Cómo dar masajes

Cómo dar masajes… Si quieres saberlo, te mostraremos las técnicas y movimientos básicos para dar buenos masajes terapéuticos sin causar ninguna lesión a la persona que lo recibe. Con los siguientes tips sabrás cómo hacer masajes muy relajantes para aliviar el estrés y la tensión muscular.

¿Cómo dar masajes? Materiales

Para hacer un buen masaje necesitarás los siguientes elementos:

  • 1. Un lugar muy tranquilo, relajante y libre de ruidos perturbadores.
  • 2. Una superficie cómoda y firme que puede ser una mesa, la cama o el piso.
  • 3. Aceite para masajes. Si no tienes un aceite especial, puedes usar aceite de bebé.
  • 4. Toallas para poner en la superficie y para cubrir el cuerpo.
  • 5. Almohadas para la cabeza.

Cómo dar masajes

¿Cómo dar masajes? Tips básicos.

1. El aceite para masajes se utiliza para disminuir la fricción entre las pieles y evita que se halen los vellitos del cuerpo. No uses demasiado para que los movimientos de tus manos no sean tan resbaladizos.

2. Usa movimientos muy lentos para facilitar la relajación de la persona a quien le das el masaje.

3. Cuando aplicas presión con los dedos, los pulgares o las palmas de las manos, debes apoyarte en el resto de las manos para evitar que te duelan.

¿Cómo dar masajes? La comodidad del receptor.

  • 1. Para que un masaje sea exitoso, la persona debe tener su cuerpo completamente relajado y en una posición muy cómoda.
  • 2. Cubre las partes del cuerpo que no masajearás con una toallita caliente.
  • 3. Pon el aceite en tus manos y frótalo para calentarlo un poco. Siempre mantén una mano sobre la piel de la persona que lo recibe.
  • 4. Evita presionar cualquier hueso.
  • 5. Pregúntale a la persona cómo se siente para saber si debes modificar tus técnicas.

¿Cómo dar masajes? Advertencias

  • 1. No ejerzas presión sobre los huesos, especialmente sobre la columna.
  • 2. Durante el masaje, evita las heridas, la piel lesionada o cualquier área que parezca infectada.

treat_massage

¿Cómo dar masajes?  Beneficios.

  • 1. Relajación y liberación de los músculos sometidos a tensiones extremas.
  • 2. Comodidad emocional y manejo adecuado del estrés
  • 3. Aumento de la actividad corporal.
  • 4. La circulación y el funcionamiento del sistema linfático mejoran notablemente.

¿Cómo dar masajes? Las mejores técnicas.

1. Uno de os movimientos básicos para dar masajes, es ejercer presión con ambas manos usando tanto las palmas como los dedos. Mantén la firmeza y empieza a hacer círculos alrededor de la columna, sin tocarla. Haz presión y movimientos rítmicos.

2. Para hacer un buen masaje, también puedes usar la base de la palma de la mano. Con esta parte harás una presión más profunda; debes hacer círculos de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro por toda la superficie que estás masajeando.

3. Toma una mano y ponla sobre la otra, apoyando solamente los dedos en la persona que recibe el masaje. Ejerce una presión más profunda y empieza a realizar movimientos alternados por toda la superficie de la piel.

4. Apoya tu mano sobre el pulgar y la punta de los dedos, pero en este caso la presión solamente debe ejercerse por el dedo pulgar. Los otros dedos son un apoyo pare regular la fuerza. Con este dedo puedes buscar y desvanecer las protuberancias que se encuentran en los músculos.

5. Utiliza el dedo medio y el dedo índice para ejercer presión. Con ellos debes trazar líneas en diferentes direcciones, pero recuerda que no debes tocar los huesos. Estos dedos también te permitirán encontrar los nudos y presionarlos formado círculos pequeños para lograr que desaparezcan y el músculo quede mucho más relajado.

6. Para hacer masajes, no solamente puedes usar las manos, también puedes usar el resto de tus brazos. En este técnica debes apoyar tus codos con firmeza y ejercer presión  trazando líneas verticales a lo largo de la superficie del cuerpo. Apóyate también en los antebrazos y busca los puntos de  mayor sensibilidad.

7. Apoya tu dedo pulgar sobre el dedo índice y el dedo medio de la otra mano. Empieza a recorrer la piel de la persona buscando los nudos o los puntos de dolor y presiona firmemente. Luego de encontrarlos, aumenta la intensidad de la presión hasta que el dolor del paciente esté en 6 o 7 en una escala de 1 a 10. Luego déjalo descansar un poco y continúa ejerciendo una presión más fuerte. Detente cuando la persona que recibe el masaje te lo indique.  La gran ventaja de esta práctica, es que aunque duela un poco durante el proceso, el resultado será la relajación y la reducción de las tensiones en el músculo.

También debes tener en cuenta que debes descansar un poco tus dedos y manos, ejercer tanta presión puede llegar a ser doloroso, sobre todo si te encuentras empezando a aprender cómo hacer masajes terapéuticos y relajantes.

8. Para terminar con el masaje, utiliza de nuevo la técnica de apoyar toda la palma de la mano sobre la piel del paciente y ejercer una suave presión sobre el cuerpo. Haz movimientos circulares y empieza a alternar todos los movimientos que pudiste ver en los puntos anteriores.

Debes decirle a la persona que recibe el masaje, que durante los días posteriores debe evitar tensiones o esfuerzos físicos muy fuertes para que el masaje no pierda su efecto.

Imagen1

Ten especial cuidado si la persona a la que le darás el masaje:

  • Es menor de 20 o mayor de 55 años.
  • Ha sufrido lesiones graves en el lugar donde darás el masaje
  • Tiene dolo constante y progresivo
  • Ha tenido alguna forma de cáncer
  • Es una persona con abuso de droga
  • Ha sufrido pérdidas importantes de peso
  • Tiene problemas en el sistema nervioso
  • Tiene deformaciones en la parte del cuerpo en la que harás el masaje.

Ahora conoces los puntos clave sobre cómo hacer masajes de una forma adecuada. Con el paso del tiempo y de la práctica puedes empezar a utilizar objetos para dar masajes diferentes a las manos que pueden producir efectos muy positivos si se usan de la forma correcta.

 


Agrega un cometario