Lipoproteína-A: Qué Es, Función Y Porqué Es Importante

Investigaciones científicas han encontrado que tus niveles sanguíneos de lipoproteína-A, también llamadas Lp(a), pueden ser un importante marcador de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

A pesar de esto, el monitoreo de los valores de lipoproteína-A no es realizado con frecuencia en las revisiones médicas rutinarias.

Las mediciones de los niveles de lípidos en tu sangre son comúnmente realizadas para evaluar el riesgo de presentar enfermedades del corazón o infartos, dos enfermedades que se engloban dentro de la categoría de enfermedades cardiovasculares (ECV).

¿Qué mediciones se consideran para evaluar el riesgo de enfermedades cardiovasculares?

En un análisis sanguíneo de lípidos se consideran principalmente:

  • Colesterol total
  • Triglicéridos
  • Colesterol HDL (Colesterol “bueno”)

Estos valores después son utilizados para calcular mediante fórmulas matemáticas los valores del colesterol LDL (colesterol “malo”), el cual se relaciona a un aumento en el riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares.

Dentro de todo esto, las lipoproteína-A se relacionan con el desarrollo de aterosclerosis, la cual puede ser una causa de enfermedades cardiovasculares. Y es debido a esto que las lipoproteínas son consideradas como un buen indicador del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Algunos ejemplos de las mediciones de lipoproteínas utilizadas son:

En 2010, el Panel de Consenso de la Sociedad Europea de Aterosclerosis recomendó que se realicen análisis de sangre para monitorear los niveles elevados de lipoproteína-A en personas que presenten un riesgo de moderado a alto en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares: (1)

“La evidencia actual indica que es una prioridad la disminución de los niveles de lipoproteína-A en sangre para disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.”

“Hay que considerar la disminución de las lipoproteína-A en sangre más allá de únicamente disminuir los valores de LDL.”

“Además del monitoreo de los individuos considerados de alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, los médicos deben considerar el monitoreo de los valores de lipoproteíans en pacientes que han sido tratado con estatinas debido a cardiopatias recurrentes.”

De acuerdo a la Sociedad Europea de Aterosclerosis, los valores ideales de lipoproteína-A son de menos de 50 mg/dL después del tratamiento terapéutico para controlar los niveles de LDL.

Sin embargo, a pesar de que las lipoproteína-A representan un importante factor de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, con frecuencia éstas no son tomadas en cuenta como medida preventiva del desarrollo de dichas enfermedades.

¿Qué es la lipoproteína A?

Las lipoproteína-A son partículas en tu sangre que transportan el colesterol y los triglicéridos.

Estas partículas están compuestas de:

  • Proteínas (apolipoproteínas)
  • Fosfolípidos
  • Triglicéridos
  • Colesterol

Sin embargo no todas las lipoproteínas son iguales, éstas varían en el componente lipídico, así como en la proteína presente.

Las lipoproteína-A son altas en colesterol pero su estructura no es la misma que la de la LDL, la Lp(a) tienen una apolipoproteína B.

¿Cuál es el rango normal de lipoproteína-A en sangre?

Las lipoproteína-A son producidas por las células en tu hígado, sin embargo su proceso de formación aún no se entiende claramente. Al nacer, tus niveles de lipoproteínas comienzan a elevarse, y esto parece continuar en tus primeros meses de vida.

Los niveles plasmáticos de lipoproteína-A son muy amplios y van desde un rango de 0.2 a 250 mg/dL con valores similares en mujeres y en hombres.

A pesar de que los valores menores a 30 mg/dL son considerados normales, estudios científicos han encontrado que:

  • Una de cada cinco personas tiene valores mayores a 50 mg/dL (percentil 80)
  • Uno de cada cuatro tiene niveles plasmáticos mayores a 32 mg/dL (percentil 75)

Los niveles de lipoproteína-A en tu sangre se clasifican de acuerdo al riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares de la siguiente forma: (2)

  • Deseable:  < 14 mg/dL (< 35 nmol/l)
  • En el limite superior de riesgo: 14 – 30 mg/dL (35 – 75 nmol/l)
  • Alto riesgo: 31 – 50 mg/dL (75 – 125 nmol/l)
  • Muy alto riesgo: > 50 mg/dL (> 125 nmol/l)

El Panel de Consenso de la Sociedad Europea de Aterosclerosis recomienda que los niveles de lipoproteína-A deben ser monitoreados de manera regular en personas con:

  • Alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Enfermedades cardiovasculrares prematuras.
  • Antecedentes heredofamiliares de hipercolesterolemia.
  • Antecedentes heredofamiliares de enfermedades cardiovasculares prematuras y niveles elevados de lipoproteína-A.
  • Personas con enfermedades cardiovascualres recurrentes que se encuentren llevando una tratamiento con estatinas.

Porqué es importante la lipoproteína-A y el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Evidencia epidemiológica indica que las lipoproteína-A se encuentran relacionadas con un alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. El Copenhagen City Heart Study encontró que los individuos con niveles plasmáticos de lipoproteína-A mayores a 50 mg/dL tenían de 2 a 3 veces más riesgo de un ataque al corazón (infarto al miocardio). (3)

Un meta análisis de estudios científicos encontró evidencia que vincula los niveles de lipoproteína-A con enfermedades de las arterias coronarias. (4)

Estudios realizados con pacientes que tenían antecedentes heredofamiliares de hipercolesterolemia también han reforzado la evidencia encontrada sobre la relación entre los niveles de lipoproteína-A y el riesgo de padecer enfermedades cardiovascualres.

Sin duda existe una relación entre las lipoproteína-A y las enfermedades cardiovasculares que no depende de los niveles de colesterol LDL ni del colesterol. Así como tampoco de la presencia de otros riesgos de enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, algunos autores han sugerido que el riesgo de altos niveles de lipoproteína-A es mucho menor si los niveles de colesterol LDL no se encuentran elevados. (5)

¿Cómo se relacionan las lipoproteína-A con las enfermedades cardiovasculares y la aterosclerosis?

La lipoproteína-A , así como el LDL, penetran en la capa interna de la pared en tus arterias y se acumulan hasta formar placas ateroscleroticas. La evidencia científica sugiere que las lipoproteínas pueden ser retenidas más firmemente en la pared de tus arterias que la LDL.

Además de esto, las lipoproteína-A transportan fosfolípidos oxidados los cuales:  (6) (7)

  • Han sido fuertemente relacionados con un aumento en la gravedad de las enfermedades de las arterias coronarias.
  • Poseen actividad pro-inflamatoria.

La relación entre las lipoproteína-A y los fosfolípidos oxidados puede ser el vínculo definitivo entre sus niveles y:

  • La inflamación en la aterosclerosis.
  • Ataques al corazón.
  • Infartos cerebrovasculares.

También existe evidencia científica que sugiere que existe una relación entre los niveles de lipoproteína-A en sangre y la formación de coágulos sanguíneos en arterias que presenten placas ateroscleroticas.

¿Cómo se regulan las lipoproteína-A en tu cuerpo?

Los niveles de lipoproteína-A en sangre son determinados principalmente por tu genética, por lo que modificar tu estilo de vida no será suficiente para disminuirlos. Es por esto que los cambios en la alimentación, aumento de la actividad física y disminución de peso no han demostrado ser efectivos para disminuir los niveles de lipoproteína-A .

La información que se tiene sobre los efectos de las estatinas y los fibratos en los niveles de lipoproteína-A son contradictorios, por lo que es necesario más investigación.

Las intervenciones que parecen ser prometedoras en la disminución de las lipoproteína-A en sangre incluyen:

  • Terapia de reemplazo de estrógenos en mujeres (8)
    • Ha demostrado disminuir los niveles de lipoproteína-A en sangre menos de un 10%.
  • Medicamentos con efectos mínimos
    • Aspirina
    • L-carnitina
    •  Ácido ascórbico (vitamina c) con L-lisina
    • Inhibidores del a enzima convertidora de la angiotensina
    • Antagonistas del calcio
    • Andrógenos (testosterona, androsterona y androstenidiona)
    • Anti-estrógenos
  • Inhibidores de la proteína PCSK9
  • Consumo de
    • Grasas – El consumo de grasas no aumenta los niveles de lipoproteíans en tu sangre.
      • Saturadas
        • Un estudio científico documento que los niveles plasmáticos de las lipoproteína-A disminuyeron al llevar una dieta alta en grasas saturadas.
          • En este estudio se utilizó el aceite de palma.
        • Otros investigadores han reportado que al llevar una dieta baja en grasas saturadas los niveles de lipoproteína-A aumentaron.
      • Monoinsaturadas (9)
        • Un estudio científico encontró que los niveles de lipoproteína-A disminuyeron al llevar una dieta alta en almendras. (10)
    • Niacina
      • La niacina disminuye los niveles de lipoproteína-A en aproximadamente un 30%.
      • Es considerada por el Panel de Consenso de la Sociedad Europea de Aterosclerosis como el principal tratamiento para disminuir los niveles de lipoproteína-A en tu cuerpo, sin embargo nuevos estudios no han encontrado relación de esto.

Para Recordar

Aun es necesaria más investigación para determinar cuál es el mejor tratamiento al presentar niveles altos de lipoproteína-A .

Además es importante recalcar que la disminución de los niveles de lipoproteína-A es secundaria en prioridad a la disminución de niveles elevados de colesterol LDL.

Guías de Triglicéridos Y Colesterol


Agrega un cometario