14 formas de cómo bajar los niveles de insulina

La insulina es una hormona muy importante para tu salud producida por el páncreas. Su principal función en tu cuerpo, es la regulación de la entrada del azúcar en sangre hacia las células y está involucrada en enfermedades como la Diabetes. Pero sabes cómo bajar los niveles de insulina. Aquí te comentamos

¿Cuál es el problema con los niveles altos de insulina?

Tener demasiada insulina o muy poca, puede desencadenar problemas para de salud.

Altos niveles de insulina (también conocido como hiperinsulinemia) causa que tus células se vuelvan resistentes a sus efectos.

Cuando tus células se vuelven resistentes a los efectos de la insulina, tu páncreas entonces produce más de esta hormona (Referencia).

Esto crea un ciclo en tu cuerpo, porque a menor sensibilidad mayor insulina. Además, los altos niveles de insulina se vinculan con mayor riesgo de obesidad, cáncer y enfermedades del corazón.

Aquí tienes las mejores 14 formas de disminuir tus niveles de insulina en sangre y evitar los riesgos que implica.

1. Llevar una alimentación baja en carbohidratos

como bajar los niveles de insulina

Es saludable llevar una alimentación que incluya los tres macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas).

Pero si llevas una dieta que no se encuentra equilibrada puedes tener problemas de salud.

En el caso de los carbohidratos, consumirlos en exceso hace que los niveles de azúcar en sangre aumenten.

Al aumentar el azúcar en sangre también aumenta la cantidad de insulina.

Estudios demuestran que una dieta alta en carbohidratos aumenta los niveles y la sensibilidad a la insulina, mucho más que otras dietas (Referencia).

Es por esto que las dietas con cantidades bajas en carbohidratos son efectivas para el manejo y control en el tratamiento de diabetes. Y no sólo eso, también son efectivas para perder peso y grasa corporal.

Las personas que tienen enfermedades relacionadas a la resistencia de la insulina, experimentan disminuciones dramáticas de los niveles de la hormona al tener una dieta baja en carbohidratos y ayuda a controlar la diabetes.

Enfermedades como el síndrome metabólico y el síndrome de ovarios poliquísticos se ven beneficiados por este régimen de alimentación.

¿Qué es mejor una dieta baja en grasa o una baja en carbohidratos?

En un estudio realizado en personas con síndrome metabólico los niveles de insulina bajaron un 50% en promedio. En este estudio se seleccionó al azar entre una dieta baja en carbohidratos o una baja en grasa. (Referencia)

Tanto la dieta baja en carbohidratos como la baja en grasa eran de 1500 calorías. Los resultados fueron abismales, con un 50% disminución en una dieta baja en carbohidratos. Por otra parte la disminución fue de un 19% en la dieta baja en grasa.

Otro estudio realizado en mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos obtuvo resultados similares. En este estudio la dieta que llevaron fue baja en carbohidratos. No incluyó restricción de calorías, solo las suficientes para mantener su peso actual.

El resultado fue una mayor disminución de los niveles de insulina, en comparación con una dieta alta en carbohidratos (Referencia).

Recursos para hacer una dieta baja en carbohidratos:

Ejemplo de menú de una dieta baja en carbohidratos

33 Ideas de recetas bajas en carbohidratos para el almuerzo

2. Consumir vinagre de sidra de manzana

Los efectos del vinagre de sidra de manzana en el cuerpo han sido ampliamente estudiados.

A este se le atribuye un efecto regulador de los niveles de insulina y de azúcar en sangre.

Estudios demuestran que esta variedad de vinagre tiene un efecto positivo, cuando se consume con alimentos altos en carbohidratos (Referencia).

Previene el aumento de insulina y elevados niveles de azúcar en sangre. Sus efectos pueden ser apreciados con el consumo de 2 cucharadas (28 ml) de vinagre de sidra de manzana 30 minutos después de los alimentos, con una dieta alta en carbohidratos.

Los investigadores han encontrado un efecto en particular en el vinagre, este retrasa el vaciamiento gástrico.

Al retrasar el vaciamiento gástrico la digestión toma más tiempo y por lo tanto, los niveles de azúcar en sangre no aumentan abruptamente, debido a que su absorción es más lenta (Referencia).

3. Cuidar la cantidad de alimentos que consumes

persona-niveles-de-comida

El páncreas se encarga de liberar insulina de acuerdo a lo que tu cuerpo necesita.

