Enfermedad De Hashimoto: Causas, Síntomas, Diagnóstico Y Tratamiento

La enfermedad de Hashimoto es una enfermedad que afecta el funcionamiento de la glándula tiroides; también es conocida como tiroiditis linfocítica crónica.

Esta enfermedad tiene su nombre por un médico cirujano japonés que la descubrió en 1912.

Lo positivo de la enfermedad es que se puede manejar y tratar exitosamente pero si no es detectada tempranamente puede llegar hasta la destrucción completa de la glándula tiroides.

Por ello a continuación te informaremos sobre las características de este padecimiento, cuáles son las causas, síntomas, consecuencias, etc.

¿Qué es la enfermedad de Hashimoto?

La enfermedad de Hashimoto es una inflamación en la glándula tiroides por destrucción de sus células.

Es la causa más común de hipotiroidismo y, desafortunadamente, aún no se conoce una forma de prevenirla.

Esta enfermedad no permite que la glándula tiroides libere las hormonas que se encargan de regular el metabolismo, la temperatura y otras muchas funciones del cuerpo.

Es una enfermedad provocada por un proceso de autoinmunidad por medio de las células llamadas linfocitos.

Los linfocitos son las células protectoras y reconoce a las células tiroideas como extrañas y crean anticuerpos que se encargan de destruirlas causando un déficit de las hormonas que producen.

¿Cuál es la causa de la Enfermedad de Hashimoto?

La causa principal aún se desconoce. Actualmente varios estudios han identificado varios factores de riesgo que se encuentran asociados.

Existen teorías que han estudiado los investigadores de que existe predisposición genética para desarrollar la enfermedad.

Factores de Riesgo para la enfermedad de Hashimoto

Es más frecuente que se desarrolle en las mujeres que en los hombres, especialmente después de estar embarazadas.

Si ha desarrollado una enfermedad autoinmune aumenta el riesgo de desarrollar problemas en la función tiroidea.

Tener a un familiar cercano que haya desarrollado alguna enfermedad autoinmune como:

  • Diabetes tipo I
  • lupus eritematoso sistémico
  • vitiligo
  • artritis reumatoide
  • enfermedad de Addison
  • enfermedad de Graves.

¿Qué síntomas presenta la enfermedad de Hashimoto?

Al inicio de la enfermedad no existen síntomas notables, pueden pasar muchos años antes de que presente algún síntoma.

La enfermedad se desarrolla lentamente y los síntomas se van presentando cuando la destrucción de las células tiroideas va avanzando.

Los síntomas que presenta son de una tiroides con poca actividad, no son específicos de esta enfermedad.

Los síntomas que se desarrollan al tener una menor actividad de la tiroides son:

  • Aumento de peso
  • cansancio y depresión
  • somnoliencia
  • estreñimiento
  • voz ronca
  • fatiga y debilidad muscular
  • dolor muscular
  • piel seca, agrietada y pálida
  • intolerancia al frío
  • cabello delgado, seco y quebradizo
  • uñas frágiles y secas
  • problemas en la fertilidad
  • ciclos menstruales irregulares.

En algunas ocasiones se puede presentar una masa agrandada en el cuello, esto se le conoce como bocio.

El bocio se desarrolla por un agrandamiento de la tiroides. No es dolorosa pero puede existir dificultar para tragar y en casos extremos puede dificultar la respiración.

Lee también nuestra guía sobre cómo bajar de peso con Hipotiroidismo: Tu guía de 6 pasos

Diagnóstico de la enfermedad de Hashimoto

Si usted presenta algún síntoma debe de consultar con un médico. Al momento de evaluarlo le hará una serie de preguntas sobre sus padecimientos y los antecedentes que posea.

Al terminar el examen físico se puede determinar si tiene los síntomas de una disminución de la actividad de la tiroides.

El siguiente paso será realizar algunas pruebas de laboratorio en su sangre.

Prueba de Hormona Estimulante de la Tiroides (TSH)

Esta prueba se encarga de verificar los niveles de TSH en su sangre. Ésta se produce en el cerebro por la glándula pituitaria.

Cuando el cerebro detecta que existe una disminución en la producción de la hormona tiroidea, la hipófisis manda una señal a la glándula pituitaria para que libere más TSH y estimule a la tiroides.

Si los niveles de TSH se encuentran elevados en la prueba de sangre, indica que la actividad de la tiroides es baja y necesita mayor cantidad de hormonas para que las células que aún viven trabajen más en producir las hormonas que necesita el cuerpo.

Prueba de T4

También se deben realizar control de todas las hormonas tiroideas, para determinar el nivel de daño que se presenta en la glándula y determinar el tratamiento más adecuado.

La tiroxina o T4 es una hormona tiroidea que se encuentra activa en la sangre.

Existen dos pruebas de T4. La T4 libre es una parte de la hormona tiroidea que se encuentra en la sangre y T4 total es la hormona que se encuentra disponible para los tejidos.

En la tiroiditis de Hashimoto la prueba presenta valores por debajo de lo normal, ya que la glándula tiene deficiencia en la producción de la hormona.

Prueba en sangre de anticuerpos contra la tiroides

Para ayudar a confirmar el diagnóstico también se deben de realizar anticuerpos contra las células tiroideas. Las pruebas realizadas son la prueba de anticuerpos anti tiroideos (ATA) y la prueba de anticuerpos anti tiroglobulina.

Pruebas de colesterol

Medir el nivel de colesterol también ayudará a confirmar el diagnóstico, ya que en esta enfermedad el colesterol en la sangre tiende a elevarse.

Lee nuestra guía sobre los niveles de colesterol normal según la edad

Tratamiento

Si su tiroides funciona normalmente no necesitará tratamiento, pero se debe de continuar en observación y citas regulares con su médico para detectar tempranamente los cambios y evitar complicaciones.

Si la tiroides ya no puede producir la cantidad suficiente de hormonas que necesita su cuerpo, deberá recibir terapia de reemplazo hormonal.

Existe un medicamento llamado levotiroxina, éste es una forma sintética de la hormona T4 que ayuda a suplementar la necesidad de hormona tiroidea llamada tiroxina. Es un medicamento que debe de tomar durante el resto de la vida.

Al llevar un tratamiento regular con levotiroxina los niveles de hormona tiroidea llegan a estabilizarse, disminuyendo o desapareciendo los síntomas.

Al controlar la enfermedad deberá continuar con pruebas regulares de niveles de hormonas tiroideas para poder reajustar la dosis del medicamento cuando sea necesario.

Si usted toma otros medicamentos debe de indicarle a su médico ya que algunos afectan la capacidad de absorción de la levotiroxina.

Algunos de los medicamentos que causan interferencia son:

  • Suplementos de hierro y calcio.
  • Medicamentos para la gastritis que inhiben la bomba de protones.
  • Reemplazos hormonales con estrógeno.
  • Medicamentos para tratar el colesterol elevado.

Algunos alimentos también pueden disminuir la absorción de la levotiroxina por el cuerpo.

¿Tiene complicaciones la Enfermedad de Hashimoto?

Sí. Se pueden presentar complicaciones si no tiene un tratamiento adecuado. Algunas pueden llegar a poner en peligro su vida.

Las complicaciones que se pueden presentar son:

  • Anemia
  • elevación del colesterol
  • insuficiencia cardiaca
  • depresión
  • disminución dela libido
  • confusión
  • pérdida de conciencia
  • complicaciones en el embarazo
  • cáncer.

Las complicaciones en el embarazo que pueden alterar al bebe y presentar al nacimiento alteraciones cardiacas, cerebrales y renales.

El cáncer, aunque es una complicación muy rara, al tener una inflamación crónica de la glándula tiroides aumenta el riesgo de desarrollar cáncer tiroideo, este se le conoce como linfoma tiroideo.

Si tienes alguna duda sobre algún síntoma o sobre el tratamiento consulta con tu médico para que pueda orientarte sobre la enfermedad.

Comparte este artículo para que más personas conozcan sobre la enfermedad de Hashimoto.

 

Ver También: