Depresión: Síntomas, Tratamientos, Signos De Alarma Y Como Identificarlos

todo-lo-que-necesitas-saber-sobre-la-depresion

Sentirnos melancólicos o tristes en algún momento de nuestras vidas puede ser difícil, pero generalmente son sentimientos pasajeros que desaparecen al cabo de unos días. Cuando éstas emociones nos controlan y permanecen a lo largo del día, causándonos gran sufrimiento,  agotándonos física y mentalmente o alterando nuestras actividades laborales, escolares y familiares debemos alertarnos, ya que podría ser  depresión.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno del humor que causa sentimientos de tristeza y pérdida del interés que se hacen persistentes en el tiempo, afectando las actividades normales del individuo. También se conoce como trastorno de depresión mayor o depresión clínica, la cual afecta nuestra forma de sentir, pensar y comportarnos. Estre trastorno puede traer una variedad de problemas físicos y emocionales.

Muchos describen la depresión como “vivir en un lugar oscuro”, otros la describen como sentirse vacíos, sin ganas de vivir. Sin importar cómo lo experimentes, la depresión es diferente a la tristeza normal y puede generar pesimismo, además de interferir en tu día a día y en las actividades que realizas.

mujer-triste

La depresión es uno de los trastornos del humor más frecuentes a nivel mundial. Se estima que 350 millones de personas de todas las edades experimentan síntomas de depresión, y cerca del 13% de los norteamericanos toman antidepresivos anualmente. En este sentido, en los últimos años, más del 25% de las mujeres entre los 40 y 50 años de edad han presentado depresión.

Este trastorno afecta tanto a hombres como a mujeres, pero las mujeres tienen más probabilidades de que se les diagnostique con depresión. En la actualidad se siguen realizando esfuerzos para explicar esta diferencia, mientras los investigadores examinan determinados factores que son exclusivos de las mujeres.

Causas de la depresión

Mientras algunas enfermedades tienen una causa médica específica, la depresión es más complicada. La enfermedad no es sólo el resultado de un desequilibrio químico en el cerebro, sino que puede ser una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales. En otras palabras, tu estilo de vida, relaciones y habilidades de afrontamiento, importan tanto como la genética.

¿Qué factores de riesgo te hacen más vulnerable a la depresión?

  • La soledad y el aislamiento.
  • La falta de apoyo social.
  • Recientes experiencias de vida estresantes.
  • Antecedentes familiares de depresión.
  • Problemas personales o en el matrimonio.
  • Tensión financiera.
  • Trauma en la niñez temprana o abuso.
  • El alcohol o drogas.
  • El desempleo o el subempleo.
  • Los problemas de salud o el dolor crónico.

Cómo saber si estas deprimido

  • ¿Te sientes desesperado e impotente?
  • ¿Has perdido el interés en amigos, actividades y cosas que solías disfrutar?
  • ¿Te sientes cansado todo el tiempo?
  • ¿Has notado cambios en el patrón del sueño y el apetito?
  • ¿No puedes concentrarte y encuentras que tareas que eran fáciles ahora son difíciles?
  • ¿No puedes controlar tus pensamientos negativos, sin importar cuánto lo intentes?
  • ¿Te sientes más irritado, enojado o agresivo de lo normal?
  • ¿Estás consumiendo más alcohol de lo normal o te atraen comportamientos temerarios (peligrosos)?

Si es así, los  siguientes síntomas pueden guiarte en saber si estás sufriendo de depresión, especialmente los dos primeros. Aunque la depresión es variable de una persona a otra, existen síntomas comunes.

