19 Signos De Que Tienes Un Problema De Tiroides

¿Qué Es La Tiroides?

Es una glándula en forma de mariposa, que se localiza en la base del cuello, delante de la tráquea y un poco más abajo del cartílago tiroideo (más conocido como la manzana de Adán).

La glándula tiroidea produce dos tipos de hormonas:

  1. La tryodotironina (T3).
  2. La tiroxina (T4).

Tales hormonas son esenciales para el desarrollo del sistema nervioso en los niños y para el control metabólico en adultos. Cualquier problema con ellas puede afectar el funcionamiento de todos los órganos del cuerpo.

Cuando la tiroides produce un exceso de hormonas, se da el hipertiroidismo, y cuando dicha producción es baja, estamos en presencia del hipotiroidismo.

Aquí te presentamos 19 diferentes síntomas o signos que pudieran estar relacionados con tu tiroides.

 

Signos De Problemas En La Tiroides

En gran parte de los casos, los problemas de la tiroides son detectados cuando ya están muy avanzados, debido a que los síntomas iniciales suelen ser confundidos con otras condiciones de salud.

Es muy importante conocer todos los signos que nos puedan indicar algún problema de la tiroides, ya que son fundamentales para un diagnóstico oportuno.

Si se ignoran los síntomas de un problema tiroideo, se pueden desarrollar condiciones de salud que luego serán difíciles de controlar.

En el presente artículo te vamos a explicar cuáles son los signos principales que puedes presentar cuando tu tiroides no está funcionando correctamente:

1. Te Sientes Deprimido

La poca producción de hormona tiroidea o hipotiroidismo, puede causar tristeza constante o depresión, debido a que los niveles de serotonina a nivel del cerebro se ven afectados.

La serotonina es el neurotransmisor responsable de la sensación de bienestar.

Lee nuestra guía sobre la depresión: Síntomas, tratamiento, signos de alarma y cómo identificarlos

2. Estás Constantemente Cansado

El cansancio constante y la necesidad de dormir más horas en la noche, e inclusive sentirte agotado al día siguiente, son señales de hipotiroidismo, ya que se desaceleran las funciones del cuerpo, lo cual provoca sensación de fatiga constante.

Lee nuestra guía sobre las 6 mejores vitaminas para vencer el cansancio

3. Sientes Mucha Ansiedad

Las alteraciones del humor que pueden producir irritabilidad, ansiedad y agitación, probablemente se deban a la presencia del hipertiroidismo.

Lee nuestra guía sobre las 9 formas de calmar la ansiedad ahora mismo

4. Alteración Del Apetito Y Papilas Gustativas

Si observas que el gusto de tus alimentos ha cambiado, tal vez se deba a problemas con tus papilas gustativas que, a su vez, puede ser un signo de que tienes mucha producción de hormona tiroidea (hipertiroidismo).

Lo cual también hace que aumente la sensación de hambre de forma permanente.

5. Dificultades De Concentración Y Olvidos

Si sientes que estás constantemente con la cabeza fuera de su lugar, con mucha dificultad para concentrarte o con olvidos frecuentes, puede ser por el natural envejecimiento o por poco descanso.

Pero también pueden ser síntomas de alteraciones en el funcionamiento de tu glándula tiroidea, lo cual puede ser un signo de hipertiroidismo si no te puedes concentrar, o de hipotiroidismo si tienes olvidos constantes.

6. Sientes Palpitaciones

Las palpitaciones, una especie de pulsación en el cuello y pulso, pueden ser síntomas de que tu tiroides no está funcionando bien.

Esos latidos fuera de lo normal que puedes sentir por agitación del corazón, son muchas veces una señal de que hay exceso de producción de hormonas de la tiroides, lo que implica hipertiroidismo.

7. Disminución Del Apetito Sexual

La pérdida de deseo sexual y falta de libido pueden ser un indicio de que tu tiroides está con un nivel bajo de funcionamiento.

Lo que puede además ser potenciado por otros síntomas del hipotiroidismo como incremento de peso, baja energía, dolores corporales, pérdida de cabello, etc.

8. Ronquera O Alteraciones En El Cuello

La tiroides está ubicada en el área del cuello. Si sientes dolor constante, identificas cualquier protuberancia en la región o si has tenido algún cambio en tu voz como ronquera, puede ser alguna alteración en la glándula.

Por lo tanto, debes estar pendiente de cualquier sensación de inflamación en la zona. Una forma de checar esto, es tomar un espejo y observar la garganta, a la vez que tomas un vaso con agua, para detectar cualquier protuberancia.

9. Cambios En Tus Horas De Sueño

Si notas que deseas dormir a cualquier hora y, aunque duermas mucho, sigues teniendo sueño, entonces puede ser signo de hipotiroidismo.

En caso de que no puedas dormir fácilmente o te sientas ansioso y muy alerta, puede tratarse de hipertiroidismo, donde se aceleran tu ritmo cardiaco y tu pulso, haciendo que si conciliaste el sueño finalmente, te puedas despertar a mitad de la noche.

 

10. Cambios En Tu Peso Corporal

Si notas aumento de peso sin motivo evidente, sobre todo si no hiciste cambios en tu alimentación o tu rutina de ejercicios, puede ser un signo de hipotiroidismo, donde la tiroides está trabajando de forma limitada y todo tu metabolismo disminuye su ritmo.

Por otra parte, si observas disminución de tu peso corporal sin justificativa alguna, puede estar relacionado con hipertiroidismo.

