Cómo hacer crecer el cabello más rápido que nunca – ¡2cm en una semana!

 

¿Te gustaría que tu cabello creciera tres veces más rápido? En promedio, se estima que  el cabello aumenta 1.5 centímetros por mes, pero existen varias formas de acelerar el proceso y lograr que crezca esa misma cantidad en una sola semana.

Si quieres incrementar el crecimiento natural de tu cabello, este artículo es para ti. Te damos 8 consejos a seguir para lograr acelerar el proceso desde el primer día.

El ciclo de crecimiento del cabello depende de distintos factores como la genética, el estilo de vida o el consumo de hierro.

Existen una gran variedad de productos, así como remedios caseros que pueden ayudarte para que tu cabello crezca, de forma abundante y saludable.

Lee nuestra guía sobre los 50 remedios para que crezca el cabello rápido

¿Cuánto tarda el cabello en crecer?

De acuerdo con el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), el cabello crece un promedio de 1.25 centímetros al mes, lo que equivale a un crecimiento anual de hasta 15 centímetros.

La velocidad de crecimiento depende de dos factores importantes: la forma de tus folículos y de tus características genéticas. Por ejemplo, el cabello asiático es más grueso que el cabello de un africano o caucásico.

Muchos de nosotros contamos con una combinación de cabellos gruesos y delgados, y esto depende principalmente de la combinación genética de nuestros padres.

A cierta edad, en la adultez, ya no se perciben casi los efectos del crecimiento del cabello.

Esto no quiere decir que deje de hacerlo, sino que el estilo de vida, una mala alimentación o negligencia en el cuidado del cabello pueden causar puntas abiertas y cabellos quebradizos, que dan la impresión de que no ha crecido suficiente.

¿Cómo crece nuestro cabello?

Cada pelo crece de un folículo. Dependiendo de nuestra genética, nuestro cuero cabelludo tendrá de entre 90 mil a 150 mil folículos.

Los folículos pilosos son la concavidad de la piel de las que crecen los cabellos, todos los mamíferos contamos con ellos. Estos folículos, junto a las células madre, son los responsables del crecimiento del cabello.

El cabello crece desde su raíz en el folículo, ubicado dentro de la piel, que está creado por proteínas.

Los vasos sanguíneos transportan la sangre que alimenta con todos los nutrientes necesarios a la raíz del cabello para que crezca. Por ello, los métodos que te presentaremos impulsan el flujo sanguíneo y las células de proteína, lo que se traduce en un mayor crecimiento del cabello.

Fases del crecimiento del cabello

La producción de cabello se divide en tres fases:

Anágena: Esta es la fase del crecimiento. Mientras más tiempo pase un cabello en esta fase, más crecerá. Esto depende de la genética, y en promedio dura entre 2 y 6 años.

Catágena: Tu cabello entra a esta fase una vez que culmina la anágena. Esta fase dura tres semanas y en ella se detiene por completo el crecimiento. El folículo capilar se encoge desprendiendo la papila, lo que corta por completo el acceso del cabello a su fuente de nutrientes.

Telógena: También conocida como la fase de reposo y caída del cabello. Dura alrededor de 3 meses. El folículo permanece inactivo, pero el cabello se mantiene conectado a él. Dependiendo de su fuerza, eventualmente el cabello se desprenderá y caerá.

Todas estas fases ocurren simultáneamente, por lo que algunos de tus cabellos estarán en la fase anágena mientras otros pueden estar a la vez en la catágena o la telógena.

Se supone que la fase anágena entra en funcionamiento una vez que termina la telógena, como un ciclo, pero en algunas personas esa última fase puede tomar más tiempo y su cabello cae pero no crece de nuevo rápidamente.

Esto puede disminuir la cantidad de tu cabello, por lo que será muy importante poner en marcha la fase anágena lo más pronto posible para impulsar su crecimiento.

Cómo obtener cabello más largo en tan solo una semana

Factores como la genética, la alopecia o la quimioterapia pueden impedir el inicio de la fase anágena y el nacimiento de nuevo cabello.

Es importante declarar que los resultados varían entre cada individuo y pueden no servir para ti. Sin embargo, se ha comprobado que han funcionado en otras personas ayudándolos a obtener un crecimiento de hasta 2.5 centímetros por semana.

Consejos para hacer crecer tu cabello rápidamente

1. Come alimentos ricos en biotina

La vitamina H, también conocida como biotina, es parte del complejo B de vitaminas que ayuda a transformar los alimentos que consumimos en energía.

Otra de sus funciones es acelerar el metabolismo de grasa, carbohidratos y aminoácidos, que son componentes básicos de las proteínas que forman las células de las que están creadas los folículos.

En la parte inferior del folículo comienza el crecimiento del cabello. Por ello necesitamos consumir una dieta rica en proteínas, pero también debes asegurar un alto consumo de alimentos ricos en biotina para facilitar la creación de proteínas.

La ingesta diaria recomendada de biotina es de 30 microgramos diarios. Para consumirla, puedes recurrir a suplementos disponibles en farmacias, pero también puedes decidir comer alimentos ricos en biotina, que también darán beneficios al organismo, como fortalecer tus uñas y pestañas.

Alimentos ricos en biotina y que ayudan al crecimiento del cabello:

  • Nueces, almendras y cacahuates.
  • Huevos (la yema tiene una alta concentración de biotina).
  • Queso y leche.
  • Hígado cocido.
  • Aguacate.
  • Cerdo.
  • Coliflor.
  • Sardinas y salmón.

Lee también nuestra guía sobre la vitamina B7 o biotina

2. Método de inversión

Este método ha sido efectivo para muchas personas, pero podría no ser efectivo para todos, por eso te recomendamos que midas tu cabello antes y después de aplicarlo para verificar si tuviste buenos resultados.

Al finalizar, chequea si te nació nuevo cabello en el borde de tu rostro: los nuevos cabellos estarán un poco estáticos y se pararán al tocarlos.

¿Cómo realizarlo?

El método consiste en dar masajes a tu cuero cabelludo con las yemas de los dedos durante cinco minutos de forma continua, preferiblemente usando un cronómetro para asegurarte que lo haces por el tiempo requerido. Debes hacerlo exactamente durante siete días consecutivos.

Al hacerlo asegúrate de inclinar tu cabeza ligeramente y que quede colgando. Puedes sentarte en una silla y doblar tu cuerpo para lograr la posición de forma más fácil. Con esto, provocas que la sangre fluya a tu cabeza y estimule tus folículos capilares.

Hablamos de inversión cuando estás en una posición en la que el corazón está por encima de la cabeza, son posiciones fáciles y seguras de hacer, especialmente en Yoga. Sin embargo, si sientes mareos o debilidad mientras lo haces, suspéndela inmediatamente.

Si quieres potenciar los efectos de este método, puedes utilizar uno o varios días un aceite de oliva, coco o argán mientras te masajeas. Esto también ayudará a hidratar el cabello y darle una apariencia más brillante.

Es recomendable que lo hagas justo antes de dormir, y mantengas el cabello con el aceite envuelto en un gorro durante la noche. Si quieres notar los resultados, lo mejor es que cortes tu cabello antes de iniciar, porque las puntas abiertas o dañadas lo hacen ver más corto a pesar del crecimiento.

Repite este método cada cuatro semanas, y mide tus resultados.

3. Agua fría

Bañarte con agua caliente despoja de humedad y debilita las hebras de tu cabello, lo que lo debilita y hace más propenso a quebrarse.

Debes tomar el baño con agua tibia, lo suficiente para abrir los poros de tu cuero cabelludo para limpiarlos, pero sin dañar el cabello con las altas temperaturas. Para finalizar, báñate bajo un chorro de agua fría, que selle los poros después de lavarlos.

Al lavar tu cabello con agua fría ayudarás a proteger tu cuero cabelludo de la grasa, la suciedad y del aceite del clima.

Cerrar los poros contribuye a tener un cabello más fuerte y con menor caída. Esta práctica puede marcar la diferencia en el cuidado de tu cabello.

4. Gelatina de res alimentada con pasto

Esta gelatina es fuente de proteínas que ayudan a nutrir todo tu cuerpo. Tiene beneficios especialmente positivos en la piel, uñas y cabello, ya que ayuda a producir colágeno.

Aunque hay muchos productos para el cuidado de la piel que incluyen colágeno, que es vital para una cabellera saludable, aunque los utilices igual necesitar aumentar la producción de colágeno en propio organismo.

Para ello, la gelatina es una buena opción que también ayuda a mejorar la salud de las articulaciones. Aunque puedes obtener la gelatina de la regular que venden en supermercados, mejores resultados te dará la gelatina de res alimentada con pasto.

Esta gelatina proviene de vacas alimentadas con hierba, en lugar de granos, y tiene una alta cantidad de proteínas, que es lo que necesita tu cabello para crecer.

La puedes comprar como un suplemento para agregarlo a bebidas calientes o a temperatura ambiente. Puedes agregar una cucharadita al té o café cada mañana para ingerirla diariamente.

5. Tratamientos para crecimiento de cabello de la marca Lee Stafford

La gama de tratamientos para el crecimiento de cabello de Lee Stafford incluye acondicionador, champú y cremas para el cabello. Todos los productos están diseñados con una fórmula que promueve el crecimiento.

El tratamiento Lee Stafford fue creado con base en un complejo de proteínas que tiene doble función: ayuda a fertilizar los folículos capilares, promoviendo crecimiento de nuevo cabello; y ancla las hebras de cabello ya existentes, limitando la caída del cabello.

Es común ver como recomendación en algunos blogs especializados la eliminación de todos los tratamientos de marca del cuidado del cabello y solo utilizar bicarbonato de sodio para lavarlo. Sin embargo, los productos Lee Stafford sí han dado resultados para muchos usuarios.

Lo que sí es cierto es que no necesitas usar toda la gama de productos de la marca. Puedes usar solo el acondicionador sin enjuague y con él complementar el resto de métodos descritos, como usarlo en lugar de aceite mientras haces los masajes de inversión.

6. Elimina el calor y deja tu cabello suelto

Durante los 7 días que realices el método de inversión no utilices las herramientas con calor para secar o planchar tu cabello. La intensidad del calor puede debilitar el cabello y aumentar el daño y las puntas abiertas.

Si no puedes evitar utilizar estas herramientas, trata siempre de secar tu cabello con la toalla y el secador en nivel bajo hasta un 60%. Luego termina de secarlo con un nivel medio de temperatura, para evitar mayor daño. Siempre utiliza productos para protegerlo del calor.

Asimismo, también debes evitar amarrar tu cabello de forma apretada mientras realizas tratamientos para fomentar su crecimiento. Las ligas pueden arrancar o hacer que tus hebras pierdan fuerza.

7. Come espinaca y brócoli

La espinaca es un vegetal rico en proteínas y vitaminas A y C, que el organismo necesita para producir el sebo que hidrata tu cuero cabelludo, lo que convierte a este vegetal en un gran aliado para el crecimiento el cabello.

La deficiencia de  esas vitaminas puede causar la debilidad del cabello e incluso su caída. Por estás razones, es indispensable que incluyas la espinaca en tu dieta diaria.

El brócoli, por su parte, es otro vegetal esencial para estimular y acelerar el crecimiento de cabello. Además de tener vitaminas A y C, también contiene el complejo B que es fundamental par un cabello fuerte y saludable.

Los antioxidantes que contiene el brócoli, entre ellos la vitamina C, eliminan los radicales libres y contribuyen al crecimiento de cabello más grueso y saludable.

Ambos vegetales son fáciles de conseguir, y a un precio razonable. Si los incluyes en tu alimentación diaria notarás mejoras en el cabello y uñas, y también sentirás un intestino mucho más saludable.

8. Aceite de coco

Si no tienes aceite de coco en tu casa, debes ir y comprarlo en línea o en la tienda naturista más cercana en cuanto puedas. Tiene numerosos beneficios para el cabello y además una sola botellita puede durar varios meses.

El aceite de coco tiene como componente principal ácidos grasos y vitaminas que ayudan a nutrir tu cabello.

Tiene la ventaja de que penetra fácilmente y más profundamente el cuero cabelludo que la mayoría de acondicionadores. Además, como es natural, puedes usarlo cuanto quieras sin efectos secundarios.

Algunos de los beneficios del aceite de coco incluyen:

  • Reduce la pérdida de proteínas importantes del cabello, siendo el único aceite con esta cualidad.
  • Estimula el crecimiento del cabello ya que penetra profundamente en los folículos.
  • Es un antibacterial natural, que ayuda a eliminar la comezón y la caspa.
  • Aumenta la hidratación del cabello seco.
  • Incrementa el brillo natural de tu cabello.

Puedes usar el aceite de coco en los masajes del método de inversión o como un tratamiento humectante para aplicar durante la noche una vez por semana.

 

Si te pareció útil este artículo, compártelo en tus redes sociales. Coméntanos tu experiencia si has probado alguno de estos métodos, qué tal te pareció o consulta con nosotros tus dudas. Estaremos atentos de leerlas y responder a tus comentarios.

Ver También:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here