Nueces De Macadamia: El Alimento Rico En Manganeso

Las nueces de macadamia eran básicas en la alimentación de los antiguos aborígenes australianos y fueron redescubiertas por el botánico inglés Allan Cunningham en 1828. A partir entonces, gracias a sus propiedades, el árbol comenzó a ser cultivado.

Hoy en día, los arboles de macadamia se encuentran en diferentes partes del mundo, pero particularmente en zonas de clima caliente y subtropical como Australia, Nueva Zelanda, Hawái, África del Sur, Kenia, Israel y Brasil.

Las nueces de macadamia tienen la misma forma de una avellana y son de color entre blanco y beige, su sabor es dulce, almendrado y muy cremoso. Se ha calificado como la reina de las nueces por su delicado sabor y su elevado precio.

Son ricas en nutrientes como vitamina A, hierro, complejo B, manganeso y ácido fólico. Así como en grasas insaturadas, beneficiosas para la salud de tu corazón.

Siete Beneficios De Las Nueces De Macadamia

La riqueza de sus nutrientes hace que estos frutos proporcionen una gran cantidad de beneficios, a saber:

1. Salud Del Corazón

Las grasas de las nueces de macadamia son ricas en ácidos grasos monoinsaturados, que ayudan a mantener las arterias en buenas condiciones, reduciendo los niveles de colesterol y triglicéridos. Cuando se reducen estas grasas, se disminuye el riesgo de enfermedades coronarias.

En una investigación del Departamento de Ciencias Nutricionales de la Universidad Estatal de Pensilvania, se compararon dos grupos de sujetos experimentales que fueron sometidos a una dieta americana estándar, a la cual se le añadieron nueces de macadamia. Al final del ensayo, los que consumieron dietas con macadamia, presentaron niveles reducidos de colesterol y una mejora en los marcadores del corazón.(1)

2. Ayuda a combatir algunas enfermedades

Su elevado contenido de flavonoides ayuda a prevenir el daño celular, protegiéndote de las toxinas ambientales. Esto sucede porque los flavonoides, al entrar al torrente sanguíneo, se convierten en antioxidantes, los cuales atacan y destruyen a los radicales libres.

En el Laboratorio de Investigación de Antioxidantes del Centro de Investigación de Nutrición Humana de la Universidad de Tuft, en Estados Unidos, se realizaron estudios que sugieren que el consumo de estos frutos secos, está inversamente asociado con la incidencia de enfermedades cardiovasculares y cáncer. Los fitonutrientes (ácidos fenólicos, flavonoides y estilbenos) que contienen las nueces de macadamia, le aportan antioxidantes al tu cuerpo para combatir enfermedades como el cáncer. (2)

3. Pérdida De Peso

Las nueces de macadamia contienen ácido palmitoleico, capaz de incrementar el metabolismo de las grasas, lo que significa la reducción de su almacenamiento. Debido su equilibrio entre grasas y nutrientes, así como a su elevado contenido de fibra dietética, una pequeña cantidad te dará da saciedad rápidamente.

Por otra parte, las fibras dietéticas (lignanos, celulosa, hemicelulosa, amilopectina, gomas, etc.), te pueden ayudar con tus problemas digestivos. Se cree que la macadamia tiene efectos positivos en la prevención del síndrome metabólico, pero se requieren más estudios para comprobarlo.

4. Digestión

Las nueces de macadamia te ayudan a una buena digestión y a eliminar toxinas.

La riqueza del cobre en la macadamia, es garantía para la eficiente utilización del hierro, ya que el cobre es un cofactor para  muchas de las reacciones enzimáticas del metabolismo central . (3)

5. Fortalecimiento De Huesos

Las macadamias son ricas en manganeso, magnesio y fósforo, los cuales colaboran activamente en la mineralización de tus huesos y dientes, así como en el transporte y absorción de nutrientes en general.

Es bien sabido que, mientras el calcio es importante para la formación ósea, el manganeso ayuda a que el tejido óseo nuevo sea depositado donde se requiere, para que los huesos permanezcan fuertes.

Cuando una persona presenta enfermedad de sus riñones, se ve afectada su capacidad para absorber el manganeso y el calcio, lo cual puede producir problemas óseos. Sin embargo, se piensa que el manganeso ayuda a mantener los huesos fuertes y a luchar, al mismo tiempo, contra la enfermedad renal. (4)

6. Mantenimiento Del Cerebro Y Del Sistema Nervioso

Los neurotransmisores son sustancias químicas indispensables para que nuestras células cerebrales envíen las señales necesarias a nuestro organismo. Y para que dichos neurotransmisores se produzcan de forma saludable, se requiere de la presencia del cobre, vitamina B1, magnesio y manganeso, los cuales se encuentran en las macadamias.

