Cómo destapar los oídos: qué hacer y que nunca debes hacer

Tener un oído tapado puede ser bastante molesto: la sensación de no escuchar correctamente, aunada al dolor que puede aparecer, hacen necesario que sepamos cómo destapar nuestros oídos o los de nuestros hijos cuando esto ocurre.

Hay varias maneras distintas de solucionar este problema: algunas implican utilizar soluciones médicas o visitar al especialista otorrinolaringólogo, pero hay otras que puedes implementar en casa y sin riesgo alguno.

Recuerda que si hay dolor en el oído o el problema ya tiene varios días, lo mejor es que acudas a tu especialista.

Aquí te dejamos algunas formas simples de destapar los oídos. Muchos de éstos métodos simplemente suavizan la cera y permiten que fluya hacia el exterior del oído.

¿A qué se debe que se tapen los oídos?

Esto puede suceder por varias razones distintas que incluyen:

  • Una excesiva producción de cera en las trompas de Eustaquio.
  • Agua bloqueando el canal auditivo.
  • Cambios en la altitud (como cuando tomamos un vuelo o viajamos en carretera).
  • Infecciones en los senos paranasales.
  • Infecciones en el oído medio.
  • Alergias.

Tanto los niños como los adultos pueden padecer de oídos tapados, pero los niños son un poco más propensos, especialmente cuando están resfriados.

Lee nuestra guía sobre el dolor de oídos en adultos y cómo calmarlos

Formas de tratar los oídos tapados

1. Maniobra de Valsava

La maniobra de Valsaba es también conocida simplemente como “destapar los oídos”. Una forma sencilla de hacerlo es apretar tu nariz con los dedos pulgar e índice, de tal forma que ambas fosas nasales queden perfectamente obstruidas y el aire no pueda escapar.

Mantén los labios cerrados y sopla con fuerza moderada. La idea es que la presión que generas mandando aire de tus pulmones a tu cabeza que no puede escapar, empuje la cera que está obstruyendo el canal auditivo hacia afuera.

También puedes probar este método justo después de haber intentado alguno cuya finalidad sea ablandar la cera, si no funciona de primera instancia.

Recuerda que si uno o dos intentos contundentes no destapan tu oído, lo mejor es probar con otro método.

2. Aceite

El aceite mineral, de oliva, o el que venden en las tiendas para bebés pueden ayudar a disolver la cera acumulada en el oído, aunque suelen necesitarse varias aplicaciones para que funcione.

Lo que debes hacer es calentar ligeramente una cuchara con el aceite de tu preferencia, poniendo mucho cuidado de no calentarlo demasiado y de que quede a una temperatura segura que no irrite tu piel.

Con un gotero, aplica una o dos gotas de tal manera que escurran dentro del canal de la oreja y mantén la cabeza ladeada durante diez o quince segundos.

Repite el procedimiento dos o tres veces al día hasta que notes que el oído comienza a destaparse, por un periodo máximo de cinco días.  Si no notas una mejoría, debes ir a visitar a tu médico.

3. Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada es una solución que puedes aplicar en el canal auditivo. Debes combinarlo primeo con agua tibia y utilizar un gotero para controlar la cantidad de gotas, que no deben ser más de dos.

Normalmente, cuando la solución está haciendo efecto, puedes sentir una especie de efervescencia dentro del oído, pero no te alarmes, simplemente espera un rato con la cabeza ladeada hasta que se detenga.

Lee también nuestra guía sobre los 34 usos del Peróxido de Hidrógeno o Agua Oxigenada: razones por las cuales no puede faltar en tu botiquín

4. Gotas para los oídos de venta libre

Hay muchas alternativas de venta libre que puedes encontrar en la farmacia para destapar los oídos. Es preferible que utilices un método natural, pero si ninguno de ellos te ha funcionado, puedes recurrir a las gotas especializadas antes de optar por visitar al doctor.

5. Sprays nasales o descongestionantes orales

Cuando un oído tapado no es causado por una excesiva acumulación serosa, el problema puede deberse a una inflamación por congestión, derivada de una gripa o de problemas de sinusitis, o deberse a un cambio de presión por altura, como al volar en un avión.

En estos casos, puedes utilizar descongestionantes nasales o en pastilla, que actúan en todos los canales que interconectan la nariz con los senos paranasales y los oídos.

6. Compresas calientes o vapor

Intenta colocar una compresa caliente sobre tu oído, o simplemente tomar un buen baño caliente. El vapor que desprende la ducha entra en tu oído y puede ayudar a suavizar y disolver la cera, aunque tarda de cinco a quince minutos en actuar.

Si tienes la opción, también puedes intentar con una sesión de sauna.

¿Qué no hacer para destapar los oídos en casa? – lo que nunca debes hacer

Hay muchas técnicas que se han popularizado para destapar los oídos de forma casera, y que, sin embargo, pueden resultar contraproducentes y hasta peligrosas.

Una de las más comunes es la utilización de un cono y una vela. Este método en teoría utiliza la presión del aire caliente en el extremo exterior del codo para jalar la cerilla hacia afuera.

No obstante, si comparamos la efectividad probable con los riesgos, resulta bastante ineficiente.

Algunas personas también intentan extraer el cerumen por succión utilizando una jeringa sin aguja, pero la presión que se ejerce en el oído puede ser suficiente como para dañarlos e incluso reventar el tímpano.

Si los métodos seguros y comprobados no funcionan para destapar tus oídos, debes ir al médico. Recuerda que si existe dolor de por medio, no es recomendable que intentes destaparlos en casa: acude directamente con el especialista y evita problemas mayores.

Comparte este artículo para que más gente esté al tanto de qué hay que hacer para destapar los oídos sin dañarlos. No olvides de escribirnos.

Referencias:

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here