Signos y síntomas de depresión

  • Sentimientos de impotencia y desesperanza: Un sombrío panorama de que nada va a cambiar nunca y no hay nada que puedas hacer para mejorar la situación.
  • Pérdida de interés en las actividades diarias: No te interesan tus antiguos hobbies, pasatiempos, actividades sociales, o el sexo.
  • Cambios en el apetito y el peso: Significativa ganancia o pérdida de peso con un cambio de más del 5% del peso corporal en un mes.
  • Cambios en el patrón del sueño: Ya sea insomnio, especialmente despertar a horas muy tempranas de la mañana o dormir demasiado.
  • Irritabilidad o enojo: Sentirse agitado, inquieto o incluso violento. Tu nivel de tolerancia es malo, tienes mal genio y todo y todos te ponen nervioso.
  • Pérdida de energía: Te sientes fatigado, lento y físicamente agotado. Todo tu cuerpo puede sentirse agotado. Incluso tareas pequeñas, pueden resultarte agotadoras y largas de terminar.
  • Aversión hacia uno mismo: Fuertes sentimientos de inutilidad. Fuertemente te reprendes a ti mismo por percibir fallas y equivocaciones.
  • Comportamiento temerario: Te involucras en comportamientos como la drogadicción, el juego compulsivo, conducción temeraria y los deportes extremos.
  • Problemas de concentración: Tienes problemas para prestar atención, tomar decisiones, o recordar las
  • Dolores inexplicables: Incremento de las quejas físicas como dolor de cabeza, dolor de espalda, dolor muscular, dolor de estómago.

Muy frecuentemente, los síntomas depresivos varían en función a la edad y sexo, con sintomatología que difiere entre una persona y otra.

¿Cómo se comporta la depresión en las mujeres?

Las mujeres somos más propensas a experimentar síntomas como: sentimientos de culpa pronunciados, exceso de sueño, comer en exceso y aumento de peso. En mujeres, la depresión también se ve afectada por factores hormonales durante la menstruación, el embarazo y la menopausia. Hasta 1 de cada 7 mujeres experimentan la depresión después del parto, una condición conocida como la depresión post-parto.

¿Cómo afecta la depresión a los hombres?

Los hombres, al igual que las mujeres, pueden desarrollar depresión.  Se ha demostrado que los hombres deprimidos tienen menos probabilidades de reconocer sentimientos como odio a sí mismos o desesperanza. En su lugar, tienden a quejarse de fatiga, irritabilidad, problemas de sueño y pérdida de interés en el trabajo y aficiones. También son más propensos a experimentar síntomas tales como la ira, agresión, comportamiento imprudente, y el abuso de sustancias.

¿Cómo se expresa la depresión en adolescentes y adultos mayores?

anciano

  • En adolescentes, los síntomas más comunes son la Irritabilidad, ira y agitación. También pueden quejarse de dolores de cabeza, dolores de estómago, u otros dolores físicos.
  • Los adultos mayores tienden a quejarse más sobre problemas físicos como fatiga, dolores inexplicables, y problemas de memoria. También pueden descuidar su apariencia personal y dejar de tomar los medicamentos esenciales para su salud.

Tipos  de depresión

La depresión se presenta en muchas formas. Saber qué tipo de depresión tienes puede ayudarte a controlar los síntomas y obtener un tratamiento eficaz.

Depresión mayor

La depresión mayor es menos común que la depresión leve o moderada y se caracteriza por síntomas intensos. Si no se recibe tratamieto, el trastorno perdura por alrededor de seis meses. Además, la depresión mayor puede ser un desorden recurrente.

Depresión Atípica

La depresión atípica es un subtipo común de la depresión mayor con un patrón de síntomas específicos. Responde mejor a algunas terapias y medicamentos, por lo que la identificación puede ser útil.

  • Las personas con depresión atípica experimentan una elevación temporal del estado de ánimo en respuesta a eventos positivos, como después de recibir buenas noticias.
  • La depresión atípica incluyen síntomas como aumento de peso, aumento del apetito, dormir en exceso, sensación de pesadez en los brazos y las piernas, y la sensibilidad al rechazo.

Distimia (depresión media)

La distimia es un tipo de depresión crónica “de baja intensidad”. La persona suele sentirse leve o moderadamente deprimida, aunque puede que tenga breves periodos de normalidad.