La macadamia también contiene ácidos grasos omega 9, que benefician al cerebro de diferentes formas, como el estado de ánimo, el aumento de  la memoria y la prevención de enfermedades neurológicas.

En un estudio publicado en la Revista Pharmacology, Biochemistry and Behavior, en ensayos sobre el rendimiento de la memoria de ratones de laboratorio, se descubrió que el ácido erúcico (del grupo de los omega 9) podía actuar como agente terapéutico para enfermedades asociadas con el déficit cognitivo, como el Alzheimer. Lo cual significa que puedes mejorar tu memoria y las funciones del conocimiento, consumiendo nueces de macadamia. (5)

7. Inflamación Crónica Y Síntomas De Artritis

Los ácidos grasos omega 6 pueden darte beneficios nutricionales, pero en exceso pueden ser perjudiciales. Cuando consumes demasiados ácidos grasos omega 6, se puede producir  y aumentar la inflamación crónica del cuerpo. Eso es problemático porque las inflamaciones son la raíz de la mayoría de las enfermedades como la artritis, el cáncer, las enfermedades del corazón, la diabetes, etc.

Un estudio publicado en Pharmacognosy Magazine, valida el uso de un grupo de plantas (incluyendo la macadamia) que son aplicadas para tratar la artritis reumatoide y otros tipos de inflamaciones, como parte de la medicina tradicional de los aborígenes australianos. Señala, además, que la fitoquímica y el mecanismo de acción de sus extractos, son beneficiosos y dignos de estudios adicionales. Lo que puede significar que la macadamia es una buena opción para las dietas de personas en tratamiento para la artritis. (6)

Se sabe que la mayoría de las nueces poseen más ácidos grasos omega 6 que omega 3, pero en el caso de la macadamia es lo contrario. Si comparamos el contenido de omega 6 de varios frutos secos, tenemos que: (7)

  • Las almendras poseen 3.4 g por cada 100 g.
  • Las  nueces pecanas 3.7 g
  • Los anacardos o castañas de cajú 2,2 g.
  • Las nueces de macadamia tienen 0,36 g.

Esto no significa que podemos exagerar en su consumo, pero sí que puedes agregar a tu dieta semanal unas cuantas nueces, que además añaden proteínas, fibras, vitaminas y minerales.

Información Nutricional De Las Nueces De Macadamia

A pesar de que la nuez de macadamia puede tener un elevado contenido en grasas y muchas calorías, posee un bajo porcentaje en ácidos grasos omega 6. También posee un perfil de nutrientes muy interesante, con un valor elevado de manganeso que puede alcanzar hasta el 58 % de la IDR (Ingesta Diaria Recomendada). En la siguiente tabla te presentamos los valores de algunos nutrientes en una onza (28 g) de nueces crudas de macadamia:

Nutriente Cantidad
Carbohidratos 4 g
Proteínas 2,2
Grasas 21,4
Fibras 2,4
Manganeso 1,2 mg (58 % IDR)*
Tiamina 0,3 (23 % IDR)
Cobre 0,2 (11 % IDR)
Magnesio 36,7 mg (9 % IDR)
Hierro 1 mg (6 % IDR)
Fósforo 53,1 mg (5 % IDR)
Vitamina B6 0,1 mg (4 % IDR)
Calorías 203

*Porcentaje de valores diarios recomendados para adultos o niños mayores de 4 años, tomando como referencia una dieta de 2.000 calorías.

Origen E Historia De Las Nueces De Macadamia

Los frutos secos de la macadamia son esféricos, de aproximadamente 3,5 cm de diámetro, que tienen un pericarpio duro y liso de color café, y están cubiertos por una cascara externa verde y suave, que se abre de forma espontánea al alcanzar la madurez.

Es nativa del sureste de Queensland, Australia, donde crece en los bosques tropicales y cerca de los arroyos. Fue introducida en Hawái alrededor de 1881, donde se utilizó como planta ornamental y para reforestación. Con el tiempo, la introducción de variedades prometedoras, llevó a lo que es hoy la moderna industria de macadamia en Hawái. Comercialmente las nueces de macadamia también son importantes en Australia, Sudáfrica y América Central.

La nuez de macadamia tiene un núcleo blanco cremoso, compuesto de hasta 75 % de aceite y de 6 a 8 % de azúcar que, al ser tostada, se hace más consistente en color y textura.

Probablemente habrás oído hablar de la macadamia como Manua Loa, que es el volcán más grande de la tierra, ubicado en Hawái y también el nombre de una empresa que tiene su sede principal y planta de procesamiento de las macadamias cerca del volcán.

La planta de la macadamia crece mejor en clima suave, sin escarcha y con mucha lluvia, semejante a donde se dan los granos de café. También conocidas como nueces australianas y de Queensland, algunas especies pueden ser venenosas, pero hay dos que son comestibles:

  1. Macadamia integrifolia, de cascara lisa, nativa del sureste de Queensland.
  2. Macadamia tetraphyla, de cascara áspera, del sureste de Queensland y del noreste de Nueva Gales del Sur. En el punto donde las dos especies se encuentran, se pueden observar algunos híbridos naturales.

Cómo Almacenar Y Cocinar Las Nueces De Macadamia

Para guardar tus nueces de macadamia, asegúrate de hacerlo en un lugar fresco como el refrigerador o la despensa, que esté libre de humedad. Si prefieres comerlas asadas, debes hacer lo siguiente:

  • Precalienta tu horno entre 225 y 250 ºF.
  • Coloca las nueces en una bandeja de hornear, preferiblemente, sobre una superficie para hornear galletas, seleccionando nueces de tamaños similares para que su horneado sea homogéneo.
  • Tuesta durante 10 minutos, cuidando que no se quemen.
  • Retira la bandeja tan pronto como las nueces comiencen a tener un color ligeramente marrón.
  • Permite que se enfríen y almacena en un envase hermético.

Receta Con Nueces De Macadamia

Las nueces de macadamia son deliciosas como aperitivo, pero también se pueden preparar algunas recetas. A continuación te presentamos una muy sencilla y exquisita:

Pastel de queso de Macadamia y arándanos (sin lácteos).

Ingredientes:

Para la corteza:
1 taza de macadamias.
½  taza de dátiles Medjool sin semilla.
½  taza de coco seco rallado.
¼  cucharadita de extracto de vainilla.

Relleno:
2 tazas de anacardos (remojados previamente durante 1 a 2 horas).
1/3 de taza de aceite de coco derretido.
1 cucharada de miel.
1 Pizca de sal.
1 cucharadita de extracto de vainilla.
¾ de taza de jugo de limón.

Salsa de arándanos:
1 taza de arándanos orgánicos congelados.
½  taza de dátiles Medjool sin semilla.

Preparación:

  • Combina las macadamias y los dátiles en un procesador de alimentos.
  • Tuesta ligeramente el coco rallado en una sartén. Cuando observes un ligero color marrón dorado, apaga el fuego.
  • En un molde para pasteles, espolvorea la base con el coco que acabas de tostar.
  • Coloca sobre el coco del molde, la mezcla de macadamias y dátiles, y presiónala firmemente.
  • Aparte, coloca en la procesadora los ingredientes para el relleno y mézclalos hasta que se emulsionen bien, dando una consistencia de queso. Puedes usar agua para ayudarte.
  • Esta mezcla debes colocarla en el molde donde está la corteza del pastel con una espátula y, una vez que se llene hasta la parte superior, permite que se asiente, dándole ligeros golpes para eliminar burbujas de aire.
  • Coloca el molde con todas las mezclas en el congelador y deja que se congele.
  • Desmonta el molde en el plato donde presentarás el pastel y pásalo al refrigerador para que se descongele.
  • Para preparar la salsa, procesa los arándanos con su jugo obtenido al descongelarlos y los dátiles.
  • Vierte la salsa de arándanos sobre el pastel antes de servir.
  • ¡A disfrutar!

Precauciones

Sin duda alguna, las nueces de macadamia son una opción sana y deliciosa, pero tienes que estar consciente de las porciones que consumes. Cuando las compres, revisa las etiquetas, ya que muchas veces han sido cubiertas con conservantes, aceites o un elevado contenido de sal. También tienes que estar atento si tienes algún problema renal, porque su contenido de fósforo puede ser perjudicial.

Y muy importante, si eres alérgico a las nueces, evítalas por completo.

Integra A Las Macadamias En Tu Vida

Las nueces de la macadamia contienen vitaminas y minerales esenciales como vitaminas del complejo B, vitamina A, hierro, manganeso y folato. Así como proteínas, grasas saludables y antioxidantes.

Estos frutos secos han demostrado ser beneficiosos para:

  • El corazón.
  • Combatir y prevenir algunas enfermedades, gracias a sus antioxidantes.
  • Ayudar a la pérdida de peso.
  • Promover la salud intestinal.
  • Fortalecer los huesos.
  • Mantener el cerebro y el sistema nervioso en buenas condiciones.
  • Reducir las inflamaciones crónicas.
  • Tratar problemas como la artritis.

Deben ser almacenadas en lugar fresco y seco. Pueden ser consumidas crudas o asadas, y como parte de diversas recetas para agregarles ese toque nutritivo, saludable y delicioso.

Son bienvenidas tus dudas y opiniones.

Seguimos.

Otros Artículos Relacionados con el Magnesio


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here