8 Beneficios Del Té De Jengibre Y Qué Efectos Secundarios Tiene + Receta

Qué rica es una taza de té de jengibre que además de estimularnos sirve como remedio natural y casero contra las náuseas, problemas estomacales y hasta para bajar de peso.

Aporte nutrimental del jengibre

El rizoma de jengibre aporta al cuerpo hidratos de carbono, fibra, vitamina C, boro, cromo, aluminio, manganeso, fósforo, zinc, flavonoides y es bajo en grasas.

Lee nuestra guía sobre cómo usar el jengibre para tu salud

Beneficios del té de jengibre

Para la salud digestiva

Generaciones de familias han empleado el jengibre en té para aliviar malestares estomacales, cuidar la flora intestinal y prevenir problemas intestinales.

Una infusión también mejora el apetito y neutraliza el exceso de ácidos gástricos, con lo que se disminuyen los síntomas de la gastritis y se favorece a mitigar la diarrea por infecciones e intoxicaciones alimentarias. Su ingesta ayuda a prevenir la aparición de úlceras estomacales.

Esta raíz aumenta la producción de enzimas digestivas mejorando la digestión. Con ello se evitan las flatulencias, hinchazón y los gases.

Te invitamos a beber varias tazas de té de jengibre al día.

Lee nuestra guía sobre cómo mejorar tu digestión naturalmente

Protege al corazón

El té ayuda a mejorar la circulación sanguínea, a disolver trombos en las arterias, reduce el colesterol malo y evita el desarrollo de enfermedades del corazón.

No más dolores de cabeza

La infusión de jengibre mejora la circulación de los vasos sanguíneos intracraneales, con lo que se disminuyen y evitan los dolores de cabeza y migrañas.

Para el embarazo

La mujer que beba té de jengibre (media cucharadita de raíz seca por cada taza ingerida) en los primeros meses de su embarazo tendrá menos náuseas y vómitos.

Después de beber varias tazas al día durante los primeros 2 meses de gestación deberá obligatoriamente parar su ingesta.

Lo más responsable será consultar con el médico antes de añadir las infusiones a la dieta, para que oriente y se eviten alteraciones o efectos secundarios.

Contra el mal aliento

Se recomienda emplear el té como un enjuague bucal 100 % natural, por sus propiedades antibacterianas que combaten el mal aliento.

Reduce dolores menstruales

Las infusiones de jengibre favorecen a calmar los dolores menstruales y otros síntomas del periodo, que limitan las actividades ordinarias de la mujer.

Contra la gripa

El té de jengibre debe su popularidad a su eficacia contra los síntomas del resfriado y por ser un aliado para superar problemas del aparato respiratorio.

La bebida calienta del rizoma también alivia la congestión nasal, la fiebre, libera al pecho de mucosidad en resfriados y en casos de sinusitis, favorece a la descongestión nasal por la acumulación de moco en las fosas nasales.

Nuestra recomendación es beber la infusión acompañada de limón y miel para potenciar sus efectos.

Se puede preparar el té con una cucharadita de raíz seca por cada taza a ingerir.

Ayuda a disminuir la inflamación

Beber una taza de té de jengibre ayudará a aliviar el dolor, hinchazón o inflamación en casos de artritis, reumas, dolores en articulaciones u otros problemas relacionados con el aparato óseo-muscular.

Lee nuestra guía sobre cómo hacer el té anti inflamatorio de jengibre y cúrcuma para aliviar el dolor

Previene el envejecimiento prematuro

Sus propiedades antioxidantes combaten los radicales libres que causan la degradación de los tejidos, lo que provoca el envejecimiento prematuro.

Para bajar de peso

Las propiedades del rizoma en forma de té actúan como quemadoras de grasa natural. También para evitar afecciones o alteraciones del cuerpo.

Beber la infusión antes de cada comida saciará el hambre, evitando la ansiedad de comer más. El té ayuda a manejar y regular los niveles de glucosa en sangre y mejora el metabolismo.

Combina tus ingestas de jengibre con una alimentación balanceada baja en calorías y con ejercicios, para mejores resultados en la pérdida de peso.

Lee nuestra guía sobre cómo perder peso con la raíz de jengibre

té de jengibre

¿Cómo preparar té de jengibre?

Receta 1 del té de jengibre

El té se prepara con jengibre fresco o seco. Será media o una cucharadita del rizoma por cada taza de agua, para no lastimar paladares sensibles.

Elaboración

Agrega el jengibre antes de que el agua hierva. Apaga enseguida el fuego y deja reposar de 8 a 10 minutos.

Receta 2 del té de jengibre

Esta receta es con jengibre fresco que puedes comprar en un puesto de venta de hierbas aromáticas. El té en bolsitas también servirá.

Ingredientes

  • Agua
  • Un rizoma de jengibre de 5 cm
  • Limón y miel de abejas (opcional)

Elaboración

Raspa el jengibre con el borde de una cuchara y córtalo en finas rodajas.

Hierve una cantidad de agua que dependerá de qué tan intenso quieras el té. Baja el fuego tras hervir el agua y añade el jengibre rebanado. Aguarda 5 minutos.

Retira del fuego, cuela y deja reposar por 120 segundos.

Puedes añadir un toque de jugo de limón fresco y recién exprimido y una cucharada de miel cruda. También dejar enfriar y tomar la infusión como un refresco. Intenta tomarla en ayunas y luego otras dos bebidas, calientes o frías, a lo largo del día.

¿Qué dice la ciencia del té de jengibre?

El uso del jengibre en la medicina natural suma cientos años, pues hay evidencia histórica de que sus propiedades para la salud fueron aprovechadas por hindúes, chinos, persas, árabes, griegos y romanos (1).

Investigaciones científicas del último cuarto del siglo XX y de lo que va del XXI, han precisado que la planta está repleta de parasol, shogaol, zingerone y gingerol, principal componente activo de la especie y agente primordial para mejorar la salud (2).

Ensayos médicos han determinado que el gingerol puede inhibir las inflamaciones consecuencia de una reacción del sistema inmunológico y las producidas por diabetes, cáncer y trastornos del corazón (3).

El compuesto químico posiciona al jengibre en el primer lugar de la lista de alimentos con mayores atributos antiinflamatorios. Es empleado en tratamientos de afecciones potenciadas por inflamaciones como artritis y el mal de Alzheimer.

Según una investigación publicada en el Diario Internacional de Fisiología, Patofisiología y Farmacología, el jengibre combate cepas de bacterias, virus y hongos que provocan enfermedades (4).

Los resultados de los estudios también concluyen que el rizoma sirve como tratamiento para náuseas, perder peso, reducir el colesterol y mejorar la salud cerebral.

Todos estos beneficios se ganan al beber una taza de té una o dos veces al día, antes o entre las comidas.

8 extraordinarias ventajas de tomar té de jengibre

Los siguientes son 8 fantásticos beneficios del jengibre para el sano funcionamiento del cuerpo.

1. Alivia malestares estomacales

Superarás casi inmediatamente un mareo al beber una infusión caliente de jengibre.

Un estudio tailandés doble ciego practicado a 70 mujeres con 4 meses de embarazo, que consumieron un gramo de jengibre un día a la semana y un placebo idéntico otros 4 días semanales, por los siguientes 5 meses, concluyó que este rico recurso natural suma un relevante impacto en la reducción de náuseas y vómitos durante el embarazo. (5)

Otro ensayo realizado en el Centro Médico de la Universidad de Rochester, EEUU, halló que el jengibre redujo la intensidad de las náuseas en pacientes adultos con quimioterapias por cáncer. (6)

Añadir un poco de limón o menta a la infusión aumentará el efecto de la planta como aliviadora de problemas estomacales.

2. Fortalece el sistema inmunológico

Muchas personas beben té de jengibre para prevenir resfriados y gripes. También lo emplean como remedio natural contra infecciones y alergias.

El gingerol, parasol y shogaol, además de combatir los radicales libres y los procesos inflamatorios, disminuyen el riesgo de contraer enfermedades crónicas.

Un estudio de 2013 concluyó que la planta despliega una fuerte actividad antiviral contra el virus sincicial respiratorio (7). El ensayo halló que disminuye la formación de placa inducida en la mucosa respiratoria.

Otra investigación con base científica determinó que el extracto de jengibre tiene actividad antifúngica contra un grupo de 13 hongos patógenos, incluyendo cepas que fueron altamente resistentes a medicamentos como Ketoconazol y anfotericina B (8).

Un estudio de 2008 concluyó que el gingerol inhibe el crecimiento de 3 especies de bacterias relacionadas con enfermedades periodontales, lo que convierte al jengibre en un grandioso producto natural para la salud bucal y encías (9).

3. Protege la salud cerebral

Sus atributos antiinflamatorios hacen del rizoma de jengibre un alimento favorable para la salud cerebral y valioso para proteger al cerebro de trastornos neurodegenerativos como el Parkinson y Alzheimer.

Un reporte médico señala que la ingesta por dos meses de un extracto de jengibre mejoró el enfoque y la función cognitiva de mujeres sanas en la mediana edad. (10)

El estudio involucró a 60 mujeres separadas en dos grupos. El grupo experimental seleccionado aleatoriamente recibió entre 400 y 800 mg de extracto estandarizado de jengibre todos los días y el grupo de control ingirió un placebo.

Las consumidoras del rizoma mejoraron más su memoria de trabajo y otras variables cognitivas, respecto al otro grupo de damas.

Otra investigación en ratas halló que la suplementación con jengibre mejoró la memoria y redujo el daño cerebral en los roedores, a los que se les indujo isquemia cerebral focal. (11)

4. Es analgésico

El dolor crónico en músculos y articulaciones puede ser aliviado por una taza diaria de té de jengibre. Se comprobó que la planta también puede mitigar las molestias por cólicos menstruales.

Un estudio científico determinó que el consumo de un extracto del rizoma reduce los dolores de rodilla, en pacientes con osteoartritis. (12)

En el análisis participaron 247 personas afectadas de desgaste del cartílago. El grupo experimental suplementado con jengibre redujo sus dolores de rodilla tanto en reposo como al caminar, en comparación con el grupo de control.

Una investigación conducida por el Departamento de Kinesiología de la Universidad de Georgia, Estados Unidos, en el que participaron 74 voluntarios, descubrió que la planta es capaz de reducir los dolores musculares consecuencia del ejercicio. (13)

Los sujetos bajo análisis fueron divididos en dos grupos. 34 consumieron dos gramos diarios de jengibre crudo por 11 días seguidos y 40 recibieron un placebo.

Los participantes practicaron una rutina de ejercicios de 18 acciones excéntricas para inducir dolores e inflamación. Fueron evaluadas variables como intensidad del dolor, prostaglandina E plasmática, rango de movimientos y fuerza isométrica.

Se halló que quienes ingirieron jengibre registraron menos dolor muscular y mejores resultados en otros parámetros, respecto al grupo que consumió el placebo.

Un ensayo del Centro de Investigación Herbal de la Universidad de Shahed (Irán), dividió aleatoriamente a 102 chicas residentes en los dormitorios de la institución.

56 de estas estudiantes recibió 500 mg de polvo de raíz de jengibre 3 veces al día durante la menstruación. Las otras 46 chicas consumieron un placebo. La dismenorrea afectó mucho menos al primero grupo de muchachas (14).

5. Ayuda a perder peso

Bebe una tibia taza de té de jengibre al despertar para estimular la quema de grasas.

Una revisión de 27 estudios practicados en animales y en humanos sobre el efecto del jengibre en el tratamiento de la obesidad, publicados desde 1995 hasta 2017, concluyó que la planta contribuye con la pérdida de peso porque (15):

  • Es un supresor del apetito
  • Incrementa la quema y absorción de grasas

Otro análisis publicado en la Revista Europea de Nutrición examinó el impacto del consumo de té en variables relacionadas con la obesidad, en 6472 participantes de la encuesta nacional estadounidense de salud y nutrición, del período 2003 – 2006 (16).

La exploración que consideró todos los tipos de té halló una clara relación entre el consumo de una infusión hierbal caliente y mejores índices de circunferencia de cintura e índice de masa corporal.

6. Beneficia la salud digestiva

El jengibre facilita el procesamiento y absorción de los alimentos y ayuda a prevenir trastornos gastrointestinales como indigestiones y úlceras estomacales.

Investigadores taiwaneses evaluaron el impacto del jengibre en la función gástrica de 24 voluntarios que recibieron 1200 mg de la planta o un placebo, después de un ayuno de 8 horas. Luego comieron una sopa. (17)

Observaron que quienes comieron jengibre aceleraron su vaciamiento gástrico y tuvieron una mayor frecuencia de contracciones antrales, lo que demuestra que la especie vegetal puede ser empleada para aligerar el proceso digestivo, previniendo la indigestión y la dispepsia.

Otra investigación emprendida en ratas por la Facultad de Medicina de la Universidad de Tottori (Japón), halló que el polvo de jengibre dado a los roedores redujo significativamente las áreas ulceradas inducidas con aspirinas. (18)

7. Promueve el control del azúcar en la sangre

Según números de agencias de salud suman más de 400 millones de diabéticos en todo el mundo y de acuerdo con la Population Health Management, la prevalencia de esta enfermedad aumentará en 54 % en el período 2015 – 2030. (19)

El té de jengibre ayuda a regular el azúcar en la sangre.

22 participantes fueron suplementados con 2 gramos diarios de la planta en polvo, en un ensayo iraní. El grupo de control, integrado por 19 personas, recibió lactosa como placebo. (20)

Todos los participantes eran diabéticos tipo 2, clase de diabetes que afecta a 9 de cada 10 personas con la enfermedad.

El experimento de 12 semanas condujo a una reducción de las concentraciones séricas de azúcar en ayunas, en los pacientes que usaron jengibre y a una mejor regulación de la glucemia sanguínea a largo plazo.

Participantes con diabetes tipo 2 que recibieron una cápsula de polvo de jengibre 3 veces al día durante 8 semanas, en un estudio aleatorizado y doble ciego controlado con placebo, se halló que (21):

  • Mejoraron los índices de resistencia a la insulina
  • La glucemia en ayunas (FBS) y la hemoglobina glucosilada (HbA1c) se redujeron

8. Ayuda a controlar el colesterol

El colesterol puede obstruir los conductos sanguíneos aumentando los riegos de enfermedades cardíacas, cuando se eleva y acumula en la sangre.

La ciencia ha determinado que el jengibre favorece la salud cardíaca al reducir  las lipoproteínas de baja densidad (LDL) o colesterol malo.

El Departamento de Farmacognosia y Plantas Médicas de la Universidad de Damasco (Siria), realizó una investigación comparativa en 2013 sobre el colesterol en animales. (22)

Este ensayo halló que un extracto de la raíz de la planta logró bajar las grasas LDL en casi la misma proporción que la Atorvastatina, medicamento para tratar la reducción del colesterol y prevención de trastornos cardiovasculares.

Efectos Secundarios y Precauciones con el jengibre

Aunque las respuestas indeseadas son raras, no se descartan. Suspende la ingesta del té y consulta al médico si sientes picazón o inflamación.

Las embarazadas deben evitar el jengibre o consumirlo moderadamente porque el estímulo de la función circulatoria que proporciona, puede provocar sangramientos en mujeres en estado. Lo mejor será consultar primero con el médico.

La ingesta excesiva de la planta podría causar ardor y dolor de estómago y diarrea.

No habrá problemas con beber tres tazas diarias.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos y seguidores también conozcan los 8 beneficios del té de jengibre y sus potenciales efectos secundarios.

 

Ver También: