¿Sirve el jengibre para tratar la gastritis y el reflujo gastroesofágico?

Si constantemente estás lidiando con esa sensación de ardor que acompaña al reflujo, probablemente ya has intentado con varios tratamientos para encontrar alivio.

Los medicamentos de venta libre para la gastritis y el reflujo pueden ayudar un poco con los síntomas. Pero lo más efectivo, sin duda alguna, es realizar cambios positivos en el estilo de vida, y entre ellos se incluye comenzar a utilizar alternativas más naturales para combatir el padecimiento.

Una de las alternativas naturales más prometedoras es el jengibre, pues muchos pacientes reportan haber experimentado una clara mejoría después de integrarlo a su estilo de vida.

¿Puede el jengibre combatir la gastritis y el reflujo gastroesofágico?

Antes que nada tienes que saber que el jengibre es una planta rica en antioxidantes y compuestos que han sido ampliamente estudiados por sus propiedades medicinales, y en dosis pequeñas puede actuar como un antiinflamatorio en la mucosa gástrica.

Por tanto, sí es posible que ayude a disminuir la gastritis y el reflujo gastroesofágico, pero como no se ha comprobado al 100% este beneficio, es posible que en algunas personas no tenga el mismo efecto.

Por ello a continuación te presentamos lo que indica la ciencia con respecto a estas propiedades.

¿Qué dicen los estudios y la ciencia del jengibre para combatir el reflujo gastroesofágico?

Desafortunadamente no hay una base científica actual que asegure que el jengibre es una alternativa eficiente en el tratamiento del reflujo y, aunque algunos resultados son prometedores, no existen suficientes como para asegurar o negar sus efectos reales.

No obstante, esto no significa que no se hayan investigaciones serias que comprueben algunos de sus beneficios. De hecho, la mayor parte de las investigaciones se concentran en investigar las propiedades del jengibre para combatir las náuseas.

En general sí es posible decir que es un compuesto seguro, independientemente de las propiedades medicinales que tenga o no.

En otro estudio se encontró que los pacientes que tomaban suplementos de jengibre junto con medicamento reportaban sentir menos inflamación que aquellos que sólo tomaron medicamentos.

Estas supuestas propiedades antiinflamatorias son de especial interés para los investigadores, particularmente cuando se vinculan con el reflujo ácido, dado que la inflamación del esófago es una característica primordial de esta condición.

Así que no hay ningún riesgo para la salud si quieres comprobar por ti mismo el jengibre para ayudarte a tratar el reflujo, siempre y cuando lo consumas de forma moderada.

Lee nuestra guía sobre el reflujo gastroesofágico ¿Qué lo causa? síntomas y

tratamiento

¿Cuáles son los beneficios del jengibre para la gastritis y el reflujo?

  1. En pequeñas dosis puede aliviar la irritación de la mucosa gástrica.
  2. Puede reducir la cantidad de ácido en el estómago que sube hasta el esófago.
  3. Puede, también, reducir la inflamación y los síntomas que causan el reflujo ácido.

Sus compuestos fenólicos tienen fama de aliviar la irritación gastrointestinal y disminuir la intensidad de las contracciones estomacales, lo que significa que evita que el ácido estomacal suba hasta el esófago.

Entre otros beneficios, el jengibre podría disminuir las náuseas, los mareos, prevenir el dolor muscular y regular la temperatura del cuerpo.

¿Cómo usar el jengibre para la gastritis y el reflujo?

Puedes pelar el jengibre, y luego cortarlo en lajas, trocitos o machacarlo, lo importante es que sean pedacitos pequeños para que le permitas a la raíz soltar todo su jugo. También lo puedes adquirir en presentación de polvo, aceite o cápsulas.

Puedes masticar pequeñas cantidades de jengibre crudo, o usarlo para hacer té, e incluso agregarlo a tus alimentos, ya sean guisados, batidos o ensaladas.

Uno de los químicos activos del jengibre es un ingrediente que también puede encontrarse en varias fórmulas de antiácidos.

Lo ideal es que consumas el jengibre durante las comidas, pues éstas tienden a ser las que

detonan el malestar de la gastritis. El hecho de acostumbrarte a comértelo con té caliente de jengibre, en lugar de hacerlo con sodas o bebidas frías es un excelente inicio.

Lee también nuestra guía sobre los 7 alimentos para añadir a tu dieta para el reflujo gastroesofágico

Riesgos y advertencias de usar jengibre

Cuando se consume en dosis pequeñas, hay muy pocos efectos secundarios asociados al uso del jengibre, pero si padeces reflujo o gastritis, es probable que más de 4 gramos de jengibre en un lapso menor a 24 horas te causen un ardor y una incomodidad adicional.

Es más común que aparezcan efectos secundarios con presentaciones comerciales o en polvo, que con el uso de la raíz fresca, por lo cual es preferible que optes por esta última.

Cabe mencionar que si consumes demasiado seguramente tendrá el efecto contrario, así que

es muy importante que lo consumas con moderación. Es cuestión de ir probando poco a poco cuál es la cantidad que te funciona a ti.

Otras opciones para tratar el reflujo gastroesofágico

Si no te gusta el jengibre o eres especialmente sensible a él, también existe una gama de productos de venta sin receta que pueden ayudarte a tratar la acidez y el reflujo. Entre las más populares están:

  • Las pastillas antiácidas que neutralizan el ácido del estómago y provocan un alivio rápido.
  • Los bloqueadores H2, que reducen la cantidad de ácido que el estómago produce.
  • Los inhibidores de la bomba de protones, que reducen el ácido del estómago y protegen el esófago.

Algunos medicamentos más fuertes y especializados también están disponibles para los

casos en los que este padecimiento es crónico, pero la mayoría requiere una prescripción médica y deben usarse con sumo cuidado.

Siempre consulta con tu médico cuál es tu mejor alternativa de tratamiento, y considera que el abuso de estas drogas puede conllevar una deficiencia de vitamina B12 y promover la pérdida de tejido óseo.

Conclusión

Pequeñas dosis de jengibre pueden ayudar a controlar los síntomas de la gastritis de manera segura, pero la evidencia científica al respecto no termina de ser sólida, por lo que siempre es necesario que consultes con tu médico si vas a tomar ésta o cualquier otra alternativa natural.

Si ya lo probaste compártenos qué tal te ha funcionado. No olvides de compartir este post

con tus contactos.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here