La Dieta BRAT: ¿Es Una Buena Idea Para Tí?

BRAT son las siglas en inglés de Banana, Rice, Apple and Toast (plátano, arroz, manzana y pan tostado). Como ves, se trata de una dieta blanda de fácil digestión.

Este tipo de dieta se ha utilizado durante décadas cuando las personas presentan gastroenteritis (inflamación de las mucosas del estómago y el intestino) debido a una infección viral o bacteriana. Pero a pesar de ser efectiva, ha recibido muchas críticas, en especial, por ser altamente restrictiva.

Hoy hablaré detalladamente sobre la dieta BRAT y analizaremos si es apropiada para la recuperación de las enfermedades del aparato digestivo.

¿Qué es la Dieta BRAT?

Esta dieta se puede utilizar a manera de “transición” hacia una dieta “normal”, después de haber presentado vómitos o diarrea, y  su duración debe ser menor a 48 horas.

La pueden utilizar niños y adultos, ya que sus alimentos son:

  • Blandos.
  • Fáciles de digerir.
  • Reducen las náuseas.

La Historia Detrás De La Dieta BRAT

Hasta hace unos años se creía que el tracto intestinal debía reposar y realizar ayuno, durante y después de alguna enfermedad digestiva.

Pero fue hasta la década de los 80s, que los libros médicos de pediatría comenzaron a recomendar que se utilizara una dieta de líquidos claros las primeras 48 horas, seguido de una reincorporación gradual de alimentos fáciles de digerir (1).

Aunque esta dieta fue formalmente reconocida en los 80s, en realidad se comenzó a recomendar hace casi un siglo. Su primer registro fue en 1926, en un reporte médico que describía el tipo de dieta que se utilizaba para niños con diarrea y deshidratación (2). Su efectividad ha sido tanta, que muchos la consideran como la mejor opción para estas enfermedades.

No obstante, aún con su aceptación generalizada, no hay mucha investigación científica que avale la eficacia de la dieta BRAT.

¿Qué Alimentos Se Pueden Consumir y Cuáles Evitar en la Dieta BRAT?

Alimentos Permitidos en la Dieta BRAT

Esta dieta considera unos cuantos alimentos que pueden ser consumidos ilimitadamente durante el día:

  • Plátanos (dominico, manzano, roatán, macho).
  • Arroz blanco hervido.
  • Manzanas (peladas, hervidas, en puré).
  • Pan tostado (pan blanco, pan francés).
  • Galletas de soda.
  • Líquidos claros (agua, té de manzanilla, caldo de huesos, jugos, sueros orales con electrolitos, bebidas deportivas bajas en azúcares y sin cafeína).

Alimentos que Debes Evitar en la Dieta BRAT

  • Carnes rojas.
  • Pescados.
  • Mariscos.
  • Moluscos.
  • Crustáceos.
  • Aves.
  • Huevos.
  • Lácteos (quesos, leche, yogur).
  • Frutas (cualquiera a excepción de plátano y manzana).
  • Verduras.
  • Nueces y semillas.
  • Granos enteros (avena, arroz integral, trigo integral).
  • Frijoles.
  • Bebidas que contengan cafeína.
  • Bebidas carbonatadas.

Ventajas de la Dieta BRAT

Los  alimentos de la dieta BRAT son fáciles de digerir y no provocan ni empeoran síntomas como:

  • Náuseas.
  • Diarrea.
  • Irritación intestinal.

Aunque no existe ningún análisis que respalde los beneficios de la dieta BRAT, sí hay investigaciones sobre cada uno de los alimentos que la componen, y que pueden ayudar al proceso de recuperación de las enfermedades gastrointestinales.

Plátanos

Los plátanos tienen efectos antidiarreicos, debido a su efecto aglutinante que ayuda a darle mayor consistencia a las deposiciones.

En un estudio realizado con pacientes hospitalizados, alimentados por sonda gástrica, se encontró lo siguiente (3):

  • 57% de los pacientes que recibieron una mezcla con plátano, no presentaron ningún tipo de diarrea al final del estudio.
  • 24% de los pacientes que únicamente recibieron tratamiento médico, no presentaron ningún tipo de diarrea al final del estudio.

Como podemos observar, los resultados fueron mejores al incluir al plátano en la dieta de los pacientes (3).

¿Hay Alguna Diferencia Entre Consumir Plátanos Verdes o Maduros?

Al parecer, la mejor opción para disminuir la diarrea son los plátanos que no han madurado, debido a que contienen mayor cantidad de almidón resistente. A mayor cantidad de almidón resistente, mejor funcionamiento de los intestinos.

Esto se debe a que el almidón resistente es utilizado por las bacterias intestinales para formar ácidos grasos de cadena corta. Investigaciones sugieren que estos ácidos grasos pueden mejorar la habilidad de los intestinos para reabsorber agua y nutrientes, una habilidad necesaria para la recuperación de la diarrea (4).

Estudios en niños que presentaban diarrea, encontraron que al consumir plátanos verdes en su dieta, se redujo la gravedad de los síntomas y fue más rápida su recuperación (4, 5, 6).

En uno de estos estudios, realizado en más de 2900 niños con diarrea aguda, se encontró que (6):

  • 80% de los que recibieron plátanos no maduros, se recuperaron de la diarrea en 3 días.
  • 55% de los niños que consumieron únicamente pectina (químico proveniente de los plátanos, maduros o verdes) se recuperaron de la diarrea en 3 días.
  • 15% de los niños que consumieron arroz se recuperaron de la diarrea en 3 días.

Arroz

El arroz se ha utilizado en bebidas de rehidratación oral, demostrando tener efectos antidiarreicos y evitar la deshidratación (7, 8, 9, 10).

Sin embargo, un análisis de trece estudios a gran escala, encontró que las soluciones de hidratación oral tuvieron mejores resultados, tanto en adultos como en niños, en los casos de diarrea con cólera (10).

¿La Dieta BRAT es Buena Para Ti?

Una de las principales desventajas de la dieta BRAT, es que no proporciona los nutrimentos necesarios para recuperarse de las enfermedades que causan vómitos y diarrea.

Es importante recalcar que en situaciones especiales, donde los afectados se encuentran débiles, hay que monitorear muy de cerca la recuperación. En niños y adultos mayores es muy  frecuente que se presenten estados de desnutrición, que incrementan el riesgo de recaídas, porque su cuerpo se encuentra débil.

Desventajas de la Dieta BRAT

En un estudio, se comparó el contenido nutricional de una dieta habitual de un niño de dos años y una dieta BRAT. Los resultados fueron (11):

  • La dieta BRAT aportó 300 CALORÍAS menos que la dieta habitual.
  • La dieta BRAT aportó 70% menos PROTEÍNAS que la dieta habitual.
  • La dieta BRAT aportó 80% menos GRASA que la dieta habitual.

Por si fuera poco, también se encontró que la dieta BRAT proporciona menos vitaminas y minerales que los mínimos recomendados para la recuperación:

  • Vitamina A: proporciona 12% de la Ingesta Diaria Recomendada.
  • Vitamina B12: proporciona 0% de la Ingesta Diaria Recomendada.
  • Calcio: proporciona 12% de la Ingesta Diaria Recomendada.

¿Cómo Se Debe Seguir La Dieta BRAT?

La dieta BRAT no debe utilizarse por más de dos días y está diseñada para ayudar a la pronta recuperación de los casos de diarrea aguda. A pesar de esto, se han reportado casos de niños que han seguido la dieta BRAT por períodos más largos. En muchas ocasiones se ha utilizado la dieta BRAT hasta que la diarrea se suspendió por completo.

Utilizar la dieta BRAT en períodos mayores a lo recomendado, aumenta el riesgo de desnutrición severa debido a (12):

  • Ingesta insuficiente de proteínas.
  • Ingesta insuficiente de calorías.

De hecho, la deficiencia nutricional de la dieta BRAT ha sido reconocida por:

  • La Academia Americana de Pediatría
  • La Sociedad Europea de Gastroenterología y Hepatología Pediátrica.
  • La Sociedad Europea de Enfermedades Infecciosas Pediátricas.

Estas organizaciones recomiendan que los niños retomen su dieta normal a las 24 horas de haber iniciado la enfermedad.

La dieta recomendada debe ser adecuada para su edad e incluir los siguientes alimentos (13, 14):

  • Carnes magras.
  • Yogur.
  • Huevos.
  • Frutas.
  • Verduras.
  • Cereales no integrales.

Los vegetales deben ser cocidos, sin cáscara y bajos en fibra, durante los primeros días de la recuperación.

Estrategias Alternativas Para Enfermedades Digestivas

En lugar de seguir al pie de la letra la dieta BRAT, existen otras opciones:

  • Ingiere yogurt vivo alto en probióticos.
  • Consume fibra prebiótica (soluble).
  • Retoma tu dieta normal a las 24 horas de haber comenzado la enfermedad.
  • Selecciona tus alimentos de acuerdo a qué tan bien los toleres.
  • Evita alimentos que causen diarrea.
  • Incluye los alimentos de la dieta BRAT.
  • Consume bebidas con un contenido alto en electrolitos.

Probióticos y prebióticos

Algunos probióticos pueden ayudarte a reducir la diarrea, como por ejemplo las bacterias (15, 16, 17, 18):

  • Lactobacillus reuteri.
  • Lactobacilolus GG.
  • Saccharomyces boulardii.

Si además de consumir estas bacterias, las acompañas con los alimentos adecuados, aseguras que los probióticos se mantengan saludables en tus intestinos.

La fibra prebiótica (soluble) se encarga de alimentar a estas bacterias saludables, también llamadas flora intestinal.

En un estudio realizado en niños y adultos, se encontró que los tiempos de recuperación de la diarrea eran menores al consumir prebióticos, en comparación con el grupo que únicamente recibió placebo (19, 20).

Alimentos

Para reintroducir los alimentos en tu dieta, debes comenzar con pequeñas cantidades de:

  • Carnes magras.
  • Pescados.
  • Huevo.
  • Yogurt.
  • Vegetales cocidos.

Además de estos alimentos, puedes seguir con los recomendados por la dieta BRAT, ya que:

  • Los plátanos ayudan a restablecer tus niveles de potasio.
  • Los plátanos y el arroz disminuyen la diarrea, favoreciendo una consistencia más firme de tus heces.

Es fundamental que evites alimentos que puedan empeorar la diarrea y el malestar como:

  • Leche.
  • Azúcar.
  • Alimentos fritos.
  • Alimentos picantes.
  • Bebidas con cafeína.
  • Alcohol.

El consumo de estos alimentos debe ser reintroducido con cautela, después de unos días de recuperación.

Electrolitos

La rehidratación oral es una pieza clave en la recuperación. Algunas opciones recomendadas son:

  • Soluciones de rehidratación oral, especialmente en niños (21).
  • Caldos (de hueso, pollo y res).

Maneja La Dieta BRAT De Acuerdo A Tu Situación Específica

Los expertos en el área de la salud, incluyendo a los pediatras, consideran que la dieta BRAT es innecesariamente restrictiva.

Esta dieta puede hacer más largo el proceso de recuperación, debido a que es baja en calorías, proteínas, grasa, vitaminas y minerales.

Para adultos saludables no representa mucho riesgo, pero en adultos mayores y niños, es necesario retomar la dieta habitual lo más pronto posible.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here