Beneficios De Tomar Aceite De Coco En Ayunas

El aceite de coco se ha vuelto popular por sus supuestas propiedades para la piel, el sistema inmunológico, la pérdida de peso, controlar el azúcar en la sangre, etc.

En este artículo revisaremos cuáles son los beneficios de tomar aceite de coco en ayunas, si esto ayuda a personas con diabetes y cómo debe consumirse para obtener los mejores resultados.

Aceite de coco en ayunas

Debido al aumento de las personas con obesidad y diabetes, han surgido diferentes estrategias para revertir el problema.

Las bebidas especiales tomadas en ayunas, se ha convertido en rutina de vida para los que quieren mejorar su salud.

No se debe confundir el tomar algo estando en ayunas, que ayunar con líquidos especiales por varios días. Esta última se conoce como ayuno modificado ya que al cuerpo ingresas pequeñas cantidades de calorías. (referencia)

Se ha popularizado el ayunar tomando aceite de coco para adelgazar, controlar el azúcar en la sangre y el colesterol. No es una prescripción hecha por nutrologos o médicos sin embargo, algunas personas comentan que les ha funcionado.

¿Cómo tomar el aceite de coco en ayunas?

El único alimento que está permitido en este tipo de ayuno es el aceite de coco.

Debe consumirse tres veces al día, o más, dependiendo de lo que necesite tu organismo.

También puedes consumir toda el agua que quieras, y café o té sin azúcar.

¿Cuál es la dosis de aceite de coco que se puede tomar en ayunas?

La cantidad de aceite de coco que puedes tomar puede variar entre 3 a 8 cucharadas. Estas cucharadas dependerán de tus objetivos con el ayuno.

Cada cucharada de aceite de coco contiene 121 calorías. (referencia)

Si usas el aceite de coco en ayunas para adelgazar no debes superar las 6 cucharadas.  Con esa cantidad te estarían aportando 726 calorías. Esto obligará al cuerpo a cubrir el resto de la energía que necesitas y bajes de peso.

¿Cuáles son los beneficios de tomar aceite de coco en ayunas?

Los trigliceridos de cadena media del aceite de coco mantienen el apetito controlado. Evita el aumento de los niveles de azúcar en la sangre. Además le brindan energía al cuerpo y promueven la pérdida de grasa pues mantienen el organismo en estado de cetosis. (referencia)

El ayuno con aceite de coco puede formar parte de una dieta o un estilo de vida cetogénico.  La ausencia de carbohidratos ha probado ser muy efectiva para controlar los valores de glicemia.(referencia) (referencia)

Si mantienes un ayuno con aceite de coco para de bajar tu glicemia debes mantener mediciones constantes para vigilar que baje muy rápido.

El ayuno no debe durar más de tres días, es recomendable que mantengas una dieta cetogénica por la misma cantidad de tiempo. Pasado ese tiempo integrar poco a poco y en cantidades mínimas los carbohidratos a tu alimentación.

¿El aceite de coco es bueno para la diabetes?

aceite de coco en ayunas

No existen estudios formales que demuestren que ayunos realizados con aceite de coco aportan beneficios a las personas con diabetes.

Algunas personas han probado ayunos breves, consumiendo sólo aceite de coco, y han reportado que éste los mantiene satisfechos, controla los ataques de hambre y además mantiene los niveles bajos de azúcar en la sangre.

En este sentido, la reducción de los azúcares responde a la eliminación de los carbohidratos. El aceite de coco no tiene acción directa en el metabolismo de los azúcares.

Los ayunos a base de aceite de coco también son una estrategia muy utilizada para bajar de peso. Sin embargo, no es recomendable que ninguna persona con diabetes lo intente sin consultar con su especialista.

¿Cuáles son las consecuencias del ayuno con aceite de coco?

El ayuno con aceite de coco es una medida algo extrema, al igual que cualquier ayuno. Es importante que sepas qué vas a esperar, qué consecuencias son normales y cuáles no, para que lo interrumpas a tiempo y de manera correcta si es necesario.

Necesitas saber que, a diferencia de la dieta cetogénica que eleva los niveles de energía con el tiempo, el ayuno con aceite de coco seguramente hará que te sientas cansado, débil y sin ganas de ejercitarte.

También es muy probable que notes una pérdida de peso muy acusada y rápida. Si bien se trata de un efecto que muchas personas aplauden, puede que no sea lo que estás buscando.

Lee nuestra guía sobre los síntomas de la diabetes que no debes ignorar

Consideraciones finales

El aceite de coco durante el ayuno puede ayudar a controlar el apetito y estimular la pérdida de peso.

Puede que el aceite de coco en ayunas no sea efectiva o segura para todos los pacientes con diabetes. Así que, si lo estás considerando, acude con el médico para que  te indique si es una opción para ti.

Asimismo si después de un ayuno ingieres demasiados carbohidratos, es probable que experimentes una subida drástica en el azúcar, así que debes reintegrarlos a tu dieta con cuidado.

 

Lee nuestra guía sobre cómo hacer aceite de coco en tu casa

 

Ver También:

Referencias:

  1. Johnstone A. Fasting for weight loss: an effective strategy or latest dieting trend? Int J Obes (Lond). 2015 May;39(5):727-33. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25540982
  2. USDA. National Nutrient Database for Standard Reference Legacy Release. Oil Coconut. Disponible en: https://ndb.nal.usda.gov/ndb/foods/show/04047?fgcd=&manu=&format=&count=&max=25&offset=&sort=default&order=asc&qlookup=oil+coconut&ds=&qt=&qp=&qa=&qn=&q=&ing=
  3. Van Wymelbeke V y col. Influence of medium-chain and long-chain triacylglycerols on the control of food intake in men. Am J Clin Nutr. 1998 Aug;68(2):226-34. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9701177
  4. Nuttall FQ y col. Comparison of a carbohydrate-free diet vs. fasting on plasma glucose, insulin and glucagon in type 2 diabetes. Metabolism. 2015 Feb;64(2):253-62. doi: 10.1016/j.metabol.2014.10.004. Epub 2014 Oct 8. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25458830
  5. Gershuni VM y col. Nutritional Ketosis for Weight Management and Reversal of Metabolic Syndrome. Curr Nutr Rep. 2018 Sep;7(3):97-106. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30128963