La cantidad de insulina puede aumentar por dos razones principales:

  • Una alimentación alta en carbohidratos
  • Consumir demasiados alimentos

Esto es especialmente importante para las personas obesas y para las personas con resistencia a la insulina.

Un estudio que fue llevado a cabo con personas obesas encontró que, si además tenían problemas de resistencia a la insulina, la producción de ésta era casi del doble. En este estudio los individuos llevaron una alimentación de 1300 calorías y sus alimentos eran exactamente los mismos (Referencia).

Las dietas bajas en calorías han demostrado aumentar la sensibilidad a insulina y disminuir sus niveles. Estos resultados han sido consistentes en personas con sobrepeso y con obesidad, sin importar el tipo de régimen alimentario llevado (Referencia).

En otro estudio llevado a cabo con 157 personas con síndrome metabólico, los investigadores encontraron que los niveles de insulina en ayuno disminuyeron de manera consistente, sin importar el tipo de dieta. Los participantes fueron sujetos a regímenes de alimentación y métodos de pérdida de peso diferentes (Referencia).

Al finalizar el estudio, el grupo que se encontraba bajo una restricción calórica disminuyó los niveles de insulina un 16%. Por otro lado, el grupo que se encontraba en un control de porciones disminuyó un 12%.

4. Evitar completamente todos los azúcares

Controlar la cantidad de azúcar que consumes en tu dieta es muy importante, si quieres mantener tus niveles de insulina en sangre bajo control.

Estudios han demostrado que el consumo de azúcar aumenta los niveles de insulina en sangre de manera consistente, sin importar el tipo de alimento (Referencia).

Dos estudios comparativos de alimentos altos y bajos en azúcar, encontraron resultados similares. Uno de ellos comparó los niveles de insulina en sangre en ayunas entre dos grupos. El primer grupo consumió dulces y el segundo grupo consumió cacahuates (Referencia).

El grupo que consumió dulces tuvo un aumento de 31% de niveles de insulina en sangre. Por su parte, el grupo que consumió cacahuates sólo tuvo un aumento del 12%.

Resultados similares fueron encontrados en otro estudio que comparó el consumo de mermelada y de mermelada baja en azúcar (Referencia).

El grupo que consumió mermelada normal tuvo cantidades mayores de insulina que las personas que comieron mermeladas bajas en azúcar.

Además de esto, altos niveles de fructosa promueven la resistencia a la insulina, lo cual hace que tu cuerpo produzca cantidades mayores de esta.

La fructosa se encuentra en el azúcar de mesa, la miel, jarabe de maíz, jarabe de agave y el almíbar.

Un estudio encontró que consumir azúcar de mesa, miel y jarabe de maíz por 14 días tiene exactamente los mismos resultados, al favorecer la resistencia a la insulina (Referencia).

En otro estudio se encontró que las personas con sobrepeso que agregaron alimentos azucarados a su dieta, aumentaron un 22% sus niveles de insulina en ayunas. En comparación, el otro grupo que utilizó edulcorantes y alimentos endulzados con edulcorantes, disminuyeron un 3% sus niveles de insulina en sangre en ayunas (Referencia).

Para conocer el reto de 10 días para desintoxicarte del azúcar haz click aquí.

5. Realizar ejercicio de manera regular

Cualquier tipo de actividad física tiene efectos positivos en tu cuerpo. Esto es especialmente cierto cuando se trata de disminuir los niveles de insulina en sangre.

En un estudio se comparó el efecto de realizar ejercicio aeróbico y ejercicios de alta intensidad por intervalos.

Se encontró que ambos grupos mejoraron su estado físico. Sin embargo, sólo el grupo que realizó ejercicios aeróbicos tuvo una disminución significativa de insulina (Referencia).

Realizar ejercicio aeróbico parece ser particularmente efectivo en personas con obesidad o con diabetes tipo 2.

El ejercicio aeróbico es muy efectivo incrementando la sensibilidad a la insulina. Además, favorece el control de peso y disminuye el riesgo de enfermedades metabólicas.

Ten en cuenta que el ejercicio aeróbico no es lo único que debes realizar. Hacer ejercicio y no ser una persona sedentaria es mucho más importante.

Estudios demuestran que realizar ejercicios de resistencia puede disminuir los niveles de insulina, en especial en personas mayores y en adultos sedentarios.

