Cómo tratar una contractura cervical

Las mejores formas para poder manejar una contractura cervical es tomando antiinflamatorios, hacer ejercicios de relajación, usar remedios naturales, guardar reposo, entre otras pautas, que siguiéndolas de la manera adecuada, podrán ayudar a combatir los síntomas relacionados con este tipo de contractura.

La contractura cervical como su nombre lo dice, es una contracción en la región cervical, en un grupo de músculos o músculo, siendo el trapecio uno de los más afectados. Las razones por las que se puede dar pueden ser muchas, dentro de las más comunes son las lesiones debido a accidentes, por mala postura.

Como identificar una contractura cervical

Las contracturas son muy comunes, identificar una contractura cervical, es muy fácil, ya que habrá dolor, molestia en la zona cervical, esto puede darse solo en ciertas ocasiones o bien permanecer de forma constante, se puede además experimentar el dolor, hinchazón, punzadas, sensación de calor, sensación de hormigueo, y rigidez.

Tener una contractura cervical no se considera grave, ya que cualquier persona la puede experimentar en algún momento. Si se siguen ciertos cuidados, el pronóstico es bueno, en pocos casos puede llegar a complicarse.

Si padeces de una contractura cervical, será muy sencillo siguiendo estas pautas para poder aliviar los síntomas.

1.- Debes guardar reposo:

Aunque no se considere una lesión grave, si es necesario que cuando el dolor o molestia sea muy incómoda y que llegue a afectar las actividades diarias. Por ello, solo será necesario un poco de reposo, no total, éste puede ser parcial o moderado, pero evita hacer movimientos bruscos y actividades que empeoren la condición, suspende la actividad física intensa.

2.- Usa un collarín:

Dependiendo de la intensidad del dolor, puede que sea necesario usar un collarín que ayude a inmovilizar y así evitar que empeore, esto es muy común sobre todo en una contractura cervical consecuencia de alguna lesión ya sea por alguna caída, accidente de automóvil. Etc. solo úsalo por dos días, o el tiempo que el médico haya indicado, no lo uses si el especialista no lo ha sugerido.

3.- Toma medicamentos para el dolor y para desinflamar:

En algunos casos, y sobre todo si no hay tiempo para poder reposar o descansar, se pueden hacer uso de ciertos fármacos que la mayoría de ellos son de venta libre, algunos de estos son: antiinflamatorios, analgésicos.

4.- Cuida tu postura:

Es importante tener una buena postura, esto para prevenir, y para ayudar a que desparezca la contractura cervical, procura dormir con almohadas adecuadas.

5.- Uso de agua fría y caliente:

Una de las formas para poder tratar una contractura cervical, es en baños de contraste, lo cual es muy útil, al ducharte, alterna agua fría y agua caliente, esto ayudará a estimular la circulación, lo cual ayudará en el alivio de la contractura.

6.- Usa árnica:

Una de las formas más prácticas para poder tratar una contractura cervical es el uso de una pomada hecha a base de árnica, que por sus beneficios ayuda a combatir la inflamación, la puedes aplicar antes de dormir para poder descansar mejor, es muy fácil de conseguir.

7.- Aromaterapia:

El uso de aceites esenciales es muy útil para poder relajar y ayudar a aliviar el dolor e inflamación de la contractura cervical. Puedes usarlos para poder masajear la zona, o bien para añadir los aceites en baños aromáticos. Puedes usar aceite de lavanda, tomillo, romero, jengibre, mejorana. Puedes añadir a la bañera, sales de Epsom, y disfrutar de una ducha caliente. Trata de relajarte mientras disfrutas el agua de la bañera, quédate por unos minutos. Puedes masajear la zona dañada.

8.- Realiza ejercicios de relajación:

Practicarlos ayuda en casos de contracturas cervicales, puedes comenzar en la mañana y en la tarde, ya que esto además de ayudarte a sentirte mejor, se podrá combatir la tensión, estrés, controla la respiración, y sobre todo trata de tomar pequeños momentos para descansar y relajarte en el día, toma una pausa dentro de las diferentes actividades que tienes que realizar. Si trabajas todo el el día en un escritorio, toma el tiempo para estirarte, hacer ciertos movimientos ayudará a prevenir una contractura cervical.

Recuerda…

Una contractura cervical es un nudo en el músculo, por lo que la circulación no es buena, y lo que provoca un dolor que puede ser leve o intenso. Por lo que realizando las pautas que se han sugerido te ayudarán a mejorar esta condición.

En muy pocos casos puede complicarse una contractura muscular, pero puede pasar, por lo que, si notas que las molestias no ceden, entonces debes acudir con un especialista, para que pueda revisarte.

Una contractura en la zona cervical es de las más comunes

Ver también:

Cómo prevenir una contractura cervical

Hay muchas formas para poder prevenir una contractura, solo debes tener buenos hábitos:

  • Utiliza un asiento cómodo, ya que al usar muebles o silla incomodas puede llevar a tener una mala postura, lo que permitiría estar vulnerable a padecer de contracturas
  • Si pasas mucho tiempo frente a la computadora, trata de levantarte para no permanecer por tiempo prolongado en una sola posición
  • Haz ejercicio con regularidad, el estar inactivo, puede llevar a ser susceptible a desarrollar contracturas
  • Trata de manejar los niveles de estrés y emociones, para evitar desarrollar las contracturas cervicales
  • Bebe infusiones calientes, y disfrútalas
  • Toma duchas calientes

Aunque una contractura muscular no suele ser grave, si es necesario, que se tome el cuidado para poder tratarse en caso de que aparezca, por ello, es importante seguir las opciones que se sugieren aquí, es necesario guardar calma y paciencia, ya que puede tomar algunos días para que la contractura cervical desparezca.

Aunque es común que la contractura cervical sea consecuencia de malas posturas, movimientos bruscos, tensión, estrés, si el caso fuera resultado de una lesión o tirón después de haber practicado un deporte, o de haber sufrido una caída, es necesario que se acuda con el médico o especialista, no se aconseja auto medicarse, ni dejar pasarla, ya que podría tratarse de una lesión grave. Dependiendo de lo que señale el especialista, en algunos casos se aconsejará la fisioterapia.


Agrega un cometario