Dieta para definir músculos

Dieta para definir músculos: Es común que encuentres frases como estas: “definir músculos es la tarea más compleja en el gimnasio”. De ahí que resulte imprescindible tener una óptica integral para el abordaje de tan complejo problema. Y en esta dirección la dieta adecuada de conjunto con un conveniente esquema de ejercicios se convierte en la piedra angular para lograr éxito en la dieta para definir tus músculos.

dieta-para-definir

1.- No sufras de hambre: con la dieta para definir músculos…

Se considera que la dieta puede ser normocalórica, de forma tal que garantices en cantidades suficientes los sillares estructurales, es decir, los aminoácidos que participan en la biosíntesis de proteínas, y estos los puedes obtener de carnes magras, pescado y huevos, así como de verduras y vegetales.

Ver también:

2.- Disminuye el consumo de carbohidratos y aumenta el consumo de proteínas

La composición de los carbohidratos en la dieta debe estar relacionada con el grado de definición al que se aspira. Si se busca definición máxima se debe reducir a la mínima expresión la ingestión de azúcares simples y dejar de consumir cualquier tipo de carbohidratos en la última comida del día.

Los clásicos franceses de medicina utilizan una expresión muy ilustrativa del papel de los hidratos de carbono en el metabolismo al expresar “que las grasas se queman en la hoguera de los hidratos de carbono”.
Y es válido el decir en la medida que al practicar ejercicios físicos utilizas energía procedente en los primeros minutos de las reservas de glucógeno que existen en el propio músculo, en tanto si incrementas la carga de la actividad física y el tiempo puedes alcanzar que hagas uso de las reservas lipídicas, es decir, de las reservas de grasas existentes en la economía humana. De esa forma contribuyes de forma definitiva a la definición de tus músculos.

Esto comúnmente queda reflejado en la literatura no medica como “tener activado el metabolismo”. Y de hecho resulta el resorte esencial que se utiliza para sustentar, con gran acierto, la práctica de ejercicios aeróbicos, correr, nadar o simplemente caminar. Todos ellos contribuyen de forma dramática a la quema de calorías.

Claro está, te aconsejo que lo hagas de forma tal que la carga sea creciente, es decir, tener un esquema para incrementar la cantidad y calidad de los ejercicios de forma tal que la adaptación no llegue a efectuarse y reclame continuamente que el esfuerzo ultrapase los límites de la capacidad de respuesta metabólica creada. Pero a su vez debes incrementar el tiempo y así optimizar los resultados en aras de de la dieta para definir tus músculos.

Esto también puede y debe contar con el soporte de ejercicios con pesas que en este caso se define por los expertos que lo debes hacer con más repeticiones y menos cargas.

3.- Consume de 5 a 6 comidas al día

Otro resorte en el uso de la respuesta metabólica en función de la dieta para definir tus músculos estriba en distribuir la ingestión de alimentos de forma espaciada en 5 o 6 comidas diarias, manteniendo la actividad metabólica activa pues alrededor del 10 % de las calorías que consumes durante un día proceden de la digestión de los comestibles que ingieres.

En resumen, la fórmula de oro estriba en ejecutar actividad física o ejercicios con carga creciente e incrementos del tiempo que los practicas, es decir incrementos de la intensidad. Rompe la rutina, que no se repita el mismo esquema de forma inveterada, claro está sigue tu plan, no es que te hagamos un llamado a no contar con esquemas de que hacer y cómo hacerlo, se trata de considerar en tu plan esta fórmula.
Pero sobre todo si quieres obtener buenos resultados logra el equilibrio entre tu dieta para definir tus músculos y la actividad física programada.