Dolor De Rodillas Al Flexionar: Causas Y Tratamiento

La rodilla es la articulación más empleada del cuerpo humano, pues se encarga de transportarnos y llevar nuestro peso en todo momento. Dado su uso continuo es susceptible de lesiones y dolores de diversa magnitud, especialmente al flexionarla.

Un dolor en la rodilla durante la flexión implica cierto grado de daño y requiere atención.

Podemos dividir este tipo de dolor en dos categorías:

  • Dolor anterior de la rodilla con flexión.
  • Dolor posterior de la rodilla con flexión.

Causas del dolor en la zona anterior de la rodilla al flexionar

Las más comunes son las siguientes:

Condromalacia patelar

En esta patología existe un ablandamiento y degeneración del cartílago rotuliano, que amortigua el roce entre la rótula y los huesos que forman la rodilla.

Anatómicamente, el fémur y la tibia se encuentran conectados a la rótula o patela a través de ligamentos y tendones que estabilizan la articulación y permiten que el deslizamiento de la rótula se realice sin problemas.

Dados los continuos y repetitivos movimientos de flexión, cualquiera de los componentes que forman la rótula pueden comenzar a fallar, ocasionando dolor en la zona anterior de la rodilla cuando se flexiona.

Rodilla del corredor

La rodilla del corredor no corresponde a una patología específica, sino a una gran diversidad de trastornos que afectan a esta articulación y que se dan especialmente en aquellas personas que son corredoras o velocistas. Puede surgir por la excesiva utilización de la rodilla, ocasionando irritación de la articulación fémoro-rotuliana.

Un excesivo estiramiento de los tendones de la rodilla puede asimismo ocasionar dolor en la zona anterior de la rodilla al flexionarla.

Lee nuestra guía sobre el dolor de rodilla al correr

Síndrome de compresión lateral de la rótula

Este síndrome es una condición en la cual la rótula se desplaza fuera del surco en que habitualmente se mueve, causando dolor en la zona anterior de la articulación.

El dolor aumenta al permanecer de pie o sentado por períodos muy prolongados, al correr o al caminar sobre zonas con pendiente. El desequilibrio en el desarrollo muscular o la falta de flexibilidad en los músculos de piernas y muslos, también pueden ocasionar este síndrome.

Tendinitis del cuádriceps

El cuádriceps se encuentra directamente conectado a la articulación de la rodilla por medio de ligamentos y tendones y, en caso de uso excesivo, pueden inflamarse los tendones en los que se inserta el músculo.

Además, los ligamentos que estabilizan la articulación también pueden inflamarse, ocasionando el dolor en esa zona.

Inestabilidad patelo-femoral

Es una condición patológica en la rótula o patela en la cual ésta presenta inestabilidad, desplazándose fuera de su surco y ocasionando así dolor en la zona anterior.

Puede resultar un dolor de gran intensidad al caminar en superficies inclinadas, al realizar carreras o al estar de pie durante largo tiempo (1, 2, 3, 4).

Causas del dolor en la zona posterior de la rodilla al flexionar

Existen numerosas causas probables de este dolor, a continuación mencionamos algunas de ellas:

Tendinopatía del bíceps femoral

Se da por el uso excesivo de la rodilla, como el que se produce al correr o practicar deportes en los que interviene la parte posterior de la articulación, por ejemplo en el fútbol. Esto puede dar como resultado la inflamación del bíceps femoral, que ocasiona dolor al caminar y trotar, dependiendo de la magnitud y la extensión del daño que haya sufrido este músculo.

En caso de que el paciente experimente un malestar localizado en la zona posterior de la rodilla, sin impedir su función, puede ser que provenga de un foco en la columna lumbar que debe ser investigado (5).

Tendinopatía del poplíteo

Es una causa muy poco común de este tipo de dolor de rodilla. En esta alteración, existe una inflamación del músculo ubicado en la zona posterior de la rodilla, el músculo poplíteo. Puede deberse a actividades como caminar en zonas con pendientes y correr.

Además del dolor en la zona posterior de la rodilla, también el paciente puede manifestar sensibilidad en el área cercana a la rodilla al realizar la palpación y al querer dar más amplitud a los movimientos de esta articulación.

Tendinopatía gastrocnémica

Esta condición implica una inflamación del músculo gastrocnemio. También puede irradiarse a la zona de la pantorrilla, imposibilitando al paciente saltar o quizás sí podrá hacerlo, pero con gran dolor. Suele darse en atletas y maratonistas (6).

Quiste de Baker

También llamado quiste poplíteo, corresponde a un cúmulo anormal de líquido sinovial entre los músculos que generalmente es el resultado de un problema en la articulación de la rodilla, como puede ser artritis o la ruptura de algún cartílago. Se presenta como una protuberancia detrás de la rodilla que causa dolor y tensión, especialmente al flexionar.

En algunos casos este quiste puede experimentar una ruptura que conduce a una trombosis venosa profunda.

La rotura del quiste poplíteo o de Baker presenta mayor frecuencia en aquellos pacientes afectados por una artropatía inflamatoria, como la artritis reumatoide, aunque también ha sido descrita en casos de traumatismos, artrosis y desgarros de menisco (7, 8).

Otras causas de dolor de rodilla al flexionar

Artritis

Es una condición degenerativa de la articulación, generalmente producto de la edad avanzada y la excesiva utilización de la rodilla. El tipo más común es la osteoartritis de rodilla, aunque también en esa zona pueden ocasionar dolor las artritis de tipo reumatoidea y séptica.

Esta enfermedad crónica y degenerativa puede afectar de manera significativa la calidad de vida de los pacientes, ya que el rango de movilidad articular puede verse muy restringido, al causar dolor y marcada disminución de la flexibilidad articular (9).

Síndrome del dolor patelofemoral

Es una condición en la que el paciente experimenta dolor bajo o alrededor de la rótula, que se ve agravado al realizar una flexión o después de largos períodos de permanecer sentado.

Se debe habitualmente a un problema de alineación inadecuada de la rótula en relación con el eje de movimiento y de la sobrecarga resultante que debe soportar la estructura músculo-articular.

Bursitis

Corresponde a una inflamación del saco bursal (o bursa) que amortigua la articulación de la rodilla. Puede ocasionar un dolor de gran intensidad al flexionar la rodilla, que dificultará el subir y bajar escaleras e incluso permanecer de pie.

Enfermedad de Osgood-Schlatter

En esta enfermedad se produce una inflamación tanto del hueso, como del tendón y cartílago tibial. Se presenta especialmente en la adolescencia, durante una etapa de crecimiento. El dolor es variable en intensidad y permanencia, pero empeora al flexionar la rodilla y hacer ejercicios (10).

Tratamiento del dolor de la rodilla al flexionar

El tratamiento se realiza en función de la condición causante del dolor, aunque como primera medida general el descanso de la extremidad es fundamental, con el uso del protocolo RICE: reposo, hielo (ice), compresión, elevación. Se pueden utilizar analgésicos como ibuprofeno o paracetamol.

Dependiendo de la patología, el médico podrá referirte al fisioterapeuta para tratarla, si corresponde (11).

Ante la persistencia o la aparición súbita del dolor o agravamiento de un malestar existente en la rodilla, más vale que consultes al médico y no ignores los llamados de alerta de tu organismo.

Guías sobre el dolor de la rodilla:


Agrega un cometario