Las 12 Mejores Propiedades Medicinales Del Jengibre + Cómo Consumirlo

 

El jengibre es una raíz que se ha convertido en uno de los condimentos alimenticios más usado del mundo.

Cada vez se encuentran más evidecias de las propiedades medicinales del jengibre. Puede que esto te parezca poco creíble si vives en América o España, pero considera que en oriente han utilizado esta raíz para cocinar desde épocas milenarias, y su uso está ampliamente extendido por los países con mayor población del mundo, no sólo por su delicioso sabor, sino también por sus incontables beneficios a la salud.

Los chinos y los hindúes, por ejemplo, han utilizado tónicos de jengibre para curtir alimentos desde hace más de 5 mil años, y en el antiguo imperio romano el jengibre era un artículo de primera necesidad debido a sus propiedades medicinales.

¿Qué consumimos de la planta del jengibre?

Lo que consumimos son los rizomas, un sistema de raíces que crecen debajo de la tierra de forma horizontal, generando nuevos brotes y hojas en la superficie. Los nudos de la raíz se forman en los intervalos entre cada sistema.

El jengibre es una planta de la misma familia que el cardamomo y la cúrcuma, lo que explica en parte por qué sus beneficios medicinales son tan extraordinarios y evidentes.

¿Qué hace al jengibre tan útil? Una sustancia muy especial llamada gingerol.

¿Qué es el gingerol?

De las 115 diferentes sustancias químicas que pueden encontrarse en la raíz del jengibre, la mayor parte de los beneficios a la salud de esta planta vienen de los gingeroles, una resina oleosa que tiene potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Estos ingredientes bioactivos han sido ampliamente estudiados por la ciencia, y las investigaciones demuestran de forma incontrovertible que, a diferencia de muchas otras aseveraciones naturistas sin sustento, el jengibre sí tiene propiedades clínicas comprobables y su uso frecuente está muy recomendado.

Las mejores formas de utilizar el jengibre

Existen muchas formas en las cuales puedes usar el jengibre para beneficiar tu salud en múltiples aspectos; las que son más comunes y prácticas son:

Aceite esencial de jengibre

La presentación más potente del jengibre es el aceite esencial, pues es la que contiene los niveles más elevados de gingerol. Si vas a usar el jengibre como medicina para algún padecimiento particular, ésta es la forma más recomendada.

El aceite esencial de jengibre puede ser usado de forma tópica para tratar dolencias en la piel y aliviar dolor muscular, pero también puedes ingerirlo. Normalmente, tres gotas de aceite de jengibre es la dosis terapéutica estándar, pero algunas personas tienen sensibilidad a sus componentes, así que no olvides consultarlo con tu médico.

Jengibre crudo

El jengibre crudo tiene un sabor bastante fuerte, muy especiado y algo picante. Pero si no tienes problemas con eso o puedes acostumbrarte poco a poco, simplemente rebana un dedo de jengibre y mastícalo. Si te parece muy fuerte, puedes agregarlo a tu licuado de frutas y verduras de la mañana.

Polvo de jengibre

Usar jengibre en polvo para cocinar es una excelente forma de aprovecharlo como especia. Es uno de los ingredientes del curry y les da un sabor delicioso a recetas como los licuados y los pay de frutas. También puede ser tomado en cápsulas como suplemento.

Té de jengibre

 

El té de jengibre es uno de los remedios más populares para combatir las náuseas, el dolor estomacal e, incluso, el estrés fisiológico. Simplemente haz una infusión con jengibre rallado y bébela tres veces al día para reducir la inflamación.

Agregarle al té algo de miel y unas gotas de limón, esto va a potenciar sus efectos y lo hace muy agradable al paladar.

La dosis recomendada es de un gramo al día.

Lee nuestra guía sobre los beneficios del té de jengibre

12 beneficios del jengibre para la salud

Vamos a enlistar los beneficios que esta raíz puede aportarte desde el punto de vista de los estudios médicos serios:

1.- Alivia las náuseas y la indigestión

El jengibre puede ayudarte a combatir de manera muy efectiva síntomas que van desde una simple indigestión estomacal hasta el malestar y las náuseas matutinas más severas del embarazo. Durante miles de años, las personas han utilizado el jengibre por sus propidedas medicinales para  mejorar los síntomas de un estómago revuelto.