  • Los síntomas de la distimia no son tan fuertes como los síntomas de la depresión mayor, pero duran mucho tiempo. Pueden durar hasta dos años.
  • Algunas personas también experimentan episodios de depresión mayor y episodios de distimia, una condición conocida como “depresión doble”.
  • Si sufres de distimia, se puede sentir deprimido todo el tiempo o puede pensar que su estado de ánimo bajo es parte de su forma de ser.

Trastorno afectivo estacional (TAE)

Se caracteriza por la aparición de depresión durante los meses de invierno, cuando hay menos luz solar natural. Se caracteriza por retraimiento social, falta de interés por las amistades, aumento del sueño y el apetito, y aumento de peso. El trastorno afectivo estacional afecta alrededor del 1% al 2% de la población, en particular las mujeres y los jóvenes. Esta depresión desaparece generalmente durante la primavera y el verano.

La depresión es un importante factor de riesgo para el suicidio ¿Por qué?

El impacto  de ésta enfermedad ha ido aumentando la carga mundial de morbilidad, contribuyendo al empeoramiento de otras condiciones médicas asociadas. Esto genera trastornos en las relaciones interpersonales, aumenta el uso y abuso de sustancias, produce absentismo laboral, y genera una incapacidad funcional total en quienes la padecen.

Así mismo, la depresión es un importante factor de riesgo para el suicidio, ya que la profunda melancolía y desesperanza que esta enfermedad conlleva pueden  hacer que el suicidio se sienta como la única forma de escapar del dolor. Por ello resulta importante saber reconocer dicha entidad, para prevenir el suicidio, hacer un diagnóstico temprano y mejorar el pronóstico.

Ahora bien, si tienes un ser querido con depresión y nota ciertos patrones suicidas en su forma de hablar o comportarse, debe saber qué señales de advertencia son las correctas para tomar acción en el asunto y buscar ayuda. Muchas veces, hablar sobre pensamientos y sentimientos suicidas pueden salvar una vida.

10 Señales de alarma que te ayudarán a identificar un comportamiento suicida

  1. Hablar sobre querer morir o dañarse a sí mismo. Incluso si la idea suicida no se consuma.
  2. Expresar fuertes sentimientos de desesperanza o no tener razones para vivir.
  3. Preocupación inusual por la muerte o morir.
  4. Hablar sobre sentimientos de estar atrapado o de dolores insoportables.
  5. Actuar imprudentemente, como si tuviera un deseo de muerte (por ejemplo, exceso de velocidad al manejar, consumir drogas o embriagarse).
  6. Llamar o visitar a la gente para decir adiós.
  7. Poner sus cosas en orden (regalar pertenencias preciadas, atar cabos sueltos).
  8. Decir cosas como “Todo el mundo estaría mejor sin mí” o “Quiero salir”.
  9. Hablar sobre sentirse una carga para los demás.
  10. Exhibir cambios extremos del estado de ánimo, desde muy deprimido hasta muy feliz.

Pedir ayuda es el primer paso

Si ocupas ayuda debes buscarla lo más rápido posible. Cada país tiene un centro de atención donde puedes marcar ejemplo:

En México puedes marcar a SAPTEL a 52-59-81-21 o al 01-800-472-78-35.

En Estados Unidos puedes marcar a la línea de prevención del suicido, su número te teléfono es 1-800-273-8255.

Si piensas que una persona esta en peligro de suicidarse, debes acompañarla y llamar a un profesional del área de emergencias.

¿Es depresión o es un trastorno bipolar?

La bipolaridad es diferente a la depresión. Sin embargo la incluimos en este artículo, debido a que las personas con trastorno bipolar experimentan episodios de humor extremadamente bajos, que se incluyen dentro de los criterios de depresión mayor (llamada “depresión bipolar”).

