Como hacer un bistec

Son muchas las recetas que funcionan muy bien, a la hora de hacer un bistec.

Es importante conocer algunos secretos que se deben respetar en los diferentes tipos de cocción, pero luego es ideal ser creativos.

Como-hacer-un-bistec

Cada uno tiene su secreto o variante que le da ese toque personal que hace que un simple bistec sea una verdadera delicia.

Por supuesto que la base fundamental es contar con una buena carne, fresca y de calidad. Claro que si sabemos que la carne es un poco menos tierna de lo ideal, tenemos trucos, como veremos más adelante, que le darán esa textura que tanto nos gusta a todos.

El valor nutricional de un bistec se basa especialmente en el aporte de proteínas, pero no podemos desestimar la cantidad de Fósforo, Calcio y también Hierro.

Es importante consumir carnes con un contenido de grasa bajo.

Claro que la grasa se infiltra dentro del bistec, no solo es la que vemos simplemente en los bordes. Sin embargo, si con el bistec consumimos una interesante cantidad de fibra, no será posible absorber tan fácilmente esa grasa por lo que el problema es menor.

Recordemos, de todas formas, siempre optar por los cortes magros.

Ver también:

Como hacer bistec en el horno

1. Retirar el bistec del refrigerador y dejarlo que tome temperatura ambiente
2. Calentar una sartén, de ser posible el mismo que se pueda llevar al horno. No agregar ni aceite ni ninguna materia grasa
3. Enmantecar el bistec por fuera y llevar al sartén. Si la manteca, aceite o grasa la ponemos en el sartén y no en el bistec, al subir la temperatura va a generar humo y bastante aroma. Para evitar esto, la materia grasa va directamente en la carne.
4. Sellar la carne, dejando un minuto aproximadamente de cada lado. Este golpe de temperatura hace que la fibras exteriores de la carne se contraigan fuertemente, de modo que la sellan. La consecuencia es que todos los jugos quedarán en el interior.
5. Dar vuelta el bistec con una espátula o pinza, nunca trinchando. Si la trinchamos haremos que ese pierdan los jugos.
6. Sal pimentamos a gusto.
7. Una vez que se ha dorado en todo su exterior agregamos un poco de caldo (muy poco) o vino, tapamos y llevamos a un horno moderado. Los vinos tintos se llevan muy bien con el sabor del bistec. La carne debe cocinarse de a poco, especialmente si la hemos sellado bien.

Consejos especiales:

1. Si la carne no es de lo más tierna, la dejamos marinando desde la noche anterior. Para eso, simplemente con un poco de manteca y ajo cortado, lograremos un sabor ideal. Las ideas para marinar son muy variadas y depende del gusto de cada uno.
2. Usemos siempre condimentos de buena calidad. La sal, al mínimo. La pimienta se lleva muy bien con la carne, pero la mostaza también nos ofrece un panorama de sabores muy interesante.
3. Si se trata de una barbacoa o parrilla, colocamos el bistec salpimentado, y cuando vemos que en la parte superior comienzan a aparecer los jugos, es el momento de darlo vuelta.

Imagen: aspenridgebeef


Agrega un cometario