Infección En La Garganta: Causas, Síntomas Y Tratamiento

Nadie se ha librado de sufrir un dolor de garganta, aunque fuera pasajero y se haya resuelto espontáneamente.

En este artículo, revisaremos las principales causas, diagnóstico, tratamiento, prevención y aprender cuando es momento de una atención médica inmediata.

Qué Es El Dolor De Garganta Y Como Saber Cuando Tienes Una Infección

Un dolor de garganta se refiere a una mezcla de síntomas como dolor, picazón o ardor en la garganta o faringe. Puede ocasionar dificultad para tragar, tanto alimentos sólidos como líquidos, pero también puede incluir:

  • Sequedad en la garganta.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Manchas blancas en las amígdalas.
  • Ronquera.

Si bien el dolor de garganta puede afectar a todas las edades, se ha visto que existen personas que presentan mayor riesgo de padecerlo:

  • Niños.
  • Fumadores.
  • Personas con alergias.
  • Pacientes con un sistema inmunológico deprimido.

El hecho de compartir un espacio muy estrecho con otras personas, también es un riesgo para contraer infecciones respiratorias de las vías aéreas superiores, que pueden manifestarse con este malestar.

Hay que considerar que un dolor de garganta puede ser un síntoma de una patología, formar parte de un cuadro clínico general o ser la puerta de entrada para otras enfermedades.

Este síntoma puede deberse a varios cuadros que afectan distintas partes del aparato respiratorio superior:

  • Cuando se inflama la faringe, hablamos de faringitis.
  • Si incluye las amígdalas, es una faringoamigdalitis.

Siendo la faringitis es la causa más común de consulta en los servicios de pediatría.

 

Causas De Dolor De Garganta

Existen varias causas que pueden producirlo, entre ellas:

Infección Viral

La mayoría de estos dolores (70%) son atribuidos a infecciones virales, como el caso de la rinofaringitis aguda, asociada al resfrío común y la gripe. La infección viral es aguda y desaparece en 10 días.

La faringitis eritematosa o angina roja, es la más habitual y empieza con fiebre, escalofríos, dolor para tragar, decaimiento y ardor en la garganta, que se ve enrojecida y puede abarcar la zona de las amígdalas y la úvula.

Otras Infecciones Virales Incluyen:

Mononucleosis infecciosa: Infección causada por el virus de Epstein-Barr, que suele afectar a los niños, adolescentes y adultos jóvenes.

Se presenta como faringoamigdalitis aguda resistente a los antibióticos, además de presentar un agrandamiento del bazo. La mayoría manifiesta:

  • Dolor de garganta.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Cansancio.
  • Hinchazón de los ganglios cervicales.
  • Algunos pueden presentar pus en las amígdalas y pequeños puntos rojos en el paladar.

Sarampión: es una enfermedad viral muy contagiosa, típica de la infancia, causada por el virus del sarampión. Si bien, se cuenta con una vacuna contra esta enfermedad, a veces aparecen brotes en diversas partes del mundo.

Aparte de manifestarse como un cuadro catarral con dolor de garganta, se presenta salpullido y fiebre.

Varicela: La varicela es una infección donde aparece un salpullido con ampollas que ocasionan picazón y puede estar acompañada por síntomas similares a un cuadro gripal.

Crup: Los síntomas clásicos del crup incluyen, tos perruna, voz ronca, y dificultad respiratoria (12).

Sigue Leyendo:

Los Mejores Antibióticos Para Tratar La Infección De Garganta

Infección Bacteriana

Tan sólo un 30% de las faringoamigdalitis son atribuidas a una causa bacteriana. Estos tipos de infecciones incluyen los siguientes cuadros:

Faringoamigdalitis Estreptocócica: la causa más frecuente es la producida por la bacteria Streptococcus pyogenes o estreptococo β-hemolítico del grupo A (EBHGA) (3).

Uno de los síntomas principales es el dolor de garganta, que aparece de manera abrupta e intensa, pudiendo presentarse fiebre elevada, placas de pus en las amígdalas e inflamación de los ganglios linfáticos.

Difteria: Es una enfermedad poco frecuente, que incluso está erradicada en muchos países con un programa de inmunización altamente efectivo

La difteria cursa con fiebre elevada, dolor de garganta, faringoamigdalitis con un aspecto de membranas en la garganta, además de ganglios linfáticos inflamados (4, 5)

Tos Ferina O Convulsiva: La tos ferina aparece con fiebre leve o ausencia de esta, pero el síntoma característico es la tos, que se presenta como una crisis casi interminable (6, 7).

Factores Ambientales

Existen factores de índole ambiental que pueden ocasionar dolor de garganta:

  • En pacientes alérgicos, algunas sustancias pueden desencadenar respuestas como goteo nasal, goteo posnasal o en la parte posterior de la garganta, que por la acumulación de moco, la garganta se irrita y ocasiona dolor.
  • Sustancias como el moho, la caspa de las mascotas, el polen y otros compuestos, son alérgenos comunes en personas sensibles.
  • El aire muy seco puede causar sequedad, dolor y sensación de aspereza.
  • Fumar cigarrillos o respirar su humo, puede irritar la garganta y ocasionar un dolor persistente.
  • Hablar demasiado o gritar puede tensar e irritar la garganta, causando dolor y sequedad.

Enfermedad Por Reflujo Gastroesofágico (ERGE)

La ERGE es una condición de origen digestivo que es ocasionada por el reflujo del jugo gástrico, altamente ácido, hacia el esófago. Además de dolor de garganta causa acidez, ronquera y náuseas (8, 9).

Otras Causas

Existen causas muy poco habituales que pueden presentarse, como una manifestación de cáncer de garganta o infección por VIH.

Sigue Leyendo:

Dolor De Garganta Sin Fiebre: Causas Y Peligros

 

Cuándo Consultar A Tu Médico

La mayor parte de los dolores de garganta no necesitan la atención médica. Sin embargo, debes consultar a tu médico si este síntoma perdura por más de una semana, o si experimentas estas manifestaciones:

  • Respiración dificultosa.
  • Dolor articular.
  • Dificultad para tragar.
  • Dolor en el oído.
  • Erupción cutánea.
  • Fiebre de más de 38,3° C.
  • Presencia de un bulto en la garganta.
  • Ronquera que persiste por más de dos semanas.

 

Diagnóstico En Caso De Dolor De Garganta

Determinar la causa del dolor es fundamental para que tu médico pueda indicar el tratamiento, para lo cual te realizará un examen físico y observará tu garganta. También revisará si existe inflamación de los ganglios linfáticos y examinará la respiración. Se enfocará en la búsqueda de signos de inflamación o manchas blancas en la garganta, que podría ser un indicio de infección por estreptococo. En caso de sospechar de este patógeno, el médico puede realizar la toma de una muestra, frotando con un hisopo la parte posterior de la garganta para realizar un test rápido o cultivo.

En caso de que la causa del dolor no pueda ser determinado, puede derivarte a un especialista, como un otorrinolaringólogo o alergólogo, para que te indiquen estudios más específicos.

En caso de bebés y niños pequeños, es muy difícil realizar el diagnóstico de dolor de garganta, pero el rechazo a comer es algo habitual cuando experimentan irritación y malestar.

 

Tratamiento Del Dolor De Garganta

El tratamiento depende del diagnóstico que tu médico haya realizado. Si se trata de una infección bacteriana, te prescribirá antibióticos. Este tratamiento debe realizarse según las indicaciones, aún si el malestar ha pasado tras unos pocos días de haberlo ingerido, para evitar recaídas.

En caso de una causa viral, el doctor te indicará un tratamiento sintomático como antinflamatorios y analgésicos. En algunos casos, puede indicarte algún fármaco antiviral o descongestivo.

Existen algunos tratamientos caseros para calmar la irritación y dolor de la garganta:

  • Gárgaras con agua salada y tibia.
  • Beber bastante líquido tibio en forma de sopas, infusiones y agua.
  • Evitar sustancias irritativas y alergénicas como el cigarrillo.
  • Utilizar fármacos para calmar la inflamación y el dolor como el ibuprofeno.

Cuando ocupas antibióticos

Los antibióticos tratan las infecciones causadas por bacterias, como las infecciones de la garganta causada por bacterias. Pero no sirven si tienes una infección causada por virus.

Ocupas tratar la infección de garganta con antibióticos para evitar las complicaciones como la fiebre reumática, la neumonía y la bronquitis.

Los doctores usualmente preescriben los medicamentos por 7 a 10 días. Dejar de tomar tu medicamento antes puede que provoque resistencia al antibiótico de las bacterias y hacer que te vuelvas a enfermar.

Cómo Prevenir El Dolor De Garganta

Puesto que  existen muchas causas infecciosas tras el dolor de garganta, puedes tomar en cuenta estos consejos:

  • Lavarse las manos de manera frecuente y correcta, es una de las formas más efectivas para evitar contagios.
  • Las personas enfermas no deben compartir vasos y otros utensilios.
  • Hay que  evitar alérgenos comunes como el polen, polvo, moho y el humo del cigarrillo.
  • Conviene mantener húmedo el ambiente para evitar la sequedad e irritación de la garganta.

Tomando en consideración estas simples indicaciones, podrás evitar o mantener controlado el dolor de garganta y disfrutar de tu voz a plenitud. Sin olvidar que debes consultar a un especialista en caso de ser necesario.

Seguimos en contacto.

Guías para cuidar tu garganta:


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here