¿El Aceite De Oliva Engorda o Te Puede Ayudar a Adelgazar?

El aceite de oliva contiene 100%  grasas, y  las grasas tienes 9 calorías por gramo (más del doble que los carbohidratos y las proteínas) pero a pesar de esto, no se considera como un alimento que engorda.

El aceite de oliva está compuesto de grasas monoinsaturadas y polinsaturadas, que son provechosas para tu salud.

Varios estudios han concluido que las grasas insaturadas aumentan los niveles de colesterol bueno en tu sangre, reduciendo el riesgo de enfermedades del corazón, como ataques cardiacos y embolias.

En este artículo te anexo 6 Razones por las que consumir aceite de oliva es saludable y no te engorda.

 

Todas Las Grasas Son Muy Altas En Calorías

Si te preocupa el peso que puedas aumentar a causa del aceite de oliva, recuerda que todas las grasas están compuestas por más del doble de calorías por gramo, en comparación con las que tienen los carbohidratos y las proteínas en general.

Mientras que un gramo de grasa puede representar 9 calorías para tu cuerpo, un gramo de proteínas o carbohidratos solo representa 4 calorías.

Por ello, debes consumir con moderación cualquier tipo de grasa, incluso el aceite de oliva.

Procura reemplazar los aceites más pesados y las grasas que usas en la cocina, como la mantequilla en barra.

El aceite de oliva tiene una textura y un sabor espectacular, y es el aderezo preferido de los chefs para los mejores platillos internacionales.

Una vez que adaptes a tu paladar al aceite de oliva, lo más probable es que no extrañes las grasas pesadas.

Otro dato importante, es que debes tener cuidado al cocinar con aceite de oliva, ya que se quema a una temperatura muy baja, alrededor de los 350 °F (176 ℃).

Lo mejor para disfrutar sus sabores, es añadirlo sobre la comida luego de haberla cocinado o utilizarlo como aderezo para panes y ensaladas.

Lee nuestra guía sobre los 10 alimentos ricos en grasas buenos para tu salud

1. El Aceite De Oliva Causa Llenura Y Satisfacción

Si luego de leer este artículo, sigues preocupado porque el aceite de oliva puede subirte de peso, ten en cuenta que, a pesar de que contiene un alto grado de calorías, también te hace sentir satisfecho.

Esto significa que tiene la capacidad de reducir tu hambre y el deseo de seguir comiendo.

Lo más probable es que luego de comer un plato aderezado con aceite de oliva, sientas que tu estómago está lleno por mucho tiempo, evitando que comas fuera de horas y ayudándote a mantener cualquier dieta.

Es muy recomendable que consumas dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen de buena calidad, ya que es una tremenda fuente de grasas saludables, nutrientes y enzimas.

Lo más probable, es que descubras que el aceite de oliva es un alimento perfecto para ayudarte a mantener un peso adecuado e, incluso, para perder peso.

Tanto el aceite de oliva como las nueces, son alimentos capaces de controlar tu peso y reducir las grasas que se han depositado en tus caderas con el paso de los años.

Las dietas basadas en grasas saludables, como la mediterránea, han demostrado tener mejores efectos que las dietas que solo reducen las grasas.

Algunos estudios concluyeron que las poblaciones del mediterráneo, conocidas por su alto consumo de aceite de oliva, tienen porcentajes muy reducidos de personas con enfermedades cardiovasculares, en comparación con otros países con diferentes dietas.

Los efectos del aceite de oliva sobre la salud del corazón son muy positivos y no deberías perdértelos.

Lee también nuestra guía sobre cocinar con aceite de oliva: ¿Si o no?

Más Razones Para Elegir Grasas Saludables En Vez De Eliminar Todas Las Grasas

2. Las Grasas Tienen La Capacidad De Prolongar El Tiempo Que Dura La Comida En El Estómago

Cuando hay comida en el estómago, tu cerebro recibe una señal que le indica que no necesita comer más, por lo tanto, sentimos saciedad y dejamos de comer.

3. Las Grasas Prolongan La Digestión

Esto significa que cualquier tipo de carbohidrato que comas en el almuerzo va a ser descompuesto y absorbido de manera más lenta.

En otras palabras, las grasas añadidas a una comida con carbohidratos, por ejemplo una pasta con aceite de oliva o un pan con aceite de oliva, reduce su índice glicémico, haciendo que produzcas menos insulina para controlar la glucosa en la sangre.

Esto, en combinación con la capacidad de reducir el hambre, es muy positivo, porque al producir menos insulina y comer menos carbohidratos, se acumulan menos grasas en tu cuerpo.

4. Al Reducir Las Grasas, Debes Reemplazarlas Con Algo Más

Esto significa que si dejas de comer grasas, comerás más carbohidratos, en su mayoría negativos.

Los productos bajos en grasas tienen almidones altamente refinados como la harina blanca y edulcorantes muy perjudiciales.

5. Las Grasas Monoinsaturadas No Se Almacenan En El Abdomen Y Las Caderas Como Otras Grasas

Esta es una de las principales razones para preferir al aceite de oliva extra virgen en lugar de otras grasas.

6. Cuando Consumes Más Grasas, Tu Metabolismo Quema Más Grasas

Cuando consumes más grasas, tu metabolismo se convierte en una máquina quemadora de grasas, al utilizarlas como energía inmediata para ejercitarte y realizar todas tus labores.

Obviamente, siempre y cuando no las comas en exceso y reduzcas al mínimo tu consumo de azúcares y carbohidratos.

Haz del aceite de oliva tu mejor compañero en la cocina y consúmelo a diario:

  • Aderezando tus comidas.
  • Al tostar tus panes.
  • Horneando tus platillos.
  • Añadiéndolo a tus ensaladas.

Te prometemos que será mucho mejor que seguir comprando esos aderezos bajos en grasa que pueden perjudicarte.

Cuéntanos tus experiencias con el aceite de oliva y otras grasas.

Que tengas un buen día.

 

Ver También: