus dientes dos a tres veces al día, durante dos minutos.

3. Cepilla Tus Dientes con Aceite de Coco

Aunque parezca fantasía, el aceite de coco no sólo te sirve para preparar tus recetas favoritas, sino también ayuda a blanquear tus dientes, dejando un delicioso sabor en tu boca.

Si deseas probar sus resultados, aplica una cucharada de aceite de coco en tu boca y espárcelo por todos tus dientes, déjalo reposar de cinco a veinte minutos y después cepíllalos con tu pasta dental favorita.

Otra opción es aplicar el aceite de coco en una esquinita de tu cepillo, para después aplicarlo en tus dientes.

Un beneficio extra, son sus propiedades antimicrobianas, lo cual convierte a este aceite en un excelente aliado para evitar enfermedades en tus encías.

En un estudio publicado en el Journal of Contemporary Dental Higiene se concluyó que el uso de aceite de coco, como parte de la limpieza dental regular, es una terapia natural segura y sin efectos secundarios (6).

Muchas personas ya han probado el aceite de coco, es muy fácil de conseguir en cualquier supermercado y tus dientes te agradecerán que lo incluyas como parte de tu higiene bucal.

4. Utiliza Vinagre de Sidra de Manzana

Una de las propiedades que hacen famoso al vinagre de sidra de manzana es su capacidad de eliminar gérmenes. Es por esto que funciona como antibiótico natural para limpiar tus dientes y encías.

El vinagre de sidra de manzana te ayudará a remover esas manchas de café o cigarrillo, tendrás un mejor aliento y una mejor salud bucal en general.

Estudios sugieren que funciona tan bien como los productos comerciales. Muchas personas que lo utilizan, tienen sus dientes tan limpios, como cuando acuden a una limpieza profesional.

¿Cuál es el Secreto del Vinagre de Sidra de Manzana?

El secreto es su contenido de compuestos:

  • Ácido acético.
  • Potasio.
  • Magnesio.
  • Probióticos.
  • Enzimas.

Las enzimas ayudan a eliminar las bacterias dañinas, mientras que favorece que las bacterias buenas sigan desarrollándose.

Debido a su pH ácido natural, el vinagre de manzana te ayuda a romper la placa y cualquier sustancia que se encuentre pegada a tus dientes.

La clave para obtener los mejores resultados es la constancia. Utilízalo, por lo menos, durante un mes de manera continua.

Debes ser muy cuidadoso debido a que puede dañar el esmalte en tus dientes. Para evitar esto, debes ser gentil con tus dientes y utilizar un cepillo de cerdas suaves.

Para utilizar el vinagre de sidra de manzana, aplícalo sobre tus dientes, frota con tu dedo, déjalo reposar un minuto y finaliza enjuagando con abundante agua o con enjuague de agua oxigenada.

Después de utilizar el vinagre de sidra de manzana debes volver a cepillarte los dientes con la pasta que utilizas normalmente. De preferencia utiliza una pasta libre de fluoruro y enjuaga tu boca hasta que ya no quede ningún rastro de vinagre o pasta de dientes.

5. Utiliza las Cáscaras de Limón, Naranja u otros Cítricos

Las frutas cítricas tienen un efecto muy parecido al que tiene el vinagre de sidra de manzana, tanto el jugo como el aceite esencial obtenido de las cáscaras de limón, lima, mandarina, naranja dulce, naranja agria, chinalima y toronja, te ayudan a blanquear tus dientes y a que tu boca, en general, sea más saludable.

Los cítricos son alimentos muy benéficos para tu cuerpo, ya que favorecen la digestión, ayudan a regular el ácido de tu estómago, fortalecen tu sistema inmune, aumentan la absorción del hierro y combaten el envejecimiento. Su consumo debe realizarse con cuidado para evitar que el ácido desgaste y dañe el esmalte de tus dientes.

Si utilizas o consumes productos obtenidos de la cáscara de los cítricos, debes enjuagar tu boca con abundante agua o con el enjuague de agua oxigenada.

6. Fresas y Otros Alimentos Saludables para Tus Dientes

De acuerdo a revistas, programas de televisión y algunas páginas de internet, existen frutas como las fresas y los plátanos, que te ayudan a blanquear tus dientes. Con el simple hecho de realizar un puré con estas frutas, aplicarlo directamente a los dientes, dejarlo actuar por unos minutos y enjuagar tu boca, tus dientes quedarán completamente blancos.

La realidad es que muchas frutillas contienen antioxidantes, vitaminas y minerales, que pueden ayudar a la salud de tus dientes.

La calidad de la dieta que lleves será una de las principales herramientas para mantener una dentadura saludable.

Existen alimentos que ayudan a que tus encías y tus dientes estén fuertes y libres de enfermedades, así como para retrasar los signos de envejecimiento (7):

  • Principalmente los alimentos altos en calcio, por ejemplo:
    • Almendras.
    • Nueces.
    • Productos lácteos (yogur, leche, quesos).
    • Las hojas verde oscuro como la espinaca o las acelgas.
  • Alimentos altos en potasio y magnesio, como:
    • Manzanas.
    • Peras.
    • Las hojas verde oscuro.
  • Alimentos altos en proteína:
    • Almendras.
    • Nueces.
    • Pechuga de pollo y pavo.
    • Los huevos de gallinas que crecieron y se desarrollaron en libertad, llamadas gallinas de patio.
  • Alimentos altos en fibra, que actúan como cepillo natural de tus dientes:
    • Apio.
    • Manzanas.
    • Champiñones.
  • Alimentos altos en vitamina A:
    • Calabazas.
    • Zanahorias.
    • Camote.

Si disfrutas de utilizar frutillas para limpiar tus dientes, puedes elaborar una receta muy sencilla para limpiarlos y mantener su sabor.

Blanqueador de Dientes Casero con Frutillas

Tiempo total de elaboración: 2 minutos.

Porciones: Una o dos.

Ingredientes:

  • Bicarbonato de sodio – 1 cucharada.
  • Aceite esencial de limón, mandarina, naranja, toronja o algún otro cítrico – 3 gotas.
  • Puré de frutillas (por ejemplo fresas) – 1 cucharada.

Instrucciones:

  1. Agrega todos los ingredientes en un contenedor y mezcla hasta crear una pasta uniforme.
  2. Vierte la mezcla en el tubo o contenedor para pasta de dientes.
  3. Tapa el contenedor y almacena en el refrigerador por no más de tres días.
    • Puedes utilizar la pasta inmediatamente al terminar de mezclar los ingredientes.
    • Si al pasar los días la mezcla comienza a secarse, puedes agregar unas gotitas de agua hasta que se rehidrate y adquiera su consistencia original.
  4. Vuelve a mezclar antes de utilizar para cepillar tus dientes.
  5. Para que obtengas mejores resultados cepilla tus dientes dos a tres veces al día durante dos minutos.
  6. Al terminar de utilizar, enjuaga tu boca con abundante agua hasta que esté completamente limpia.

Carbón Activado como Parte de Tu Limpieza Dental

El carbón activado es un producto natural que atrapa las toxinas que se encuentran en tu cuerpo. Actúa en tu boca absorbiendo la placa y los restos de comida microscópicos, que pueden causar manchas, así como daños irreparables en tus dientes.

Para que tengas mejores resultados, utiliza el carbón activado en polvo dos a tres veces a la semana. Simplemente moja tu cepillo de dientes y sumérgelo en el carbón activado en polvo, después cepilla tus dientes como lo haces de manera regular, prestando especial atención a las áreas que tengan más manchas. Al finalizar, enjuaga muy bien tu boca con abundante agua, hasta que salga completamente clara.

Si lo prefieres, puedes utilizar el enjuague con peróxido de hidrógeno para tener mejores resultados.

Si tienes coronas, tapas o carillas dentales de porcelana, debes evitar su uso, ya que el carbón activado puede mancharlas.

¿Cuáles son los Peligros al Utilizar los Productos Comerciales para Blanquear Tus Dientes?

Está muy claro que tener dientes blancos, brillantes y con una apariencia saludable es algo que la mayoría de las personas buscan, pero algunas se obsesionan tanto que exageran en el uso de cintas, así como otros blanqueadores.

¿Qué le Sucede a Tus Dientes al Utilizar con Exageración los Productos Comerciales para Blanquearlos?

Se han registrado casos de personas que han dañado por completo sus dientes, debido a que exageraron el uso de los blanqueadores. El uso constante de bandas, así como de otros productos blanqueadores, causa en tus dientes:

  • Desgaste del esmalte.
  • Sensibilidad – en especial al consumir alimentos o bebidas frías, calientes o ácidas.
  • Cambio de la coloración a gris, beige, azul o translúcidos.

