La Dieta Metabólica Rápida: Menú Y Cómo Funciona

dieta-metabolica-rapida

La Dieta metabólica combina la ciencia y la biología para poder acelerar el metabolismo y así lograr una pérdida de peso efectiva, deshaciéndose de varios kilos en poco tiempo. Al mismo tiempo, se adopta un estilo de vida más saludable.

La dieta metabólica rápida se enfoca en comer más y perder más peso. Aunque no existe evidencia científica que respalde esto, esta dieta es una alternativa diferente a todo lo que se espera de dietas o regímenes para bajar de peso.

Como bajar de peso comiendo más

La dieta metabólica (New York Times Bestseller) fue desarrollada por el consultor de Dieta de Hollywood y autor Hailey Pomroy. Como experto en el área de nutrición y dieta, Pomroy ama la comida, y sugiere que los mismos alimentos se pueden usar para sanar y mantener al cuerpo en buen estado.

Queda claro que este tipo de dieta es una alianza con los alimentos, amándolos y sacando provecho de sus innumerables propiedades curativas. Lo que actualmente destaca de esta dieta es que múltiples celebridades la han usado como un método eficaz para tener un peso adecuado.

Como funciona la dieta metabólica

Ahora bien, hablaremos acerca de cómo funciona esta dieta y como involucra al metabolismo. Éste es un proceso complejo, mediante el cual los organismos vivos en los procesos químicos producen la energía necesaria para el mantenimiento de la vida.

Durante el proceso metabólico, los compuestos orgánicos se descomponen, dando lugar a un desprendimiento de energía y calor, moléculas simples que se utilizan para construir complejos como las proteínas y macronutrientes esenciales para el organismo.

En resumen, el proceso del metabolismo en el cuerpo convierte a los alimentos en combustible, o una sustancia particular como la grasa, músculo, sangre o hueso. Si tienes un metabolismo rápido, puedes transformar los nutrientes en calor de forma rápida y adecuada .

Por el contrario si éste es lento, el cuerpo tiende a almacenar los nutrientes en lugar de “quemarlos” dejando acumulación de tejido adiposo, en lugar de desarrollo muscular. Por lo que tras años de investigación y estudios, surge esta dieta, sugiriendo que el metabolismo se puede cambiar por la ingestión de los alimentos adecuados en el momento adecuado.

Reglas de la dieta metabólica:

  • Come más de los alimentos adecuados en determinado momento, lo que sería eficaz para potenciar la pérdida de peso.
  • No hay conteo de calorías cuando se está el dieta metabólica rápida
  • Se puede comer tanto como tú lo desees hasta satisfacer tu apetito
  • Se tiene que enfocar en un lista de alimentos previamente sugerida lo que deja atrás “lo que quieras comer”, sin ningún tipo de sistema de limitación
  • Dentro de la lista de alimentos aprobados, hay algunas combinaciones preferidas. lo que la hace ser una dieta fácil de seguir
  • No es costosa, ya que los alimentos de la lista permitida son fáciles de encontrar en el supermercado o mercado cercano
  • El plan de alimentación sugerido hará que seas más saludable en cuanto a tu estilo de vida y hábitos. No pasarás hambre.

Recuerda que estar hambriento por tiempo prolongado dentro de regímenes estrictos, puedes ser contraproducente, ya que el indeseado rebote puede aparecer. (1)

¿Es la dieta metabólica rápida adecuada para ti?

dieta-metabolica

En este punto te estarás preguntando si este tipo de dieta puede ser adecuada o no para ti. En general, este plan es muy saludable para todos. Cualquier persona que la pruebe experimentará una mejor salud, esto por el consumo habitual de los alimentos que entran en la lista permitida en el plan de Pomroy.

Si tienes sobrepeso, obesidad en cuanto se comience con el plan, podrás ir perdiendo ese peso en exceso y si no lo tienes puedes tener mejor salud. Si hay problemas de salud previos, siguiendo el plan se espera optimizar la capacidad del cuerpo para curarse a sí mismo.

En resumen. Es un plan que toda la familia puede implementar, ya que proporciona los nutrientes adecuados. Construyendo cuerpo más sanos. Todos ganan porque al tener más energía para quemar esto conducirá a un completo estilo de vida saludable y por consecuencia tener el peso adecuado.

El plan de la dieta metabólica rápida

Ahora bien que ha quedado más claro de cómo funciona esta dieta, veamos cómo seguirla, en general las especificaciones son muy sencillas:

  • En esta dieta, debes incluir alimentos en tu menú diario que trabajan juntos para poder acelerar tu metabolismo.
  • Las combinaciones especificas sugeridas pueden ayudar a potenciar los efectos curativos y propiedades, lo que estabilizará tu peso corporal, y como dará un bienestar general al organismo
  • El programa tiene una duración general de 28 días, y combina tres fases separadas que se recorrerán en una base semanal.
  • Estas fases le suceden una a la otra en orden  durante los 7 días de la semana
  • En esta dieta se cuentan como fuente principal los alimentos ricos en proteínas, carbohidratos y grasas.

Fase 1: iniciando la semana en lunes y martes

En estos días, la atención se centra en comer carbohidratos, incluyendo las frutas, que son una fuente rica de este macronutriente. La idea del consumo de estos alimentos es que ayudan al organismo a “relajarse” después de un estado de estrés.

Lo anterior manda un mensaje claro al metabolismo de que no se está en un estado de emergencia.  El cuerpo obtiene un descanso.

En esta fase se busca sosegar el estrés y calmar a las glándulas suprarrenales. Durante estos dos días, se harán comidas altas en carbohidratos y dos refrigerios de frutas.

Desayuno:

  • Una porción de avena, quínoa, o algún cereal (granos enteros) una fruta mediana, puedes ser una manzana o una taza de bayas.

Snack matutino: una porción de fruta, ya sea una pieza mediana como una pera, durazno, etc.

Almuerzo:

  • Una porción de carne magra puede ser pollo, pescado, etc. acompañado de ½ taza de arroz integral. Una ensalada de vegetales o una guarnición, una fruta mediana.

Snack vespertino: una naranja o pomelo mediano

Cena:

  • Un plato pequeño de pasta integral de preferencia, una porción de pavo o atún, acompañada de una ensalada verde aliñada con aceite de oliva extra virgen.

Lo que como regla general en los desayunos debes incluir una porción de grano enteros integrales de preferencia, y una porción de fruta. En la comida debes incluir una porción de proteína, fruta granos y vegetales. En la cena respetar la misma regla de granos, fruta, proteína y vegetales.

Fase 2: miércoles y jueves

Una vez que el cuerpo esté liberado de todo el estrés, estará listo para poder acelerar la quema de grasa o de tejido adiposo. Es hora de desbloquear la grasa almacenada. En esta fase nos enfocaremos en ingerir alimentos ricos en proteínas.

Por lo que habrá tres comidas altas en proteínas y vegetales. En estos dos días el cuerpo quema de los alimentos la energía así como sigue con la quema de reserva de grasa almacenada.

Desayuno:

  • Ensalada de atún con vegetales o una porción de carne magra que tu prefieras, pavo, pollo, etc.

Snack matutino: claras de huevo, o una porción de carne magra.

Almuerzo o comida:

  • Pollo o pescado a la plancha, ensalada de vegetales

Snack vespertino: sándwich de atún o de pavo

Cena:

  • Bisteck de res a la plancha acompañado de una ensalada o una guarnición de vegetales al vapor

La regla a seguir en esta fase es muy sencilla; debes consumir porciones de proteína y vegetales. Al igual que el almuerzo y cena. Los dos refrigerios o snacks del día debes ser solo de proteína. No se consumen ni fruta ni granos.

Fase 3: vienes, sábado y domingo

En palabras de Hailey Pomroy “a desatar la quemadura” lo que está focalizado en desatar la combustión de energía, y por ello, a la par de incluir alimentos ricos en proteínas, carbohidratos, entra la adición de los ricos en grasas saludables.