Una persona con desorden de bipolaridad también puede experimentar episodios de humor elevado o sentirse que pueden lograrlo todo e incluso se sienten superiores a los demás y su comportamiento puede ir desde la euforia hasta la irritabilidad (se puede expresar en forma de manía, hipomanía o ambas).

¿Qué puedo hacer para mejorar los síntomas?

ejercicio

Para poder aplicar soluciones es importante buscar la causa del problema. El simple hecho de saber qué te está produciendo los síntomas es el primer paso a la solución. Si te encuentras deprimido porque estás incómodo en tu lugar de trabajo, el mejor remedio sería cambiar de trabajo o incluso pedir que te transfieran de departamento.

Recuerda que es importante cómo te sientas en

tu área de trabajo y si el ambiente es el más favorable para desarrollar tus habilidades y creatividad. Si por el contrario, tu caso es que te mudaste a otra ciudad y te sientes solo o triste, encontrar nuevas amistades puede ayudarte a afrontar la situación. Incluso llamar a amigos o familiares puede ayudarte a ver las cosas desde otro punto de vista.

Es normal que cuando uno está deprimido se sienta como si no hubiera una luz al final del túnel. Pero la verdad es que hay muchas cosas que puedes hacer para levantar

y estabilizar tu estado de ánimo. La clave es empezar con metas pequeñas, que sepas que puedes cumplir día a día, no intentes realizar cosas muy complejas porque podría crearte frustración si no logras completarlas. Sentirse mejor toma tiempo, pero se puede llegar tomando decisiones positivas por uno mismo. Si sigues las siguientes recomendaciones podrás combatir la depresión sin tomar medicamentos

  • Compartir con otras personas, ya sea con tus amigos o seres queridos puede ayudarte a evitar los pensamientos negativos, el aislamiento y conductas nocivas. El simple hecho de hablar con alguien y de expresarle cómo te sientes puede ser de gran ayuda. La persona que te escuche puede que no tenga la solución a tus problemas pero lo importante es que quiera escucharte sin juzgarte y muy probablemente tenga un buen consejo para ti.
  • Mantente en movimiento. Cuando uno está deprimido, el simple hecho de levantarse de la cama puede parecer desalentador e inútil. Sin embargo, el ejercicio regular puede ser tan eficaz como los fármacos antidepresivos para contrarrestar los síntomas de la depresión. Tomar un paseo o poner un poco de música y bailar produce cambios en el estado de ánimo. Así que comienza realizando actividades simples y que disfrutes. Ayúdate a ti mismo a combatir el desánimo.
  • Realiza cambios en la dieta. Reducir la ingesta de alimentos como la cafeína, el alcohol, las grasas trans, azúcar y carbohidratos refinados, pueden afectar negativamente tu estado de ánimo. Es recomendable que consumas una dieta balanceada y rica en alimentos nutritivos que mejoran el estado de ánimo tales como los ácidos grasos omega-3, frutas, verduras.
  • Anímate a realizar actividades al aire libre, pasa algún tiempo en la naturaleza, cuida a una mascota, haz un  voluntariado. Dedica tu tiempo a realizar algún pasatiempo o  aprender cosas nuevas, como cocinar, aprender un idioma o viajar. A medida que participes en el mundo otra vez, comenzarás  a sentirte mejor.

Si quieres leer una guía más detallada de como combatir la depresión sin medicamentos haz click aquí.

Busca ayuda profesional

consulta-psicologia

Si notas que los cambios en el estilo de vida positivos, relaciones con amigos y familiares o crear nuevos hábitos y formas de entretenimiento no son suficientes, es importante que busques ayuda con un profesional de la salud mental. Ellos, de acuerdo a tu caso pueden brindarte opciones para mejorar tu salud física y mental.

  • La psicoterapia puede ayudarte a comprender la depresión y a adoptar nuevos hábitos que ayuden a evitar los síntomas.
  • La medicación puede ser imprescindible en personas con ideas suicidas o comportamientos agresivos. Aunque los medicamentos parecen ser la cura, no siempre son la solución.

Agrega un cometario