Cuando Debes Preocuparte Por Tu Dolor Abdominal

cuando-preocuparte-por-tu-dolor-abdominal

Habitualmente podemos presentar algún tipo de dolor en la zona abdominal debido al daño en un órgano interno.

Generalmente estos malestares son a causa de la indigestión o hinchazón que nos provocan ciertos alimentos.

Este tipo de dolor es esporádico y puede no significar una condición grave, pero si sufres de dolores permanentes en tu zona abdominal podrías estar padeciendo algún tipo de enfermedad crónica o grave.

Es por eso que debes estar atenta a las señales de alarmas que da tu cuerpo y no debes ignorarlas.

Además, la sensación de dolor que se genera en el pecho, espalda o pelvis puede percibirse como procedentes del abdomen.

Por ejemplo, los pacientes con ataques cardíacos o neumonía, en ocasiones, se quejan de dolor en la parte superior del abdomen en lugar de dolor en el pecho.

Debido a esto debes presentar atención a los síntomas y no tomarlo a la ligera. En este artículo te dejo una guía para que descubras cuando puedes estar frente a una condición grave.

¿Cuál es la anatomía del abdomen?

El abdomen es la parte de tu cuerpo que se encuentra entre la cara inferior del tórax y la cara superior de la pelvis, separada de la caja torácica por el diafragma.

El abdomen esta dividido en 5 secciones.  Dependiendo de donde se localize el dolor abdominal va a determinar si te debes de preocupar o no. Estas son las 5 secciones:

Cuadrante superior derecho: El cuadrante superior derecho contiene el hígado y la vesícula biliar. Todos están protegidos por la parte inferior derecha de la caja torácica.  El intestino grueso o colón, también atraviesan ligeramente esta sección.

Cuadrante Superior Izquierdo: El cuadrante superior izquierdo contiene una parte del estómago y el bazo.El colón también  a traviesa esta sección.

Sección Media Superior: Se encuentra entre el cuadrante superior derecho y el izquierdo, aquí se encuentra el pigastrio.  Esta es una sección importante por que conteien la mayor parte del estómago, parte del intestino delgado y el páncre31as – todo esto puede causar dolor abdominal.

Cuadrante inferior derecho: Este cuadrante contiene más del colón y la última parte del intestino delgado, donde se encuentra el apéndice. En las mujeres,  se encuentra uno de los ovarios.

Cuadrante inferior izquierdo: Aquí se encuentra la última parte del cólon, y en el caso de las mujeres se encuentra el otro ovario.

Sitema-Digestivo-higado-bazo-colon-vs2

¿Cuáles son las causas del dolor abdominal?

Hay muchas causas. Algunas pueden ser causas menores que cesaran con el paso de los días y con algunos cambios en la alimentación.

Otras de las causas requerirán que acudas a tu medico para que él te diagnostique y comiences un tratamiento de acuerdo a tu condición.

Causas menores que pueden provocarte dolor abdominal:

  • Estreñimiento.
  • Meteorismo.
  • Alergias o intolerancias a medicamentos o alimentos.
  • Intoxicación alimentaria.
  • Síndrome del colón irritable.
  • Gastroenteritis vírica epidémica.

Otras posibles causas incluyen.

  • Estrés o problemas psicológicos.
  • Gastritis (inflamación de la mucosa del estomago).
  • Infecciones por parásitos (por ejemplo, por tenías como la taenia solium o la taenia saginata).
  • Apendicitis (inflamación del apendice).
  • Oclusión o bloqueo intestinal.
  • Colecistitis (inflamación de la vesícula biliar).
  • Acidez gástrica e indigestión.
  • Pancreatitis.
  • Hernias (por ejemplo, hernia inguinal, hernia de hiato).
  • Ulceras estomacales o intestinales.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Enfermedad celiaca.
  • Cáncer (cáncer de intestino delgado o grueso, de estómago, de páncreas o hepático).
  • Infarto del miocardio.
  • Neumonía o neumotórax.

¿Cuándo preocuparte por tu dolor abdominal?

Siempre es mejor que acudas a tu medico para realizarte un examen preventivo que quedarte en casa con la duda. La ubicación del dolor es importante, pero el origen del mismo lo es aún más. Estos son algunas de las condiciones de las cuales debes preocuparte.

  • Intensidad: si el dolor es muy fuerte, tanto que te despierta por las noches, vale la pena que te preocupes ya que puede ser grave.
  • Persistencia: dolor que es continuo o dura más de 10 minutos, es más preocupante que un dolor breve.
  • Pérdida de apetito: cuando ocurre un problema serio en la zona abdominal perderás tu apetito. La digestión se enlentece provocando que los alimentos avancen lento a través del tracto digestivo generando nauseas y malestar.
  • Vómitos: puede ser indicio de que algo no funciona bien en tu organismo. Los vómitos son normales cuando una comida nos hace mal, sin embargo, si son recurrentes pueden estar indicando algo más.
  • Sangre en tus deposiciones: un sangrado sin dolor no es del todo preocupante, ya que por lo general, se debe a hemorroides. Pero un sangrado junto con dolor abdominal es una preocupación mayor.
  • Melena: este nombre se utiliza para describir la sangre en las deposiciones, que a menudo se produce por un problema en alguna parte del tracto digestivo. Si la sangre es oscura quiere decir que proviene de la parte superior del tubo digestivo, por el contrario, si la sangre es roja esta proviene de la parte inferior del tubo digestivo. La melena por lo general está indicando un problema grave como una ulcera sangrante, una enfermedad inflamatoria intestinal ente otras condiciones.
  • Mareos: los mareos pueden significar que tienes la presión baja y frente a esto debes acudir a tu medico.

¿Cuando no debes preocuparte por tu dolor abdominal?

Estas son algunas de las señales de tu cuerpo por las cuales no debes preocuparte:

  • Dolor leve.
  • Dolor o molestias luego de una comida abundante o aliñada.
  • Dolor intermitente.
  • El dolor no empeora con presión o el movimiento.
  • Posiblemente no perderás el apetito.
  • Además, el paso de las heces y el gas muestra que el tracto digestivo está funcionando, lo que también es tranquilizador.

Lo más importante…

La zona abdominal contiene principalmente los órganos digestivos y un malestar en esta área puede significar un problema grave de salud. Sin embargo, otras veces podría ser solo un dolor después de una comida.

Es por esto que debes prestar atención a las señales que da tu cuerpo y saber distinguir entre un síntoma leve y uno que puede significar una condición grave que requiera atención.

Recuerda que siempre es mejor acudir a tu medico que permanecer con la duda. Puedes detectar a tiempo un problema que con el paso de los días podría empeorar tu salud o que incluso podría requerir hospitalización.

Menciona a tu medico los síntomas y evalúa si estos se acentúan después de la ingestión de ciertos alimentos, ya que también podría significar una intolerancia alimentaria a la lactosa o al gluten, entre otros.

¡Comenta este artículo y realiza tus consultas si tienes alguna duda!


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here