Síntomas de presión alta, un alerta del asesino silencioso

Muchas veces la presión alta no causa síntomas. Saber los síntomas de presión alta que si se presentan en ocasiones es una ayuda para acudir al médico y saber si padece de hipertensión, pero la mayoría de las veces ellos no aparecen.

Los síntomas de presión alta pueden no aparecer en la mayoría de los pacientes diagnosticados posteriormente como hipertensos,  de ahí surge su nombre de asesino silencioso. En los Estados Unidos se estima que más del 21 % de las personas que padecen hipertensión no lo saben.

¿Pueden manifestarse síntomas de hipertensión?

Los síntomas de presión alta casi nunca es la primera señal  para la detección de esta enfermedad, pero pueden haber casos en que aparezcan síntomas. Por eso debes hacerte la resvión de la presión aunque no presentas síntomas de presión alta cada año.

Los síntomas de presión alta:

Aclarado que muchas veces no se presenta ningún síntomas, cuando si se presenta los síntomas de presión alta son:

  • Palpitaciones
  • Mareos
  • Visión borrosa
  • Nausea y vómito
  • Dolor de cabeza (este solo las personas con crisis hipertensivas lo presentan)
  • Desasosiego
  • Dolor en el pecho
  • Enrojacimiento facial
  • El sangrado de nariz es un mito, no pasa según el Americn Heart Asociation

Debido a que no hay síntomas de presión alta, la persona puede pasar muchos años y si no se chequea la presión arterial  puede ser detectada ya cuando la misma ha afectado y repercutido en el  funcionamiento del corazón, los riñones o  en la visión.

Síntomas de hipertensión maligna:

  • Sangrado nasal
  • Vómitos
  • Nauseas
  • Confusión
  • Cambios en la visión
  • Esto es más frecuente en personas negras o mulatas

En la hipertensión maligna la presión diastólica es superior a 140 mm Hg. Esta es una emergecia médica, debe atenderse de inmediato.

síntomas-de-presión-alta

¿Qué hacer ante factores de riesgo o síntomas de presión alta?

Todos los adultos deben hacerse revisar la presión arterial cada 1 o 2 años si ésta fue menor de 120/80 mmHg en la lectura más reciente.

Si usted tiene presión arterial alta, diabetes, cardiopatía, problemas renales o algunas otras afecciones, hágase revisar la presión arterial con mayor frecuencia, por lo menos una vez al año.

Una vez que esté diagnosticado como hipertenso es importante también controlar sus niveles de colesterol, saber si su corazón no se ha afectado para ello es conveniente la electrocardiografía y la ecocardiografía. También la función renal y el fondo de ojo deben ser revisados periódicamente.

En los casos de prehipertensión, cambios en el estilo de vida, fundamentalmente disminuir el consumo de sal, acercarse a su peso ideal, hacer actividades físicas de forma sistemática y chequear periódicamente su colesterol y su presión, le ayudarán a no sumarse a la lista de los hipertensos.

Una presión alta que no es atendida, controlada y chequeada regularmente  puede conducir a serios problemas de salud e inclusive a ocasionar la muerte, no se descuide el asesino lo acecha.

La presión sanguínea es la fuerza que ejerce la sangre al pasar por las paredes arteriales cuando el corazón se contrae y hace que la sangre circule por el organismo. Al tomar la  presión arterial se determina la presión sistólica y la diastólica.

Ver también:

¿Cuáles son las cifras normales de presión sanguínea?

Los criterios aún vigentes para establecer los niveles de la presión sanguínea fueron emitidos en el 2003 por el  Instituto Nacional de los Pulmones, el Corazón y la Sangre de los Estados Unidos.

En los mismos se establece que una la presión normal debe ser inferior a 120 y 80 mm Hg. Cuando la misma se encuentra entre estos valores y 139 y 89 mm Hg se considera prehipertensión.

Por encima de niveles entre 140 y 90 mm Hg se clasifica  a una persona como hipertensa o de presión alta, pero es necesario que esta cifra se repita en varias ocasiones y en diferentes horarios del día.

Actualmente se debate si el límite para considerar hipertensos a las personas mayores de 60 años se debe elevar hasta150 y  90  mm Hg. Las directrices actualizadas deben emitirse a finales del presente año.

Cada persona lleva un control específico de la presión arterial, por ejemplo si padece del corazón, los riñones o ha tenido un accidente cerebral puede ser recomendable que su presión sea inferior a la de las personas que no tienen estas afecciones.

Clasificación de los valores de presión sanguínea

¿Cuáles son los factores que aumentan las posibilidades de ser hipertenso?

Como previamente señalamos la mayor parte de las personas no refiere síntomas de presión alta, de ahí que es de gran importancia conocer cuáles son algunos de los factores que propician la aparición de la hipertensión arterial.

Las personas que tienen sobrepeso o son obesas son más propensas a padecer de esta enfermedad, también si padece de Diabetes, o si tiene el colesterol o los triglicéridos altos.

Condicionan la aparición de la hipertensión cuando hay antecedentes familiares de hipertensión arterial, en aquellas personas muy ansiosas o estresadas, en los que ingieren más de un trago al día en el caso de las mujeres y más de dos en el caso de los hombres. También el consumo elevado de sal y el tabaquismo.

La mayoría de las veces no se identifica ninguna causa de presión arterial alta, y entonces se considera como hipertensión esencial. Hay algunos tipos de hipertensión que son secundarios a otras patologías como enfermedades renales crónicas, mal funcionamiento de las glándulas suprarrenales o hipertiroidismo.

Lee las 15 formas naturales de bajar la presión arterial

Bibliografía:

http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HighBloodPressure/SymptomsDiagnosisMonitoringofHighBloodPressure/What-are-the-Symptoms-of-High-Blood-Pressure_UCM_301871_Article.jsp


Agrega un cometario