Ejercicios que combinen aeróbicos, fuerza y resistencia, como los ejercicios de alta intensidad por intervalos, parecen ser los más efectivos a largo plazo para disminuir los niveles de insulina y aumentar la sensibilidad a ésta.

Un estudio realizado con sobrevivientes de cáncer de mama, encontró que los ejercicios combinados de fuerza y resistencia disminuyen hasta un 27% los niveles de insulina (Referencia).

6. Agregar canela a tus alimentos y bebidas

bebida-con-canela

La canela le da un sabor dulce y picante a tus alimentos favoritos. También es una especia que le da muchos beneficios a tu cuerpo.

Sus efectos varían de una persona a otra. Sin embargo, de manera general todos los estudios realizados han encontrado que la canela (Referencia):

  • Mejora la sensibilidad a la insulina.
  • Disminuye los niveles de insulina en sangre.

Los estudios se han realizado en personas que no presentan ninguna enfermedad metabólica.

En uno de ellos se estudió el efecto de la canela al consumirse con arroz con leche.

El grupo que consumió arroz con leche sin canela tuvo niveles de insulina mayores que los que lo consumieron con canela.

Otro estudio fue realizado con hombres jóvenes, estos consumieron primero bebidas altas en azúcar y después un grupo tomaba canela y el otro un placebo. El estudio fue realizado por 14 días y se encontraron menores niveles de azúcar en sangre en el grupo que consumía canela después de la bebida alta en azúcar (Referencia).

Consumir canela ayuda a que tu cuerpo tenga niveles bajos de insulina y azúcar en sangre. Además, tiene efectos antioxidantes que promueven la salud en tu cuerpo cuando se consume por lo menos 2 gramos (1 cucharadita) de canela al día.

7. Mantenerte alejado de las harinas y los azúcares refinados

La dieta que se lleva hoy en día es definitivamente alta en harinas refinadas y azúcares refinados. Ten en cuenta que ninguno de los dos le aporta algo bueno a tu cuerpo.

De hecho, consumir de manera regular harinas refinadas y azúcares refinados puede llevarte a tener graves problemas de salud. Esto incluye un aumento rápido de peso.

Investigaciones realizadas en animales y en humanos encontraron que las harinas aumentan los niveles de insulina en sangre. Además, favorecen la ganancia de peso.

Cabe destacar que las harinas y los azúcares refinados tienen un alto índice glucémico.

El índice glucémico es utilizado en los alimentos para medir su capacidad de aumentar los niveles de azúcar en sangre.

La carga glucémica considera el índice glucémico, así como los carbohidratos que pueden ser digeridos por porción.

Estudios encontraron que consumir alimentos con alta carga glucémica aumenta los niveles de insulina. Esto es en comparación con alimentos de carga glucémica baja pero con la misma, o similar, cantidad de carbohidratos (Referencia).

8. Evitar tener una vida sedentaria

Para reducir los niveles de insulina en la sangre, es necesario cambiar los alimentos que consumimos y nuestro estilo de vida.

Las personas sedentarias tienen casi el doble de riesgo de presentar síndrome metabólico, que las que realizan actividad física moderada (150 minutos a la semana) (Referencia).

Otros estudios han demostrado que mantenerse activo después de comer, ayuda a evitar que los niveles de insulina en sangre aumenten.

Realizar caminatas de 20 minutos después de comidas abundantes aumenta la sensibilidad de insulina.

Además de esto, mantenerse activo después de comidas abundantes ayuda a mantenernos más saludables. Además, ayuda a disminuir la acumulación de grasa corporal.

Un estudio realizado en hombres con sobrepeso y con alto riesgo de diabetes tipo 2, encontró que mientras más camines durante el día tu cuerpo tendrá menos grasa corporal y menos insulina en sangre (Referencia).

9. Utilizar el ayuno intermitente

mujer-tomando-agua

El ayuno intermitente, o “intermitent fasting”, por su nombre en Inglés, se ha vuelto muy popular en los últimos años.

Muchas investigaciones sugieren que su práctica puede disminuir la ingesta de calorías en el día. También puede ayudar a controlar los niveles de insulina en sangre (Referencia).

Estudios han demostrado que el ayuno, con alimentos sólidos o líquidos, ayuda a disminuir la pérdida de peso corporal. Además, el ayuno con alimentos líquidos reduce significativamente los niveles de insulina en sangre.

