Hipo: Porqué Se Produce, Como Se Quita Y Tratamiento Médico

¿Qué es el Hipo?

El hipo, cuyo término científico es singultus, son contracciones involuntarias y repetidas del diafragma, y de los músculos intercostales. El diafragma es un músculo importante en el proceso de la respiración, ya que cuando se contrae, el tórax se expande permitiendo el paso del aire hacia los pulmones (a través de la tráquea). Y cuando el diafragma se relaja, el tórax se contrae permitiendo la salida de aire de los pulmones hacia la boca y nariz. Cuando este músculo se contrae súbitamente en una respiración normal, se producen espasmos que se acompañan del cierre de las cuerdas vocales y la glotis, bloqueando el paso de aire y dando lugar al sonido característico del hipo.

El hipo es un fenómeno frecuente e inofensivo. Generalmente, los ataques duran pocos minutos, pero cuando los episodios se prolongan por más de 48 horas, se consideran persistentes y severos. Cuando los ataques duran un mes, pueden convertirse en un problema médico grave.

Hechos Interesantes Acerca del Hipo

  • El hipo puede ocurrir a cualquier edad. De hecho, los bebés gastan un 2,5% de su tiempo en hipo. Durante la vejez, afecta a más mujeres que a hombres.
  • La incidencia del hipo es igual en hombres y mujeres, no obstante, el hipo prolongado es más frecuente en los hombres (80% de los casos).
  • Durante los episodios de hipo, a menudo se afecta un solo hemidiafragma (el izquierdo en un 80%), aunque puede ser bilateral.
  • Ciertas enfermedades como el accidente cerebrovascular y el asma, se relacionan a una incidencia mayor de hipo.
  • El hipo es más frecuente durante la noche y las horas de vigilia, y son más comunes durante los períodos menstruales, siendo menos frecuentes durante el embarazo.
  • Los casos de hipo prolongado pueden llevar a complicaciones como la depresión y el insomnio.
  • Los relajantes musculares pueden ayudar a tratar los episodios de hipo prolongado.
  • El hipo puede prevenirse evitando el consumo de alcohol o comer más lento.
  • La mayoría de los casos, el hipo se resuelve sin necesidad de tratamiento.

¿Porqué se produce el Hipo?

Las causas relacionadas al hipo suelen ser desconocidas y los expertos no han llegado a una conclusión definitiva sobre los mecanismos por los que se produce. No obstante, ciertos estudios muestran algunas circunstancias que aumentan el riesgo de su aparición:

  • La comida caliente es capaz de irritar al nervio frénico (que controla la contracción y relajación del diafragma).
  • Comer demasiado rápido.
  • La distensión gástrica (cuando hay gas en el estómago que presiona el diafragma).
  • El consumo de bebidas efervescentes.
  • Después de comer alimentos picantes.
  • Ciertos medicamentos opiáceos, benzodiacepinas, anestésicos, corticosteroides y barbitúricos.
  • Algunas condiciones gastrointestinales como la enfermedad inflamatoria intestinal, obstrucción del intestino delgado, reflujo gastroesofágico.
  • Afecciones respiratorias como la neumonía y el asma.
  • Condiciones con afectación del SNC (sistema nervioso central) como el traumatismo craneoencefálico, la encefalitis, tumores cerebrales o el accidente cerebrovascular.
  • Ciertas condiciones psicogénicas como la histeria, el shock, miedo, ansiedad y trastornos de conversión.
  • Enfermedades endocrinometabólicas como la hiperglicemia, hipoglicemia o diabetes.
  • Cambios bruscos de temperatura a nivel gástrico.

Si quieres conocer más razones haz click aquí.

¿Cómo se Puede Complicar el Hipo?

Generalmente las complicaciones se presentan en pacientes con hipo prolongado, entre ellas:

  • Pérdida de peso.
  • Insomnio.
  • Fatiga.
  • Problemas de comunicación.
  • Depresión.
  • Dificultad para cicatrizar las heridas de pacientes recién operados.
  • Arritmias.
  • Reflujo gastroesofágico.

¿Cuándo Consultar al Médico?

Los hipos que duran más de 48 horas deben ser remitidos a un especialista. En dicha consulta, el médico investiga el inicio de los síntomas, la frecuencia con la que se producen, si alivia o no con maniobras, etc. En estos casos se realiza un examen físico general y uno neurológico que descarten problemas en relación a los reflejos, el equilibrio, la coordinación de movimientos, la vista, el sentido del tacto, la fuerza muscular y tono.

¿Qué Pruebas Diagnósticas Existen para el Hipo?

  • El examen de sangre permite identificar posibles causas como infecciones, enfermedades del sistema urinario o enfermedades endocrinas, como la diabetes.
  • Pruebas de imagen que ayudan a determinar la presencia de defectos anatómicos, que afecten a los nervios asociados al proceso respiratorio a nivel del diafragma. Entre ellos se puede aplicar la radiografía de tórax, la tomografía computarizada o la resonancia magnética.
  • La endoscopia puede ayudar a investigar si el problema deriva del esófago o la tráquea.
  • Un electrocardiograma puede contribuir a identificar la presencia de enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo se quita el Hipo?

En la mayoría de los casos no requiere de un tratamiento específico, ya que tiende a desaparecer en pocos minutos. Sin embargo, existen algunas maniobras que ayudan a desaparecerlo:

  • Beber agua fría muy lentamente.
  • Aguantar la respiración, exhalar y repetir tres o cuatro veces, cada 20 minutos.
  • Al tragar o deglutir hacer suave presión sobre la nariz.
  • Presionar levemente el diafragma.
  • Realizar gárgaras de agua fría.
  • Morder un limón.
  • Come azúcar.
  • Respirar en una bolsa de papel (nariz-boca).
  • Sentarse y abrazar las rodillas, tan cerca del pecho como sea posible, en un corto período de tiempo.
  • Inclinarse hacia adelante mientras comprime su pecho.

¿Cuál es el Pronóstico del Hipo?

El hipo es un cuadro autolimitado y su pronóstico es excelente. En cuanto al hipo prolongado depende de la causa.

¿Qué Medicamentos se Utilizan para Tratar el Hipo Prolongado?

  • Baclofeno (Lioresal), es un relajante muscular de acción central que ayuda a aliviar los síntomas a una dosis de 10mg cada 6 horas. Muy utilizado cuando otros medicamentos están contraindicados.
  • Clorpromazina, medicamento antipsicótico con un 80% de efectividad.
  • Gabapentina, recomendada en pacientes con lesiones del SNC.
  • Haloperidol, antipsicótico que produce relajación de la musculatura y es eficaz a una dosis de 2 a 5mg.
  • Metoclopramida, antiemético, a una dosis de 10mg cada ocho horas.

¿El Hipo es Prevenible?

  • Evita los cambios bruscos de temperatura.
  • No consumas bebidas alcohólicas y efervescentes.
  • No comas en grandes cantidades ni muy rápido.

Y tú, ¿has tenido hipo?, cuéntanos que hiciste para resolverlo.

Si piensas que esta información puede ayudar a otros, por favor, compártela.


Agrega un cometario