Síntomas y Signos de la Deficiencia de Potasio (Hipokalemia): Causas y Tratamientos

La deficiencia de potasio (conocida como hipokalemia) es muy peligrosa. Ocurre cuando los niveles de este mineral en la sangre están por debajo de 3.5 mEq/L. Esto puede provocar un derrame cerebral o la muerte (Referencia).

En este artículo encontrarás cuáles son ocho de los signos más comunes de la deficiencia de potasio, sus causas, los tratamientos para combatirla y otros importantes datos que te ayudarán a mantener en tu cuerpo los niveles óptimos de este indispensable nutriente.

Los 8 signos más comunes de una deficiencia de potasio

1. Debilidad y fatiga

La sensación de fatiga y debilidad son comúnmente los primeros síntomas ocasionados por una deficiencia de potasio. Esto regularmente sucede de dos maneras.

En la primera, una deficiencia del mineral puede dañar la forma en que tu cuerpo utiliza los nutrientes, lo que te dará la sensación de fatiga.

Como ejemplo, ciertos estudios indican que la deficiencia de potasio puede afectar la producción de insulina, lo que resulta en niveles altos de azúcar en la sangre. Esta es otra razón común de fatiga o debilidad (Referencia).

En la segunda, cuando los niveles de potasio disminuyen, la fuerza de las contracciones de tus músculos también lo hacen, dándote una sensación de debilidad (Referencia).

2. Rigidez y dolores musculares

La rigidez y los dolores musculares suelen ser signos de una deficiencia de potasio severa. Estos síntomas indican una descomposición muscular acelerada conocida como rabdomiólisis (Referencia).

Cuando este mineral es insuficiente, tus vasos sanguíneos se contraen y restringen el flujo de sangre hacia tus músculos (Referencia).

Esto también disminuye el oxígeno que reciben tus músculos, lo que hace que se rompan y se pierdan. Así se produce la rabdomiólisis, que va acompañada de síntomas como la rigidez y dolores musculares (Referencia).

3. Hormigueo y entumecimiento

Las personas que tienen una deficiencia de potasio suelen padecer de entumecimiento y hormigueo persistentes. A estas afecciones se les conoce como parestesia y regularmente ocurren en las extremidades (Referencia, Referenica).

El potasio es importante para mantener tus funciones nerviosas en buen estado. Cuando no cuentas con la suficiente cantidad de este mineral en la sangre, tus señales nerviosas se pueden debilitar, lo cual causa el entumecimiento y los hormigueos.

Si bien el entumecimiento y hormigueo ocasionales son inofensivos, si estos persisten, generalmente, es por causa de alguna afección subyacente.

Si sufres de hormigueo y entumecimiento persistentes, consulta a tu médico inmediatamente para conocer la causa que lo está provocando, ya que puede ser algo grave.

4. Espasmos y calambres musculares

El potasio ayuda a transmitir las señales del cerebro a tus células musculares para estimular las contracciones. Un calambre es provocado por contracciones incontroladas o repentinas de tus músculos.

Cuando tienes niveles muy bajos de potasio, tu cerebro no puede transmitir las señales nerviosas de manera eficaz. Esto provoca contracciones más prolongadas, que son los calambres musculares (Referencia).

5. Cambios de humor

La deficiencia de potasio también ha sido relacionada con la fatiga mental y cambios de humor. Esto se debe a que un bajo nivel de este importante mineral puede alterar las señales que permiten mantener una función cerebral eficaz (Referencia).

En un estudio, por ejemplo, se descubrió que el 20 % de los pacientes con trastornos mentales tenía una deficiencia de potasio (Referencia).

Aun con esto, hay que subrayar que no existe suficiente evidencia que vincule la deficiencia del potasio con el estado de ánimo.

6. Problemas digestivos

Aunque los problemas digestivos tienen una gran variedad de causas, una de ellas es la baja en los niveles de potasio. Este ayuda a transmitir señales del cerebro a los músculos de tu cuerpo, incluyendo aquellos de tu sistema digestivo.

Tales señales facilitan que tu sistema digestivo mueva e impulse los alimentos para que los puedas digerir (Referencia).

Cuando no tienes suficiente potasio en la sangre, tu cerebro no puede transmitir las señales de manera correcta. Por esta razón, las contracciones dentro de tu sistema digestivo pueden debilitarse y atenuar el movimiento de los alimentos.

Esto puede provocar problemas digestivos como el estreñimiento y la inflamación estomacal (Referencia,Referencia).

De hecho, varios estudios sugieren que una deficiencia grave de potasio puede hacer que tu intestino quede paralizado por completo (Referencia).

Sin embargo, otras investigaciones indican que la conexión entre un intestino paralizado y la deficiencia de potasio no es completamente clara (Referencia).

7. Dificultades para respirar

Las dificultades respiratorias ocurren cuando se tiene una grave deficiencia de potasio. Esto pasa porque este nutriente es el que ayuda a transmitir las señales nerviosas que estimulan a tus pulmones para que puedan expandirse y contraerse (Referencia).

Cuando tus niveles de potasio bajan drásticamente, es posible que tus pulmones no se expandan y contraigan apropiadamente. Esto causa que te cueste mucho respirar (Referencia).

De la misma forma, los niveles bajos de potasio pueden provocar que te falte el aliento, dado que tu corazón latirá anormalmente, bombeando menos sangre a todo tu cuerpo (Referencia).

En casos muy graves, una deficiencia de potasio puede impedir que tus pulmones funcionen por completo, lo cual puede ser mortal.

8. Palpitaciones cardíacas

Si alguna vez has sentido que tu corazón late muy rápido o fuerte, entonces experimentaste lo que se conoce como palpitaciones cardíacas, que comúnmente se vincula con la ansiedad o el estrés.

Sin embargo, estas palpitaciones pueden ser un síntoma de que tienes bajos los niveles de potasio (Referencia).

El flujo de potasio dentro y fuera de las células de tu corazón ayuda a regular tus latidos. Cuando tus niveles son muy bajos, el flujo de potasio se puede alterar, dando como resultados las palpitaciones del corazón (Referencia).

Por otra parte, las palpitaciones del corazón pueden ser un síntoma de arritmia (latido cardíaco irregular).

A diferencia de las palpitaciones, la arritmia cardíaca está relacionada con enfermedades cardíacas severas (Referencia,Referencia).

En el caso de persona que padezcan de cardiopatías, los ritmos cardiacos pueden presentarse anormales, provocando así mareos y hasta desmayos. En casos extremos puede hacer que el corazón se detenga.

Aunque los síntomas son claros, para poder identificar la deficiencia de potasio pudiera ser necesaria una observación minuciosa.

Para ello, el médico indicará la realización de exámenes de sangre con el propósito de conocer el nivel de potasio. De ser necesario, ordenará otros exámenes (el electrocardiograma, por ejemplo).

Lista de alimentos altos en potasio

La mejor manera de evitar una deficiencia de potasio es comiendo alimentos ricos en este mineral. Algunos de esos alimentos son: frijoles, frutas, verduras, nueces y salmón.

Según las autoridades sanitarias de los Estados Unidos, la ingesta diaria recomendada de potasio es de 4,700 mg (Referencia).

En la siguiente lista encontrarás los alimentos que contienen una gran cantidad de nutritivo mineral, junto al porcentaje de ingesta diaria recomendada por una porción de 100 gramos (Referencia).

  • Plátanos: 10 % del RDA
  • Aguacate: 14% del RDA
  • Almejas cocidas: 18 % del RDA
  • Camotes al horno: 14 % del RDA
  • Ñames horneados: el 19 % del RDA
  • Frijoles pintos cocidos: 12 % del RDA
  • Papas blancas al horno: 16 % del RDA
  • Frijoles blancos cocidos: 18 % del RDA
  • Hojas de betabel cocidas: 26 % del RDA

    Ver También:

  • Cantidades recomendadas de potasio

deficiencia de potasio-recomendaciones de ingesta diaria

 

Causas de la deficiencia de potasio

  • El uso de ciertos fármacos (por ejemplo, los antibióticos)
  • Uso de diuréticos (para la hipertensión arterial, insuficiencias cardíacas
  • Uso de laxantes
  • Episodios prolongados de diarreas, vómitos
  • Enfermedades renales crónicas
  • Bulimia (trastorno alimenticio)
  • Exceso de sudoración
  • Niveles bajos de magnesio (Referencia)

En el caso del uso de los diuréticos, se presenta esta insuficiencia porque el cuerpo libera los líquidos que sobran para ayudar a eliminar la tensión que siente. No obstante, orinar en exceso puede afectar el equilibrio de los electrolitos y, en especial, los niveles de potasio (Referencia).

Los riñones son indispensables en la regulación de los electrolitos y del potasio. Con cualquier pérdida prolongada de líquidos en el cuerpo, se altera el equilibrio electrolítico.

 

Tratamiento para combatir la deficiencia de potasio

Una vez que la deficiencia se ha diagnosticado y el especialista sabe cuáles son sus causas, determinará qué es lo mejor para hacer en estos casos.

Una hipokalemia grave amerita de atención hospitalaria urgente. El médico urgenciólogo o el internista se encarga de atenderla.

Si tienes una deficiencia de potasio muy leve, el tratamiento consistirá en la administración de 1 cásula de 8 meQ de cloruro de potasio o ascorbato de potasio, y puede que señale combinar uno de potasio junto con uno de magnesio (Referencia).

La deficiencia de magnesio promueve que el potasio no sea asimilado por el organismo. Es por ello que hay que procurar que nuestro cuerpo tenga los niveles que necesita de este indispensable nutriente.

 

¿Es recomendable tomar suplementos de potasio?

El uso de suplementos de potasio no es muy recomendable.

En muchos países, las autoridades alimentarias han limitado el consumo de potasio de suplementos sin receta a solo 99 mg por día. Comparado con esta cantidad, comer un plátano de tamaño mediano puede brindarte 422 mg de potasio (Referencia, Referencia).

Esta limitación fue impuesta porque diversos estudios han demostrado que los suplementos de potasio, consumidos en grandes cantidades, pueden afectar tu intestino o provocar arritmia cardíaca, la cual es fatal (ReferenciaRerefencia).

Tomar mucho potasio puede generar que cantidades excesivas del mineral se junten en la sangre, condición que se conoce como hipercalemia.

La hiperkalemia puede causar arritmia cardíaca, la cual a su vez puede causar enfermedades cardíacas serias (Referencia).

Los suplementos de potasio solo deben tomarse cuando padeces de una seria deficiencia de potasio y con autorización de tu médico.

¿Para qué sirve el potasio?

El potasio es un mineral indispensable para poder tener una buena salud. Se encarga de:

  • Mantener la presión normal en el interior y exterior de las células.
  • Regular el balance del agua en el organismo.
  • Disminuir los efectos del exceso de sodio.
  • Participar en el mecanismo de contracción y relajación de los músculos.

Además, el potasio juega un papel muy importante para apoyar la función del corazón. (Referencia)

El potasio trabaja en conjunto con el sodio para poder regular los fluidos del cuerpo y los latidos del corazón.

Es muy raro que una baja ingesta de potasio ocasione una deficiencia de potasio severa. Esta generalmente ocurre cuando tu cuerpo pierde muchos líquidos en un lapso muy corto.

 

Toxicidad de potasio

Además de que se puede presentar una deficiencia de este mineral, también puede haber una sobredosis, y como efectos secundarios, los riñones pueden presentar problemas en su funcionamiento.

Y esto puede llevar a tener problemas en el ritmo cardíaco. En las personas que ya tienen problemas renales, pueden sufrir reacciones desfavorables. (Referencia)

Al término médico del exceso de potasio en el organismo se le conoce como hipercaliemia.  Y al igual que en la deficiencia, se pueden presentar ciertos síntomas como desmayos, debilidad, etc.

Esta condición tiende a ser peligrosa. Puede haber muchas causas, entre ellas:

  • Presencia de tumores en el cuerpo
  • Haber sufrido quemaduras graves
  • El uso de ciertos fármacos indicados para controlar la presión
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Ciertos tipos de anemias
  • Sangrados en estomago e intestinos
  • Consumo inadecuado de suplementos con fósforo y sodio

Normalmente, el organismo, elimina el exceso de potasio por medio de la orina para mantener un equilibrio adecuado de este mineral en el cuerpo. (Referencia)

 

Si crees que padeces de una deficiencia de potasio, consulta a tu médico lo más pronto posible, ya que esto puede tener consecuencias muy graves para tu salud y para tu vida.

Prevenir los problemas de la deficiencia de potasio dietética es muy fácil. Solo consume alimentos como ñames, hojas de betabel cocidas, frijoles blancos, camotes, frijoles pintos, papas blancas y plátanos.

¿Te ha resultado interesante esta información? Déjanos tus dudas u opinión en un comentario. Comparte este artículo con tus amigos.

 

Referencias

  1. U.S. National Library of Medicine 8600 Rockville Pike, Bethesda, MD 20894 U.S. Department of Health and Human Services, 28 June 2018, Available from: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/potassium.html.
  2. U.S. National Library of Medicine 8600 Rockville Pike, Bethesda, MD 20894 U.S. Department of Health and Human Services,31 de agosto de 2018, Available from: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/000479.htm
  3. Formulario Modelo de la OMS 2004, 543 páginas, Available from: http://archives.who.int/eml/wmf/2004/Spanish/pdf/Sec16-04.pdf.
  4. M. Ceballos Guerrero, E. Poch López de Briñas. TRASTORNOS DEL POTASIO En: M.A. de la Cal Ramírez, MANEJO AGUDO DE LOS TRASTORNOS ELECTROLÍTICOS Y DEL EQUILIBRIO ÁCIDO-BASE. 2ª Edición, España; 2016. p. 21-28, Available from: http://www.semesandalucia.es/wp-content/uploads/2016/05/libro-electrolitos-segunda-edicion.pdf.
  5. Leigh Ann Anderson Drugs.com EEUU; Medically reviewed on January 30, 2018 updated Sep 4th, 2018. Available from: https://www.drugs.com/cg_esp/lista-de-alimentos-con-contenido-de-potasio-aftercare-instructions.html.
  6. American Heart Association, 2017; Answers by hearts. Available form: https://www.heart.org/-/media/data-import/downloadables/answers-by-heart-hyperkalemia-english-ucm_489554.pdf
  7. Patricia de sequera Ortiz, Roberto Alcazar Aroyo, Marta Albalate Ramon España. Fecha de publicacion: 20/09/2016. Available from: http://www.revistanefrologia.com/es-monografias-nefrologia-dia-articulo-trastornos-del-potasio-20