Síntomas de un preinfarto

Los síntomas de un preinfarto pueden implicar aspectos que nunca pensaríamos que están relacionados con problemas del corazón. Por eso, el propósito de este artículo es aclarar algunas dudas con respecto a los principales síntomas de un preinfarto. Debes ser muy cuidadoso o cuidadosa si crees que tienes complicaciones con el corazón.

Los ataques cardíacos pueden afectar al cuerpo en muchísimas estructuras corporales, incluso puede provocarse la interrupción de muchas funciones vitales.

5 Síntomas de un preinfarto:

Antes del momento de un ataque al corazón, podrías experimentar los siguientes síntomas de un preinfarto:

1. Dolor e incomodidad

En muchos casos las personas sienten incomodidad o dolor en el pecho. También puede presentarse una sensación de presión en la parte del corazón, se siente como si el corazón estuviese inflamado. Pero eso no es todo, el dolor puede regarse por otras partes del cuerpo tales como los hombros, la espalda, el cuello y la mandíbula. Si experimentas algunos estos síntomas de un preinfarto, debes estar muy atento para prevenir complicaciones graves. Estas señales pueden estar en tu cuerpo por varios minutos o mucho más tiempo.

síntomas de un preinfarto

2. Dificultades con la respiración:

A veces la respiración es uno de los síntomas de un preinfarto que no esperaríamos. A veces la respiración se acelera y puede sentirse dolor al inhalar y exhalar.

3. Fatiga o cansancio:

Cuando no se ha hecho ejercicio y se produce una fatiga inexplicable, puede ser señal de dificultades en la presión arterial o de enfermedades del corazón. Cuando el corazón no funciona bien, debe hacer un esfuerzo mayor para enviar la sangre a todo el cuerpo y el oxígeno empieza a ser insuficiente para que el corazón realice sus funciones. Debido a este gran esfuerzo que hace el corazón, la persona puede llegar a sentirse muy cansada.

4. Dificultades en el sueño:

Uno de los síntomas de un preinfarto que experimentan muchas personas con problemas cardíacos, es el desorden en el sueño. A veces hay dificultades para conciliar el sueño, ya sea por insomnio o por ansiedad, y cuando se logra conciliar el sueño, no se siente un descanso verdadero. Este síntoma puede tener lugar meses o semanas antes de presentar un ataque al corazón.

5. Indigestión:

A veces, antes de que un ataque cardíaco tenga lugar, puede experimentarse una sensación similar a la agriera y también pueden presentarse episodios frecuentes o constantes de problemas digestivos.

6. Desórdenes emocionales:

Aunque no es un síntoma claro de un preinfarto, algunas veces cuando se presenta desequilibrio en las emociones, se trata de una señal de infarto, especialmente si estos cambios están acompañados por alguno de los síntomas que mencionamos anteriormente.

Si tienes varios de los síntomas que hemos mencionado en esta lista, es recomendable que consultes con un profesional de la salud para que evalúe si tienes factores de riesgo para sufrir de enfermedades cardíacas. Si estás atento a las señales que tu cuerpo emite, puedes evitarte muchas complicaciones de salud. Además, también es algo positivo que mejores tus hábitos físicos y tu alimentación para que reduzcas la posibilidad de sufrir algún tipo de enfermedad.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here