El ayuno intermitente consiste en ayunar un día y al siguiente tener una dieta normal. Esta práctica disminuye hasta un 57% los niveles de insulina en sangre (Referencia).

Puede ser muy tentador realizar ayuno, debido a sus beneficios de la salud. Sólo recuerda que este no es apto para todas las personas.

Dicho esto, es importante que consideres asesorarte con un especialista médico antes de comenzar. Esta práctica no funciona con todas las personas y puede causarte problemas de salud.

10. Aumentar el consumo de fibra soluble

La fibra soluble ayuda a la pérdida de peso y a controlar los niveles de azúcar en sangre.

Esta funciona absorbiendo agua y formando un gel. Este gel retrasa el movimiento de los alimentos a través de tu tracto digestivo.

Esto favorece la sensación de saciedad y retrasa la absorción de los alimentos. Además, ayuda a que los niveles de azúcar y de insulina no se eleven abruptamente.

Un estudio encontró que a mayor cantidad de fibra consumida hay menor resistencia a la insulina (Referencia).

La fibra soluble también ayuda a la flora intestinal, especialmente la que vive en el colon, por lo que favorece la salud de tus intestinos.

Un estudio realizado en mujeres obesas de edad mayor encontró que consumir fibra soluble aumenta la sensibilidad a la insulina. También disminuye los niveles de insulina en sangre aun más que las que tomaban probióticos o únicamente un placebo.

Aún no es concluyente si es mejor consumir la fibra soluble en alimentos integrales o en suplementos.

Un estudio encontró que la combinación de alimentos integrales con suplementos de fibra tuvo mejores resultados que el consumo de sólo alguno de ellos.

Por otra parte, también se ha reportado que la insulina disminuye en mayor medida con alimentos altos en fibra y no con suplementos.

11. Disminuir la grasa abdominal

Tener cantidades altas de grasa abdominal es un factor de riesgo para problemas de la salud como:

  • Resistencia a la insulina
  • Inflamación
  • Hiperinsulinemia
  • Problemas cardiovasculares

Pero al disminuir la grasa abdominal, el riesgo de estas enfermedades también disminuye.

De hecho al perder grasa abdominal, la sensibilidad a la insulina aumenta (Referencia).

Desafortunadamente, las personas con resistencia y niveles altos de insulina en sangre, presentan problemas para perder peso. Además de dichos problemas, también ganan peso con mayor rapidez.

Para favorecer la pérdida de grasa abdominal, es necesario llevar una dieta baja en calorías y alta en proteínas. Además, debes consumir mucha agua, alimentos en fibra y realizar ejercicio.

Consulta con un especialista que te pueda asesorar en el proceso de perder grasa abdominal.

12. Consumir té verde durante el día

mujer-tomando-te-verde

El té verde es una bebida conocida por su alta cantidad de antioxidantes y sus beneficios para la salud.

Numerosos estudios sugieren que el té verde puede ayudar al tratamiento de la resistencia de insulina (Referencia).

Aunque tomar té verde es bueno para tu salud, se necesita más investigación, ya que los resultados respecto a la insulina no son concluyentes.

13. Consumir pescados

Los pescados altos en grasa tienen muchos beneficios para tu salud, porque tienen alto contenido de proteína y omega 3.

Se ha demostrado la ingesta de abundantes ácidos grasos omega 3, pueden ayudar a reducir la resistencia de insulina, especialmente en personas obesas, embarazadas y con ovarios poliquísticos (Referencia).

Algunos ejemplos de pescados altos en grasa son:

  • Sardinas
  • Anchoas
  • Arenque

Los pescados altos en grasa te ayudarán a mantener una dieta variada y le darán un delicioso sabor a tu día.

14. Consumir proteína en las cantidades y del tipo adecuados

Consumir cantidades adecuadas de proteína ayuda a controlar tus niveles de insulina, así como tu peso corporal.

En un estudio se encontró que después de alimentos altos en proteína, los niveles de insulina son menores que en una dieta baja en proteína.

Además, una dieta alta en proteína te mantiene con mayor saciedad durante el día. Evitarás picar alimentos entre comidas y consumir calorías extras.

Sin embargo las proteínas también estimulan la producción de insulina en tu cuerpo. Es probable que consumir demasiada pueda aumentar la insulina en sangre (Referencia).

La respuesta de la insulina a las proteínas no sólo depende de la cantidad consumida, sino también del tipo de proteína.

En personas saludables, las proteínas en los lácteos (caseína y proteína de suero de leche) elevan la insulina a niveles aun mayores que las harinas.

Sin embargo, este efecto de las proteínas de los lácteos puede ser en realidad una respuesta individual.

Un estudio más reciente encontró que los niveles de insulina aumentan de manera similar al consumir alimentos altos en carne de res o lácteos (Referencia).

Otro estudio encontró que consumir muchos productos lácteos eleva la insulina en ayunas, mucho más que cuando se lleva una dieta alta en carne de res.

Aunque consumir una dieta alta en proteínas puede ser benéfico para ti, es importante que consideres que los alimentos deben consumirse en cantidades adecuadas para tu edad, estado de salud y actividad física.

Lo más importante sobre la insulina

Es importante que tengas en mente que los niveles altos de insulina en sangre pueden ocasionarte muchos problemas de salud.

Tomar cartas en el asunto para aumentar tu sensibilidad y disminuir tus niveles de insulina en sangre pueden ayudarte también a disminuir peso y el riesgo a muchas enfermedades, así como también mejorar tu calidad de vida.

¿Qué pasa cuando el páncreas produce demasiada insulina?

La insulina tienen como función principal favorecer la entrada de la glucosa dentro de las células del organismo, de esta manera se logra llevar la principal fuente de energía al sitio donde se lleva a cabo los procesos metabolismo que mantienen todas nuestras funciones. Esto trae como consecuencia que los niveles de glicemia o de azúcar en la sangre se mantengan en un rango normal, logrando un equilibrio entre el azúcar en sangre y lo que ingresa a las células para obtener energía.

El páncreas produce mucha insulina por varias razones. Uno de los estímulos es los altos niveles de azúcar en la sangre. Otro efecto común ocurre debido a la resistencia que hacen algunos tejidos a la acción de la insulina, lo que obliga al páncreas a producir más insulina para mantener los niveles de glicemia normales y mantener las funciones metabólicas básicas. El tejido graso o adiposo en exceso es el principal responsable de esa resistencia a la insulina.

Al mantener el páncreas produciendo más insulina de lo normal, puede afectar su producción a mediano y largo plazo, llegando un momento donde no se puede producir suficiente y se entra en déficit de insulina y glicemia alta: Diabetes.

¿Qué pasa cuando se tiene la insulina alta?

La insulina alta tiene  varios efectos en el organismo.  El páncreas produce la insulina a un ritmo determinado, de alguna manera la producción excesiva y constante de insulina puede traer como consecuencia destrucción da las propias células productoras de insulina a mediano y largo plazo, llevando a la aparición de Diabetes.

Por otra parte, la insulina es una hormona que tiene otros efectos ene l organismo y su función está entrelazada con otras hormonas. Lo que trae como consecuencia cambios a diferentes niveles.

El exceso de insulina está relacionado con síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares coronarias, algunos tipos de cáncer, enfermedad de Alzheimer, entre otras.

¿Cómo producir más insulina?

El objetivo siempre es mantener la insulina y la glicemia en valores normales. Para producir más insulina en caso de fallar su producción a nivel de páncreas, se debe recurrir a medicamentos que estimulan su formación.

¿Qué alimentos bajan la insulina?

En general, los alimentos que tienen alto contenido en fibra y bajos en azúcares, son los más indicados.

Podemos mencionar avena, granos o frijoles, pescados, canela, té verde, vinagre de manzana.

¿Por qué sube la insulina?

La insulina sube como respuesta en el páncreas a las señales que indican que los niveles de azúcar en la sangre están elevados o en ascenso. La insulina se secreta y ayuda a mantener los niveles normales.

En casos patológicos, por ejemplo, en la obesidad, el tejido graso es muy resistente a la acción de la insulina, por ello, para mantener los niveles de glicemia en esos casos, el páncreas requiere producir mucha más insulina que en individuos no obesos.

¿Cómo bajar la insulina alta?

La insulina alta se puede bajar corrigiendo los problemas metabólicos que la originan. Son tres medidas básicas que podemos tomar:

  • Dieta balanceada, rica en fibra y baja en azúcares.
  • Ejercicio físico que ayuda a regular el metabolismo
  • Pérdida de peso, básicamente bajar grasa corporal.

¿Cuáles son los síntomas de la insulina alta?

La insulina alta en sangre o hiperinsulinismo puede no causar ningún síntoma en muchos casos. De tal forma que debemos estar alerta y realizar chequeos periódicos, además de tomar medidas preventivas, basadas en dieta sana y ejercicio físico.

Cuando hay síntomas, estos pueden ser generales como cansancio, debilidad, cambios en el sueño, aumento de peso o Acantosis nigricans (coloración oscura o hiperpigmentación en cuello y áreas específicas del cuerpo).

Consecuencias de la insulina alta

Las consecuencias de la insulina alta son básicamente sus efectos a nivel cardiovascular, ya que favorecen ateroesclerosis y sus efectos metabólicos por su predisposición a la Diabetes, cuya aparición supone  una progresión del problema metabólico que no es reversible y solo se puede mantener controlada con dieta y tratamiento médico.

Existen otras consecuencias como el síndrome de ovario poliquístico que está asociado a hiperinsulinismo.

¿Cuánto tarda en bajar la insulina?

El tiempo que tarda en bajar la insulina a niveles normales depende del trastorno metabólico y patologías asociadas. Es un proceso progresivo, que puede tardar semanas si se lleva solamente con dieta y ejercicio. O puede tardar algunos días si se asocia algún tipo de tratamiento médico que debe ser prescrito por tu especialista.

Remedios caseros para bajar la insulina

Los remedios caseros más efectivos para bajar la insulina son:

  • Canela
  • Té verde
  • Vinagre de manzana

¿Cómo bajar la insulina con remedios caseros?

La clave para bajar la insulina de forma natural, sin usar medicamentos de prescripción médica, es combinar una dieta sana y ejercicios, enfocados en bajar de peso.

Entre los alimentos que se deben incorporar para mejorar los niveles de insulina tenemos, pescados ricos en omega 3, bayas, granos, verduras, canela, aceite de oliva, cúrcuma, frutas cítricas y jengibre.

¿Cómo bajar la insulina para adelgazar?

LOs niveles de insulina altos están muy relacionados a la cantidad de grasa corporal total del cuerpo. Aunque se ven casos, con mucha menos frecuencia, de hiperinsulinismo en personas delgadas.

En todo caso, la base principal del problema metabólico es enfocarse en la dieta, eliminando el azúcar y los carbohidratos de absorción rápida como lo son las harinas. Siempre es recomendable realizar actividad física que mejora los niveles de insulina, incluso en personas sin sobrepeso.

Ejemplo de dieta para bajar la insulina

Las dietas se deben ajustar a cada necesidad y cada individuo. Aquí le presentamos un ejemplo de un día de dieta para hiperinsulinismo con una cantidad aproximada de 1500 Kcal.

  • Desayuno: Leche 200 cc + 1 rebanada de pan
  • Merienda: 1 fruta
  • Almuerzo:
    Granos 100 gr
    Pollo o pescado 150 gr
    Vegetales
  • Merienda: 1 fruta o yogur desnatado 200 cc.
  • Cena:
    Pescado 80 gr.
    Arroz 100 gr
    1 fruta

¿Cómo bajar una subida de azúcar?

Las subidas de azúcar o hiperglicemias son propias de las personas diabéticas. Existen medicamentos que permiten normalizar los niveles de glicemia de forma rápida. Sin embrago, todos esos medicamentos deben ser indicados por su médico, dado que se deben ajustar muy bien las dosis.

De forma natural se puede bajar las subidas de azúcar con canela, té verde o vinagre de manzana. No se debe hacer ayunas, más bien se recomienda realizar las comidas normales pero con alimentos basados en proteínas y vegetales, sin harinas.

Medicamentos para bajar la insulina

Entre los medicamentos usados para bajar la insulina está la metformina, que ha sido fundamental para el tratamiento del síndrome metabólico, resistencia a la insulina, hiperinsulinismo y Diabetes. Siempre se debe consumir bajo prescripción médico, dado sus efectos secundarios y su dosis debe se ajustada por el especialista.

¿Cómo bajar la insulina rápidamente?

La insulina a diferencia de la glicemia no se regula tan rápido con medicamentos.

Las medicinas y tratamientos médicos caseros disponibles, en combinación con dieta y ejercicio puede lograr bajar la insulina en algunos días. Es importante tener en cuenta que no es un proceso ni inmediato. Todos los cambios hormonales siempre llevan un tiempo y deben ser progresivos.

¿Cómo saber si tengo la insulina alta?

La mayoría de los casos la insulina alta no produce ningún síntoma. La presencia de Acantosis nigricans, que es una pigmentación oscura en la parte posterior de cuello y áreas de flexión d e las articulaciones, así como cansancio y debilidad pueden ser las únicas manifestaciones.

Si hay riesgos de hiperinsulinismo, como en el caso de personas obesas, sobrepeso o antecedentes familiares de Diabetes, se debe hacer el chequeo con una medición de insulina en sangre en ayunas y luego de comidas a las 2 horas.

Valores altos de insulina

Los valores de insulina altos pueden variar de un laboratorio a otro, de acuerdo al kit usado para la medición. Todos los laboratorios expresan el rango de los valores normales en sus resultados.

En el caso de la insulina, tu médico debe solicitar el examen solo en ayunas o en muchos casos, medir los niveles después de comer o de una bebida determinada (suministrada en el laboratorio) para determinar el cambio de insulina cada 30 minutos hasta las 2 horas después de ingerir alimentos.

La información de los niveles de insulina en ayunas aisladamente, no aporta suficientes datos para el diagnóstico y el correcto tratamiento médico.

Ahora conoces cómo bajar los niveles de insulina, comparte este artículo con tus amigos y toma tus precauciones en la dieta.

Referencias

  • Han, J. C., Rutledge, M. S., Kozlosky, M., Salaita, C. G., Gustafson, J. K., Keil, M. F., Fleisch, A. F., Roberts, M. D., Ning, C., … Yanovski, J. A. (2008). Insulin resistance, hyperinsulinemia, and energy intake in overweight children. The Journal of pediatrics, 152(5), 612-7, 617.e1. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2276579/.
  • Shanik MH1, Xu Y, Skrha J, Dankner R, Zick Y, Roth J. Insulin resistance and hyperinsulinemia: is hyperinsulinemia the cart or the horse? Diabetes Care. 2008 Feb;31 Suppl 2:S262-8. Disponible en: https://doi.org10.2337/dc08-s264.
  • Volek JS et al. Carbohydrate restriction has a more favorable impact on the metabolic syndrome than a low fat diet. Lipids. 2009 Apr;44(4):297-309. Disponible en: https://doi.org10.1007/s11745-008-3274-2.
  • Gower, B. A., Chandler-Laney, P. C., Ovalle, F., Goree, L. L., Azziz, R., Desmond, R. A., Granger, W. M., Goss, A. M., … Bates, G. W. (2013). Favourable metabolic effects of a eucaloric lower-carbohydrate diet in women with PCOS. Clinical endocrinology79(4), 550-7. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4111472/.
  • Leeman M1, Ostman E, Björck I. Vinegar dressing and cold storage of potatoes lowers postprandial glycaemic and insulinaemic responses in healthy subjects. Eur J Clin Nutr. 2005 Nov;59(11):1266-71. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16034360.
  • Liljeberg H1, Björck I. Delayed gastric emptying rate may explain improved glycaemia in healthy subjects to a starchy meal with added vinegar. Eur J Clin Nutr. 1998 May;52(5):368-71.  Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9630389.
  • Badoud F, Lam KP, Perreault M, Zulyniak MA, Britz-McKibbin P, Mutch DM. Metabolomics Reveals Metabolically Healthy and Unhealthy Obese Individuals Differ in their Response to a Caloric Challenge. PLoS One. 2015 Aug 14;10(8):e0134613. Disponible en: https://doi.org10.1371/journal.pone.0134613.
  • Melanson KJ et al. Body composition, dietary composition, and components of metabolic syndrome in overweight and obese adults after a 12-week trial on dietary treatments focused on portion control, energy density, or glycemic index. Nutr J. 2012 Aug 27;11:57. Disponible en: https://doi.org10.1186/1475-2891-11-57.
  • Johnson ML. et al. Mechanism by Which Caloric Restriction Improves Insulin Sensitivity in Sedentary Obese Adults.Diabetes. 2016 Jan;65(1):74-84. Disponible en: https://doi.org10.2337/db15-0675.
  • Claesson AL et al. Two weeks of overfeeding with candy, but not peanuts, increases insulin levels and body weight.Scand J Clin Lab Invest. 2009;69(5):598-605. Disponible en: https://doi.org10.1080/00365510902912754.
  • Raatz SK et al. Consumption of Honey, Sucrose, and High-Fructose Corn Syrup Produces Similar Metabolic Effects in Glucose-Tolerant and -Intolerant Individuals. J Nutr. 2015 Oct;145(10):2265-72. Disponible en: https://doi.org10.3945/jn.115.218016.
  • Raben A et al. Increased postprandial glycaemia, insulinemia, and lipidemia after 10 weeks' sucrose-rich diet compared to an artificially sweetened diet: a randomised controlled trial. Food Nutr Res. 2011;55. Disponible en: https://doi.org10.3402/fnr.v55i0.5961.
  • Lanzi S et al. Short-term HIIT and Fat max training increase aerobic and metabolic fitness in men with class II and III obesity. Obesity (Silver Spring). 2015 Oct;23(10):1987-94. Disponible en: https://doi.org10.1002/oby.21206.
  • Damaso AR et al. Aerobic plus resistance training was more effective in improving the visceral adiposity, metabolic profile and inflammatory markers than aerobic training in obese adolescents. J Sports Sci. 2014;32(15):1435-45. Disponible en: https://doi.org10.1080/02640414.2014.900692.
  • Ligibel JA et al. Impact of a mixed strength and endurance exercise intervention on insulin levels in breast cancer survivors. J Clin Oncol. 2008 Feb 20;26(6):907-12. Disponible en: https://doi.org10.1200/JCO.2007.
  • Solomon TP y Blannin AK. Changes in glucose tolerance and insulin sensitivity following 2 weeks of daily cinnamon ingestion in healthy humans. Eur J Appl Physiol. 2009 Apr;105(6):969-76. Disponible en: https://doi.org10.1007/s00421-009-0986-9.
  • Maki KC y Phillips AK. Dietary substitutions for refined carbohydrate that show promise for reducing risk of type 2 diabetes in men and women. J Nutr. 2015 Jan;145(1):159S-163S.  Disponible en: https://doi.org10.3945/jn.114.195149.
  • Ford ES et al. Sedentary behavior, physical activity, and the metabolic syndrome among U.S. adults. Obes Res. 2005 Mar;13(3):608-14. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15833947.
  • Herkig HK et al.Light physical activity determined by a motion sensor decreases insulin resistance, improves lipid homeostasis and reduces visceral fat in high-risk subjects: PreDiabEx study RCT. Int J Obes (Lond). 2014 Aug;38(8):1089-96. Disponible en: https://doi.org10.1038/ijo.2013.224.
  • Heilbronn LK et al.Alternate-day fasting in nonobese subjects: effects on body weight, body composition, and energy metabolism. Am J Clin Nutr. 2005 Jan;81(1):69-73. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15640462.
  • Breneman CB y Tucker L. Dietary fibre consumption and insulin resistance – the role of body fat and physical activity. Br J Nutr. 2013 Jul 28;110(2):375-83. Disponible en: https://doi.org10.1017/S0007114512004953.
  • Haufe S et al. Long-lasting improvements in liver fat and metabolism despite body weight regain after dietary weight loss. Diabetes Care. 2013 Nov;36(11):3786-92. Disponible en: https://doi.org10.2337/dc13-0102.
  • Liu CY et al. Effects of green tea extract on insulin resistance and glucagon-like peptide 1 in patients with type 2 diabetes and lipid abnormalities: a randomized, double-blinded, and placebo-controlled trial. PLoS One. 2014 Mar 10;9(3):e91163. Disponible en: https://doi.org10.1371/journal.pone.0091163.
  • Ramel A et al. Beneficial effects of long-chain n-3 fatty acids included in an energy-restricted diet on insulin resistance in overweight and obese European young adults. Diabetologia. 2008 Jul;51(7):1261-8. Disponible en: https://doi.org10.1007/s00125-008-1035-7.
  • Turner KM, Keogh JB y Clifton PM. Acute effect of red meat and dairy on glucose and insulin: a randomized crossover study. Am J Clin Nutr. 2016 Jan;103(1):71-6. Disponible en: https://doi.org10.3945/ajcn.115.123505.
  • NIlsson M et al. Glycemia and insulinemia in healthy subjects after lactose-equivalent meals of milk and other food proteins: the role of plasma amino acids and incretins. Am J Clin Nutr. 2004 Nov;80(5):1246-53. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15531672.

14-formas-de-bajar-los-niveles-de-insulina

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here