Síntomas De un Pre-infarto Y Señales de Alarma Temprana

sintomas-de-pre-infartoLa principal diferencia (hay muchas) entre el infarto y el pre-infarto (o angina de pecho) es que el infarto ponen en riesgo la vida en el futuro inmediato el pre-infarto no, el pre-infarto es una señal de que algo esta mal, si tienes un infarto debes acudir inmediatamente a una sala de emergicias con el equipo adecuado.

El infarto se distingue muy fácilmente, es un dolor insportable en el pecho que se irradia al brazo izquierdo, haz click aquí para leer más los síntomas del infarto.

El pre-infarto o la angina de pecho son un síntoma o un conjunto de síntomas por sí mismos, no una enfermedad. Cualquiera de los síntomas de abajo pueden deberse a un pre-infarto o angina de pecho.

a) Dolor en el centro del pecho o sensación de presión.

Este dolor suele ser muy característico. Es de aparición brusca, en general durante un esfuerzo. El dolor la mayoría de los pacientes lo describen como una sensación de plancha o aplastamiento en el medio del pecho. Puede extenderse al cuello, miembro superior izquierdo, hombro, espalda o a la mandíbula. Si el paciente se queda en reposo, el dolor suele ceder en pocos minutos en forma espontanea.

Ten en cuenta la frecuencia de estos dolores, también conocidos como angina de pecho o ángor. Hay pacientes que los tienen durante mucho tiempo, pero solamente consultan cuando notan que se vuelven más frecuentes o con esfuerzos cada vez menores. Estos cambian de intensidad y frecuencia suelen anunciar un evento más serio, por lo que se dice que la situación se vuelve inestable y requiere tratamiento inmediato.

b) Debilidad o fatiga.

En el momento del dolor la persona suele sentir una importante debilidad.

c) Falta de aire.

En un pre infarto se puede ver falta de aire.

d) Náuseas

Las nauseas son un síntoma acompañante de ese dolor muy frecuente.

e) Ansiedad y fuerte sensación de angustia.

f) Mareos

g) Transpiración excesiva.

Cuasas del pre-infarto

sintomas-de-pre-infarto2

La función del corazón es bombear la sangre a dos circuitos. Uno pequeño, que es el que va a los pulmones y es donde se oxigena la sangre. El otro circuito es el grande, que impulsa esa sangre con oxigeno a todo el cuerpo. Este bombeo se puede realizar gracias al potente musculo cardiaco, que se llama miocardio.

Ver también:

Como se comprenderá el miocardio necesita recibir sangre oxigenada en forma permanente, ya que es un musculo en constante trabajo. Las arterias que llevan esa sangre oxigenada al miocardio son las arterias coronarias. Cuando el flujo de sangre se interrumpe en esas arterias, una parte del miocardio queda sin recibir oxigeno.

Esa interrupción se puede deber a placas de ateroma que disminuyen el diámetro interno de la arteria, coágulos, ambas cosas u otros motivos.

Cuando esa interrupción del flujo sanguíneo es completa una parte del musculo queda sin oxigeno, por lo que ese tejido muere. Esto es lo que se llama un infarto de miocardio: se muere una parte del musculo por falta de oxigeno.

Es una situación extremadamente grave y esa gravedad depende a su vez de la extensión del mismo. Si el paciente sobrevive ese tejido que ha muerto es luego sustituido por una cicatriz.

Si el tratamiento del infarto es precoz y adecuado, muchas veces no llega a necrosarse (así se llama a la muerte del tejido) el miocardio, por lo que las secuelas son mucho menores.

El tejido cicatrizal que sustituye al musculo que ha muerto no tiene la capacidad de contraerse en igual forma, por lo que queda una secuela, que a su vez puede ser menor o muy importante.Sin embargo en muchos casos la interrupción del flujo sanguíneo es importante pero no completa.

Suele no dar síntomas en el reposo, pero si la obstrucción es grande, cuando se realiza un esfuerzo se dan los síntomas del pre infarto. Reiteramos que muchas veces el primer evento es un infarto y no ha habido síntomas previos, pero si los hay se comprende la relevancia que tienen la consulta inmediata y el tratamiento. Ya que puede evitar un evento mucho mayor y muy grave.

Peligros del Pre-infarto

Diferenciar un pre infarto de un infarto puede no ser simple a primera vista, por lo que será el médico quien realice ese importante diagnóstico. Sin embargo, muchos de ustedes habrán notado que los síntomas suelen ser los mismos que los de un ataque de pánico, por lo que también queda claro que al sentir esto no quiere decir que con certeza existe un problema coronario.

Lo que si quiere decir es que se impone una consulta médica inmediata que será lo más importante para hacer el diagnostico diferencial entre dos situaciones muy diferentes: una muy seria y otra muy simple de resolver y que no reviste gravedad alguna, si bien es muy fea de vivirla como es el ataque de pánico.

El infarto cardiaco es una de las principales causas de muerte en el mundo. La mayoría de las muertes ocurren por un fibrilación ventricular antes de la víctica del infarto puede llegar a la sala de emergencias. Los que llegan a la sala de emergencia con tecnología moderna tienen muy buen pronóstico de supervivencia más del 90%. Procedimientos como el angiograma coronaria o la angiolplastía y los medicamentos que disuelven los coagulos ayudan a recuperar la circulación temprana al corazón.

Tratamiento

El tratamiento será en dos pasos. Uno del cuadro actual de pre infarto, que seguramente va a incluir medicación vasodilatadora para mejorar el flujo de sangre a la zona comprometida. Pero lo importante es el tratamiento de la enfermedad de base, que va a contar a su vez con varios pasos.

Por una parte si existen obstrucciones serias que necesiten una resolución invasiva, se debe hacer. Puede ser desde un bypass hasta la colocación de stent. En otros casos solo con tratamiento medico se mejora sustancialmente.

El mejoramiento del flujo coronario se produce con un estilo de vida adecuado (dieta y ejercicios) además de medicación específica. Desde ya que se debe abandonar el habito de fumar.

Controlar los factores de riesgo es fundamental: hipertensión, dislipemias y diabetes. La presión arterial elevada daña la capa interna de las arterias, por lo que se produce el daño inicial. Controlar la misma requiere dieta, ejercicio y eventualmente medicación. Las dislipemias (problemas de colesterol y triglicéridos) se controlan con dieta, ejercicios y en algunos casos medicación. Lo mismo ocurre con la diabetes.

En todos los caso, ante la duda, se impone la consulta médica.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here