Esto no significa que debes dejar de usarlos, pero debes hacerlo con moderación y cuidado.

Existen algunos que son ácidos y su uso incorrecto puede favorecer el deterioro de tu dentadura al pasar del tiempo (8).

¿Cuál es la Manera Correcta Para Utilizar los Productos Comerciales para Blanquear Tus Dientes?

Lo ideal es utilizar primero las opciones naturales y ver sus resultados.

Los productos blanqueadores comerciales deben ser utilizados bajo las instrucciones y la guía de un dentista certificado.

Recuerda que los tratamientos para blanquear tus dientes pueden servirte como una medida temporal, pero a largo plazo no serán la solución definitiva. La mejor manera para que tengas una dentadura saludable es:

  • Alimentarte sanamente.
  • Cepillarte los dientes todos los días.
  • Utilizar hilo dental todos los días.
  • Utilizar enjuague bucal todos los días.
  • Evitar el consumo de café, té y bebidas con colorantes.
  • Evitar el consumo de alimentos que contengan azúcares o colorantes como los caramelos.
  • Dejar de fumar.

Sin importar tu edad, trata a tus dientes y a tus encías con cariño, respeto y amor.

Advertencias: ¿Pueden los Blanqueadores Naturales Dañar Tus Dientes?

Debes tener presente que, al igual que los blanqueadores comerciales, los blanqueadores naturales pueden dañar tu esmalte.

Utilizar blanqueadores que sean extremadamente ácidos, no es una buena idea ya que causarán:

  • Desgaste en tu esmalte, favoreciendo el cambio de color a beige, gris, azul o translúcido.
  • Agujeros en tus dientes, favoreciendo que los residuos microscópicos de la comida se depositen ahí.
  • Aumento en el riesgo de caries, debido al daño que el ácido causó en tu esmalte.

Para evitarlo es recomendable que:

  • Averigües el grado de acidez de los productos que quieres utilizar.
  • Comiences su uso de manera gradual y en poca cantidad.
  • Sigas las instrucciones al pie de la letra, sin excederse en el tiempo ni la frecuencia de uso.
  • Prestes mucha atención a cualquier signo que indique un aumento en la sensibilidad, así como cualquier malestar o cambio que sientas en tus dientes.
  • Consultes a un dentista certificado que dé seguimiento a tu salud dental.

¿Por qué No es Recomendable el Jugo de Limón Para Blanquear Tus Dientes?

El jugo de limón, debido a su grado de acidez, es espectacularmente bueno para limpiar y blanquear:

  • Ropa.
  • Cabello.
  • Muebles.
  • Zapatos.
  • Juguetes.

Pero no es algo que quisieras poner en tus dientes ni en tus encías como parte de tu rutina de limpieza, ya que la acidez del limón es demasiado fuerte y causará un aumento en el riesgo de caries y sensibilidad dental.

Cuida tu Dentadura de Manera Natural

Los dientes, de manera natural, cambian de color a tonos amarillos, naranjas, cafés e incluso azules y translúcido, debido a:

  • Envejecimiento.
  • Falta de higiene.
  • Erosión de la superficie (adelgazamiento del esmalte).
  • Mala alimentación.
  • Consumir café, té o bebidas con colorantes como las sodas.
  • Deshidratación o por padecer de boca seca.
  • Dormir con la boca abierta.
  • Fumar.

Existen formas naturales con las que puedes blanquear tus dientes sin poner en riesgo tu salud, protegiendo tu esmalte y tus encías, como son:

  • Vinagre de sidra de manzana.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Peróxido de hidrógeno.
  • Aceite de coco.
  • Aceites esenciales de cítricos.
  • Carbón activado.

Aunque estos remedios te ayudarán a cuidar y a blanquear tu dentadura, es importante que recuerdes que tus dientes no son un adorno, sino son parte del tejido vivo que se mantiene saludable, al igual que tus huesos, de acuerdo a los nutrimentos que consumes. Por eso, debes llevar una dieta alta en calcio, proteínas, magnesio, potasio, vitamina A, fósforo y fibra.

Esperamos tus preguntas y comentarios.

Hasta pronto.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here