Síntomas de hígado graso

Si la persona siente llenura,  dolor en la parte media o alta del lado derecho del abdomen, y cansancio extremo, se corresponden con síntomas de hígado graso.

¿Cuáles son los síntomas de hígado graso?

El hígado graso transcurre habitualmente  como una enfermedad “silenciosa” con pocos o ningún síntoma. Las personas sólo comienzan a tener síntomas cuando la enfermedad avanza que muestra fatiga, pérdida de peso y debilidad.

En ocasiones aparecen los síntomas de hígado graso que determinan manifestaciones de fibrosis en el hígado, es decir, cicatrices en el hígado que puede dar lugar a cirrosis al empeorar la fibrosis y afectar el adecuado funcionamiento del hígado.

Si ocurren estas circunstancias y el hígado tiene extendidas cicatrices, con endurecimiento y no puede funcionar normalmente se puede acompañar de retención de líquidos, pérdida de músculo, hemorragias de los intestinos y falla del hígado. La única solución para estos casos extremos de cirrosis es el transplante del hígado.

Síntomas de hígado graso

Sin embargo cunados e realiza el diagnóstico temprano y oportuno  el proceso se puede detener y, en algunos casos, revertirse por sí solo sin ningún tratamiento específico.

Esto determina que las modalidades terapéuticas sean numerosas, mas sin embargo se destaca como la  más útil el adecuado control del peso, y el adecuado manejo de las enfermedades concomitantes.

Ver también:

¿Qué es el hígado graso?

El término hígado graso es una acumulación de grasa en el hígado, que de acuerdo a sus siglas en inglés se reconoce como NAFLD (non alcoholic fatty liver disease) y en español enfermedad por hígado graso no alcohólico (EHGNA). Una gran variedad de términos han sido usados para describir esta entidad, tales como: hepatitis grasa, enfermedad hepática alcohólica símil, enfermedad de Laënnec no alcohólica, hepatitis diabética y esteatohepatitis no alcohólica,  NASH, en inglés, que significa  nonalcoholic steatohepatitis. Sin embargo, la expresión “enfermedad de hígado graso no alcohólico” (NAFLD) es el término más aceptado.

En esta se incluye alteraciones mínimas que van desde la esteatosis hepática hasta la cirrosis e insuficiencia hepática.

El hígado graso es una afección común que pasa sin dar síntomas de hígado graso y puede ser inofensiva, pero en ocasiones puede hacer que el hígado aumente de tamaño.

Se describe en la literatura médica que el 70% de las personas que presentan una hepatopatía, es decir enfermedad del hígado, tienen hígado graso no alcohólico, debes tomar las medidas necesarias antes los síntomas de hígado graso..

Este se presenta preferentemente en mujeres obesas, que padecen diabetes mellitus sin antecedentes de consumo de alcohol, no obstante en la biopsia hepática muestra cambios histopatológicos similares a los que se observan en pacientes con  hepatitis alcohólica.

El hígado graso no alcohólico se considera que es una enfermedad emergente de gran importancia médico-social que se encuentra asociada frecuentemente con obesidad, como hemos visto con anterioridad que acompaña lo que se conoce como   resistencia a la insulina.

Las personas que presentan síntomas de hígado graso se les relacionan también con variables como el índice de masa corporal, cintura, y aumento excesivo de triglicéridos (hipertrigliceridemia).

 


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here