Qué es la comida macrobiótica

La comida macrobiótica es de origen oriental, y forma parte de un concepto mucho más global que una simple dieta. Con el objetivo de armonizar el espíritu, el pensamiento y el cuerpo, desarrollando de esta forma nuestro ser, la alimentación es una parte clave en ese todo único. En occidente se ha conocido la dieta macrobiótica gracias al pensador japonés Ohsawa, quien la difundió ampliamente. Una de las bases es armonizar el Yin y el Yang, lo masculino y lo femenino, la luz y la sombra. Ambas partes son necesarias y es muy importante que todo este presente en la dieta. Los Yin son del reino animal y los Yang del vegetal. Los cereales, siempre integrales, son un elementos equilibrador en la dieta.

A tener en cuenta sobre la comida macrobiótica

Qué es la comida macrobiótica

  • No solo lo que se come, sino como se lo come es importante. El momento de comer debe ser calmo  sereno.
  • Hay que comer solo la cantidad necesaria, ni más ni menos.
  • Se comen alimentos de todos los grupos, pero se equilibran cantidades, momentos y oportunidades.
  • Los alimentos sólidos deben ser muy bien masticados. Hay quienes recomiendan masticar al menos 33 veces antes de deglutir. Eso que se repite de “beber los sólidos y masticar los líquidos” es muy importante.
  • No se bebe durante la comida, solo se hace luego de finalizarla. El agua debe estar al momento de beber. Es clave beber con mucha lentitud, sorbo a sorbo.

Alimentos fundamentales en la comida macrobiótica

  • Cereales integrales. El 50 % de la alimentación diaria debe ser de cereales integrales, ya sea arroz, mijo, cuscus, centeno, maíz, etc.
  • Vegetales y hortalizas forman el 25 % de la alimentación de cada día. Deben estar cocidos.
  • Legumbres. Este grupo abarca el 15 % de la dieta.
  • Sopas. Todos los días se debe servir sopa, de preferencia dos veces al día. En ellas se incluyen muchas veces la algas, que son fundamentales para una dieta macrobiótica
  • El pescado se come dos veces a la semana y debe ser blanco. Como algo excepcional se puede comer pollo o pavo, pero no es algo que se deba hacer con frecuencia.
  • Los huevos solo se permiten cuando están fertilizados, y solo 3 veces al mes.
  • Frutas secas o cocidas. Las frutas crudas se reservan para muy pocas ocasiones y solo para quienes tengan probada buena salud.
  • El miso y las algas ocupan un lugar muy importante en la dieta diaria.
  • El té de tres años y el café de cereales se pueden beber sin problema, pero sin abusar.

Los no recomendables en la comida macrobiótica

  • Lácteos. Ni la leche ni sus derivados
  • Carnes rojas ni la grasa animal
  • Tomates, patatas y berenjenas no se deben ingerir
  • Ninguna fruta tropical ni ningún zumo
  • Azúcar ni sus variantes
  • Alimentos procesados. No pueden contener conservadores, saborizadores ni colorantes. No se pueden haber usado pesticidas ni fertilizantes artificiales en el caso de los vegetales.

Imagen: notjustdiets


Agrega un cometario