Recientemente, investigadores taiwaneses descubrieron que dos o tres cápsulas de extracto de jengibre pueden ayudar a las personas con dispepsia, una condición que afecta la capacidad gástrica de vaciado, a que su estómago libere el quimo hacia el intestino delgado con mayor facilidad.

Por su capacidad de relajar los músculos suaves de las membranas intestinales, el jengibre promueve el correcto tránsito de los alimentos a lo largo de todo el sistema. También ayuda a las personas que padecen de inflamación, estreñimiento y otro amplio abanico de desórdenes del sistema digestivo.

En 2012, un estudio encontró que el extracto de jengibre también puede ayudar a las personas que se someten a quimioterapia a aliviar algunos síntomas asociados, como las náuseas y el vómito durante las primeras 24 horas posteriores al tratamiento.

Entre las formas más efectivas de usar el jengibre para aliviar problemas estomacales están: comerlo entero si no te resulta demasiado fuerte; beber su jugo diluido en agua o en té, o incluso usar un difusor con aceite esencial de jengibre para disfrutar su aroma.

2.- Previene infartos y enfermedades cardiacas

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte alrededor del mundo. Pero cuando las personas consumen jengibre de forma regular en su dieta, junto con otros alimentos estratégicos como el ajo y la cebolla, que tienen propiedades magníficas para la sangre, disminuyen sensiblemente el riesgo de padecer un infarto.

Siempre que puedas consúmelos juntos, pues así incrementas su potencial para protegerte de enfermedades del corazón.

3.- Promueve la absorción de nutrientes

Cuando el alimento se transporta adecuadamente desde tu boca hasta tu intestino delgado y grueso, la absorción de los nutrientes será la adecuada si es que no padeces alguna condición médica que la obstaculice.

Si el alimento se queda atorado en algún punto del sistema digestivo, puede fermentarse, pudrirse e incluso generar una obstrucción intestinal, que es una emergencia médica peligrosa. Con más frecuencia, los problemas digestivos provocan una mala asimilación de nutrientes, con todos los problemas adicionales que eso puede traer.

Una gran propiedad medicinal del jengibre es que ayuda a promover una buena digestión, un metabolismo sano y, por si fuera poco, ayuda a mantener saludable tu sistema inmunológico.

4.- Combate infecciones bacterianas

En 2012, investigadores nigerianos pusieron a prueba las propiedades medicinales del jengibre como antimicrobiano, comparando su efectividad para matar al estafilococo y al estreptococo común con la de un antibiótico convencional.

Sorprendentemente el jengibre resultó ser más efectivo para erradicar estas bacterias que antibióticos frecuentemente recetados como la ampicilina o la tetracilina. Esto es importante porque dichos patógenos suelen ser bastante peligrosos para las personas que tienen un sistema inmunológico debilitado.

De hecho, consumir algunas gotas de jengibre en un vaso con agua dos o tres veces al día, te hace menos propenso a contraer infecciones cuando te expones a algún patógeno, como en el caso de visitar un amigo enfermo.

Si vas a someterte a alguna cirugía, procura blindar tu sistema inmunológico consumiendo jengibre ya que también acelerará el proceso de curación.

5.- Combate enfermedades autoinmunes y complicaciones respiratorias

Los especialistas de la medicina ayurvédica conocen las propiedades medicinales del jengibre para potenciar el sistema inmunológico desde hace cientos de años. Hoy en día, la ciencia ha respaldado este conocimiento ancestral.

El jengibre tiene grandes propiedades antioxidantes, pero también ayuda a tu cuerpo a deshacerse de las toxinas de forma más efectiva y, por si fuera poco, despeja el sistema linfático, que está estrechamente relacionado con la función inmune.

Por su mecanismo de acción, el jengibre mantiene limpios y abiertos los canales linfáticos y previene la acumulación de toxinas que nos hacen susceptibles a infecciones, especialmente del sistema respiratorio.

Combinar extracto de jengibre con aceite de eucalipto es una gran manera de potenciar la inmunidad y mejorar salud respiratoria.

