34 usos del peróxido de hidrógeno o agua oxigenada – no puede fAltar en tu botiquín

El peróxido de hidrógeno o agua oxigenada tiene gran cantidad de usos y beneficios que puedes aprovechar en tu vida diaria.

La fórmula del agua oxigenada es H2O2, tiene un átomo más de oxígeno que el agua, de ahí su nombre común (agua oxigenada). La luz afecta al agua oxigenada por eso se vende en envases que impiden el paso de luz. Si vas a cambiarlo de envase tiene que ser a otro que tenga las mismas características, para que evites que se degrade.

Cuando compres agua oxigenada debes fijarte en su dilución. El agua oxigenada normalmente tiene una dilución al 3 %, 8 por cada tres partes de peróxido de hidrogeno (hay 97 partes de agua). Los usos prácticos que tiene el agua oxigenada son con esa dilución. Si utilizas el agua oxigenada con una concentración mayor no sirve, puede ser tóxico para tu salud.

Aquí están los 34  usos y beneficios del agua oxigenada:

1. El agua oxigenada ayuda a la curación de heridas

El agua oxigenada sirve para desinfectar las heridas y nos ayuda a frenar el sangrado. Debes lavar bien la herida, usa mucha agua y jabón neutro para retirar cualquier residuo que pueda tener, y luego limpia suavemente con una gaza embebida en agua oxigenada. Si el sangrado aún es muy activo apoyamos con firmeza (pero no excesiva fuerza) hasta que se detenga el sangrado.

2. El agua oxigenada ayuda a tratar el acné

El agua oxigenada ayuda a combatir el acné. Antes de aplicar el agua oxigenada se debe lavar muy bien la cara con agua y jabón. Embebemos un algodón con agua oxigenada y presionamos cada espinilla o lesión específicamente.

No trates de pasar agua oxigenada por toda la cara ni de pasar el mismo algodón de una lesión a otro. Embebemos, tratamos una sola lesión y desechamos. Procedemos así con cada una de las espinillas o zonas con infección, sin arrastrar ni llevar gérmenes de una lesión

a otro. Si hacemos esto a diario, en dos semanas se verán los resultados sin duda alguna.

Recursos para la piel y el acné

Las 9 enfermedades más comunes de la piel

Como eliminar los puntos negros de la nariz

18 Remedios para eliminar barros y espinillas

3. El agua oxigenada ayuda a aclarar el cabello y darle más brillo.

Usa esto en cabellos claros, aunque no necesariamente rubios. Si lo hacemos en cabello oscuro va a quedar de un desagradable tono anaranjado o amarillento.

Como hacerlo: Lo que haremos es diluir parte iguales de agua oxigenada y agua común. Lo almacenamos en un recipiente con atomizador y lo vamos a aplicar con el mismo, una vez cada dos semanas (la frecuencia depende un poco de cuanto lo queremos aclarar y cuanto nos crece el cabello), muy parejo por toda la superficie del cabello.

Ver también:

4. Para blanquear la ropa

Mantener el blanco bien puro en la ropa no es tan simple, sobretodo si no queremos que se afecte la tela en si misma. Los usos posibles son dos: tratar una mancha o blanquear un lavado completo. En el primer caso, es ideal usarlo para quitar las manchas de sangre o las manchas de sudor en las prendas.

En esos casos aplicamos el agua oxigenada directamente sobre la mancha y dejamos actuar 15 minutos. Luego lavamos normalmente y veremos como desaparece la mancha. Si queremos usarlo para blanquear todo un lavado (por ejemplo de sábanas y manteles blancos) lo que se hace es agregar una taza de agua oxigenada en el lavarropas y hacer un lavado normal. Notaremos como el blanco se conserva como debe, evitando ese feo color amarillo que suele aparecer con el paso del tiempo.

Ver también:

5. Para enjuague bucal

No todos conocen este uso y realmente es muy efectivo. No solo va a eliminar buen parte de los gérmenes que causan mal aliento (halitosis) y mejorar claramente las encías (enfermedad periodontal) sino que logra un interesante blanqueamiento de los dientes.

Es importante darle un buen uso para que sea efectivo. Lo vamos a emplear diluido y no todos los días. Este enjuague se usa una o dos veces a la semana (en caso de infección se usa a diario hasta sanar).

Hay que tener en cuenta que no se debe tragar el producto, especialmente si se hacen gárgaras. El uso es muy simple. Luego de un buen cepillado y de haber pasado el hilo dental a conciencia, vamos a proceder a enjuagar la boca haciendo gárgaras con esta dilución de agua oxigenada.

6. Para limpiar las prótesis dentales

En las tiendas venden muchos y muy buenos productos para limpiar las prótesis dentales removibles. Es fundamental conservarlas bien limpias por una cuestión de salud y por evitar el mal aliento. El procedimiento es muy simple. Vamos a preparar una dilución en partes iguales de jabón líquido neutro, agua oxigenada y agua.

Al retirar la prótesis primero se la enjuaga bajo el grifo y se quitan todos los posibles residuos con una cepillo de cerdas muy suaves. Luego lo dejamos en la solución que hemos preparado, al menos 15 minutos. Una buena idea es dejarlos antes de la ducha, de modo de que al finalizar la misma ya ha pasado ese tiempo. Enjuagamos bien bajo el grifo y ya se puede volver a colocar. La sensación de frescura y limpieza es instantánea. Por otra parte, esto ayuda a darle mucho mayor duración a la prótesis en excelentes condiciones.

Ver también:

7.- Blanquear las uñas:

Otro de los usos peróxido de hidrógeno  y que será sin duda, un gran beneficio sobre todo si tienes las uñas ennegrecidas es que, ayudará a blanquear las uñas, lo único que debes hacer, es remojar los las uñas de manos y pies, deja actuar unos 15 minutos. Notarás en poco tiempo la diferencia

8.- Decolorar el cabello con menos daño:

El peróxido de hidrogeno, es utilizado para poder decolorar el cabello, ya que es un producto, menos agresivo para el pelo, sin embargo, se aconseja preguntar a un experto antes de su uso, esto para evitar alguna reacción o efecto secundario. Recuerda es solo una alternativa

9.- Para una limpieza profunda del cepillo de dientes:

Otra de las maneras más prácticas de usar el agua oxigenada, es para poder, limpiar de manera profunda los cepillos de dientes, desinfectará y eliminará los gérmenes y bacterias que se acumulan en éstos.

Esto, se puede hacer de manera muy sencilla, solo es necesario, remojar los cepillos de dientes en un poco de peróxido de hidrógeno por algunos minutos, y esto, ayudará a matar bacterias, estafilococos, entre otros gérmenes que pueden alterar y dañar nuestra salud bucal.

10.- El peróxido de hidrógeno permite eliminar las callosidades con más facilidad:

Este tipo de agua, se puede utilizar de manera muy fácil para poder facilitar la eliminación de callosidades que pueden ser muy molestas. Para esto, solo es necesario, remojar los pies en un poco de peróxido de hidrogeno.

Coloca la misma cantidad de peróxido de hidrógeno y de agua caliente en un recipiente. Y deja remojando los pies por unos 20 minutos. Notarás que los callos y callosidades se suavizarán.

11.- Para quitar la cera de los oídos:

Sin duda, una manera muy práctica de poder eliminar la cerilla que se acumula en los oídos es usando peróxido de hidrógeno, solo necesitas una gotas en los oídos, y esperar uno o dos minutos. Luego añade unas pocas gotas de aceite de oliva.

Luego puedes drenar el líquido. Y así eliminarás totalmente la cera. Este es un remedio que puedes usar esporádicamente.

Si quieres conocer paso a paso como hacerlo haz click aquí.

12.- Para prevenir infecciones después de nadar:

Sin duda, un remedio muy práctico utilizando peróxido de hidrógeno, es haciendo una preparación de agua con un poco de vinagre. Mezcla partes iguales, y después de nadar, añade unas gotas, y podrás prevenir la aparición de alguna infección, esto a veces, por causa del acumulamiento de agua en los oídos.

13.- Contra las infecciones de oído:

Otro uso y beneficio, además de prevenir la infección de oídos después de nadar, es que si ya la tienes, también puedes usarla. Solo coloca unas 6 a 8 gotas en cada oído para aliviar los síntomas y curar la infección.

14.- Alivio para la piel:

Si tienes alguna infección en la piel, por causa de ácaros u otros parásitos, una solución es aplicar un poco de peróxido de hidrógeno sobre la zona afectada, esto, los matará de manera totalmente natural.

15.- Contra los hongos de los pies:

El peróxido de hidrógeno funciona muy bien para poder tratar los hongos de los pies, unos de los problemas más comunes, solo tienes que combinar en un frasco o spray de color oscuro, partes iguales tanto de agua natural como de oxigenada, y aplica cada noche sobre los pies.

16.- Para limpiar la casa:

Otros de los usos más útiles de esta agua, es también para el cuidado de las superficies tanto de la cocina como del baño,  es muy fácil de usar, solo debes verter de manera directa sobre las superficies sucias  y manchadas y listo.

17.- Limpiar las tazas del inodoro:

Si requieres limpiar de manera profunda los inodoros de tu casa, solo debes verter la mitad de una taza de peróxido de hidrógeno y dejar remojando una media hora, esto facilitará la limpieza, y eliminación de la suciedad acumulada.

18.- Para una limpieza de bañera y de regaderas:

Su uso es muy útil para poder limpiar de manera profunda las regaderas, y tinas, generalmente la suciedad se acumula y es difícil de retirarla. Pero usando solo un poco de oxigenada sobre las superficies, y dejando actuar una media hora, podrás limpiar de manera rápida eliminando toda la suciedad.

19.- Para evitar la acumulación de hongos:

También puedes aplicar un poco de agua oxigenada sobre las superficies donde se acumulan hongos y donde se va decolorando las superficies, úsala de manera directa.

20.- Como limpiador de vidrios:

Es muy práctico, utilizar el agua oxigenada para poder limpiar y retirar la suciedad de virios, ventanas. Utiliza un paño sin pelusa.

21.- Para desinfectar superficies:

Utilízala como un producto para poder desinfectar áreas y superficies tanto de baños como de cocina. Solo aplica un poco de agua directamente y limpia con un paño.

22.- Para desinfectar paños y esponjas de cocina:

Se pueden dejar remojando los paños de 15 a 30 minutos, para desinfectar completamente. Y usarlos de manera segura.

23.- Desinfectar las tablas de cocina:

Enjuaga con agua oxigenada las tablas para cortar, esto, eliminará los gérmenes bacterias que se acumulan en éstas.

24.- Para poder limpiar frutas verduras:

Con la ayuda de un spray, puedes rociar las fruta y vegetales, y dejar remojando de uno a dos minutos, esto, antes de enjugar con agua limpia. Se eliminará la suciedad, cera, y otros contaminantes.

25.- Para limpiar el refrigerador:

Será útil para poder desinfectar y eliminar las manchas que se acumulan en las superficies, solo añade un poco de agua y deja actuar unos minutos, luego limpia con un paño.

26.- Para eliminar las manchas orgánicas:

Se pueden desinfectar las superficies de platos y tazas, que tienen manchas de café, vino, etc. solo mezcla partes iguales de detergente de trastos y de oxigenada.

27.- Para eliminar el olor a humedad de las telas:

Solo debes mezclar un poco de agua oxigenada con vinagre blanco, y remojar las telas mohosas para eliminar los olores indeseados.

28.- El agua oxigenada ayuda a limpiar alfombras:

Si las alfombras son claras, y deseas eliminar manchas de alimentos, tierra, etc. puedes usar un poco de manera directa. Recuerda que su efecto es blanqueador, por lo que úsala con reservas.

29.- El peróxido de hidrógenos ayuda a limpiar y desinfectar las bolsas herméticas:

Si te gusta reusar las bolsas herméticas para poder almacenar los alimentos, puedes desinfectarlas y limpiarlas con agua oxigenada.

30.- Para limpiar objetos:

Puedes usar un poco de peróxido de hidrógeno en un paño, para poder limpiar el teléfono, adornos, manijas de puertas, etc. para poder desinfectarlas y mantener a los gérmenes alejados de éstos.

31.- Para desinfectar las loncheras:

Para mantener a las bacterias alejadas, puedes limpiar las loncheras con un paño con agua oxigenada, o bien, si son de plástico puedes enjuagarlas con esta agua.

32.- Para eliminar los ácaros:

Cuando el colchón esté sin ropa de cama, puedes rociar un poco de esta agua, para poder eliminar y prevenir la acumulación de ácaros.

33.- Limpiar los envases, deshumidificadores o sprays:

Puedes enjuagarlos con peróxido de hidrógeno, para evitar la acumulación de moho, y evitar su crecimiento en el interior.

34.- Para una buena germinación de las semillas:

El peróxido de hidrógeno es útil en jardinería,  ya que si rocías y/o remojas un poco las semillas, la germinación será mejor.

6 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here