¿Para qué sirve la Vitamina A y por qué es importante?

La vitamina A sirve como nutriente esencial, que se requiere para la vista, impulsar el sistema inmune y mantener una piel saludable. Es importante conocer para qué sirve la vitamina A ya que tiene muchos más beneficios de los conocidos clásicamente para la mejorar la visión. (Referencia)

¿Para qué sirve la vitamina A en el cuerpo humano?

La vitamina A estimula la producción y el desempeño de las células blancas de la sangre, beneficiando al sistema inmunológico, ya que los glóbulos blancos son los encargados en la protección contra infecciones. Por lo tanto

  • Juega un papel importante en el crecimiento de tejido óseo
  • Ayuda a mantener la salud de las células endoteliales (están son las células que recubren las superficies interiores de los órganos huecos del cuerpo).

Contar con adecuadas cantidades de vitamina A ofrece los siguientes beneficios.

¿Qué función cumple la vitamina A?

La vitamina A es una vitamina liposoluble que  se deposita a nivel hepático.. Hay dos formas de presentación de la vitamina A.

La primera variedad es preformada, vitamina A propiamente dicha que se halla en carnes de animales.

La segunda es una variedad como provitamina A, que es de origen vegetal, como el betacaroteno.

Vitamina ayuda por tanto, a la formación de nuevo hueso, dientes, cartílagos, tendones y piel. Tiene importante participación en el proceso de visión, sobre todo en la oscuridad.

En muchos procesos celular la vitamina A cumple una función reguladora, como en células del sistema inmunológico.

Beneficios de la vitamina A

1. Protege la visión

La nictalopía o ceguera nocturna es uno de los primeros signos de la falta de retinol y permite ilustrar para qué sirve la vitamina A.

La vitamina A forma parte esencial de la radopsina, un pigmento presente en la retina ocular que es hipersensible a la luz, siendo indispensable para la conversión de esta en una señal eléctrica que va al cerebro, permitiendo la visión.

La pérdida de visión ocurre en primera instancia en periodo nocturno porque en la noche hay mucha menor disponibilidad de luz y los ojos luchan por captarla sin suficiente pigmento, generándose la semiceguera o ceguera. Las personas ven normalmente durante el día pero parecieran enceguecer por la noche.

Otra afección es la degeneración macular relacionada con la edad, principal causa de pérdida de visión en adultos, que es ocasionada por daños celulares en la retina que se cree son debidos al estrés oxidativo.

Un ensayo clínico encontró que las personas con esta afección redujeron en un 25 % el riesgo de desarrollo de una degeneración avanzada al ser suplementadas con  beta-caroteno, vitamina C, vitamina E y zinc (Referencia).

La vitamina no solo ayuda al cuerpo a tener una mayor visión y a distinguir entre la luz y la oscuridad, sino también ayuda a prevenir algunos trastornos oculares.

Muchos trastornos oculares afectan a personas mayores,  pero tener una deficiencia de vitamina A puede causar que los problemas de visión aparezcan a una edad adulta.

Algunas de las enfermedades que ayuda a prevenir son: la Ceguera Nocturna, el Glaucoma y las Cataratas. (Referencia)

2. Reduce el riesgo de cáncer

Un estudio publicado en 2017 en la revista alemana Anales de Hematología relaciona la ingesta de carotenoides con un menor riesgo de desarrollar el linfoma no Hodgkin, una enfermedad cancerígena que comienza en los linfocitos (Referencia).

Un metaanálisis difundido en 2012 en Oncología Ginecológica, publicación de la Sociedad de Oncología Ginecológica (EE.UU), concluyó que el nivel sérico de vitamina A se relaciona inversamente con el riesgo de desarrollar cáncer cervical (Referencia).

Las evidencias muestran que un consumo adecuado de carotenoides mediante la ingesta de verduras y frutas está asociado a menores riesgos de varios tipos de cáncer.

Un metaanálisis divulgado en 2015 por la Biblioteca Pública de Ciencias (EE.UU) sugiere que la vitamina A puede tener una función protectora contra el cáncer de próstata (Referencia).

Una investigación japonesa publicada en 2014 en la Revista Internacional de Oncología Clínica encontró que a mayor concentración de carotenoides en la sangre, menor es la probabilidad de desarrollar neoplasias colorectales, lo que sugiere que el beta-caroteno puede contribuir a prevenir el cáncer de colon (Referencia).

Los investigadores analizaron si las personas podrían reducir el riesgo de cáncer al tomar suplementos con beta-caroteno o de retinol (el complejo activo de la vitamina A), uno de los varios compuestos que el cuerpo puede transformar en vitamina A.

Muchos estudios han descartado esta hipótesis. (Referencia)

3. Mantiene saludable el sistema inmunológico

La vitamina A desempeña un rol vital en el mantenimiento del sistema inmunológico que asegura las defensas naturales del cuerpo, incluyendo la protección de las mucosas oculares, los intestinos, los pulmones y los órganos genitales.

Este nutriente participa activamente en la producción y funcionamiento de los glóbulos blancos que ayudan a eliminar bacterias y otros agentes patógenos.

Las deficiencias de vitamina A incrementan la predisposición orgánica a las infecciones y retrasan el proceso de recuperación tras una enfermedad o trastorno.

Las investigaciones han permitido comprobar que en lugares donde infecciones como la malaria y el sarampión siguen siendo comunes, la supresión de los déficit infantiles de vitamina A reduce los riesgos de muerte por estas enfermedades (Referencia).

4. Combate el acné

Siendo físicamente inofensivo, pocas cosas afectan más la autoestima de la gente joven que el acné, pudiendo desencadenar problemas de salud mental como angustia y depresión.

Aunque no se conoce exactamente el rol de la vitamina A en el control del acné, se sabe que la deficiencia del nutriente está relacionada con la afección, ya que ocasiona una excesiva producción de queratina en los folículos pilosos, lo que obstruye los poros, generando los comedones y pústulas.

La vitamina A para el acné es un popular remedio y muchos medicamentos incluyen el nutriente como principal ingrediente, siendo la isotretinoína uno de los más conocidos.

Este medicamento debe usarse bajo vigilancia médica, ya que puede ocasionar efectos secundarios de consideración.

Se ha recomendado el uso de Vitamina A para el control del acné vulgar. El uso de medicamentos a base de vitamina A en la cara se han promocionado desde hace más de 50 años. (Referencia)

5. Apoya la salud ósea

Otro de los sistemas corporales que permite explicar para qué sirve la vitamina A es el óseo, que necesita primordialmente de este nutriente, junto con el calcio, las proteínas y la vitamina D.

Una adecuada ingesta de vitamina A es necesaria para que el sistema óseo crezca y se desarrolle correctamente y las deficiencias del nutriente pueden traducirse en problemas de salud en los huesos.

Una evaluación publicada en 2017 en la Revista Internacional de Investigación Ambiental y Salud Pública (Suiza) determinó que adecuados niveles de vitamina A están vinculados a menores riesgos de fracturas, especialmente de cadera (Referencia).

Esta investigación encontró que las personas con buen consumo del nutriente reducen en un 6 % el riesgo de sufrir fracturas.

Por el otro extremo, un consumo excesivo de vitamina A también ha sido asociado a mayores probabilidades de fracturas óseas. Esto es lo que señala un estudio divulgado en la Revista de Densitometría Clínica, publicación oficial de la Sociedad Internacional de Densitometría Clínica (Referencia).

En lo que respecta a la salud ósea, la consigna con la vitamina A parece ser “equilibrio justo”.

Ayuda a mantener la salud de tus huesos, juega un papel importante en la remodelación de los huesos (este es el proceso donde los tejido óseo maduro se remueve del esqueleto y es sustituido por nuevo tejido óseo).

6. Favorece una saludable reproducción y el desarrollo del feto

La vitamina A es crucial para la salud del sistema reproductivo tanto en el sexo masculino como en el femenino, así como para asegurar que el embrión se desarrolle normalmente durante el embarazo.

Una investigación en roedores difundida en 2016 en Biología de la Reproducción, publicación de Sociedad para el Estudio de la Reproducción (EE.UU), destaca el importante papel del ácido retinoico en el desarrollo de las espermatogonias, las células madres que originan los espermatozoides mediante un proceso de diferenciación (Referencia).

Otro estudio en ratas sugiere que el déficit de vitamina A afecta la calidad del óvulo y su adecuada implantación en el útero (Referencia).

La vitamina A interviene en el desarrollo de la estructura y los órganos del feto, incluyendo los sistemas músculo-esquelético, nervioso, cardíaco, renal, ocular, pulmonar y endocrino.

En este caso, el equilibrio en la ingesta también es clave, ya que un exceso de vitamina A durante el embarazo puede provocar malformaciones al feto.

7. Ayuda a tratar la diabetes tipo 2

La diabetes integra la lista de condiciones que enseñan para qué sirve la vitamina A.  Una investigación realizada por especialistas de la Universidad de Montreal y otras instituciones científicas canadienses, encontró que el ácido retinoico, un derivado del retinol, previno la fibrosis y la apoptosis celular e indujo la pérdida de peso y redujo la hiperglicemia en ratones (Referencia).

Este hallazgo en roedores abre las puertas para establecer tratamientos antidiabéticos con base en la vitamina A.

8. Favorece la salud de la piel y el cabello

La IFIC Foundation (Fundación del Consejo Internacional de Información Alimentaria), incluye a la vitamina A entre los 4 nutrientes fundamentales para asegurar una buena salud de la piel y el cabello, junto con la biotina, la vitamina C y el zinc (Referencia).

¿Qué enfermedades causa la falta de vitamina A?

La vitamina A interviene en una amplia variedad de funciones orgánicas, por lo que su deficiencia puede causar múltiples problemas, entre estos:

  • Afecciones en la vista, que suelen comenzar con deficiencias visuales durante la noche (ceguera nocturna) y pueden terminar en la pérdida de la visión.
  • Hiperqueratosis folicular, una condición caracterizada por la resequedad y la aparición de baches en la piel, causada por un exceso de queratina.
  • Debilitamiento del sistema inmunológico, aumentando los cuadros infecciosos, especialmente en la garganta y el abdomen.
  • Ralentización y retraso del crecimiento infantil.
  • Infertilidad.

¿Cuál es la función de la vitamina A estimulando la producción de células blancas en la sangre?

Además de estimular la producción de células blancas en la sangre o leucocitos o células de defensa, también ayuda al desempeño de estas.

Esto beneficia al sistema inmunológico, ya que los glóbulos blancos son los encargados en la protección contra las infecciones. Por lo tanto, aumenta tus defensas protegiendo contra infecciones intestinales, urinarias, respiratorias, etc. (Referencia)

La función de la vitamina A como antioxidante

Cumple un papel importante como un antioxidante, por lo tanto ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro al bloquear el exceso de radicales libres que dañan las células.

En la piel igualmente, actúa como antioxidante,  manteniendo la piel hidratada, previniendo el envejecimiento y ayuda a actuar en enfermedades de la piel como el acné.

También ayuda en el proceso de renovación de piel.

El retinol ayuda a reducir las líneas y arrugas en la piel,  ya que aumenta la producción de colágeno, el cual es el responsable de mantener la piel joven.

Si quieres tener un cabello sano, asegúrate de tomar vitamina A. (Referencia)

¿Cuál es la dosis recomendada de vitamina A?

El consumo adecuado de vitamina A depende de la edad y el sexo. Una medida usualmente empleada es la “Actividad de Retinol Equivalente” (RAE por sus siglas en inglés). Un RAE es igual a:

  • 1 microgramo (mcg) de retinol.
  • 12 mcg de beta-caroteno.
  • 3,33 Unidades Internacionales (UI) de vitamina A.

Ingesta adecuada en lactantes sanos amamantados

  • Hasta 6 meses: 400 mcg por día.
  • De 7 a 12 meses: 500 mcg por día.

Ingesta requerida a partir de 1 año

  • De 1 a 3 años: 300 mcg por día.
  • De 4 a 8 años: 400 mcg por día.
  • Desde 9 a 13 años: 600 mcg por día.
  • De 14 años en adelante (varones): 900 mcg por día.
  • De 14 años en adelante (hembras): 700 mcg por día.
  • Mujeres embarazadas: 770 mcg por día.
  • Mujeres en lactancia materna: 1300 mcg por día.

El Institute of Medicine recomienda tener una dosis de vitamina A de 900 microgramos de retinol en hombres (un equivalente a 3,000 UI) y 700 microgramos de retinol en mujeres (un equivalente a 2,333 UI).

La dosis máxima recomendada de Vitamina A en cápsulas es de 3,000 microgramos,  pero esta cantidad de vitamina A puede provocar una fractura de cadera o interferir con los grandes beneficios de la vitamina D, de tal manera que hay que tener cuidado con suplementos de vitaminas A y D en forma simultánea. (Referencia)

¿Para qué sirve la vitamina A en cápsulas?

Las cápsulas blandas de vitamina Avienen en presentaciones de 30 cápsulas de 50000 UI cada una acetato de retinol o bien beta caroteno. Sirve para cualquier tipo de deficiencia de vitamina A, que genere alteraciones en la piel o huesos. En estos casos depende de la administración oral para su absorción y uso en el cuerpo.

Son vitaminas liposolubles que se depositan en hígado y tampoco se deben tomar de rutina porque su exceso produce también problemas médicos.

¿Para qué sirve la vitamina A en pastillas?

La mayoría de las pastillas que son suplementos multivitamínicos contienen cierta cantidad de vitamina A o su precursor, que junto con la dieta suelen suficientes para reforzar la cantidad de vitamina A necesaria en el cuerpo.

En casos más específicos con deficiencias más severas, es necesario tomar suplementos que contienen exclusivamente vitamina A.

¿Para qué sirve la vitamina A 50000 UI?

La presentación de vitamina A de 50000 UI, es generalmente acetato de retinol o bien betacaroteno. Ambas en cápsulas y están destinadas a las deficiencias específicas de vitamina A.

¿Para qué sirve la vitamina A en crema?

Las cremas de vitamina A a base de retinol,que es su forma activan ayudan a el proceso de recambio celular de la piel, dando a la piel un aspecto más saludable.

También ayuda a mejorar los efectos cutáneos de la fotosensibilidad.

Ayudan a la firmeza de la piel, ya que mejora la producción de colágeno de mejor calidad dando como resultado un aspecto mas firme de la piel.

Por otra parte, se usa para el tratamiento del acné en conjunto con antibióticos tópicos. Puede funcionar como preventivo en casos de tener acné recurrente o bien, curativo para acelerar el proceso de curación de acné de difícil resolución.

¿Cuáles son los alimentos ricos en Vitamina A

La forma activa directa de vitamina A solo está presente en alimentos de origen animal, principalmente:

  • Carnes de órganos, especialmente el hígado.
  • Pescados grasos, como salmón, sardina, atún, arenque, caballa, bonito y jurel.
  • Aceite de pescado de buena calidad, muy especialmente el de hígado de bacalao, considerado el mejor suplemento de vitamina A.
  • Lácteos (leche, queso, mantequilla).
  • Huevos.

Dónde se encuentra la vitamina A

Los carotenoides, especialmente el beta-caroteno, se convierten en vitamina A en el cuerpo. Entre los alimentos más ricos en estos nutrientes están:

  • Zanahoria, calabaza y otras verduras de tono naranja.
  • Frutas color naranja, como cítricos, papaya, melón, mango y albaricoque.
  • Camote.

Otros alimentos vegetales con abundantes beta-carotenos incluyen:

  • Hojas de nabo, espinaca, col rizada, lechuga romana y otras verduras de hojas color verde oscuro.
  • Pimientos.
  • Calabacín.
  • Brócoli.

Muchos cereales, productos que consumimos diariamente, al igual que muchas frutas y verduras contienen retinol (también conocido como vitamina A).

Frutas con vitamina A

Las frutas que contienen más vitamina A tenemos (por cada 100 gr):  aguacates (146 UI), cerezas (1.283 UI), pomelos (1.150 UI), uvas (100 UI), maracuyá (1.272 UI), duraznos (326 IU) y sandía (569 IU).

Muchas frutas, vegetales y suplementos contienen Beta-caroteno y otros precursores que el cuerpo puede transformar en Vitamina A.

Si decides elegir un suplemento multivitamínico, debes de tomar en cuenta que  la mayoría de los multivitamínicos tienen la dosis diaria recomendada de vitamina A en la forma de Beta-caroteno.

¿Para qué sirve la vitamina A con retinol?

El retinol es también llamada vitamina A1, y se ha usado en la industria cosmética por más de 60 años.

Es el componente principal de muchas cremas de vitamina A, usadas para el acné o para disminuir arrugas y manchas por la edad. Tiene un efecto reparador de la piel y formación de nuevo colágeno de mejor calidad que garantiza un aspecto más joven y firme de la piel.

¿Para qué sirve la vitamina A y D en los tatuajes?

Durante el tatuaje, se deja el pigmento en capas profundas de la piel. Esto genera un proceso inflamatorio natural, imposible de evitar, que puede tardar varias semanas en resolverse en forma espontánea.

En una primera fase, que dura 3 a 7 días, inmediatamente después del tatuaje de inflamación, luego inicio de la fase de curación donde hay picazón y descamación de la piel, esta fase dura una semana aproximadamente y finalmente la última fase de recuperación o curación del tatuaje.  En todas las fases se indican cremas humectantes y cremas con retinol que ayudan a la rápida regeneración y cicatrización de la piel.

¿Para qué sirve la vitamina A en el embarazo?

Los requerimientos de vitamina A aumentan durante el embarazo. Se estima que deben ser 800 microgramos diarios.

En cualquier caso, se debe esperar que tu médico haga la indicación si fuese necesario tomar algún suplemento de vitamina A. Hay  que recordar que el exceso de vitamina A también puede generar defectos congénitos y problemas serios en el embarazo.

¿Para qué sirve la vitamina A después del parto?

Los recién nacidos tienen una capacidad baja de reserva o depósito de vitamina A, por lo que sus requerimientos son altos. Además para el proceso de desarrollo y crecimiento es básico tener niveles normales de vitamina A.

La mejor manera de aportar vitamina A al recién nacido es a través de la leche materna, por lo que se sugiere ingerir muchos alimentos ricos en vitamina A durante la lactancia. En casos específicos, tu médico determinará si necesitas algún suplemento adicional.

¿Para qué sirve la vitamina A en la piel?

La vitamina A en la piel tiene muchos efectos beneficiosos.  Ayuda a la regeneración o restauración adecuada de la piel, ya que promueve la eliminación de células muertas y favorece la formación de fibras de colágeno de mejor calidad que logran dar un aspecto saludable y firme a la piel.

Al mejorar los procesos inflamatorios locales, también tiene un beneficio sobre el acné, en combinación con otros tratamientos tópicos.

¿Para qué sirve la vitamina a en el cabello?

La vitamina A participa en los procesos de multiplicación celular de la piel y células capilares. Al tener buenos niveles de vitamina A se garantiza un crecimiento y formación capilar adecuadas. La aplicación en el cabello de productos ricos en vitamina A, evitan la caída del cabello y mejoran el aspecto y brillo.

¿Para qué sirve la vitamina A y D?

Ambas vitaminas A y D son liposolubles e indispensables o esenciales para el organismo.

Hemos comentado que la vitamina A participa en procesos celulares importantes en el sistema inmunológico, mejora la visión y ayuda a mantener la salud ósea.

En el caso de la Vitamina D es fundamental para la absorción del calcio al hueso y mantener una firmeza y solidez de las estructuras óseas.

En ese sentido, la combinación de vitamina A y D es muy importante para prevenir fenómenos de osteopenia y osteoporosis , así como dolores óseos y articulares.

 Ver también:

¿Para qué sirve la vitamina A en los niños?

Existen varias guías de procedimientos y dosis de Vitamina A en los niños, que han sido publicadas por La Organización Mundial de la Salud y varías de acuerdo a la edad.

Existe un programa de 1 a 5 meses de edad. (Referencia)

Hay otro programa de 6 a 59 meses de edad. (Referencia)

¿Para qué sirve la vitamina A en bebés?

En el caso de los recién nacidos, es muy importante el aporte de vitamina A, ay que todos los tejidos están en el momento más importante de desarrollo, por lo que una nutrición balanceada y adecuada, le puede garantizar al recién nacido un crecimiento saludable.

En el caso de la vitamina A, es una parte esencial de la formación del hueso, además fortalece el sistema inmunológico, apenas en fases tempranas de maduración.

Los requerimientos de vitamina A, al momento del nacimiento son de 1.000 UI o 300 microgramos de equivalentes en actividad de retinol.

¿Quiénes son las personas con mayores riesgos de deficiencia de vitamina A?

Los grupos poblacionales con mayores riesgos de déficit de vitamina A son:

  • Mujeres embarazadas y lactantes, especialmente entre la población más pobre de los países de menores recursos.
  • Recién nacidos prematuros, bebés y niños de esas poblaciones y países.
  • Personas con fibrosis quística.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la deficiencia de vitamina A es uno de los principales problemas de salud en el planeta, especialmente entre la población infantil de los países con mayores niveles de pobreza, particularmente en África y el Sudeste Asiático (Referencia).

Según la OMS:

  • El déficit de vitamina A es la principal causa de ceguera en niños a nivel mundial.
  • Se estima que 250 millones de niños en edad preescolar presentan déficit del nutriente.
  • Se estima que entre 250000 y 500000 niños se hacen ciegos cada año por falta de vitamina A y que aproximadamente un 50 % muere un año después de perder la vista.
  • El problema comienza en el embarazo, especialmente en sectores con crónicas deficiencias de vitamina A.

Deficiencia de vitamina A

Para que sirve la vitamina A
Para que sirve la Vitamina A

La manifestación clínica de la  deficiencia de la vitamina A ocurre en diferentes etapas.

En las primeras etapas de deficiencia de vitamina A, se presenta ceguera nocturna y es posible que no puedas ver bien en una habitación poco iluminada.

Si la deficiencia avanza, empiezas a perder la visión con la luz tenue. En este punto, debes consultar a un médico o puedes desarrollar una enfermedad llamada xerosis conjuntival.

La conjuntiva, que es la mucosa que se encuentra debajo de los párpados (que cubre el ojo), se pigmenta, se engrosa, seca y se empieza arrugar.

En esta etapa, tus ojos adquieren un aspecto brumoso. En este caso empiezas a sentir resequedad en los ojos.

Además la cornea empieza a verse nebulosa y sin brillo. Es un signo de que estas sufriendo de xerosis conjuntival y necesitas obtener atención médica o o de lo contrario puedes desarrollar queratomalacia (úlceras en la córnea).

Esta es una razón para consumir vitamina A para proteger la visión. (Referencia)

Exceso de vitamina A

Debes de tener en cuenta que es muy fácil obtener demasiada vitamina A (retinol). Ya se ha mencionado que una ingesta de hasta 3,000 microgramos de retinol (tres veces la dosis diaria recomendada) de vitamina A. Su exceso provoca que tu piel y tus conjuntivas se vuelvan amarillas (ictericia), irritabilidad, vómito y hasta pérdida del pelo.

También su exceso esta asociado a:

  • La fractura de cadera.
  • Algunos defectos de nacimiento.
  • Puede interferir con los beneficios de la vitamina D.

También puedes tomar en cuenta, que en contraste con la vitamina A, el suplemento de beta-caroteno no es tóxico a altos niveles de ingesta.

El cuerpo puede formar vitamina A, a partir de beta-caroteno, según lo vaya necesitando y no hay necesidad de estar controlando la ingesta de vitamina A.

¿Cuáles son los riesgos de un exceso de Vitamina A?

Una dieta balanceada y saludable proporciona suficiente cantidad de vitamina A, sin que sea necesario recurrir a la suplementación.

Ingerida en cantidades excesivas, la vitamina A preformada puede hacerse tóxica, tanto si se consume mediante la dieta como si es suplementada. Esta condición es llamada hipervitaminosis A.

El principal riesgo de intoxicación está en los suplementos. La hipervitaminosis solo por consumo dietético de la vitamina preformada es rara y por vía de la provitamina A es todavía más improbable, ya que los carotenoides se convierten en el nutriente según el cuerpo lo requiera.

Nivel superior de ingesta tolerable

Este es el nivel máximo de consumo de un nutriente, por encima del cual se vuelve tóxico. Es conocido por las siglas UL (del inglés “Upper Level”) y para la vitamina A las cifras establecidas por los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU son las siguientes (Referencia):

  • Hasta 3 años: 600 mcg diarios.
  • Desde 4 a 8 años: 900 mcg diarios.
  • De 9 a 13 años: 1.700 mcg diarios.
  • Desde 14 a 18 años: 2.800 mcg diarios.
  • De 19 años en adelante: 3.000 mcg diarios.

Efectos secundarios de la vitamina A en exceso 

Los principales síntomas de la hipervitaminosis A son:

  • Cambios cutáneos, que incluyen color amarillento de la piel, picazón, agrietamiento y mayor sensibilidad a los rayos solares.
  • Aparición de puntos blandos abultados (fontanelas) en el cráneo de los niños.
  • Enfermedad hepática en casos de consumo extremadamente excesivo.
  • Afectaciones en la visión, incluyendo visión doble en los niños.
  • Reducción del apetito y dificultades para aumentar de peso.
  • Debilitamiento óseo, dolor de huesos e inflamaciones.
  • Somnolencia, fatiga y pérdida del estado de alerta.
  • Mareos, náuseas, vómitos y dolor de cabeza.
  • Caída del cabello y cabello graso.
  • Enfermedad de las encías.
  • Uñas quebradizas.
  • Irritabilidad.

Contraindicaciones de la vitamina A

Si eres fumador, debes de evitar altas dosis de beta-caroteno, ya que algunos estudios  realizados con fumadores han relacionado que una dosis alta de beta-caroteno puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón. Igualmente se debe evitar en el embarazo, personas con alta ingesta de alcohol y problemas hepáticos. (Referencia)

Otras precauciones importantes

Mujeres embarazadas: deben tener el cuidado de no excederse del nivel de ingesta recomendado, ya que el retinol ha sido vinculado a deformidades del feto. El retinol se encuentra disponible también como una crema contra el envejecimiento y las mujeres embarazadas deben evitar este ungüento.

Medicamentos para el acné: algunos fármacos contra el acné, como isotretinoína y roaccutane, son derivados de la vitamina A y las personas que los consumen deben evitar la suplementación con este nutriente.

La vitamina A es un nutriente que debes tener en la cantidad adecuada, ya que si falta puede ser muy dañino y si se encuentra en exceso también puede ser muy perjudicial. Afortunadamente, un consumo moderado de los alimentos de origen animal que contienen esta vitamina en forma activa, así como de los vegetales ricos en carotenos que promueven su generación, pueden asegurar un nivel apropiado del nutriente sin necesidad de suplementos.

Datos importantes sobre la vitamina A

  • Es una vitamina liposoluble, es decir, se disuelve en aceites y grasas y no en agua como ocurre con las vitaminas hidrosolubles.
  • Se encuentra en los alimentos de origen animal como vitamina preformada y puede formarse en el intestino a partir de los carotenos presentes en los vegetales.
  • Se almacena en el hígado y al no ser hidrosoluble, no puede eliminarse mediante la orina.
  • También es llamada retinol o vitamina antixeroftálmica, ya que ayuda a producir los pigmentos que son cruciales para el funcionamiento de la retina.
  • Es esencial para el crecimiento y desarrollo, las funciones ocular, inmunológica, cardiovascular, pulmonar y renal y para el reconocimiento celular y la reproducción.
  • Su déficit afecta progresivamente la visión, pudiendo terminar en ceguera total.
  • Es un potente antioxidante, ayudando a eliminar los radicales libres que promueven el deterioro celular y el cáncer.
  • Su exceso es tóxico y puede verse agravado por el consumo de alcohol.
  • Fue descubierta en el periodo 1912-1914 por dos equipos científicos independientes de EE.UU, uno de la Universidad de Wisconsin-Madison y otro de la Universidad de Yale.
  • Fue sintetizada por primera vez en 1946 por los investigadores holandeses David Van Dorp y Jozef Arens.

¿Cuáles son los tipos de vitamina A?

La vitamina A puede conseguirse de 2 diferentes maneras:

  • Como vitamina A preformada o activa, presente en los alimentos de origen animal.
  • Como provitamina A, siendo el principal precursor el beta-caroteno, el cual puede convertirse en vitamina A en el intestino.

Los principales alimentos que contienen el nutriente preformado son las carnes, principalmente las de órganos, los lácteos y los huevos.

El beta-caroteno es el carotenoide que más abunda en la naturaleza y el más importante para la alimentación.  Es el pigmento que comunica su color naranja a la zanahoria, cuyo nombre científico, Daucus carota, se debe a su alto contenido de carotenos.

La provitamina se convierte en vitamina según las necesidades corporales, cubriendo parcialmente los déficit que puedan presentarse por falta de consumo dietético del nutriente preformado.

En conclusión

Aprovecha que ya sabes para qué sirve la vitamina A, recuerda que si buscas comprar un suplemento o un multivitamínico debes de tomar la dosis máxima recomendada o utilizar un suplemento que tenga como base el beta-caroteno, pero nunca exceder la dosis recomendada.

Si tienes alguna duda no dudes en preguntar.

Te recomiendo también revisar estos artículos:

Referencias

 

  • para-que-sirve-la-vitamina-A