Remedios caseros para la garganta

El dolor de garganta es tan frecuente, que casi seguro que es algo que todas las personas sentimos al menos una vez al año, especialmente durante los cambios de estación y durante el invierno. Hay muchos remedios caseros para la garganta que nos pueden ayudar y mucho, pero hay que tener en cuenta siempre  que será el médico quien debe descartar otros problemas.

Remedios caseros para la gargantaLas causas del dolor de garganta son variadas, pero en general las infecciones son las responsables de esta molestia. Es muy importante tener claro que en todos los casos hay que consultar al médico, ya que el va a determinar si la infección es viral o bacteriana, algo que varía sustancialmente el tratamiento. Las infecciones bacterianas en la garganta prácticamente siempre necesitan ser tratadas con antibióticos, ya que de otro modo se pueden complicar (las complicaciones son poco frecuentes pero lo bastante relevantes como para evitarlas de todas formas). Para todos los casos, los remedios caseros  para la garganta, ayudan y mucho al tratamiento que nos indique el médico.

Ver también:

Remedios caseros para la garganta

  • Gárgaras de agua y sal. Tal vez este sea de los remedios caseros para la garganta, el más difundido, y más efectivo. Solo hay que mezclar una cucharadita de sal en medio vaso de agua tibia. Haremos gárgaras con esta preparación, de ser posible varias veces al día, ya que el efecto es transitorio.
  • Gárgaras de agua y tomillo. Este es uno de los remedios caseros para la garganta menos conocidos, a diferencia del anterior, pero de los más efectivo. La preparación es muy simple, en una taza con agua hirviendo vamos a agregar una cucharada de tomillo seco. Dejemos reposar unos minutos, mientras el agua pierde temperatura. Colamos bien y ya podemos hacer gárgaras con esta preparación.
  • Gárgaras de agua con vinagre de manzana. Nuevamente el vinagre de manzana presente en un remedio casero muy efectivo. Debemos mezclar dos cucharadas de vinagre de manzana en medio vaso de agua tibia. Las gárgaras con vinagre se repiten varias veces al día, como en el caso de las de agua con sal. Son sumamente efectivas y se nota un claro alivio.
  • Té de mil y limón. En realidad no se debería llamar té porque no lleva té, es una infusión para ser más exactos. Se prepara de forma muy simple, mezclando en una taza de agua caliente dos cucharadas de miel y el jugo de un limón. Este remedio no solo alivia el dolor de garganta, sino que mejora el estado general. Si tenemos, por ejemplo, un resfriado o una gripe, es la infusión ideal.
  • Té de tomillo. En este caso si es un té, pero que se hace con tomillo. La preparación es muy simple y es muy similar a la anterior. En una taza de agua bien caliente agregamos una cucharada de tomillo y dejamos enfriar. Cuando ha perdido temperatura colamos. Ante de beberlo agregamos una cucharada de miel y el jugo de un limón. Personalmente considero que esta infusión es de los mejores remedios caseros para la garganta y es ideal para el dolor de garganta.

Imagen: remedies.healthprobs


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here