Fascitis Plantar: Síntomas, Causas, Tratamientos Y Ejercicios

fascitis-plantar

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es una inflamación aguda de la fascia plantar (aponeurosis plantar), una estructura de tejido conjuntivo que se sitúa en la planta del pie, para sostener el arco plantar y que actúa como amortiguador del peso y movimiento. Se trata ese dolor en la zona debajo del talón que suele ser más intenso en los primeros pasos por la mañana, después de un periodo de inactividad o al momento de cargar peso. La fascitis plantar es un problema frecuente en las personas adultas.

¿Por qué ocurre la fascitis plantar?

Las causas son variadas. Lo cierto es que ocurre cuando la banda gruesa de tejido conjuntivo se estira o se sobrecarga demasiado. Las siguientes son las causas más comunes que te pudieron haber provocado la fascitis plantar o que te hace propenso a padecerla:

  • Estar de pie durante periodos prolongados.
  • Realizar actividad física prolongada como caminar o correr cuando no estás acostumbrado a ello, y tienes un estilo de vida sedentario.
  • Cambiar el tipo de superficie en la que realizas actividad física, como por ejemplo, pasar de una pista al césped o cemento. También, en superficies desiguales.
  • Que tengas problemas en el arco del pie como el pie plano o arco plantar alto.
  • Tener sobrepeso u obesidad, ya que genera una mayor carga de peso a la fascia plantar.
  • Usar zapatos con soporte de arco insuficiente, suelas demasiado rígidas o demasiado blandas.
  • Tener un tendón de Aquiles corto, que puede afectar tu capacidad de doblar el tobillo.
  • Falta de flexibilidad de los músculos de la pierna, que multiplica la tensión que tiene que soportar la fascia plantar.
  • Síndrome del túnel tarsiano, donde se encuentran alterados los nervios y tendones que llegan al pie.

La fascitis plantar muchas veces es diagnosticada como espolón calcáneo, que es una calcificación en el talón. Sin embargo, el espolón no es la causa de las fascitis, sino una consecuencia de la misma. En radiografías, se puede observar espolones en el talón en personas con y sin fascitis plantar.

¿Qué tan común es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es bastante común, es una de las dolencias ortopédicas del pie que ocurren con mayor frecuencia hoy en día. Una de cada diez personas desarrollara fascitis plantar en algún momento de su vida y se ha observado tanto en hombres como mujeres. Habitualmente se presenta en hombres activos entre las edades de 40 a 70 años, aunque puede ocurrir en cualquier edad y sexo. Además, es común en los atletas.

Como saber si padeces de fascitis plantar

El síntoma más común de la fascitis plantar es el dolor, que generalmente es agudo en la mañana y va disminuyendo a lo largo del día o con el descanso. La rigidez en la zona inferior del talón es otro síntoma común.  Además, el dolor puede aparecer de manera paulatina con el tiempo o de manera repentina después de una actividad. Entre los síntomas más frecuentes se encuentran el dolor en la zona debajo del talón al realizar diversas actividades durante tu día:

  • Dolor en las mañanas al dar los primeros pasos luego de levantarte.
  • Dolor al pararte después de haber estado sentado por un rato o periodos de descanso prolongados sin colocar ningún peso sobre el pie.
  • Dolor al subir las escaleras o caminar en puntas.
  • Dolor luego de realizar alguna actividad física intensa o prolongada.
  • Dolor al permanecer de pie por un periodo prolongado.

Diagnóstico de la fascitis plantar

Primero, cuanto antes se diagnostique la fascitis plantar, mayor será la probabilidad de éxito de su tratamiento. El diagnostico habitual es mediante la exploración física y la historia clínica de cada persona. Los hallazgos del examen típico abarcan la observación de hinchazón leve, enrojecimiento y sensibilidad en la parte inferior del pie.

En raras ocasiones, se harán otro tipo de pruebas cuando el diagnostico es incierto o para descartar otro tipo de patología; estas pueden incluir radiografías del talón o ecografía de la fascia plantar que suele mostrar un engrosamiento e inflamación en la zona afectada.

¿Cómo es el tratamiento de la fascitis plantar?

Habitualmente, el médico y tú tomaran la decisión en conjunto para determinar cual es la mejor opción de tratamiento inicial. Por lo general, el dolor de la fascitis plantar disminuye con el tiempo y puede tomar varios meses. El tratamiento convencional para la fascitis plantar es una combinación de diferentes alternativas y que en conjunto te ayudaran a acelerar la recuperación.

1.- Descansa el pie:

Debes mantener tu pie en reposo el mayor tiempo que te sea posible, evitando el exceso de actividad física, caminatas, estar de pie o estirar el pie. Los ejercicios que se recomiendan en este artículo están permitidos.

2.- La elección de tu calzado es importante:

Usa zapatos con tacones acolchados y con un buen soporte para el arco plantar. Unas zapatillas deportivas en lugar de una sandalia es una muy buena opción. Evita los zapatos viejos o gastados ya que no pueden entregarte un adecuado soporte al talón y evita caminar descalzo sobre superficies duras.

