Dieta Scardale

La dieta Scardale es tal vez la más conocida de las dietas disociadas, las cuales proponen evitar algunas mezclas de alimentos. Esta dieta, se basa en una consumo predominante de proteínas, con un muy bajo aporte de hidratos de carbono y grasas. El aporte calórico de esta dieta es bajo, promediando las 1000 calorías al día. Destaco que es un valor promedio, ya que como hay un consumo libre de zanahorias y apio entre comidas, puede haber una pequeña variante.

Dieta Scardale

Ver también:

Como el aporte de calorías es tan bajo, durante el tiempo de duración de la misma no se debe hacer ejercicio que tenga una exigencia moderada o alta, ya que se pueden sentir mareos. No se debe hacer por más de 15 días en la primera fase, pero luego hay un mantenimiento con un aporte nutricional mucho más amplio, que permite seguir perdiendo peso. Durante la primera fase de la dieta, se pierden varios kilos. Si se acata al pie de la letra, promedialmente se pierde medio kilo por día.

Reglas de la Dieta Scardale

  • Las indicaciones se deben seguir en forma literal. Entre comidas solo se puede consumir zanahorias y apios en cantidad libre.
  • No se debe beber ninguna bebida alcohólica, solo agua, té, café y bebidas dietéticas.
  • Las ensaladas solo se pueden aderezar con vinagre o limón.
  • Las carnes son magras. En el caso de las aves se cocinan sin piel
  • No hacer la dieta más de 15 días.

Dieta Scardale día por día

desayuno

Desayuno: Una fruta de estación (pomelo, toronja, etc.). Una taza de café o té, sin crema, leche o azúcar y una rebanada de pan de proteínas sola. Todos los días se desayuna lo mismo

Lunes

Almuerzo: Fiambre magros y poco procesados surtidos. Un tomate cortado en rebanadas, asado o cocinado a fuego bajo. Una taza de té o café

Cena: Una porción de pescado o mariscos, con una ensalada de hojas (sin medir la cantidad). Una rebanada de pan de proteínas. Como postre, una fruta de estación.

Martes

Almuerzo: Ensalada de frutas en cantidad ilimitada. Una taza de té o café.

Cena: Una hamburguesa magra a la parrilla, acompañada de una ensalada de lechuga, tomate, apio, aceituna, colecitas de Bruselas y pepinos. Una taza de café o té

Miércoles

Almuerzo: Una porción de atún o salmón (si están en aceite escurrir muy bien), con vinagre o limón. Una fruta de estación. Té o café.

Cena: Cordero con ensalada de tomate, lechuga pepino y apio. Café o té.

Jueves

Almuerzo: dos huevos, preparados de cualquier forma pero sin grasa. Requesón de bajo contenido graso, habichuelas, tomates (en rodajas cocinados a fuego lento) y calabacín. Una rebanada de pan tostado, una taza de café o té.

Cena: Pollo a la parrilla, espinacas, pimientos verdes, habichuelas y tomate cocidos a fuego bajo. Salvo el pollo que es una porción, el acompañamiento es en cantidad abundante. Una rebanada de pan tostado, café o té.

Viernes

Almuerzo: Quesos magros surtidos, acompañados de espinacas en abundancia. Una tostada de pan, café o té.

Cena: Pescado o mariscos. La ensalada puede prepararse con vegetales crudos o hervidos, en cantidad ilimitada. Una rebanada de pan, café o té

Sábado

Almuerzo: Ensalada de frutas en cantidad ilimitada, café o té.

Cena: Pollo o pavo asados, acompañados de tomates y lechuga. Fruta de estación, café o té.

Domingo

Almuerzo: Pollo o pavo (puede ser fríos), con tomates, zanahorias, col cocida, brócoli, café o té.

Cena: Carne vacuna a la parrilla, ensalada de lechuga, pepinos, apio y tomates (cocidos a fuego gajo)

Importante: Esta dieta debe seguirse siempre con previa consulta médica, en personas sanas y no en niños, como muestra el trabajo realizado en diet.com.

 Imagen: dietascardale

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here