Burbujas En La Orina: Porqué Aparecen Y Como Tratarlas

La orina con espuma, o burbujas, puede aparecer en varias situaciones, cuando se espera mucho para ir al baño y se orina con mucha fuerza, o debido a algunos productos de limpieza que quedaron en el baño y reaccionan con la orina, formando espuma.

Sin embargo, en los casos en que las burbujas son muy frecuentes, puede significar que hay proteínas, lo cual indica problemas en los riñones o presión arterial elevada. Por lo cual, es importante consultar al médico para evaluar lo que origina dichas burbujas y seguir el tratamiento adecuado.

Causas Más Frecuentes De Burbujas En La Orina

Agua del inodoro: puede ser que hayan quedado residuos de algunos productos de limpieza en el inodoro, los cuales reaccionan con la orina y forman espuma. Para evaluar si es el producto de limpieza lo está causando, orina en un recipiente estéril y, si notas que se forman burbujas en el envase nuevo, lo mejor es ir al médico para evaluar el problema.

Orinar con mucha fuerza: si sientes la vejiga llena y aguantas mucho para ir al baño, cuando orines finalmente, el líquido puede salir con mucha fuerza y forma espuma, aunque este tipo de espuma desaparecerá en pocos minutos.

Deshidratación: si tomas poca agua o realizas mucho ejercicio, puedes deshidratarte, por lo cual tu orina se concentrará más y producirá espuma. Acostúmbrate a tomar entre 1 ½ y 2 litros de agua por día y beber mucha agua cuando hagas ejercicio.

Una forma de saber si estás deshidratado es que además de las burbujas, tu orina es más oscura. Pero cuando las burbujas se forman con una orina clara, eso es una señal que debe ser monitoreada.

Las personas diabéticas tienden a la deshidratación, por lo que también pueden formar burbujas en la orina.

Embarazo: la orina con espuma no es señal de embarazo, pero, si la embarazada presenta orina espumosa, pueden haber proteínas en la orina. El embarazo presenta muchos cambios para el organismo, uno de ellos, es a nivel renal, donde todo el sistema urinario puede inflamarse y alterar el filtrado correcto de la sangre, dejando pasar un exceso de proteínas.

Causas Poco Frecuentes De Burbujas En La Orina

Existen otras causas esporádicas que suelen acompañarse de síntomas específicos, los cuales ayudarán a que el médico pueda reconocer, definir y tratar su origen.

Preeclampsia: es una complicación del embarazo caracterizada por presencia de proteínas en la orina, presión arterial elevada, falta de aire, problemas visuales e inflamación de rostro, pies y manos. Cuando no es tratada rápidamente, podría provocar convulsiones y poner en riesgo la salud de la madre y el bebé (1).

Proteinuria: resulta de una dieta sobrecargada de proteínas, por artritis reumatoide o cuando los riñones son incapaces de filtrar los residuos del cuerpo. Tales condiciones pueden causar una concentración de proteínas que deberá ser secretada por medio de la orina, produciendo un líquido turbio y con burbujas. A la menor sospecha de que esté ocurriendo esto, se debe acudir al médico.

Infección del tracto urinario: burbujas en la orina y color turbio o aspecto nublado, son síntomas comunes de una infección urinaria. Si experimentas ardor al orinar, si tu orina tiene olor muy fuerte, si notas vestigios de sangre en la misma y tu micción es más frecuente de lo normal, las posibilidades de que tengas una infección bacteriana son elevadas; lo cual explicaría las burbujas en la orina, por la liberación de gases que producen las bacterias durante su crecimiento.

Fístula colovesical: es una conexión anormal entre el colon y el tracto urinario, lo cual puede ocasionar que cuando el agua pasa hacia el colon, exista una acumulación de líquido en la base de la vejiga, produciendo burbujas cuando se orina. Afortunadamente, este tipo de fistulas no son comunes, pero deben ser evaluadas y tratadas por un especialista (2).

Tratamiento De Burbujas En La Orina

Para la deshidratación: la principal recomendación es mantenerte siempre hidratado, tomando suficiente agua. Esto alejará la formación de burbujas en la orina.

Para la preeclampsia: se requiere un monitoreo constante por parte del médico, mientras la gestación avanza, ya que la única cura real es el parto. No obstante, como esto no siempre es posible, el médico prescribirá medicamentos para controlar la tensión arterial, esteroides para el correcto funcionamiento de las plaquetas y, de ser necesario, indicará tratamiento para prevenir convulsiones.

Para las infecciones del tracto urinario: también se deben consumir muchos líquidos y seguir las indicaciones del médico que, probablemente, prescribirá antibióticos.

Para fistula colovesical: este tipo de fistula puede requerir de cirugía, aunque muchos pacientes pueden mejorar sin tratamiento, ya que la fistula puede cerrarse por sí sola. El médico decidirá la mejor opción.

Finalmente, las burbujas en la orina que pueden ser preocupantes, son poco frecuentes. Solo debes estar muy pendiente de los síntomas y mantenerte en comunicación con tu médico para evitar cualquier complicación.

Comparte y comenta.

Nos vemos.

Ver También:


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here