11. Tu Piel Está Reseca

La piel seca y muchas veces con picazón puede ser un signo de problemas con tu tiroides, especialmente si no es causada por clima frio y seco.

Esas mudanzas de la piel pueden estar relacionadas con la disminución de tu metabolismo (hipotiroidismo), lo cual  produce baja producción de normal de sudor y, por lo tanto, de humedad.

12. Problemas Con Tu Cabello

Normalmente estamos perdiendo algo de cabello, pero si esa pérdida se vuelve muy pronunciada y prolongada, puede indicar alguna alteración en el funcionamiento de tu tiroides.

Específicamente hipotiroidismo, debido a que al haber baja producción de hormona tiroidea, el ciclo normal de formación de cabello se ve alterado.

Esto ocasiona que el cabello se torne quebradizo y extremadamente seco, y pueda perderse en muchas partes del cuerpo, incluyendo las cejas.

13. Dificultad Para La Concepción

Quien tiene hipo o hipertiroidismo puede presentar mayores dificultades para concebir. Básicamente porque ambos tipos de alteraciones de la glándula tiroidea, tienen un efecto sobre la ovulación y la fertilidad.

También hay más riesgos de sufrir aborto espontaneo, eclampsia, parto prematuro y placenta previa.

Normalmente las mujeres que intentan quedar embarazadas deben mantener un estricto control para normalizar sus hormonas tiroideas y, una vez logrado el embarazo, tomar todas las previsiones para disminuir la posibilidad de cualquier complicación.

14. Elevación De La Tensión Arterial

La tensión arterial elevada o hipertensión puede ser causada por diferentes motivos, por lo cual, nunca se le da importancia adecuada o se relaciona con la tiroides.

Sin embargo, si se consumen medicamentos para controlarla, o se sigue una dieta saludable, acompañada con ejercicio físico y la presión arterial continua elevada, se debe sospechar que estamos en presencia de un problema a nivel de la tiroides.

Se ha detectado que quienes producen pocas cantidades de hormona tiroidea tienen mayor riesgo de padecer de hipertensión.

Quizá porque los latidos cardiacos disminuyen, afectándose la fuerza con que el corazón bombea la sangre, así como las paredes flexibles de los vasos que conducen la sangre.

15. Aumento Del Colesterol

Si llevas una dieta equilibrada, casi sin grasas, practicas ejercicios y aun así, cuando te realizas análisis de sangre, los resultados indican que tienes el colesterol alto, entonces puedes tener problemas con la tiroides.

Si sufres hipotiroidismo, tu metabolismo se hace más lento y no quema todas las grasas como debería, por lo cual, el nivel de colesterol y de triglicéridos se eleva.

Esto debe ser observado con cuidado, porque, al no ser tratado, pueden desarrollarse problemas en el corazón.

16. Problemas Intestinales

Si sientes dificultad para evacuar, aún y cuando consumes legumbres, frutas, verduras y fibras en cantidades adecuadas, puede ser un signo de que tienes alguna disfunción tiroidea.

Quienes sufren de hipotiroidismo, muchas veces se quejan de estos problemas, que inclusive les producen inflamación del abdomen o dolores intestinales.

Lo más seguro es que al haber una disminución de la producción de hormonas tiroideas, se presente una reducción en la velocidad a la cual debe realizarse la digestión, incluyendo los movimientos intestinales.

En el caso de que el problema sea hipertiroidismo, la tiroides se vuelve muy activa, pudiendo ocasionar incremento en la frecuencia de los movimientos del intestino y tener episodios de diarrea.

 Lee también nuestra guía sobre los 10 remedios para eliminar los gases intestinales 

17. Alteración De Los Periodos Menstruales

Alteraciones en la tiroides como el hipotiroidismo, pueden llevar a un incremento en el flujo menstrual.

Mientras que cuando se padece hipertiroidismo, se puede reducir el sangrado, tener periodos menstruales más cortos y espaciados, e incluso presentarse amenorrea.

Estos problemas menstruales pueden suceder porque las hormonas de la glándula tienen influencia directa sobre los ovarios, causando esas irregularidades durante la menstruación.

18. Molestias En Las Extremidades Y Músculos

Cuando se padece de hipotiroidismo, uno de los signos más comunes son los dolores en los músculos y calambres.

Al haber poca producción de hormona tiroidea se puede provocar algún daño a nivel de los nervios que mandan las señales desde el cerebro y la médula al resto del cuerpo, por lo cual, se pueden presentar calambres en las extremidades, hormigueo y dolores fuertes.

Otras alteraciones que se pueden dar con el hipotiroidismo son dolores articulares, elevación de ácido úrico, desarrollo de gota y síndrome de túnel carpiano.

19. Desequilibrio Del Termostato Corporal

La tiroides gobierna la tasa de metabolismo basal, manejando la velocidad a la cual las células producen energía y calor.

Uno de los síntomas clásicos del hipotiroidismo es la intolerancia al frio. Tu cuerpo puede sentir mucho frio constantemente e inclusive escalofríos, porque al tener la tiroides con poca actividad, las células queman menos energía, lo que es igual a menos calor.

Cuando se trata de hipertiroidismo, sucede lo contrario, se siente un calor excesivo acompañado por sudoración fuera de lo normal, debido a que las células que producen energía se encuentran trabajando de forma muy activa.

¿Tienes dudas o comentarios? Háznoslas saber.

 

Ver También: