Triglicéridos Altos – Cómo Bajar los Triglicéridos

Los triglicéridos son compuestos orgánicos muy importantes. La mayoría de lo que comemos en nuestro dieta son triglicéridos también la mayoría de la grasa que guardamos en nuestro cuerpo. Los ácidos grasos que se encuentran en los triglicéridos son una fuente esencial de energía para nuestras células.

La concentración de triglicéridos se puede medir en la sangre y nos da información muy valiosa de como se encuentra tu cuerpo y tu metabolismo. Triglicéridos elevados pueden ser señal de un problema metabólico y un mayor riesgo de presentar un problema del corazón.

Los triglicéridos son transportados dentro de las sangres por las lipoproteínas. Las lipotraínas son un medio de transporte de grasas a los órganos del cuerpo.

Varios estudios han encontrado que niveles altos de lipoproteínas ricas en triglicéridos esta relacionado a problemas coronarios. (1)

La mayoría de las veces los niveles altos de triglicéridos se pueden deber a problemas metabólicos que se pueden corregir por cambios en el estilo de vida, aunque también pueden ser causados por problemas heredados genéticamente.

Lipoproteínas Ricas en Triglicéridos

Las lipoproteínas son el medio de transporte que permite que las grasas se muevan desde los órganos a los tejidos o viceversa. El colesterol es un componente esencial de las membranas celulares de los mamíferos, y es fundamental para el buen funcionamiento del cuerpo. A partir de él, se forman los esteroides y los ácidos biliares. 

Las lipoproteínas son moléculas compuestas de proteínas y grasa, que tienen forma esférica, cuentan con un núcleo de lípidos y están cubiertas por una capa de fosfolípidos y colesterol libre.

Por su parte, los quilomicrones son lipoproteínas ricas en triglicéridos, fabricados durante la digestión de los alimentos, que transportan a los lípidos desde el intestino hasta el tejido adiposo, por vía linfática, ya que son demasiado grandes para atravezar los capilares sanguíneos.

También tenemos las lipoproteínas de baja densidad (LDL) que se encargan de llevar el colesterol hacia los tejidos periféricos. Las HDL, también llamados lípidos buenos, recogen el colesterol y lo sacan de los tejidos periféricos.

Dicho esto, entenderemos que es importante mantener un nivel de HDL correcto, que le permita cumplir su función de exclusión de grasa de sitios no deseados; y un nivel óptimo de LDL, para que las grasas no sean transportadas y acumuladas en lugares indeseables.

Definición De Triglicéridos Normales Y Altos

  • Los triglicéridos son sustancias grasas que se encuentran en la sangre y en diferentes partes de tu organismo.
  • El hígado produce triglicéridos, por lo que cualquier caloría adicional en tu dieta puede convertirse en triglicéridos y después transformarse en colesterol.  
  • Cuando comemos, la grasa de los alimentos es digerida y los triglicéridos son liberados al torrente sanguíneo.
  • Los triglicéridos nos dan energía para realizar diferentes actividades y mantener las funciones vitales. No obstante, si comes de más, el excedente se almacenará como grasa.

En la publicación Corazón, Dieta y Nutrición, la Dra. Aliza (2016), indica que los  triglicéridos se miden en tu sangre mediante el perfil de lípidos, el cual debe hacerse con ayuno de 12 horas.

La Dra. Aliza señala que si tus triglicéridos están arriba de 200 mg/dl, se consideran altos y, cuando se acercan a los 500 mg/dl, están muy altos. Ahora bien, para comparar, vale citar los valores de la Sociedad de Endocrinología para el Diagnóstico y Tratamiento de la Hipertrigliceridemia en 2013. Estos indicativos son:

  • Normales (150-199 mg/dl).
  • Moderados (200-999 mg/dl) se asocian a un mayor riesgo cardiovascular.
  • Severos (1.000-1.999 mg/dl).
  • Muy severos (>2.000 mg/dl), con una mayor incidencia de pancreatitis. (2)

Los Triglicéridos Y Su Relación Con La Enfermedad Cardiovascular

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) en el año 2011, apunta a la hipertrigliceridemia como el potencial marcador para la detección temprana del síndrome metabólico, la diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Para este estudio, se reclutaron personas de ambos sexos y diferentes edades con diagnóstico de hipertrigliceridemia (TG ≥ 200 mg/dl) y se establecieron tres conclusiones fundamentales:

  1. Los pacientes con hipertrigliceridemia mostraban un alto porcentaje de síndrome metabólico, independiente de los niveles en plasma de triglicéridos. Esto aumenta con la edad y es superior al de la población sin hipertrigliceridemia.
  2. El porcentaje de diabetes en las personas con hipertrigliceridemia, duplico la general, sin tomar en cuenta los niveles de triglicéridos. Lo que corrobora la relación: hipertrigliceridemia y diabetes.
  3. Existe una relación entre el síndrome metabólico y la enfermedad cardiovascular. La presencia de diabetes asociada con hipertrigliceridemia, incrementa el riesgo de enfermedad y mortalidad cardiovascular.

Hipertrigliceridemia

La hipertrigliceridemia, no es más que el exceso de triglicéridos en la sangre, donde influyen diversos factores:

  • Edad.
  • Aumento de peso.
  • Enfermedad hepática o renal.
  • Síndrome metabólico.
  • Trastornos genéticos.
  • Consumo de betabloqueantes (medicamento usado en enfermedades de corazón).
  • Pastillas anticonceptivas.
  • Diuréticos.
  • Corticoesteroides.

Las causas más comunes de la hipertrigliceridemia son:

  • Alimentación desbalanceada.
  • Consumo periódico de comidas rápidas, bollería industrial, grasas animales y refrescos azucarados.
  • Uso de pastillas anticonceptivas, betabloqueadores y diuréticos.
  • Ingesta reiterada de alcohol, esteroides y cigarrillos o tabaco.
  • Sedentarismo.

Hipertrigliceridemia y el Colesterol

Para establecer la relación hipertrigliceridemia y colesterol, vale destacar la publicación de Corazón, Dieta y Nutrición de la Dra. Aliza (2016), donde explica que los triglicéridos provienen de todos los alimentos que consumes, pero que el cuerpo, al no necesitarlos inmediatamente, los almacena como reserva de energía.

En cambio, el colesterol es una sustancia grasosa presente en todas las células del organismo y se utiliza para la construcción de nuevas células, la producción de hormonas y para cubrir los nervios.

Ninguno de los dos son hidrosolubles, o sea, que no se disuelven en la sangre. Se acumulan y circulan por tus venas y arterias con la ayuda de las lipoproteínas. Los triglicéridos se parecen al colesterol malo y, de igual manera, cuando consumes más grasas y calorías de las que necesitas, se acumulan en el torrente sanguíneo, produciendo hipertrigliceridemia, lo cual eleva el riesgo afectar la elasticidad normal de las arterias y disminuir el flujo sanguíneo a los órganos.

Tratamiento para los Triglicéridos Altos: Farmacológico y No Farmacológico

Tratamiento Farmacológico.

La Sociedad de Endocrinología para el Diagnóstico y Tratamiento de la Hipertrigliceridemia, enfatiza la importancia de una buena alimentación, y la indicación de tratamiento farmacológico para tratar los niveles altos de triglicéridos.

El tratamiento comprende 4 grupos:

  • Fibratos, especialmente fenofibrato, que tiene menor interacción con las estatinas. (3)
  • Estatinas, recomendadas en las hipertrigliceridemias leves a moderadas asociadas a hiperlipemias.
  • Suplementos con Omega 3.
  • Niacina, que ha sido retirada del mercado por tener una mayor tasa de eventos cardiovasculares.

Tratamiento No Farmacológico

La Sociedad de Endocrinología para el Diagnóstico y Manejo de la Hipertrigliceridemia, informa que las dos medidas no farmacológicas principales son la dieta y el ejercicio. Recomiendan disminuir el consumo de carbohidratos altos en azúcar, y consumir alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados con omega 3 y 6.

Para mantener tus niveles de triglicéridos dentro de los valores normales:

  • Evita el consumo de mantequilla, nata, carnes grasas, lácteos enteros grasos, frituras y comidas rápidas.
  • Procura alimentos de origen vegetal como el aceite de coco y de palma.
  • Consume alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados como el aceite de oliva; ácidos grasos omega 3, 6 y 9 como pescados azules, sardinas, atún, salmón, pez espada, arenque, boquerones, jurel, nueces y canola.
  • Consume ajo crudo, canela, avena y té verde.
  • Evita las bebidas gaseosas azucaradas, bebidas alcohólicas, dulces, chocolates, bizcochos, pastas, pizzas o alimentos refinados con alto índice glucémico.
  • Realiza ejercicio físico con frecuencia.

Si quieres leer una guía del sitio de cambios en tu estilo de vida que puedes hacer para bajar tus triglicéridos haz click aquí.

Conclusiones

Finalmente, debo recordarte que la hipertrigliceridemia puede causar enfermedades cardiovasculares y metabólicas significativas, por lo que es preciso evitarla o tratarla de manera oportuna y eficaz.

Ahora que ya lo sabes, puedes prevenir esta patología y, en caso de que la padezcas, la puedes tratar con una alimentación adecuada, ejercicio rutinario y tratamiento médico.

Espero que este contenido amplíe tus conocimientos, aclare tus dudas y ayude a mejorar tu calidad de vida.

Si tienes dudas o inquietudes, puedes expresarlas al final de este artículo.

Hasta pronto.


Agrega un cometario