Por Qué Se Cae El Pelo En Las Mujeres: Las 10 Razones Principales

Desde hace siglos el cabello se ha relacionado con la belleza, especialmente la femenina; por eso, ante la caída exagerada de este atributo tan admirado es natural sentir preocupación y angustia.

Las mujeres tenemos fuertes cambios hormonales a lo largo de nuestra vida, lo que incide en nuestra calidad y cantidad de cabello, pero además existe un gran número de factores que también lo afectan.

Se considera normal el desprendimiento de 60-100 cabellos al día; en caso de que la caída sea superior a esto y persista con el tiempo, hay que recurrir a un especialista para que evalúe si hay alguna patología que la esté ocasionando.

Veamos ahora las 10 razones más comunes que pueden ocasionarte pérdida capilar.

1.- Maltrato excesivo 

Muchos de los procedimientos que nos hacemos en la peluquería pueden estropear de forma significativa nuestro cabello: alisados, rizados, tinturas, geles, aerosoles, etcétera, y si se realizan con frecuencia agravan el problema.

Los peinados que tensan el cabello en exceso (como las colas de caballo, por ejemplo) pueden causar su desprendimiento y aparecer como una caída aparente.

2.- Síndrome del ovario poliquístico (SOP)

 

Es un síndrome bastante común en las mujeres, pero está subdiagnosticado. En esta condición clínica se secretan en exceso las hormonas masculinas, especialmente la testosterona, dando lugar a la formación de pequeños quistes en los ovarios.

Debido a estos desequilibrios hormonales, el cabello puede presentar adelgazamiento en el área de las sienes y hasta caída más marcada procedente del cuero cabelludo. También en este síndrome puede haber un aumento de pilosidad corporal en zonas que no son de distribución típicamente femenina, como pecho y pezones, por ejemplo.

3.- Anemia

 

La anemia más común, especialmente en las mujeres, es aquella producida por un déficit de hierro o de ácido fólico, ya sea por ingesta insuficiente, por demanda excesiva o por pérdidas sanguíneas debido a menstruaciones muy abundantes.

Esto produce una disminución en la síntesis de hemoglobina, que es la molécula de los glóbulos rojos encargada de llevar la sangre a todos los tejidos y órganos del cuerpo. Si el oxígeno no llega a donde es necesario, como por ejemplo a los folículos pilosos, que es donde se origina el pelo, éste se debilita, causando la ruptura y caída prematura.

4.- Menopausia

En esta época de la vida se da un cambio hormonal muy importante. La disminución de los estrógenos, que son las hormonas femeninas, pueden causar que el cabello se reseque, se vuelva más frágil y termine cayéndose. Hay que tomar cuidados especiales, como el uso de champús y acondicionadores suaves para el cabello, así como alimentarse sanamente, sin descuidar la ingesta adecuada de proteínas.

5.- Parto

Se estima que alrededor del 90% de las mujeres pueden experimentar la alopecia posparto, que se manifiesta unos 2 a 3 meses después de parto, volviendo a normalizarse dentro de los tres meses siguientes.

Durante el embarazo se produce un incremento en los niveles de estrógenos circulantes, provocando que el pelo se mantenga en la fase de crecimiento. Cuando estas hormonas vuelven a sus niveles normales, el cabello cambia a la fase de desprendimiento, lo que resulta en una excesiva pérdida de cabello, que se evidencia en todo el cuero cabelludo.

6.- Déficit proteico

El cabello está formado por la proteína queratina, por tanto, su formación depende del consumo de proteínas variadas y en adecuada cantidad. Al existir un déficit proteico, el cabello se torna quebradizo, debilitándose y cayéndose de manera prematura (1, 2).

7.- Medicamentos

Existen variados fármacos cuyos efectos secundarios se relacionan con la caída del cabello, por ejemplo los anticonceptivos orales, que merecen especial atención por la frecuencia de su empleo. La caída capilar continúa dos o tres meses después de haber suspendido su ingesta prolongada. Se cree que el mecanismo de esta pérdida sea similar al que sucede en los casos de la alopecia posparto.

Existe además una enorme cantidad de medicamentos capaces de inducir alopecia, unos de los más conocidos son los antineoplásicos. Otros fármacos que pueden ocasionar caída capilar son: anticoagulantes, antidepresivos, antihelmínticos, algunos analgésicos y anticonvulsivantes, entre otros.

Por eso es conveniente conocer los posibles efectos secundarios de los medicamentos que se ingieren, ya que algunos pueden explicar la caída capilar.

8.- Pérdida de peso excesiva

Algunas  dietas de choque que producen una pérdida de peso muy grande y además en muy corto tiempo pueden afectar de manera negativa la calidad y el crecimiento capilar. Esto sucede porque estas dietas son muy restrictivas y privan de nutrientes esenciales o suprimen ciertos grupos de alimentos, por lo tanto, el cuerpo prioriza sus nutrientes a los órganos esenciales, en desmedro del cabello.

9.- Enfermedades tiroideas y autoinmunes

La glándula tiroides produce las hormonas T3 (triyodotironina) y T4 (tiroxina), que regulan todo el metabolismo corporal. Ya sea el hipo o el hipertiroidismo pueden ocasionar graves alteraciones, a menos que se aplique un tratamiento oportuno. La pérdida capilar puede ser ocasionada por hipotiroidismo y también por enfermedades autoinmunes, en las que el propio sistema inmunitario ataca las células de la piel y del cabello, originando su caída(3).

10.- Cualquier condición médica de curso agudo o crónico 

Algunas patologías (como la diabetes) afectan la circulación sanguínea que llega a los folículos pilosos, causando su muerte y, por tanto, su caída. La psoriasis es una enfermedad cutánea que afecta simultáneamente al cuero cabelludo y sus folículos, pudiendo ocasionar alopecia (4).

En definitiva, el cabello es muy vulnerable ante las alteraciones orgánicas, por eso es importante prestarle atención y recurrir a un médico si la situación lo requiere.

Recurso para cuidar tu cabello


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here