6.- Combate infecciones fúngicas

Las infecciones por hongos cada día son más difíciles de controlar porque las cepas van mutando y volviéndose cada vez más resistentes a los antimicóticos tradicionales. Sin embargo, el jengibre sigue siendo un remedio muy efectivo para combatirlas.

Un estudio de la Universidad de Carleton evaluó la capacidad de 20 nuevos extractos de plantas naturales para eliminar las infecciones por hongos, y gracias a las propidedades medicinales del jengibre resultó ser el más efectivo.

La mejor manera de usarlo para tratar infecciones por hongos en la piel es combinar algunas gotas del extracto con aceite de coco extra virgen y un aceite de árbol de té, que también es un poderoso antimicótico.

7.- Alivia el dolor

El jengibre también es conocido por sus propiedades analgésicas que funcionan de una manera muy similar a la capsaicina para aliviar el dolor. El gingerol actúa directamente sobre los receptores nerviosos que envían la señal de dolor, bloqueando la señal nerviosa pero también reduciendo la inflamación, que es una de sus causas.

Algunos estudios han encontrado que el jengibre incluso puede ayudar a aliviar algunos síntomas de la dismenorrea, o sea, el dolor asociado con la menstruación y los calambres del útero.

Una prueba clínica realizada sobre dos grupos de mujeres que padecían dismenorrea estudió las diferencia entre el grupo control, que recibió un placebo, y el otro, que recibió cápsulas de extracto de jengibre. Del segundo grupo, 83% reportó una mejoría de los síntomas, a comparación de sólo 47% en el grupo placebo.

Para combatir el dolor con jengibre prepara una infusión fuerte con la raíz y tómala varias veces al día.

También puedes diluir polvo de jengibre en agua tibia. No está muy clara ni la cantidad ni el intervalo entre dosis que necesitan las persona para que comience a ser un analgésico efectivo, pero para la mayoría de las personas con un gramo de polvo es suficiente, o dos gotas de aceite esencial dos veces al día.

8.- Disminuye el colesterol LDL

Un estudio clínico controlado con doble ciego realizado en 85 individuos con el colesterol alto, demostró que 3 gramos de polvo de jengibre divididos en dosis, causa una reducción significativa en los niveles de colesterol.

En otro estudio con análisis de ratas con hipotiroidismo se corroboraron estos resultados. Los investigadores encontraron que el extracto de jengibre disminuía el colesterol LDL en un nivel similar que la atorvastatina, que es un medicamento que se prescribe con frecuencia para los casos de hipercolesterolemia.

Lee nuestra guía definitiva sobre el colesterol LDL o colesterol malo

9.- Disminuye el dolor en casos de artritis

En una prueba que medía los efectos del jengibre en casos de osteoartritis, los investigadores encontraron que el grupo que fue tratado con extracto de jengibre y no con un placebo experimentó niveles superiores en la reducción del dolor en las rodillas mientras permanecían de pie. La diferencia entre el grupo control y el grupo tratado fue de 10%.

Análisis posteriores mostraron una consistente respuesta superior en el grupo tratado con extracto de jengibre en relación con el grupo control.

Lee nuestra guía sobre los 11 antiinflamatorios naturales para tratar el dolor articular

10.- Úlceras estomacales y gastritis

Hace varias décadas que la medicina conoce que el jengibre puede ayudar a tratar úlceras estomacales, pero no fue sino hasta hace poco que un equipo de investigadores hindúes fue capaz de estudiar y medir su efectividad de cerca.

En un estudio publicado en la revista Nutrición molecular e investigación alimenticia, descubrieron que el jengibre es de 6 a 8 veces más potente que algunos medicamentos antiácidos y contra el reflujo.

11.- Ayuda a combatir el cáncer

Científicos de la Universidad de Minnesota descubrieron que, en ratones con el sistema inmunológico comprometido, 3 dosis semanales de jengibre retrasaban el crecimiento de las células del cáncer colorectal.

Posteriormente, investigadores de la Universidad de Michigan confirmaron los resultados similares con cáncer de ovario. De hecho, encontraron que el tratamiento con jengibre de cultivos de células de cáncer de ovario generaba una inhibición en el crecimiento de las muestras.

Aún no existen estudios definitivos que comprueben la eficacia del jengibre para tratar el cáncer en seres humanos; sin embargo, las pruebas que hay son bastante prometedoras.

12.- Aumenta la sensibilidad a la insulina en diabéticos

El gingerol es ampliamente reconocido por su capacidad de disminuir los síntomas de la diabetes y de mejorar la sensibilidad a la insulina.

Un estudio publicado en el diario Química alimenticia y agropecuaria realizado en el 2006, señala que el jengibre también puede suprimir la acumulación de azúcar y sorbitol en la sangre humana y en ratas alimentadas con azúcar.

En resumen, el gingerol no sólo ayuda a prevenir y revertir los estadios tempranos de la diabetes, sino que además mejora el pronóstico de algunas complicaciones diabéticas como la retinopatía.

 

Así que ya lo sabes, el jengibre es una adición fenomenal a tu dieta por sus incontables beneficios. Recuerda que algunos casos contados presentan alergia o sensibilidad a esta planta, así que antes de lanzarte de lleno a masticar un dedo completo, haz una prueba de alergia en piel y en mucosas.

Propiedades del jengibre para el sistema digestivo

Es una planta beneficiosa para el sistema digestivo como estimulante y protectora contra la gastritis cuando ésta es provocada por el exceso del consumo de bebidas alcohólicas, o cuando el estómago es lesionado por el consumo de fármacos que provocan una gastritis ulcerosa. Éste es el caso del exceso consumo de antiinflamatorios o de algunos de ellos que causan irritación estomacal.

El tratamiento con infusión de esta planta es recomendada por un lapso no mayor a los dos meses consecutivos, ya sea para aliviar los síntomas típicos del embarazo como los vómitos y las náuseas o para calmar los síntomas provocados por un tratamiento para el cáncer como la quimioterapia.

Es su componente químico, el gingerol es el que ayuda a reducir la sensación de las náuseas y el vómito.

Propiedades del jengibre: antiinflamatorio

El jengibre actúa como un antiinflamatorio como ayuda al tratamiento para la artritis reumatoide, gracias a su composición de los inhibidores de las ciclooxigenasas, pues inhibe la síntesis del tromboxano B2 y de las prostaglandina E2, los cuales tienen que ver con reducir la inflamación e, inclusive, tiene un efecto reductor de la necrosis tumoral alfa.

Propiedades del jengibre: prevenir enfermedades cardiovasculares

Para el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares actúa como un antiagregante plaquetario, con lo cual previene que se formen coágulos de sangre, mejorando de este modo la circulación sanguínea.

Propiedades del jengibre: como preparar el té

Para preparar el té de jengibre es necesario colocar en medio litro de agua dos cucharadas de la raíz, luego de deja que hierba, se debe dejar en reposo unos minutos antes de colarlo.

Propiedades del jengibre: interacción con medicamentos

Al tratarse de un antiplaquetario interactúa con la heparina, en cuyo caso inhibe la absorción de algunos nutrientes como vitaminas e hierro.

Si bien es beneficioso a nivel del sistema digestivo, un exceso en su consumo puede provocar acidez gástrica. De hecho como aceite esencial no debes consumirlo en caso de padecer colitis ulcerosa, gastritis, úlcera, síndrome de colon irritable, cálculos biliares, una enfermedad neurológica o enfermedad de Chron e incluso no es apto para niños.

No debe ser consumido por mujeres embarazada sin haber realizado la una consulta previa con el médico.

En el caso de alergia respiratoria no puede ser aprovechado su uso externo como aceite esencial.

Propiedades del jengibre: otros beneficios

Al reducir los efectos de la prostaglandinas ayuda a reducir los síntomas de la migraña.

Reduce los efectos del estrés y ayuda a combatir el envejecimiento prematuro.

Para todos estos casos es posible consumirlo en ensalada, como parte de los guisados, en jugo, en licuado, en infusiones, como jarabe o tableta, fresco, disecado o en polvo. Puedes leer también propiedades de la yuca.

 

Ver También: