El Mito De La Dieta Alcalina. La Verdad Sobre Esta Dieta.

el-mito-de-la-dieta-alcalina

La dieta alcalina parece ser muy buena para ser cierto.

Esta consiste en sustituir los alimentos ácidos por alimentos alcalinos para mejorar la salud.

Sus defensores le adjudican propiedades milagrosas para tu cuerpo.

En los últimos años la dieta alcalina ha tenido una gran difusión, especialmente en internet.

Hay algunas personas que juran que esta dieta a cambiado su vida para siempre, que es un milagro.

Algunos van más lejos y afirman que la causa del cáncer es llevar una dieta ácida.

Esta dieta se basa en consumir mayor cantidad de frutas, verduras y proteína vegetal no procesada.

Pero la pregunta persiste, ¿hay en realidad alguna evidencia científica de lo que promete la dieta alcalina?

Aquí analizaremos los estudios que hay sobre esto.

¿Qué es la dieta alcalina y porque dicen que es buena para tu cuerpo?

A la dieta alcalina también se le conoce como la dieta ácida alcalina.

Se basa en la idea de que los alimentos que entran a tu cuerpo pueden alterar la acidez o alcalinidad del pH de tu cuerpo.

Déjame explicar como funciona esto…

La alcalinidad o acidez, en cualquier cosa, se mide en términos de pH.

El pH varia de 0 a 14, siendo 0 extremadamente acido y 14 extremadamente alcalino. El pH 7 es el pH neutro.

 

dieta-alcalina

Hay varias formas de como tu cuerpo regula el pH de la sangre.

Nuestro cuerpo ocupa tener un pH en la sangre entre 7.35 y 7.45, o sea que tu cuerpo se encuentra en un pH neutro.

Ambos extremos son muy peligrosos para tu salud. Un pH de 7.1 pone tu vida en peligro y un pH de 7.8 es incompatible con la vida.

Cuando metabolizas los alimentos y extraes la energía de ellos.

Para poder obtener esta energía tu cuerpo necesita “quemar” los alimentos, solo que este proceso se realiza de manera muy lenta y microscópica.

Cuando quemas la comida, quedan residuos, como cuando quemas madera en la chimenea.

Estos residuos pueden ser alcalinos o ácidos, los seguidores de la dieta alcalina afirman que estos restos afectan directamente la acidez de tu cuerpo.

En que consiste la Dieta Alcalina

platillo-alcalino

Según la dieta alcalina si comes alimentos que dejan restos ácidos tu cuerpo se vuelve ácido.

Si comes alimentos que dejan restos alcalinos entonces el pH de tu cuerpo se vuelve alcalino.

Y los alimentos neutros no tienen ningún efecto.

En esta teoría, los restos ácidos te hacen vulnerable a enfermarte y los alimentos alcalinos son protectores para tu cuerpo.

Según esta dieta, al elegir alimentos alcalinos mejoras tu salud.

Los componentes alimenticios con restos ácidos son la proteína, el sulfato y el fósforo.

Los componentes alimentos con restos alcalinos son el magnesio, potasio y calcio. (1)

De acuerdo a esta teoría podemos clasificar a los alimentos de la siguiente manera:

  • Ácidos: Alimentos de orígen animal (carne, aves, pescado, huevos, lácteos), granos y alcohol.
  • Alcalinos: Vegetales, legumbres, nueces y frutas.
  • Neutros: Grasas naturales, azúcar y el almidón.

Cuando hablo del pH de nuestro cuerpo es importante que entiendas a qué me refiero.

Los alimentos afectan el pH de tu orina, no de tú sangre

Tu cuerpo tiene diferentes grados de acidez dependiendo de la parte del cuerpo a la que nos refiramos.

El pH del estómago es muy ácido, y así debe ser para poder iniciar la digestión química de tus alimentos.

El pH de la sangre es neutro, la acidez necesaria para que puedas mantenerte con vida.

Y el pH de la orina suele ser ligeramente ácido por naturaleza.

Tu organismo regula el pH de la sangre, para esto no puedes intervenir, tu cuerpo lo hace por sí solo y en definitiva no depende de la comida que ingieras.

Para que tu cuerpo regule el pH de la sangre utiliza tres mecanismos llamados:

  • Amortiguadores o buffers.
  • Respiración.
  • Regulación renal.

Los amortiguadores o buffers son sustancias que se encuentran tanto dentro como fuera de las células de tu cuerpo y algunos amortiguadores son ácidos y otras alcalinos,

Los amortiguadores funcionan de acuerdo a las necesidades de tu cuerpo para que este pueda mantener el pH dentro del rango normal.

La respiración regula también ayuda a regular el pH en tu cuerpo deshaciendose de los ácidos volátiles.

Y tus riñones regulan el pH de tu cuerpo deshaciendose de los ácidos no volátiles, es por esto que tu orina es naturalmente ácida.

¿Pueden intervenir en algún momento los alimentos en la regulación del pH?

En todo este proceso de regulación de pH en tu cuerpo los alimentos no intervienen ni regulan el pH en la sangre en ningún momento.

Sin embargo, hay algo en lo que los alimentos sí pueden influenciar el pH, esto es en la acidez de la orina (2).

De hecho esta es una de las formas como tu cuerpo regula el pH de la sangre, excretando ácidos no volátiles por la orina.

Aquí tienes un claro ejemplo, si hoy por la mañana comes un gran pedazo de carne de res en unas horas tu orina será más ácida.

Pero al final del día el pH de la orina es un pobre indicador del estado de salud.

El pH de la orina puede ser influenciado por muchos factores aparte de la dieta como por ejemplo:

Diferentes tipos de PH en tu cuerpo

manzana-hamburguesa

Algo que debe quedarte muy claro es que dentro de tu cuerpo la acidez no es constante.

La acidez en tu cuerpo depende mucho del lugar en el que se mida ya que no será el mismo pH en la sangre, en la orina, en el estomago o en los intestinos.

Estómago

El pH del estomago es extremadamente ácido por naturaleza y necesita ser ácido para poder digerir parte de los alimentos.

Todos los alimento que salen del estómago son extremadamente ácidos, y no importa la acidez que tengan cuando ingresan a el.

Duodeno

Los alimentos, después de estar por un rato en el estómago pasan al duodeno, donde cambian a un ambiente extremadamente alcalino.

Entonces todos los alimentos al entrar al duodeno son ácidos (debido a la acidez del estómago) y se transforman en alcalinos.

El cambio de pH es debido al pH que tiene el duodeno es alcalino por naturaleza.

No existe un alimento capaz de cambiar en forma relevante la acidez del estómago ni la alcalinidad del duodeno.

Cuando los alimentos que ingeriste se encuentran dentro de los intestinos entonces se encuentran en el proceso para finalizar su digestión.

Al finalizar por completo el proceso de digestión tu cuerpo pasa a absorverlos.

Absorción de los Alimentos a la Sangre

Pero para poder absorverse primero deben pasar de ser un alimento a ser una molécula y así poder pasar de los intestinos a la sangre.

En los intestinos se absorben los nutrientes de los alimentos para luego ser transportados al torrente sanguíneo.

La sangre por naturaleza tiene un pH constante y estable, de no ser así entonces no estaría en el rango normal y ya no sería de ninguna forma compatible con la vida.

Todos los alimentos que consumes, sin importar el pH que tengan antes de que los comas, no llegan con ese pH a la sangre.

Para poder llegar a la sangre los alimentos tienen que pasar por muchos procesos físicos y químicos, y atravesando barreras naturales en tu cuerpo para convertirse de alimento a molécula.

Desde la masticación, la acidez del estómago, la alcalinidad de el duodeno, el contacto con las enzimas del páncreas y las secreciones de la bilis, etc.

Un vez en la sangre, el pH tiene que estar en el rango de normalidad, por lo que existen los mecanismos de regulación naturales en tu cuerpo.

El pH de la orina suele ser utilizado como mecanismo de control por los defensores de la dieta alcalina

ensalada-kale

Como ya hemos visto, el pH de la orina es no depende del pH de la sangre.

La orina presenta valores de pH sumamente variables.

El pH de la orina suele ser ácido, así como también la sangre suele ser ligeramente alcalina.

Además, el rango de normalidad del pH de la orina es muy amplio: entre 4.6 y 8.

Si analizamos un poco, veremos que estos valores de pH son tan variables porque una de las funciones de los riñones es el mantenimiento del pH de la sangre.

