10 Hábitos Mortales Que Dañan Seriamente Tus Riñones

Los riñones son un órgano super importante para nuestra salud, sin ellos no podemos vivir.

Los riñones se encargan de filtrar la sangre, producen hormonas muy importantes, ayudan a absorber minerlaes, producen orina, neutralizan ácidos y eliminan las toxinas. Como uno de los órganos más importantes de tu cuerpo, los riñones merecen tu cuidado y protección.

problemas-de-riñon

El daño y el deterioro constante de nuestros riñones puede pasar desapercibido pro años ya que los riñones aún pueden hacer su trabajo con solo 20% de su capacidad funcionando. Por eso muchas veces se le  llama a la enfermedad de los riñones “la enfermedad silenciosa”. Es muy importante que cuides a tus riñones antes de que sea muy tarde.

Para que el daño de tu riñón llegue a  insuficiencia renal tienen que llegar a funcionar solo el 25 % de ambos riñones.

Aquí están los 10 hábitos que pueden casar grandes daños a tus riñones mientras paso el tiempo:

1. No beber suficiente agua

El aporte de agua es fundamental para que los riñones puedan cubrir sus funciones, especialmente la excretora y reguladora del medio interno.

La cantidad de agua al día ideal es de dos litros. Con un aporta menor, el riñón se ve sometido a un sobreesfuerzo innecesario.

2. Ser adicto al azúcar

azucar-3

El azúcar aporta calorías huecas, lo que ya en sí mismo es negativo. Para los riñones implican un esfuerzo que lo puede dañar.

Las personas que tienen diabetes, ya sea de tipo I o de tipo II deben controlar muy bien su enfermedad, ya que la función renal se puede ver seriamente afectada en la diabetes mal tratada.

3. Demasiada sal en tu dieta

El consumo de sal obliga al riñón a un trabajo extra muy importante. No olvidemos que no solo controlan  los niveles de minerales, sino que también la presión arterial.

Un aporte exagerado pone un escoyo a una función normal. La circulación dentro del riñón se afecta seriamente con la presión elevada.

Un aporte exagerado de Sodio, es algo negativo.

4. Adicción al café

El café en forma muy abundante actúa elevando la presión arterial, por lo que ocurre lo mismo que en el caso anterior, de modo que somete al riñón no solo a un trabajo extra, sino que a un trabajo en peor condición.

5. Consumir medicamentos para el dolor en forma innecesaria, o medicamentos que pueden dañar la función renal sin control médico

El abuso de drogas para controlar el dolor es una importante causa de insuficiencia renal.

Existen medicamentos, por otra parte, que tienen un potencial efecto negativo sobre el riñón, pero bajo supervisión médica y por el tiempo y dosis necesaria no hay problema en usarlos.

6. Deficiencia de minerales y vitaminas en las dieta

La dieta saludable debe ser bien equilibrada. No se trata de hacer énfasis en un solo elemento.

Por ejemplo, el calcio, una cantidad demasiado exagerada puede facilitar la formación de cálculos (piedras) en los riñones. Por supuesto que deben confluir otras causas para eso, pero suelen ser indetectables, por lo que lo ideal es controlar la dieta de modo que sea equilibrada.

7. Aporte demasiado exagerado de proteínas de origen animal

Los riñones filtran las proteínas de modo que no se deben eliminar por la orina. Esto implica un trabajo importante. Si el aporte es muy exagerado, el trabajo también lo será.

8. Posponer el momento de orinar

Hay personas que tienen el muy mal hábito de orinar muy pocas veces al día, ya que reprimen la sensación de tener que orinar. En otras palabras, sienten el deseo de orinar pero lo posponen. Esto es una mala idea desde todo punto de vista.

Puede favorecer la formación de cálculos (piedras) en particular cuando otros factores de riesgo se encuentran presentes y también favorece las infecciones urinarias.

No las produce pero las favorece. Las infecciones urinarias, en particular las que alcanzan el riñón, son algo que debemos evitar siempre y tratar en forma adecuada si se ha producido.

9. No descansar lo suficiente

Las horas de sueño no solo sirven para reponer energías, sino que en ese momento se reparan tejidos, se segregan algunas sustancias, etc. Con los riñones ocurre lo mismo que con muchos órganos: se dañan con mayor facilidad cuando no se descansa lo suficiente.

10. Consumo abusivo de alcohol

El alcohol con moderación no es un problema, pero el consumo abusivo es un problema y muy serio.

Uno de los órganos que se pueden dañar muy seriamente son los riñones, por lo que hay que tenerlo en cuenta a la hora de consumir alcohol, en especial quienes ya tienen un problema renal (en ese caso añun un consumo mínimo puede ser muy mala idea).

Las funciones de tu organismo que ocupan tus riñones:

  • Función excretora. En la elaboración de la orina, filtran nuestra sangre, eliminando toxinas y conservando lo que necesitamos (glucosa, proteínas, etc.).
  • Función reguladora del agua en nuestro organismo. En caso de tener una importante pérdida de agua disminuye la cantidad de orina, para regular la cantidad necesaria. En caso de una aporte elevado, aumenta la cantidad de orina. De esta forma evita que nos deshidratemos o que por lo contrario tengamos una retención de líquidos.
  • Función reguladora del pH. La acidez o alcalinidad del medio interno se regula en buena parte por los riñones.
  • Regula la presión sanguínea. Los problemas renales se acompañan con frecuencia de elevación de la presión sanguínea justamente por este motivo.
  • Estimula la producción de glóbulos rojos, ya que segrega una hormona que se llama eritropoyetina.
  • Regula el metabolismo de varios minerales, por lo que el mantenimiento de sus niveles normales depende en mucho de los riñones.
  • Es importante en la producción de vitamina D, que es clave para la formación y crecimiento de los huesos.

Para mantenerte saludable y evitar problemas en tus riñones come alimentos frescos, alimentos naturales enteros, y evita los daños que mencionamos arriba lo máximo posible, esto ayudare a tus riñones que eviten el estrés máximo constatne y tu cuerpo te lo agradecerá.


Agrega un cometario