3.- Auxiliate con accesorios médicos:

Puedes comenzar a utilizar almohadillas y plantillas para tu calzado, de esta manera estarás amortiguando la fuerza que ejerce tu talón y dando una mayor formación al arco de tu pie. Te recomiendo que utilices la plantilla o almohadilla en todo momento. El objetivo principal de utilizar una plantilla es elevar el talón 1 cm aproximadamente, con el fin de mantener tu pie más cómodo y reducir el dolor. Además, debes utilizarlo en ambos pies aunque solo uno de ellos tenga fascitis plantar.

Free-shipping-2pcs-1-pair-New-Absorb-Shocking-font-b-Foot-b-font-Arch-Support-Plantar

 

4.- Utiliza medicamentos para el dolor:

Los medicamentos que son efectivos para la fascitis plantar son el paracetamol (su capacidad analgésica que te ayudara a aliviar el dolor), y el ibuprofeno (un antiinflamatorio). Además, puedes utilizar un medicamento con propiedades antiinflamatorias o analgésicas que puedas aplicar por vía tópica, es decir, algún tipo de pomada o crema que sobre la zona del dolor. Puedes poner sobre tu pie una bolsa de hielo (algún alimento congelado funciona tambien), envuelta en un paño de cocina por 15 a 20 minutos, esto te ayudará a reducir el dolor.

Como hacer estiramientos para aliviar la fascitis plantar

Si padeces de fascitis plantar probablemente presentes una ligera tirantez en tu tendón de Aquiles, así que realizar suaves estiramientos te ayudará a aliviar los síntomas. Por lo general, durante la noche la fascia plantar tiende a endurecerse y por eso te provoca dolor al despertar la mañana siguiente. El objetivo de estos ejercicios es aflojar los tendones y la fascia plantar. Tu medico puede derivarte a un fisioterapeuta para la orientación del ejercicio más adecuado. Los siguientes ejercicios puedes realizarlos con o sin zapatos y serán útiles para el tratamiento:

  • Párate frente a la pared a unos 40 cm de distancia, pon tu dos manos en la pared a la altura de tus hombros y los pies ligeramente separados, uno delante del otro. Dobla la rodilla del pie que esta más adelante, mantén la espalda recta e inclínate en la dirección de la pared para estirar tu pie. Debes sentir que el musculo de la pantorrilla se estira. Mantén esta posición durante varios segundos y luego relaja. Realiza este ejercicio 10 veces y posteriormente cambia a la otra pierna.
  • Ponte de pie en el primer escalón de una escalera con tus piernas separadas y el talón ligeramente por fuera del peldaño. Utiliza las barandas de las escaleras como apoyo y baja lentamente los talones, manteniendo las rodillas rectas; debes sentir como se estira el musculo de las pantorrillas. Mantén esta posición de 20 a 60 segundos y luego relaja. Repite 6 veces y realízalo por lo menos dos veces al día.
  • Siéntate en el suelo con las piernas ligeramente separadas y con las rodillas rectas. Mueve los dedos de tu pie apuntando hacia tu cabeza. Mantén esta posición por 30 segundos y repite 3 veces, luego repite el mismo ejercicio para el otro pie. Realiza este ejercicio una vez al día.
  • Siéntate en una silla con las rodillas dobladas formando un ángulo recto y con los talones apoyados en el suelo. En esta posición levanta tu pie manteniendo tu talón en el suelo, mantén la posición durante algunos segundos y luego relaja. Repite este ejercicio 10 veces. Te recomiendo que realices este ejercicio de 5 a 6 veces al día.
  • Para este último ejercicio, consigue un objeto similar a un rodillo o a una lata de bebidas. Siéntate en una silla formando un ángulo recto y coloca el objeto seleccionado bajo el arco de tu pie. Mueve tu pie de manera de rodar el objeto en diferentes direcciones. Realiza ese ejercicio por algunos minutos en cada pie al menos dos veces al día. Es muy importante que hagas esta actividad sin los zapatos.

Otros tratamientos para la fascitis plantar

Si los tratamientos convencionales mencionados no te están ayudando a aliviar el dolor o necesitas una recuperación en un periodo corto de tiempo, no te preocupes, porque existen otros tratamientos. Ninguno de éstos es mejor que el otro y los resultados pueden variar, de acuerdo a cada persona.

  • Inyecciones de esteroides:

Las inyecciones de esteroides, principalmente cortisona, son una buena alternativa para aliviar el dolor. Sin embargo, no soluciona el problema en sí. Los esteroides actúan reduciendo la inflamación en la zona, pero también presentna algunos riesgos como puede ser un desgarro de la fascia plantar, aunque esto no es habitual.

  • Terapias de onda de choque extracorpórea:

Esta terapia utiliza una maquina que genera ondas sonoras de alta energía que pasan a través de tu piel para actuar directamente en la zona adolorida del pie. Comúnmente se debe realizar más de una sesión de tratamiento. No se conoce como funciona, pero se cree que podría estimular la cicatrización de la fascia plantar. Debes conversarlo con tu médico, ya que esta terapia tiene beneficios pero también riesgos potenciales, debido a la falta de ensayos clínicos realizados. Alguno de los posibles problemas puede ser dolor durante el tratamiento, enrojecimiento de la piel, hinchazón y hematomas en la piel. Otro problema teórico puede incluir que la condición empeore debido a la ruptura de la fascia plantar o daño en los tejidos del pie.

  • Cirugía: en casos muy difíciles que no se hayan presentado mejoría con los tratamientos mencionados anteriormente después de 12 meses, se recomienda realizar una cirugía. La operación consiste en separar la fascia plantar del hueso. También, se puede eliminar un espolón calcáneo si está presente. A pesar que suena sencilla, la cirugía no siempre resulta exitosa y puede causar algunas complicaciones, es por esto que no se recomienda y se utiliza como último recurso. Algunas de las complicaciones son infección, aumento del dolor, daño a algún nervio cercano a la zona operada e incluso la ruptura de la fascia plantar.

Recuperación y pronóstico de la fascitis plantar

La mayoría de las personas se recupera de la fascitis plantar dentro del periodo de 1 año. Sin embargo, algunos de los tratamientos mencionados anteriormente ayudan a que esta recuperación sea en un tiempo mucho menor. Así que si eres una persona que practica algún deporte y necesitas mejorarte pronto ¡No te preocupes! Puede que un buen tratamiento te ayude a mejorar pronto.

Como prevenir la fascitis plantar

Puedes realizar algunas cosas que te ayudarán a prevenir la fascitis plantar y evitar que esta vuelva a aparecer cuando ya la has padecido. Estas incluyen:

  • Cambiar regularmente los zapatos que utilizas para entrenar o caminar.
  • Utilizar zapatos con tacón, con una buena amortiguación y un adecuado soporte para el arco plantar.
  • Adelgazar si padeces de sobrepeso u obesidad.
  • Realizar estiramientos regulares de la fascia plantar y el tendón de Aquiles, especialmente previo a realizar alguna actividad física.
  • Evita realizar ejercicio en superficies duras.

Además, te recomiendo que realices los siguientes ejercicios de estiramiento:

  • Ejercicio 1: siéntate en una silla y pon tu pie con la rodilla doblada sobre tu otra pierna y tracciona los dedos de los pies hacia atrás apuntando hacia la rodilla. Luego estira el pie y apóyalo en el suelo, tracciona nuevamente los dedos de los pies hacia atrás. Mantén la tensión por 30 segundos, realiza 10 ejercicios 3 veces al día.
  • Ejercicio 2: con tus dedos de la mano percibe la fascia plantar estirada y realiza masajes firme en círculos tratando de relajarla. Repite de 30 a 50 veces hasta que sientas que la planta del pie se relaja. Realiza tres veces al día.
  • Ejercicio 3: coloca una toalla en el suelo y luego tu pie sobre ella. Trata de arrugarla con los dedos de los pies. Mantén la tensión por 30 segundos y relaja lentamente. Realiza este ejercicio 10 veces y repite 3 veces al día.
  • Ejercicio 4: si vas a permanecer un periodo largo de tiempo sentado, coloca tu pie sobre un trozo de madera de 2,5 a 5 cm de altura o un cajón inclinado, así mantendrás tus pies en continuo estiramiento.

rizo-pie

Recursos recomendados

12 Posiciones De Yoga Para Bajar De Peso Rápidamente

Como Mejorar Tu Técnica Para Correr Más Rápido

6 Formas Naturales De Aliviar El Dolor Del Nervio Ciático

Alternativas para aliviar la fascitis plantar

Hay una gran variedad de alternativas de tratamientos para la fascitis plantar. Así que ¡no te desanimes! Es una condición que tiene cura y que generalmente se soluciona en un plazo máximo de 1 años.

Los tratamientos convencionales para la fascitis plantar deben ser utilizados en primer lugar, debido a la gran eficacia que demuestran en la mayoría de los casos; cerca del 90% de las personas se recuperan con estos métodos. Sin embargo, aun no existe un consenso de cuál debe ser el enfoque principal del tratamiento para la fascitis plantar, pero sí de que deben ser utilizadas Como complemento para conseguir resultados más eficaces. La cirugía se realizara al agotar el resto de las opciones.

Aunque se conozcan estos tratamientos, se puede decir que aún faltan investigaciones de calidad, que sean representativas y que logren evidenciar los resultados reales de estos tratamientos, de manera de establecer cuál es el método más eficaz.

Es importante que si estos ejercicios no te dan resultados, debes visitar un medico para que diagnostique si padeces de fascitis plantar o de otra condición. Además, te ayudara recetándote medicamentos apropiados.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here