7 terribles aditivos alimenticios que debes evitar

En muchas ocasiones ingerimos estas sustancias accidental o inconscientemente porque no leemos las etiquetas de los productos. Permitimos que estas sustancias dañinas ingresen a nuestro cuerpo a través de las comidas.

aditivosEs mejor fijarse en el contenido nutricional que en los sabores, puedes encontrar deliciosos productos, pero al analizarlos a profundidad te darás cuenta de todas las toxinas que tienen en su interior y que poco a poco irán causando efectos adversos en tu salud y en la de tu familia.

Ver también:

Como ya lo sabes, en la industria de los alimentos se usa una gran cantidad de sustancias para hacer que las comidas sepan mejor, se vean mejor y se conserven durante mucho más tiempo, pero por lo general estos aditivos, preservantes, saborizantes y colorantes son sintéticos. Las comidas procesadas están, en su mayoría, cargadas de elementos químicos que pueden afectar a tu organismo.

De acuerdo a encuestas realizadas a los consumidores, una gran mayoría afirma leer las etiquetas de los productos que compra, pero también admiten que no reconocen una gran cantidad de los ingredientes que allí se encuentran, y esto sucede porque gran cantidad de estos elementos son sustancias químicas con nombres científicos difíciles de comprender. Actualmente se encuentran en el mercado unos 6000 aditivos que son añadidos a los alimentos que consumimos.

Los 7 teribles aditivos que debes evitar:

1.- Jarabe de maíz alto en fructosa

Es un sustituto del azúcar común y normalmente se usa para endulzar las bebidas, principalmente. La Asociación Americana del Corazón clasifica las bebidas endulzadas con esta sustancia como la mayor fuente de azúcares innecesarias en nuestro cuerpo. Estas bebidas se convierten en calorías líquidas que después llevan a ganar peso.

Además, el alto contenido de fructosa de este aditivo también incremente la concentración de grasa abdominal y la resistencia a la insulina y enfermedades cardíacas, puesto que la fructosa pasa directamente hacia al hígado y luego al corazón.

Aunque todos los azúcares artificiales pueden provocar problemas de salud, la fructosa incrementa el riesgo de sufrir de cáncer.

1985_aditivos-960x440

2.- Grasas trans:

Las grasas hidrogenadas suelen usarse para lograr que los alimentos perduren por mucho más tiempo y con una consistencia predeterminada. Estas grasas hacen que se aumenten los triglicéridos y el colesterol malo, lo que aumenta el riesgo de sufrir de ataques al corazón, cáncer de próstata, cáncer de seno, Alzheimer, diabetes y obesidad.

Según la opinión de los expertos, no hay un índice seguro de consumo de grasas trans, se estima que causan al menos 30000 de las muertes que se producen cada año en el mundo.

En las etiquetas de los alimentos no siempre encontrarás el nombre específico de las grasas trans, pero puedes ver algunos de los siguientes elementos:

–          Aceites parcialmente hidogenados

–          Datem (ácido diacetil tartático)

–          Mono y diclicéridos

3.- Saborizantes artificiales

Los aditivos artificiales para dar sabor a los alimentos, se usan para suavizar los sabores de los ingredientes naturales. Como el procesamiento de los alimentos puede quitarles el sabor, se usan estos aditivos.

En un solo producto puede haber una gran cantidad de químicos, por ejemplo en el aditivo artificial de fresa, encontrarás unos 50 agentes artificiales y en el sabor a mantequilla hay 100 diferentes elementos químicos.

Por lo general estos alimentos se encuentran en los alimentos procesados y refinados, y son reconocidos por provocar alergias y reacciones en el comportamiento.

4.- Glutamato monosódico

Es un saborizante natural que se puede encontrar en muchas comidas procesadas, incluyendo comidas, rápidas, papas fritas y sopas en polvo. Aunque algunas organizaciones encargadas de regular la calidad de los alimentos han dicho que es un compuesto seguro, muchos consumidores han denunciado el hecho de presentar reacciones adversas como inflamaciones, parálisis facial, arritmia cardíaca, náuseas y debilidad en el cuerpo.

Al combinar el glutamato (un aminoácido normal en muchos alimentos) con sustancias artificiales, se puede producir un estímulo en los neurotransmisores, lo que puede causar reacciones repentinas en el cerebro.

Este aditivo puede provocar anomalías en la memoria, en la percepción, en la cognición y en las habilidades motoras.

5.- Colorantes artificiales:

El uso de colorantes ha aumentado significativamente durante los últimos años y no sólo está presente en los alimentos, también en cosméticos y medicamentos. Todos estos productos llenos de colorantes exponen a la persona a agentes cancerígenos potenciales.

Aunque los colorantes hacen que los productos luzcan más atractivos, pueden traer consecuencias negativas sobre la salud. Se han recibido quejas de padres de familia que descubren que los colorantes están relacionados con el síndrome de hiperactividad y el déficit de atención.

Lo peor con estos aditivos, es que están presentes en casi todos los alimentos procesados que se encuentran en el mercado.

legislacion-aditivos

6.- Endulzantes artificiales:

Muchas personas en la actualidad acuden al uso de endulzantes artificiales para evitar el consumo de calorías con el azúcar corriente, pero este tipo de endulzantes pueden ser igual de contraproducentes.