Este es el momento en el que el metabolismo se acelera, y lo mejor de todo es que la lista de alimentos se extiende. Lo que deja en la dieta metabólica rápida un ciclo de tres fases repartidas en los días de la semana.

Desayuno:

  • Un omelette prepardo con dos huevos puedes añadirle los vegetales de preferencia como cebolla y pimientos o tomates. Acompaña con un pan integral.

Snack matutino: un puñado de frutos secos

Almuerzo o comida:

  • Pollo o porción de res a la plancha, con una guarnición de vegetales al vapor o una ensalada verde con tomates. Aderezada con una vinagreta de aceite de oliva extra virgen

Snack vespertino: trozos de apio con zanahoria rallada o una porción de fruta mediana aliñados con aceite de oliva

Cena:

  • Pollo a la plancha o ensalada de atún y aceitunas

En esta fase debes de contemplar dos refrigerios ricos en grasas saludables más verduras, en las comidas debes incluir frutas, proteínas.

El plan es muy simple, solo se deben respetar como las fases. Puedes comer tanto como desees en tanto entre dentro de los nutrientes sugeridos en cada día.

En cuanto a las expectativas que hay que tener dentro de la dieta metabólica rápida, es que se puede llegar a perder bastantes kilos, siempre y cuando se siga el plan básico semanal. Esta dieta reduce la producción de insulina lo que significa que inevitablemente habrá una pérdida de peso.

Es importante que las personas que deseen una pérdida de peso significativa, repitan las fases dentro de un ciclo semanal, durante un poco más del tiempo establecido de los 28 días. El éxito a largo plazo dependerá del consumo de alimentos establecidos así como el cambio de hábitos alimenticios.

Ver también:

Cómo combinar la dieta metabólica con el ejercicio

hacer-ejercicio-en-la-dieta-metabolica

Para poder experimentar los resultados positivos de la dieta metabólica, es necesario incluir el ejercicio. No hay razón para evitarlo, ya que un enfoque disciplinario siempre debeestar presente.

Pomroy dentro del plan alimenticio enseña y sugiere cuando hacer ejercicio y qué ejercicios funcionan mejor con cada fase de la dieta. Esto, para poder mantener al metabolismo funcionando de manera óptima.

En cada fase, hay un componente clave de ejercicio para ejecutarse:

Fase I: Lunes y Martes

Aquí se deben realizar sesiones intensas de ejercicio cardiovascular, solo en esos dos días.

Fase II: Miércoles y Jueves

Aquí se enfoca en todo lo relacionado con la construcción de músculo, lo que el ejercicio que se sugiere realizar es el entrenamiento de fuerza utilizando el levantamiento de pesas. Con repeticiones lentas.

El músculo quema grasa, y en cuanto más músculo tengas más se podrá quemar grasa de manera eficiente.

Fase III: Viernes a Domingo

Aquí como se ha llamado a esta fase de desatar la quema de grasas. Aquí se sugieren la ejecución de ejercicios tranquilos. Como la meditación y el yoga o sesiones de masaje.

Así que como puedes ver, este plan es muy balanceado combinando el consumo de alimentos ricos en todos los nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo, así como el ejercicio.

La ventaja que tiene esta dieta frente a otras con “efecto rápido” o las llamadas “milagrosas” es que aquí se combinan tanto la buena alimentación como el ejercicio, y al mismo tiempo te va permitiendo adoptar nuevos hábitos alimenticios.

Otras Rutinas De Ejercicio Que Puedes Realizar

Sigue las reglas y reduce tu cintura

Para poder tener éxito al ejecutar y aplicar la dieta metabólica es necesario tener en cuenta que se deben comer cinco comidas al día, cada tres o cuatros horas de intervalo. Es obligatorio desayunar y no debes saltarte ningún tiempo de comida.

No debes realizar ejercicio en ayunas, ya que lo ideal es desayunar dentro de la primera hora después de haberte despertado. Dentro de los alimentos prohibidos están los ricos en azucares y harinas refinadas, trigo, maíz, zumos, soya, lácteos, quesos, cafeína, alcohol, endulzantes artificiales salvo stevia.


Agrega un cometario