Enlace Patrocinado

Vitaminas para los huesos

Sientes dolor o te has fracturado, necesitas conocer las vitaminas para los huesos para fortalecerlos y acelerar el proceso de curación de esa fractura. Si bien el calcio es un mineral fundamental, la vitamina D también cumple un papel importante para el mejoramiento, la construcción y la salud de la materia ósea. Esta sustancia es importante porque interviene en la absorción del calcio. Este mineral puede ser adquirido a través de la alimentación de acuerdo a su requerimiento diario, ya que de lo contrario las personas adultas con una carencia de calcio pueden desarrollar el ablandamiento de la materia ósea, una enfermedad llamada osteomalacia que deja a una persona adulta con mayor posibilidad de fracturas óseas. Asimismo en el caso de que exista una deficiencia de esta vitamina debido a una dieta pobre en variedad de nutrientes es posible la ingesta de un suplemento con lo cual se establece una reducción del 20% en fracturas. De cuerdo a un estudio científico realizado en loa Universidad de Zurich se llegó a la conclusión de que 400 UI de esta sustancia reduce en un 20% las fracturas no vertebrales y en un 18% las vertebrales. Si quieres saber cómo adquirirla a través de la alimentación visita el siguiente link: alimentos ricos en vitamina D.

Vitaminas para los huesos

Sin embargo no es la única que cumple esta función, podemos citar como vitaminas para los huesos también a la C que además de fortalecerlos actúa fortaleciendo el tejido conectivo y por supuesto ejerce su función sobre la curación de las fracturas. Otra que debes tener en cuenta es la K, la cual a pesar de ser conocida por su acción sobre la producción de la hemoglobina y mantener la salud de los glóbulos rojos también cumple su función sobre la formación de los huesos y previene el desarrollo de la osteoporosis. Puede ejercer esta función debido a su intervención sobre el metabolismo óseo, porque la maduración de la matriz ósea requiere de esta vitamina. Si bien puede ser adquirida a partir de la alimentación, con lo cual es posible adquirir su requerimiento diario, es posible adquirirla consumiendo suplementos en pastillas. De este modo también se reduce la incidencia de fracturas y a su vez en el caso de padecer osteoporosis mantiene la densidad ósea, lo cual es importante para evitar la debilidad de los huesos.

¿A partir de la ingesta de que alimentos puedes adquirir el aporte de la K? La filoquinona o vitamina K1 al ser sintetizada por las plantas puedes adquirirla en las verduras de hojas verde oscuro como la lechuga, el brócoli, la achicoria, la acelga y la espinaca y también en los cereales integrales pero en una proporción menor. Al consumir estos alimentos es absorbida por el intestino delgado, en un proceso que participan en conjunto las grasas, el jugo pancreático y las sales biliares. Luego la linfa ejerce su transporte hasta el hígado donde se deposita cumpliendo la función de reservorio. Luego de la menaquinona o vitamina K2, son las bacterias del intestino las encargadas de sintetizarla. La menadiona o vitamina K3 se sintetiza de forma artificial y en el caso de carencia de un nutriente también cumple la función de suplemento. Sin embargo es raro, ya que el organismo tiene capacidad para sintetizar una parte de esta sustancia y además existe un reservorio en el intestino, pero ante un traumatismo grave o un tratamiento extendido con antibióticos o una cirugía importante pueden ser situaciones que incidan en una carencia. Por ello es importante consumir alimentos que aporten vitaminas para los huesos.








Trackbacks

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>