Algunos de los más conocidos son:

  • Un endulzante artificial muy usado es el acesulfame potásico, un ingrediente que aumentó las posibilidades de producir cáncer según investigaciones realizadas en animales.
  • Otro de estos endulzantes es el aspartamo, que se encuentra en más de 5000 productos alimenticios y se convierte en formaldehido, un agente cancerígeno muy poderoso. Además, el aspartamo se ha vinculado con síntomas como los dolores de cabeza, los mareos, cambios de humor, convulsiones y pérdida de la memoria.
  • El neotamo es una sustancia asimilar al aspartamo.
  • Sacarina: fue el primer endulzante artificial lanzado al mercado y se ha encontrado que puede llegar a producir cáncer en seres humanos y animales.
  • Sucralosa: es unas 600 veces más dulce que el azúcar y según estudios recientes, es probable que cause leucemia.

7.- Preservativos

Las comidas preparadas que podemos encontrar en cualquier tienda, están llenas de preservativos que logran que estos alimentos puedan durar mucho más tiempo sin cambiar su sabor, retrasan el proceso de descomposición. El aspecto negativo de estos aditivos, es que en muchos casos contienen agentes alérgenos y en los peores casos, sustancias cancerígenas.

Entre los preservativos que pueden provocar más daño al organismo, encontramos los siguientes:

  • BHA o hidroxibutilanisol y BHT o Butil hidroxitolueno: está comprobado que estos dos elementos afectan la salud de los riñones y del hígado y son posibles cancerígenos. Además, estas sustancias pueden ser muy perjudiciales porque antioxidantes sintéticos y provienen de derivados del petróleo.
  • Polisorbatos 60, 65 y 80: se ha demostrado que estos compuestos hacen que se entorpezca la función del sistema inmunológico y en algunos casos severos han causado shocks anafilácticos (una reacción alérgica que puede llegar a ser letal). Los estudios también han demostrado que el polisorbato 80 puede llegar a producir infertilidad.
  • Benzoato de sodio: este compuesto se ha vinculado a la aparición de algunas reacciones alérgicas, es posible que empeore los síntomas del déficit de atención y la hiperactividad, llega a provocar ataques de asma y anomalías circulatorias como la hipertensión.
  •  Sulfitos:se usan en las frutas deshidratadas, el vino, las salchichas y otras comidas procesadas. Causan reacciones alérgicas, dolores de cabeza, problemas gástricos, erupciones en la piel, constricción de las vías respiratorias y problemas de conducta.
  • THBQ: es un aditivo para alimentos derivado del petróleo. Se ha asociado con síntomas como las náuseas, el vómito y también es un agente cancerígeno.
  • Sorbato de Potasio: este aditivo está relacionado con algunas anomalías en el ADN.
  •  Nitratos: son usados especialmente para el procesamiento de las carnes. Al combinarse con los ácidos gástricos conforman nitrosaminas, unos cancerígenos muy peligrosos.

3 Puntos que debes evitar al hacer tu compra en el supermercado

Leer el reporte de Nick Pineault sobre las mentiras de los alimentos que supuestamente te ayudan a bajar de peso pero en realidad te hacen engordar más y envejecer más rápidamente. Muchos productos engañan a sus consumidores al usar substitutos más baratos, haz click abajo para leer más:

leer-mas

Tabla de los 7 preservativos que debes evitar:

Alimentos Efectos secundarios
Jarabe de maíz alto en fructosa Obesidad, deficiencia en el funcionamiento de la insulina, aumento en la grasa abdominal y enfermedades del corazón.
Grasas trans Enfermedades del corazón, diferentes tipos de cáncer y diabetes.
Saborizantes artificiales Reacciones alérgicas
Glutamato Monosódico Dolor en el pecho, anomalías en el ritmo cardíaco, dolor de cabeza, aumento en la ansiedad por comer.
Colorantes artificiales Alergias, congestión,  hiperactividad en los niños, aumento de los síntomas del Trastorno de déficit de atención.
Endulzantes artificiales Afecciones en el sistema nervioso, dolores de cabeza, mareos, pérdida de la memoria y convulsiones.
Preservantes THBQ: náuseas, vómito.

Polisorbatos: infertilidad, anafilaxia.

BHT/BHA: problemas en el hígado y los riñones, efectos carcinógenos.

Nitratos o nitritos: reacciones alérgicas, agentes carcinógenos.

Sorbato de potasio: reacciones alérgicas, nauseas, diarrea y afecciones en el ADN.

Benzoato de sodio: reacciones alérgicas, agentes carcinógenos.

Sulfitos: reacciones alérgicas, en especial en personas asmáticas.

Paradójicamente, muchos de los medicamentos que se usan en el tratamiento de las alergias y otras condiciones, contienen algún tipo de los aditivos artificiales que hemos relacionado en esta lista.

En caso de presentar este tipo de reacciones, es recomendable verificar que los medicamentos no contengan azúcares artificiales, y si es así, no debe descartarse la medicina homeopática como una excelente alternativa.

Para terminar, la buena noticia es que hay muchas opciones saludables que pueden permitir que sigamos comiendo nuestros alimentos favoritos pero sin exponer nuestro organismo a todos los riesgos que los aditivos químicos pueden provocarnos.

Es conveniente acudir a las alternativas naturales que pueden reemplazar todas estas sustancias que le hacen daño al cuerpo.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here