Complejos vitamínicos

Los complejos vitamínicos o suplementos son usados en caso de que haya una deficiencia de vitaminas, o bien para complementar la alimentación, son usados para combatir cansancio, pueden ser muchos los motivos por los cuales se haga uso de estos complejos ricos en vitaminas, pero primero que nada es importante recordar que para que el organismo funcione de manera óptima y mantenga su buen equilibrio, las vitaminas son necesarias. Si la alimentación diaria es pobre en vitaminas, estas carencias se pueden reflejar con falta de energía, alteraciones en la piel, aún la falta de brillo en el cabello, hasta pueden presentarse dolor, fracturas óseas, entre otros.

Usos de los complejos vitamínicos

Las razones principales por las que se acude para consumirlos, son generalmente cuando hay falta de energía  o como comúnmente le llamamos “pila baja” esto ya sea por cansancio excesivo o crónico, o después de haber padecido una enfermedad, o como prevención de padecimientos, pero contrariamente a lo que se piensa estos micronutrientes (vitaminas) no aportan energía.

vitaminas naturales o artificiales

Es importante conocer que son las vitaminas y cuál es su función antes usarlos, se trata de sustancias orgánicas, a diferencia de los carbohidratos y las grasas, no proporcionan energía como ya se mencionó, pero el efecto “reparador” que aportan es porque intervienen en numerosos procesos indispensables para que el organismo funcione de manera correcta, ayudan a que se extraiga la energía útil de las grasas y carbohidratos.  Las vitaminas se catalogan de diversas maneras, una de las más conocidas es la versión alfabética, en algunos casos con subíndice numérico, ejemplos: Vitamina A, B1…B6, C, D, E etc. también son conocidas por su nombre químico, como A (retinol), B (tiamina) etc. además las vitaminas se clasifican de acuerdo a como las absorbe el organismo: Hidrosolubles y Liposolubles.

¿Se necesitan los complejos vitamínicos como complemento de la alimentación diaria?

consumir complejos vitaminicos

Actualmente, es posible encontrar vitaminas, en sus numerosas presentaciones, ya sea en gotas, tabletas, inyecciones. Pero están presentes en la naturaleza, entonces ¿Se debe consumir de forma artificial? El estilo de vida que hoy se lleva, y que muchas veces dificulta el consumo de una dieta equilibrada, la falta de buenos hábitos, han orillado a recurrir a los suplementos vitamínicos  disponibles en el mercado, buscando ayudar y/o complementar un déficit de vitaminas que hay en una dieta diaria.

Sin embargo antes de afirmar que se necesitan complejos vitamínicos, es importante acudir a un experto en salud, antes de salir corriendo a una farmacia a comprar un complejo, ya que si bien muchas veces podemos creer que nos hacen falta vitaminas, la orientación adecuada hará que prescindamos de ellos o bien que recomienden cual tomar.

Recomendaciones antes de consumir complejos vitamínicos:

  • No autorecetarse: la toma de estos suplementos ya sea multivitamínicos (contienen diversas vitaminas y hasta minerales) o de una sola vitamina debe ser avalado y recomendado por un especialista.
  • No combinar complejos vitamínicos con medicamentos, consultar al médico
  • Leer las etiquetas y contraindicaciones de los productos
  • Mujeres embarazadas o lactando consultar con el ginecólogo antes de su uso

Hay que evitar el abuso de vitaminas artificiales, es mejor mantener una  dieta balanceada, consumir frutas y verduras de manera frecuente, y mantener un estilo de vida saludable (beber agua, hacer ejercicio etc.).

Referencia: http://es.wikipedia.org/wiki/Suplemento_vitam%C3%ADnico

 


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here