Y es precisamente la sangre la que admite poco rango de variación en su pH.

Es por esto que el riñon debe ser muy flexible en cuanto a la acidez tolerada.

Recapitulando

Por lo tanto: no importa los alimentos que tú estes ingieriendo, estos no influyen en la acidez de tu sangre.

Los alimentos para ser digeridos pasan por un medio muy ácido primero (en el estómago) y por otro muy alcalino a continuación (en el duodeno).

Las moléculas, al ingresar a la sangre, entran a un medio interno que tiene muy poca flexibilidad con el pH, y que por naturaleza es muy ligeramente alcalino.

Un dato importante: si en la sangre el pH se tornara solo un poco más alcalino, sobrepasando el 3.45 la vida se encuentría en riesgo serio, pero si este mismo llega a un pH de 7.8 la persona seguramente no sobreviva.

Es útil recordar todo lo que pasa con la acidez, el punto es no salir del rango normal.

Para que la sangre se mantenga en el rango normal tu cuerpo tiene mecanismos de regulación más o menos complejos, donde la dieta no tiene influencia alguna.

¿La ácidez de los alimentos puede causar cáncer?

Aquí viene el punto más fuerte de argumentación de quienes defienden la dieta alcalina.

Sus defensores dicen que la células cancerosas, que se reproducen mucho más que las normales, viven en un medio ácido.

Todo eso es cierto, pero omiten decir que la célula cancerosa genera la acidez y no a la inversa.

Lamentablemente no es esta la solución al problema del cáncer ni remotamente.

Es importante recordar que ninguna dieta ha demostrado curar el cáncer.

Los defensores de la dieta alcalina suelen ser firmes en que uno de los institutos más importantes de estudios del cáncer les da la razón, citando un supuesto estudio del Johns Hopkins Hospital.

Para eso nada mejor que lo que dice su web oficial y del que extraemos lo más relevante:

“La información falsamente atribuida a Johns Hopkins llamada “ACTUALIZACIÓN ACERCA DEL CÁNCER” describe propiedades de las células del cáncer y sugiere maneras de prevenirlo. Johns Hopkins no publicó esta información, que viene frecuentemente como un archivo adjunto de un e-mail y tampoco respalda su contenido.

El e-mail también tiene el nombre de nuestra institución mal escrito como “John” Hopkins, pero la manera correcta de escribirlo es “Johns” Hopkins. Para más información acerca del cáncer, por favor lea la información en nuestro sitio web o visite la página del Instituto nacional del cáncer (National Cancer Institute) www.cancer.gov.

Por favor ayúdenos a combatir la propagación de este engaño divulgando este comunicado…”

El solo hecho de generar un documento apócrifo nos da la pauta que ni aún ellos mismos creen en lo que dicen.

Si tienen que mentir tan seriamente, lo mínimo que podemos decir es que sus argumentos no son sólidos.

Cuáles son las reglas de la Dieta Alcalina

smoothie-verde

Prefiere frutas y verduras frescas

Todas las comidas deben ser crudas

Consumir clorifila

Tomar agua alcalina

En conclusión ¿Debes evitar esta dieta?

La dieta llamada alcalina de hecho es una dieta saludable.

Promueve el consumo de vegetales, frutas y prohibe el consumo de alimentos procesados y el azúcar.

Todos estos lineamientos en realidad aportan muchos beneficios a tu cuerpo como promover un mayor fibra, antioxidantes y agua.

Sin embargo, ninguna de las teorías detrás la dieta tiene alguna evidencia científica o algún estudio en humanos que demuestre lo que afirma.

La dieta alcalina no tiene fundamento científico.

Pero cabe destacar lo siguiente, y esto sí es importante, es una dieta variada y sana.

Si consideramos sus características la dieta alcalina es muy buena para tu cuerpo y para tu salud, pero esto no es porque ayude a regular la acidez en tu sangre.

Mantener una dieta variada, hacer ejercicios, no fumar y vigilar la salud son los mejores consejos para disminuir el riesgo a muchas enfermedades.

Otras dietas para bajar de peso rápido

Dietas de choque para adelgazar rápidamente

Dieta para adelgazar 5 kilos en 3 días

Efectos secundarios de las dietas de bajas en calorías

Dietas proteícas


Una respuesta

  1. Susana García 11/11/2016

Agrega un cometario